Perarnau Magazine

“Todo lo que se puede decir, se puede decir claramente”. (Ludwig Wittgenstein)


Análisis Táctico / Baloncesto / Euroliga

Análisis táctico del Partizan de Belgrado

por el 13 diciembre, 2012 • 12:19

Voy a empezar con el equipo serbio una serie de análisis técnicos y tácticos de los equipos más importantes y con más tradición que participan en la actual competición de la Euroliga de baloncesto.

Representante de una de las mejores escuelas de baloncesto por tradición, la escuela de la ex Yugoslavia, fue fundado en octubre de 1945. El Partizan se ha convertido en el equipo más laureado de Serbia, tanto en competición nacional (19 títulos, las últimas 11 campañas de manera interrumpida), acompañados de 13 títulos de Copa Nacional, 3 Korac y 5 títulos de Liga Adriática (ABA League) desde que esta se creó en el año 2001.

Pero el éxito más importante fue en 1992 con la consecución de la antigua Copa de Europa ante el Joventut de Badalona, en la Final Four disputada en Estambul, con esa canasta de Sasha Djordjevic que quedará inmortalizada en la retina de todos los aficionados, levantándose en los últimos segundos, casi sin orientación, para anotar de 3 puntos y conseguir el máximo galardón que hasta la fecha ha conseguido el club serbio.

El entrenador era uno los técnicos más grandes de la historia del baloncesto europeo: Zeljko Obradovic. Ese título europeo con Partizan era el primero de los ocho títulos que ha conquistado hasta el momento, con cuatro clubs distintos. Con él, nombres y jugadores ilustres de nuestro deporte acompañaron a Djordjevic a la obtención de la Copa de Europa, destacando el que es el actual presidente del club: Predrag Danilovic.

Partizan, aparte de obtener muchos títulos, es un club que siempre se ha caracterizado por tener una de las mejores canteras del baloncesto europeo. A base de mucho trabajo, traducido en horas y horas de entrenamiento, largas sesiones de tiro individual, repetidos ejercicios de fundamentos y la mejor mentalidad de servicio de entrenadores y jugadores, año a año consiguen sacar nuevos talentos, que más tarde pasan a engrosar las filas de los más destacados clubes europeos y también el campeonato más importante del mundo, la NBA.

Su pabellón, el mítico Hala Pionir, es un fortín difícil de asaltar para todos los equipos visitantes. Las gradas llenas en cada partido, un ambiente terriblemente hostil, una afición (Grobari, ultras del Partizan) que nunca deja de animar a su equipo, con cánticos antes de cada encuentro que ponen los pelos de punta, al estilo del You’ll Never Walk Alone de los aficionados del Liverpool.

En este punto, es momento de nombrar a uno de los hombres claves de este club, su actual entrenador: Dusko Vujosevic. Valedor de este proyecto de cantera, es idolatrado por sus seguidores, al punto de considerarle uno de los grandes del baloncesto serbio por su habilidad para encumbrar numerosos y jóvenes talentos a la élite del baloncesto europeo y a la vez conseguir que sus equipos compitan al máximo nivel, reinventándose año tras año por la necesaria y obligada venta de sus mejores jugadores para poder sanear la economía, en un país que arrastra y arrastrará durante años los efectos colaterales de la guerra.

Vujosevic, de 53 años, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en Partizan. Empezó con 17 años en las categorías juveniles del club, para pasar al OKK Beograd y tener su primera experiencia en un equipo senior profesional. Después de esta etapa regresó a su equipo actual, primero para convertirse en asistente y finalmente entrenador principal. Estuvo cuatro temporadas al frente del equipo, de 1985-89, ganando una Korac y varios títulos nacionales, antes de probar su única experiencia en España, concretamente en el Granada, 1989-90, que se saldó sin pena ni gloria.

Cinco temporadas en Italia le convencieron que lo mejor era volver a su club de origen para poder desplegar todos sus conocimientos y desarrollar su método, exigente y basado en la disciplina, con un carácter que fuera de su país no encontraba acomodo ni comprensión. Desde la temporada 2001 hasta hoy, con un paréntesis en Rusia dirigiendo a CSKA, Dusko Vujosevic ha permanecido en el Partizan haciendo lo que mejor sabe hacer: educar deportivamente y enseñar a jugar al baloncesto a los elegidos y exitosos talentos que hay en Serbia y que recalan en su club de corazón.

