Perarnau Magazine

"Lo que equilibra a un equipo es la pelota. Pierde muchas y serás un equipo desequilibrado". Johan Cruyff


CONOCIMIENTO / Modelos de juego

¿Existe el modelo de juego?

por el 9 noviembre, 2016 • 19:59

gundogan-gol-barcelona

Hasta hace poco tiempo parecía que ser ecléctico suponía vivir en la contradicción. Afortunadamente, muchos de los que decían esto siguen admirando a un Pep Guardiola que se impuso al Barcelona dominando a partir de la presión y jugando directo para que la posesión fuera vertical y en campo contrario.

En este mismo tiempo, vemos un Manchester City que no consigue ser líquido (término empleado por Martí Perarnau en su último libro, el fenomenal “Pep Guardiola. La metamorfosis”) porque su juego de posición no genera ventajas para que sus mejores jugadores marquen diferencias. No es una cuestión de estilo, el Manchester tiene una amplia posesión en la mayoría de sus encuentros, sino que tiene que ver con la ejecución, aquello que esperemos que mejore con el paso de los entrenamientos y sinergias que vayan surgiendo.

Con la necesaria moda de la Periodización Táctica que ha traído importantes avances metodológicos, más calidad en las sesiones del entrenamiento y un protagonismo mayor del juego en cualquier proceso de construcción, se han puesto de moda palabras como fase ofensiva, fase defensiva, transiciones o incluso sub fases. Son etiquetas que no menosprecio, y que incluso empleo, pero que no nos sirven más que para tratar de entender o clasificar un juego que es continuo y en el que defensa y ataque son uno solo. Esto se explica viendo cualquier partido de fútbol, en los que si conservo el balón y progreso en comunión forzando al equipo rival a replegar y a no tener jugadores por detrás de la línea de balón suelo recuperar de inmediato el control, ya sea porque acumulo muchos jugadores en un mismo espacio, favoreciendo la presión tras pérdida, o porque el rival al que recuperar la posesión en zonas de riesgo y con pocos atacantes tiende a jugar en largo hacia un atacante que se encuentra en inferioridad.

Lillo lo lleva diciendo muchos años, pero es realmente con Pep Guardiola con el que parece que hemos entendido a relativizar el sistema de juego y cada vez son más los técnicos que se atreven a variar según la selección de sus propios jugadores o las dinámicas “mecanizadas” del equipo rival. Estos módulos (1-4-2-3-1, 1-4-4-2…) sí son importantes, pero simplemente para favorecer la aparición de unos principios y fundamentos que la totalidad de los equipos necesita conocer y emplear porque tienen que ver con el entendimiento del juego.

En la fase de posesión, necesitamos jugadores que fijen en beneficio de unos compañeros (generando profundidad y amplitud, por ejemplo), jugadores que sean potenciales receptores (situándose en intermedias, pidiendo a espalda de presión, haciendo apoyos por detrás) y por supuesto un poseedor que sepa cuándo pasar el balón, si conviene conducir para atraer o darle velocidad a la circulación. El fin último es el gol y la forma de llegar a él es progresando, generando superioridades o espacios potenciales.

Las cuestiones posicionales requieren también del entendimiento individual del juego por parte de los futbolistas. Mucho más importante que un módulo u otro es comprender que si la presión a mi compañero le viene por su costado izquierdo, el pase tendrá que ser hacia su pierna derecha o que si la presión está muy encima necesitaré un control para dominar un espacio, protegiéndolo y alejándolo del oponente directo. Para saber si lo que requiere la acción es ese tipo de control, es fundamental mirar antes, recoger información que condicione mi próximo movimiento. Y estas cuestiones no responden a un modelo de juego… ¡sino a todos!

Es lo mismo que sucede en las fases del juego en las que no tenemos posesión. Entonces tenemos que diferenciar si estamos próximos a la acción y podemos iniciar la presión, o estamos lejos y nos tenemos que juntar. O respecto de los oponentes cercanos hemos de diferenciar si el oponente directo ha reducido el espacio y podemos fijar a los potenciales receptores o previamente hay que cubrir un espacio antes de aproximarse a ese posible receptor.

Luego jugaremos más largo o más corto en virtud de nuestros jugadores y nuestros adversarios. Si tenemos un delantero con capacidad para proteger el balón en situaciones de uno contra uno y jugar de cara, lo buscaremos en el momento que el hombre libre juegue de frente. Si nuestros jugadores de fuera tienen gran capacidad de desborde, trataremos de fijar dentro a los oponentes para liberar espacio en los costados y sacar rédito de sus virtudes. Si la presión nos deja sin salidas cortas o posibles ventajas, no arriesgaremos tanto en la primera fase de la construcción.

Lo primordial es el talento, pero descubrirlo y potenciarlo forma parte de nuestro trabajo. Generar herramientas que faciliten las posibilidades del poseedor, trabajando su orientación corporal, la forma de perfilarse, la recogida de información previa al control o la trayectoria de los pases según las posibilidades que tenga. Dominando según qué fundamentos “individuales” y aprovechándonos de módulos que faciliten la aparición de los mismos (jugar con tres en primera línea porque el adversario presiona con dos) estaremos aproximándonos a lo que intentamos describir como jugar bien, que nada tiene que ver con hacerlo al contraataque o mediante ataques combinados.

* Francisco Ruiz Beltrán es entrenador. Autor del libro “Filosofía y manual de un entrenador de fútbol” (Wanceulen Editorial).



orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2017 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.