Perarnau Magazine

"Entonces marcábamos goles, pero no nos daban trofeos por hacerlo". Telmo Zarra


MAGAZINE / Francia / Paris Saint-Germain / Fútbol

El momento de Edinson

por el 10 enero, 2017 • 19:19

Edinson Cavani está exhibiendo su mejor nivel de juego desde que en la temporada 2013/2014 llegará al París Saint Germain. El delantero uruguayo llamó la atención de los principales clubes europeos al cuajar una temporada de ensueño en el Napoli. Se convirtió en el máximo goleador de la Serie A y mantuvo a su equipo en los primeros puestos de la tabla. Con Emery en el banquillo, el charrúa está cuajando su mejor comienzo de temporada. Tras 19 jornadas disputadas, Cavani ostenta la friolera de 18 goles anotados. Se trata de una cifra muy positiva si tenemos en cuenta que en todo el curso pasado, con Blanc como entrenador, consiguió marcar 16 goles. Media temporada y Cavani ya ha superado los registros de la pasada campaña. El uruguayo se ha convertido en la principal referencia ofensiva del nuevo proyecto de Emery a cargo del gigante francés.

SUPERANDO OBSTÁCULOS

Edinson Cavani llegó al PSG procedente del Napoli fruto de un gran rendimiento con el club napolitano la campaña anterior. Anotó un total de 24 goles para ser máximo goleador de la Serie A, además de los goles que marcó con el Napoli en competición europea. La temporada 2012/2013 fue su última campaña como referencia ofensiva del conjunto italiano, en la que consiguió, entre otras cosas, anotar tres hat–tricks y un póker de goles en la Europa League ante el Dnipro. Tras tres temporadas en el club napolitano, donde no bajó de la veintena de goles, el charrúa puso rumbo a la capital parisina.

El PSG significó un salto cualitativo en su carrera al aterrizar en una de las mayores potencias futbolísticas y económicas del viejo continente. En el conjunto parisino, sus registros goleadores se resintieron desde inicio. Cavani tuvo que adaptarse a una nueva posición. El 4-3-3 de Blanc le situaba en una de las bandas. Ibrahimovic era inamovible del centro del ataque. Así las cosas, la regularidad de los goles descendió y al final de la temporada presentó una sequía goleadora bastante importante. Su nueva demarcación le destinó nuevas funciones dentro del campo que le costó interiorizar. Ibrahimovic acaparaba todo el protagonismo en la zona del campo donde Cavani siempre había sido la referencia en sus equipos anteriores. En total, la primera temporada de Cavani en el PSG se resolvió con un total de 18 goles anotados. Esa misma temporada tuvo que compartir delantera con otros dos jugadores de talla mundial como el sueco Ibrahimovic y el “Pocho” Lavezzi. Además de ellos dos, Lucas Moura también entró, en numerosas ocasiones, en el once titular.

La siguiente campaña se pudo apreciar una leve mejoría tanto en juego como a nivel goleador. Laurent Blanc consiguió que Cavani interiorizara su rol dentro del campo y adquiriera los automatismos necesarios para jugar pegado a la banda. Esto se tradujo en una mayor regularidad de anotación y de eficiencia a la hora de aportar para el equipo. Cavani estuvo mucho más presente en el once titular y aumentó en un gol sus registros goleadores de la temporada pasada. En total anotó 19 goles. Además, en el partido ante el Guingamp consiguió su primer hat–trick en las filas del PSG. La importancia de muchos de sus goles aumentaron la confianza del punta. En muchos encuentros, sus goles fueron decisivos en el resultado final a favor del PSG.