A la espera que inicie su participación en la liga nacional serbia, en el mes de marzo, y lo mismo con la copa, en febrero, el Partizan ha puesto toda su atención en intentar clasificarse para el Top 16 de la Euroliga.

¿Está preparada una plantilla, joven e inexperta, para tan mayúsculo reto con la presión que ello conlleva? Vamos a ver qué jugadores forman parte de este prometedor equipo y cuáles son sus principales características individuales.

Estos son los 12 hombres de Dusko Vujosevic:

BASES
  • Leo Westermann. El francés destaca por su gran dominio del balón y su gran visión de juego. Lee muy bien las situaciones de pick & roll, sobre todo en transición, domina el tiro a media distancia y ayuda por su físico en el rebote ofensivo. Debe ganar confianza en su tiro de 3 puntos y mejorar defensivamente en el 1×1.
  • Nemanja Gordic. Es un jugador para dar minutos de descanso a Westermann. No destaca en ninguna faceta del juego, excepto en la defensa sobre el jugador con balón. Es un base director de juego que no asume responsabilidades en la anotación.
  • Danilo Andusic. Alterna la posición de base con la de escolta. Tiene un buen 1×1, eléctrico, rápido en la toma de decisiones y es capaz de generarse sus propios tiros de larga distancia. Será un jugador importante, con más minutos de juego.
ESCOLTAS
  • Dragan Milosavljevic. Con 23 años es de los veteranos del equipo. Toma la resposabilidad de cargarse el equipo a la espalda cuando las cosas no salen. Especialista defensivo para secar a los bases rivales; en ataque posee un buen 1×1 gracias a su físico. No se prodiga demasiado en el tiro de 3 puntos.
  • Bogdan Bogdanovic. Un diamante en bruto, jugador con gran talento y carácter. Tiene un buen tiro de 3 puntos, rápido y buen jugador de 1×1. A veces cae en decisiones erróneas, producto de la desconcentración, ya que se deja llevar demasiado por sus emociones. Corre muy bien el contraataque.
ALEROS
  • Vladimir Lucic. El jugador referencia del equipo. Domina todas las facetas del juego de ataque, tiene un buen tiro de 3 puntos, domina el 1×1 para finalizar cerca de canasta y puede postear como si de un jugador interior se tratase. Va muy bien al rebote de ataque y quizá su punto a mejorar es la defensa, ya que su desplazamiento es lento.
  • Marko Cakarevic. Jugador que cuenta muy poco para el entrenador en estos momentos. Quizá su aspecto más dominante sea el tiro de larga distancia, pero sus pocos minutos se traducen en poca toma de decisiones por miedo a no equivocarse.
ALA-PÍVOTS
  • Drew Gordon. El americano es uno de los referentes del juego de ataque y defensa del equipo. Buen taponador y reboteador, domina la zona defensiva y ayuda a correr el contraataque al equipo. Buen penetrador de fuera hacia dentro, capaz de jugar de espaldas al aro y por encima de él, por su fuerte y versatil físico.
  • Davis Bertans. El letón alterna esta posición con la de alero. Su altura y versatilidad es una arma valiosísima para el equipo. Su tiro de 3 puntos es letal. Agresivo, descarado, toma decisiones en ataque que desequilibran las defensas contrarias
PÍVOTS
  • Dejan Musli. Jugador que juega cerca del aro, tiene un buen 1×1 de espaldas y usando su físico obtiene canastas con facilidad. Su tiro a media distancia frontal es bueno, pero no lo prueba con frecuencia. Su handicap es su lento desplazamiento y la debilidad defensiva para parar a jugadores como él.
  • Djordje Gagic. Más versatil que el anterior, su desplazamiento es más rápido y anota viniendo de continuaciones después de un pick & roll o cogiendo rebotes ofensivos, aprovechando su capacidad de salto y su instinto para esta faceta.
  • Nikola Milutinov. Quizá el pivot con más proyección de los tres, pero también el más joven. Descarado pero disciplinado en los sistemas tácticos del equipo, es agresivo en las finalizaciones y su capacidad de desplazamiento genera espacios para los penetradores del equipo. Defensivamente inteligente y hábil utilizando su cuerpo.

El quinteto inicial, y que cuenta con la confianza de su técnico, suele ser el formado por Westermann, Milosavljevic, Lucic, Gordon y Musli.

Este cinco puede variar en función de las características del equipo rival, pero sobre todo, en la mayoría de las veces, la confianza por parte del técnico puede desvanecerse rápidamente en el transcurso del mismo partido a causa de errores tácticos, producto de la falta de concentración o del insuficiente esfuerzo físico.

