Perarnau Magazine

“El carácter de cada hombre es su destino”.


Fútbol / Selecciones

Del Bosque, más cerca del récord de Kubala

por el 16 octubre, 2012 • 12:16

Vicente del Bosque está a las puertas de convertirse en el seleccionador español con mayor número de partidos internacionales dirigidos. Es uno de los pocos récords que le faltan por lograr, a pesar de que nadie le haya visto presumir de ninguno de ellos. El pasado 11 de septiembre, en el encuentro ante Georgia, el salmantino superó a Miguel Muñoz, que hasta aquel momento ostentaba el segundo puesto con 62. Ahora solo tiene por delante a un mito tanto dentro de los terrenos de juego como dirigiendo desde la banda: Ladislao Kubala, que todavía detenta el récord con 68 encuentros. Tanto el húngaro como el castellano representan la esencia del deporte rey: honestidad, mesura y sencillez, algo que no está de moda en el histriónico fútbol actual.

Laszi dirigió a la selección entre 1969 y 1980. Alcanzó en esa etapa 31 victorias, 21 empates y 16 derrotas, una estadística más que apreciable en unos tiempos convulsos para el fútbol español. Una época en la que convivían dos almas en un mismo equipo: la de la furia y la del talento. Durante muchas décadas, la selección española no tuvo una personalidad definida: nunca supo si quería ser toro o torero. Vivía de las modas impuestas por los equipos campeones: si Alemania ganaba con un juego físico imponente, se intentaba imponer ese estilo en el combinado nacional aunque fuera contra natura. Era un tiempo en el que las selecciones inferiores no tenían un plan determinado y no tenían por qué jugar como lo hacía la absoluta. En medio de este caos organizativo, el bueno de Kubala intentó poner cordura y revitalizó a un equipo desestructurado. La Federación estaba dirigida por aquel entonces por José Luis Pérez-Payá, el que fuera brillante delantero de los años cuarenta y cincuenta en la Real Sociedad, Atlético de Madrid y Real Madrid. Uno de los mayores éxitos como dirigente de este antiguo componente de la delantera de cristal colchonera fue elegir al húngaro para el cargo. Su primer objetivo fue que la selección funcionara armónicamente, como un equipo. Sin embargo, los resultados no acompañaron y la URSS apeó a España de la Eurocopa de 1972. Tampoco se pudo clasificar para el Mundial de Alemania 1974 ni para la Eurocopa de 1976. Las críticas comenzaron a arreciar.

La única cita mundialista a la que consiguió llegar Kubala fue Argentina 1978, a la que se llegó tras el recordado gol de Rubén Cano en el Pequeño Maracaná de Belgrado. Este torneo habría juntado a Del Bosque con Kubala, pero una grave lesión apeó al salmantino de la cita sudamericana. Sin duda, una baja central para el seleccionador, que tenía en el bigotón madridista a uno de sus ejes para dirigir el centro del campo. La Roja terminó cayendo en primera ronda tras tres irregulares partidos. El puesto de Kubala estaba en el alambre. Finalmente, tras lograr clasificar al equipo para la Eurocopa de Italia 1980, sí se cruzaron los caminos de Vicente y Ladislao. Sin embargo, la apuesta por Asensi y Zamora en mediocampo relegó a Del Bosque, que apenas pudo disputar unos minutos en el encuentro ante Bélgica. El torneo se saldó con un nuevo fracaso que ponía punto final a la trayectoria de Laszi al frente de la selección. Un largo y difícil camino de once años en el que los progresos se vieron tapados por estrepitosas derrotas.

 

Vicente del Bosque debutó como seleccionador en agosto de 2008. En este momento suma 65 encuentros dirigidos y en marzo de 2013, en el encuentro ante Finlandia valedero para el Mundial de Brasil 2014 y cuando apenas lleve 4 años y medio al frente del combinado nacional, batirá un record que a Kubala le llevó 11 años lograr. En esta época se disputan más partidos de clasificación, pero es que además la selección ha logrado clasificar para todos los grandes eventos que ha habido en este período: logró vencer el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, además de ser tercera en la Copa Confederaciones de 2009. Solo en estos tres torneos, el Marqués de nuevo cuño suma 17 encuentros dirigidos. Mientras en los setenta apenas se jugaban siete encuentros por temporada, ahora la media es de más del doble.

En cualquier caso, la labor de Vicente del Bosque va mucho más allá de la estadística y de los títulos. Su forma de ser y de hacer nos remite a una persona diferente en el mundo del fútbol, a alguien reflexivo, pausado. Nos retrotrae a la esencia de este deporte, a saber dar la mano cuando se pierde y a ser discreto en la victoria. Ser secundario en las fotos no significa no ser un líder dentro del vestuario; todo lo contrario. Se puede gobernar un grupo humano desde la mano firme acompañada con una palabra amable. Se puede tener una sonrisa en las ruedas de prensa y digerir con deportividad las críticas.

Desde que el salmantino dejó su brillante carrera como jugador en el Real Madrid, fue uno de los técnicos de la cantera blanca hasta llegar a ser su máximo responsable. Durante años, muchos le hemos visto recorrer campos de categorías inferiores y hacer informes con papel y boli desde la grada, nunca desde el palco. Así fichó a Roberto Soldado sin ir más lejos, tras hablar con un cura del Colegio Don Bosco de Valencia. Siempre en la sombra, lejos del ruido, Del Bosque ha cincelado una carrera que ha terminado siendo la más brillante de la historia de los entrenadores de la historia del fútbol español. Pero por encima de eso, ha sabido poner una flor en cada fusil que se ha cargado contra él, una sonrisa a cada gesto adusto. Vicente es campeón del Mundo y de Europa, todos los sabemos, pero su verdadero triunfo es el de la normalidad, el que demuestra que los valores deportivos de toda la vida pueden triunfar en un contexto en el que lo artificioso es lo que prima. Desde su nicho de Les Corts, Kubala estará orgulloso de que su antiguo discípulo sea quien bata su récord. Nadie mejor para hacerlo.

 

* Ángel Iturriaga Barco es Doctor en Historia y miembro del GIHNT (Grupo de Investigación de Historia de Nuestro Tiempo). Autor de ‘Diccionario de Jugadores del FC Barcelona’ y ‘Diccionario de Técnicos y Directivos del FC Barcelona’.


- Fotos: Sergei Grits (AP) – ABC



orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2014 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.