Hay jugadores que también tienen un papel importante en la producción del equipo, como Bogdanovic, ausente en este tercio de la temporada a causa de una lesión, y el letón Bertans, cuya proyección es tenida en cuenta por muchos scouts de la NBA. Su posición natural es la de alero alto, destacando por su tiro, pero ahora está siendo utilizado en la posición de ’4′, alternando en diferentes fases del partido con la de ’3′, generando severas dudas y dificultades en la defensa rival, por su agilidad, movilidad y tiro de 3 puntos.

En el caso de los jugadores grandes del equipo, los pivots Musli, Gagic y Milutinov, que juegan más cerca del aro, Vujosevic suele hacer rotaciones constantes entre los tres, por el tipo de esfuerzo defensivo que demanda el equipo y, por qué no decirlo, porque están sujetos a ser cabezas de turco en los errores defensivos del equipo y en la aportación de rebotes y dominio en la pintura. Los tres aportan distintas características individuales que se adaptan al juego que quiere en cada instante Dusko.

Ahora mismo el equipo no presenta unos buenos registros estadísticos. Sin entrar en detalles, ni en todos los apartados estadísticos, voy a hacer referencia a dos datos significativos de porqué el equipo no está más arriba en su grupo.

  • En la Euroliga es el equipo nº17 en valoración global, de 24 equipos participantes.
  • Es el segundo equipo, aunque cueste creerlo por la tradición de los equipos balcánicos, con menos triples anotados en la competición y de los cinco con peor porcentaje el el tiro de 3 puntos.

Este segundo dato me parece tremendo, a la vez que me sorprende. Los aficionados del Barça Regal recordarán en el partido de la primera vuelta, en Barcelona, las dificultades que opuso hasta los últimos segundos el equipo serbio, especialmente gracias al acierto más allá de la línea de 6,75m.

¿Por qué causa sensación el equipo de Belgrado entre los aficionados y entrenadores de baloncesto? Los datos estadísticos no lo son todo a veces y estamos frente a uno de estos casos. Por ser un equipo en construcción y que respeta las evoluciones de sus jugadores que a medio plazo deben ser importantes.

En el siguiente análisis táctico voy a tratar de desgranar los puntos fuertes y los puntos de mejora del equipo serbio, tanto a nivel defensivo como ofensivo, aspecto este que a todos los entrenadores nos seduce más.

Empezaré con el aspecto defensivo, sin duda, con un margen de mejora muy grande, pero que está en fase de construcción, con unas normas defensivas claras pero a la vez arriesgadas y que en su defecto llevan a errores en este tramo inicial de temporada y de proyecto.

CONCEPTOS Y SISTEMAS TÁCTICOS DEFENSIVOS

No es el aspecto del juego que domine más el equipo serbio, ni tampoco, como idiosincrasia de club y escuela baloncestística balcánica, la primera de las prioridades. Sí se pide una alta concentración y responsabilidad en el aspecto del 1×1 y en el caso de Partizan, concentración y atención a las situaciones de presión que plantea Dusko, porque requiere de mucha movilidad y cambios defensivos constantes entre todos los jugadores.

De entrada, es un equipo que sufre desde que finaliza el ataque con su tiro. El balance defensivo, o transición de ataque a defensa, es lenta y poco organizada. Una de las principales causas es la capacidad de los jugadores exteriores como Westermann, Milosavljevic y Lucic de ir al rebote ofensivo, que junto a los pívots, de por sí con esa responsabilidad, deja al descubierto espacios para que el equipo rival encuentre un primer pase de contraataque fácil y jugadores que llegan con ventaja cerca del área de anotación.

Otra de las causas puntuales, pero que influyen en este déficit, es el pobre porcentaje de tiro de 3 puntos que presenta el equipo. Para anotar buscan más las penetraciones de sus hombres exteriores, con lo que provoca un desequilbrio en las responsabilidades de los primeros hombres que deberían encargarse del balance defensivo, en su fase inicial.

Ya he comentado que sus hombres grandes, como Musli y Gagic, tienen más problemas en sus desplazamientos laterales defensivos. Y ahí radica otro de los aspectos que deberían mejorar para ser más sólidos desde atrás.

Los equipos rivales atacan a estos dos pívots como primera opción, desde el 1×1 con sus mejores hombres interiores. La debilidad defensiva de estos jugadores provoca puntos fáciles cerca del aro. Vujosevic lo quiere contrarrestar con ayudas desde los jugadores de perímetro cuando el balón llega dentro, con lo que muchas veces son castigados con un tiro de 3 puntos.

Otra solución táctica que buscan los ataques rivales es castigar con penetración por el lado donde saltará la primera ayuda defensiva y que corresponde al pívot grande, léase Musli o Gagic. Al ser más lentos, la ayuda llega, pero tarde, con lo que encuentran canastas fáciles directas doblando el balón al hombre que defendía el pivot en cuestión.

La defensa principal que usa Partizan es la individual con presión al balón, es decir, al base del equipo contrario, principalmente con Milosavljevic como especialista defensivo del equipo, con bases que sean rápidos y dominen bien el juego de 1×1.

Pero Vujosevic también trabaja con hombres como Lucic y Bertans sobre la defensa de los bases, en dos vertientes: la primera es un trabajo de esfuerzo y mejora para el jugador y la segunda, de cariz táctico, ante bases que sean buenos tiradores de 3 puntos. Al ser jugadores grandes y con gran envergadura, obliga a cambiar los tiros o tomar distintas soluciones en los bases rivales.

Esta defensa individual tiene unas normas específicas para defender los diferentes bloqueos directos e indirectos que plantee el ataque rival, pero la norma más destacada y común, incluso cuando se defiendan los bloqueos directos, son las ayudas defensivas, en forma de fintas a la penetración del balón, con el objetivo de generar dudas al hombre que dribla y obligarle a tomar decisiones erróneas o fuera de su espacio-tiempo de ejecución. Idea muy interesante, que requiere de gran concentración, esfuerzo físico y que implicará a los cinco jugadores del equipo. El objetivo principal es precipitar el ataque rival y tener muchas más posesiones de ataque, lo que encaja en la filosofía de juego de los países de la ex Yugoslavia.

Este trabajo se complementa con unos extras defensivos que aporta cada jugador. Por ejemplo, observamos que muchas veces, al primer pase del ataque rival, el jugador salta con el balón y hacen un 2×1. Esto provoca que el equipo tenga un sistema de rotaciones defensivas muy rápidas, más desde el corazón y no tanto desde la organización, que obliga muchas veces a prepararse para defender situaciones de 1×1 con desventaja o desequilbrio físico.

También hay un trabajo de hacer fintas al balón cuando este se encuentra en el poste bajo, que a veces se queda en simples fintas defensivas, pero en otras acaba por generarse un 2×1 desde el lado fuerte (muchos entrenadores no queremos este tipo de situaciones) y sus respectivas rotaciones y relevos cuando el balón sale hacia el hombre exterior que se ha quedado solo.

No usan defensas zonales como alternativa defensiva, excepto en momentos y situaciones puntuales de un partido, tanto en la Liga Adriática como en la Euroliga, en la que han usado una defensa mixta Triángulo y dos (tres hombres defendiendo en zona y dos jugadores con marca individual). Son contadísimas las ocasiones en las que ha recurrido Dusko a este tipo de defensa.

Sí que utilizan defensas presionantes, concretamente dos. Una de ellas, después de anotar un tiro libre: el equipo se queda en la parte delantera de la pista para presionar la salida del balón y dar algún 2×1 al jugador que tiene la bola cuando este aún se encuentra lejos del aro. La segunda es otro tipo de presión, en la que el base es defendido a toda pista, pero cuando pasa la línea de mediocampo, desde el lado fuerte y en trayectoria hacia delante, un jugador deja su atacante para saltar otra vez al 2×1 al jugador con balón. Este tipo de defensa es más organizada y las rotaciones sí estan establecidas.

Y por último, la defensa de los bloqueos directos e indirectos, que cada partido varía en función del rival y las características de los jugadores que están implicados en cada acción.

Por lo general, es un equipo que a partir de esos extras defensivos, y a decisión y responsabilidad de los jugadores, puede cambiar el marcaje entre sus jugadores, tanto en los bloqueos directos como indirectos. Y también es una constante, que en mi opinión les perjudica a día de hoy, que en los bloqueos directos que se producen en un lateral del campo, cerca de la línea de banda, el equipo defiende lo que muchos llamamos Blue, donde el defensor del balón niega el camino hacia el centro del ataque y el defensor del bloqueador deja a su hombre libre y espera separado el balón, protegiendo el aro de una penetración.

Digo que no es una buena opción porque los rivales atacan con mucha facilidad al hombre grande y sacan numerosas ventajas para anotar o incluso para sacarle la falta al pívot defensor, dados los problemas de desplazamiento y movilidad que presentan Musli y Gagic.

CONCEPTOS Y SISTEMAS TÁCTICOS OFENSIVOS

Su estructura de ataque básica consta de 4 jugadores en posiciones exteriores y 1 jugador interior. Esta posición interior es para los pívots Musli, Gagic y Milutinov, pero Gordon, por su versatilidad y su físico, también puede jugar con alta efectividad en situaciones cercanas y de espalda al aro. De los jugadores interiores, Musli es quien más facilidad para anotar tiene desde el 1×1, aprovechando su cuerpo, buscando el contacto y ganándose un espacio para anotar.

También algunos jugadores exteriores pueden jugar cerca del aro; son de las primeras opciones que buscan en ataque, bien para condicionar la defensa de un rival que en ataque va a resultar un jugador importante, como es el caso de Milosavljevic, o bien por lectura de ventajas físicas que pueden sacar jugadores como Westermann, en el puesto de base, o Lucic alero, ambos de complexión física alta y fuerte con respecto a algunos rivales.

Estas situaciones de buscar el balón interior serán de las primeras cuando el equipo esté trabajando en transición ofensiva, siendo el pívot la referencia más clara en este tipo de situaciones. Si el pívot no logra correr por delante del balón, la segunda opción y muy bien ejecutada por Westermann, es el pick & roll llegando, sin parar, donde el base francés pone al servicio del equipo y de todo amante de este deporte todo su repertorio técnico y táctico, con una belleza en la ejecución que roza la perfección. Su bote alto, por delante de su cuerpo, transmite seguridad y autoridad, la cabeza alzada, la vista al frente anticipando mucho antes que toda la defensa cuál va a ser la acción a ejecutar.

Posee un gran cambio de ritmo, frenando su velocidad pero manteniendo la intensidad del bote, para leer la defensa del equipo rival y, sin usar el cambio de mano, romper por velocidad a su oponente. Si usa el cambio de mano y juega por el lado donde se le ofrece el bloqueo, prácticamente es imparable en el 1×1. Usa muy bien su cuerpo, su dribling lejos del defensor y las manos preparadas para dar el pase definitivo al compañero que hace la continuación hacia el aro, finalizando con un tiro a media distancia, por elevación, manteniéndose en el aire y equilibrando su cuerpo allí, finalizando debajo del aro, en un último latigazo de velocidad, o simplemente buscando el difícil pase exterior si la defensa se ha cerrado.

Quizá su tiro de 3 puntos, en estas situaciones de llegar jugando, es lo que debe mejorar para ser uno de los mejores jugadores en esta faceta.

Prácticamente es Westermann quien juega todas las situaciones de pick & roll que el equipo tiene establecidas: en esta situación de transición, y un par de sistemas en los que en uno recibe dos bloqueos indirectos para acabar con un bloqueo directo en el lateral del campo. El segundo sistema al que le llaman “Cabeza”, es un bloqueo directo central, que puede tener continuidad en el movimiento, para finalizar en otro, pero esta vez lateral.

Del resto de sistemas que tienen establecidos, la mayoría parte de uno o dos bloqueos indirectos, variando la trayectoria. Pueden ser verticales, para una posterior acción de 1×1 o bien horizontales, donde los jugadores, salen para una acción de tiro exterior, como norma general.

Volviendo a las opciones cercanas al aro y, especialmente con los jugadores exteriores, Westermann, Milosavljevic y Lucic, Vujosevic tiene un sistema de juego para cada uno de ellos, con un movimiento definitivo para que reciban el balón en el poste bajo.

Todos los sistemas que usan dan opciones a las primeras de cambio, después de recibir, en general, un bloqueo indirecto. Excepto las opciones que terminan en las manos de Westermann, cuyos sistemas son más largos, tienen varios movimientos de engaño y terminan en una situación de bloqueo directo, concepto que el base francés domina casi a la perfección.

Cuando el balón llega al poste bajo, con hombres como Musli o Gagic, el resto de jugadores se mueve y corta para ser posible opción de pase y para dificultar las ayudas sobre los hombres grandes, que en general tienen bastantes problemas para resolver en un 1×1, si no es con el uso abusivo del bote, lo que ralentiza el ataque y da tiempo a la defensa a establecer una serie de ayudas y rotaciones.

Cabe destacar dos situaciones que Partizan repite mucho cuando el balón llega dentro. La primera es un corte desde el mismo lado del balón de Bertans por la línea de fondo, cuyo resultado casi siempre suele ser positivo; hay una buena conexión entre Musli y Bertans en este concepto de juego. La otra situación destacada, y que se repite mucho en el ataque serbio, es un bloqueo ciego en el lado contrario del balón para que Gordon finalice cerca del aro con un balón colgado y que el jugador es capaz de coger cerca del aro.

Y como conceptos importantes, dentro de todos los sistemas de juego que tiene el equipo, destacan varios aspectos:

  • Las esquinas del ataque serbio siempre están ocupadas, ya sea porque el balón llega al poste bajo o bien se genera una penetración de fuera hacia dentro que puede acabar en un pase doblado en esas posiciones.
  • Dominan bien las situaciones de poste alto-poste bajo (high-low) cuando la defensa rival defiende totalmente por delante al pívot grande cerca del aro. Como norma, jugadores como Gordon o Bertans ya ocupan esa posición para dejar espacios, pero en estas situaciones concretas aparecen por hacer una buena lectura de la situación y ser los hombres a través de los cuales, con el nuevo ángulo que crean, meter el balón dentro.
  • Ataque del bloqueo directo ante defensas que defienden Blue: el pívot que bloquea continúa en diagonal y en dirección hacia el aro, el jugador con balón ataca al pívot grande que defiende ese espacio y el movimiento que genera la ventaja es el corte del ’4′ a la altura del tiro libre para recibir el balón o generar un espacio para que reciba un jugador exterior para un tiro de 3 puntos.
  • Ante las defensas zonales, Partizan ataca con un jugador interior, que se mueve de poste bajo a poste bajo de los dos lados de la zona de tres segundos, un jugador exterior que se mueve a lo largo de la línea de fondo, ocupando esquinas si se genera el espacio para un tiro y, por último, la ocupación del tiro libre, con un corte de fuera a adentro de un exterior o incluso del ala-pívot. Ante zona, Bertans suele coger el rol de ala-pívot para poder amenazar la defensa con su letal tiro de 3 puntos.

Por último vamos a ver los principales sistemas que el equipo de Vujosevic está utilizando esta temporada:

- Sistema triple poste para jugar interior (4 y 5 pueden intercambiar sus posiciones en función del hombre que busquen).

Westermann (1), después de pasar y cortar al lado contrario, se preparará para bloquear a Gordon (4), con el objetivo de que reciba cerca del aro, después de una inversión completa de balón. Después de bloquear, Westermann recibirá un bloqueo de Musli (5) para salir a tirar si el balón no ha llegado a Gordon.

- Movimientos para que reciba un exterior en el poste bajo (situaciones para Westermann (1), Milosavljevic (2) y Lucic (3))

Westermann (1)

Westermann (1)

Milosavljevic (2)

Lucic (3)

- Sistema Cabeza bloqueo directo central (para Westermann y el pivot grande, con Musli o Gagic). Quiero resaltar que se fijen en la orientación de este bloqueo, porque Partizan, al contrario que la mayoría de equipos, prefiere que en el lado fuerte donde se jugará el bloqueo, solo haya un jugador.

Partizan

Tendencia Resto Equipos

El movimiento sigue de la siguiente manera:

El balón acabará invirtieéndose de lado, a través de un bloqueo directo de (4) a (3), este lo pasa a (2) mientras el (5) bloquea para que el base salga a recibir de nuevo. Termina el movimiento con un corte de UCLA entre (5) y (2) y el definitivo bloqueo directo lateral entre los dos jugadores que iniciaron la jugada (1) y (5)

- Sistema 2: Bloqueos indirectos para salida del tirador (especialmente para Lucic y Bogdanovic)

Tiro para Lucic

Juego por parejas si Lucic penetra (Trabajo muy interesante/Conceptos)

- Sistema bloqueo indirecto vertical + 2 bloqueos indirectos horizontales para el base y la finalización en bloqueo directo lateral (lo juegan Westermann y Gordon o Bertans)

Estos son los principales sistemas que juega Partizan y de los que saca más resultados. Como he explicado anteriormente, el trabajo por conceptos y el juego por parejas, usando el dribling, ocupando los espacios correctos, es lo que quiere trabajar Dusko Vujosevic para su equipo. No quiere usar sistemas muy complicados y largos, pero sí pide al jugador que tome decisiones y entienda el porqué de la ocupación de espacios y dónde debe llevar el balón para atacar el punto debil de las defensas contrarias.

 

*Jordi Juste es entrenador de baloncesto.

- Fotos: AFP



orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2014 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.