La temporada pasada fue la más deficiente en cuanto a nivel goleador para Cavani desde que aterrizó en París. Anotó un total de 16 goles en toda la temporada. El problema de esa campaña fue la llegada de Di María que, si bien, fue positivo para el equipo, puso las cosas más difíciles a Cavani para conseguir la titularidad. El argentino se adaptó perfectamente a la posición de extremo y el charrúa fue suplente en ocho ocasiones. Sin embargo, la gran calidad de Di María para asistir a sus compañeros conjugó de forma singular con el nueve sueco y uruguayo. El “fideo” consiguió un gran número de asistencias por su gran visión de juego y capacidad rematadora de sus dos acompañantes arriba.

BALUARTE PARISINO

La salida de Ibrahimovic y la llegada de Emery han dado un vuelco al rendimiento de Edinson Cavani. En lo que llevamos de temporada ha conseguido anotar 18 goles, superando el registro de la campaña anterior. Comenzó anotando su primer gol en el tercer partido de Ligue 1 ante el Mónaco. Su siguiente tanto llegó ante el Arsenal, en Liga de Campeones, para forzar un empate en el Parque de los Príncipes. Ante el Caen, en Ligue 1, consiguió un póker de goles que le colocó en la mira de todo el mundo. Volvió a marcar en el siguiente partido de la competición doméstica ante el Dijon. Gracias a dos goles del charrúa, el PSG logró imponerse en Bulgaria al Ludogorets en la segundo jornada de Champions.

De nuevo, Cavani volvería a ser el héroe del partido ante el Girondins al marcar los dos goles de la victoria parisina. También mojó ante el Nancy, Basel, Lille, Rennes y Arsenal, de nuevo. El rendimiento de Cavani estaba siendo bastante mejor de lo esperado, sobre todo, tras la marcha de Ibrahimovic. El uruguayo mantiene el nivel goleador del equipo mientras este trata de adaptarse a las nuevas formas de trabajo de Unai Emery. Cavani volvió a anotar dos goles en un mismo partido ante el Olympique de Lyon, en Gerland, que significó una nueva victoria de los de Emery. Sus últimas cuatro anotaciones se corresponden a los partidos ante Angers, Ludogorets, Niza, Guingamp y Lorient.

EL PERFECTO REMATADOR

La palabra que define perfectamente al delantero uruguayo es rematador. La gran mayoría de los goles que Cavani ha marcado en lo que va de temporada han sido al primer toque. Posee un conocimiento perfecto del área y de los movimientos que debe realizar para quedar en posición de ventaja en cada momento. Además, su gran físico le permite ser una referencia en un remate de cabeza que domina a la perfección. Las temporadas que estuvo en el conjunto napolitano tuvo que adaptarse a otra forma de atacar y fabricarse los goles. En Italia, muchos goles fueron fabricados por el punta. En combinación o en jugada individual anotó una mayor cantidad de goles que no respondían al instinto depredador que observamos en este momento.

Las temporadas anteriores, con Ibrahimovic ocupando el puesto de punta en el 4-3-3 de Blanc, Cavani fue alejado del área. Se jugaba para que Ibrahimovic sacara a relucir toda su magia y eso motivó el cambio de posición del uruguayo. Sus cifras goleadoras fueron bastante positivas si tentemos en cuenta la demarcación a la que tuvo que adaptarse en un equipo nuevo y con un estilo y esquema de juego totalmente diferentes al del Napoli. Al comienzo fue criticado. El alto precio de su traspaso y su bajo rendimiento goleador con respecto a su anterior equipo no dejó satisfecha al respetable del Parque de los Príncipes. Sin embargo, se puede aseverar que, bajo un análisis frío, el rendimiento general del charrúa en sus años en el PSG ha sido muy notable. Más allá del notable está mirando Cavani en esta nueva etapa. Ahora se sabe la referencia ofensiva de uno de los principales conjuntos del viejo continente y su rendimiento está a la altura. Más que a la altura.

Pegado a la banda fue adquiriendo automatismos propios de esa demarcación. El trabajo defensivo fue uno de los aspectos que más ha trabajado el delantero. Muy condenado a esas oscuras labores, su rendimiento goleador se vio mermado. Supo sobrevivir en el once titular pegado a la banda gracias a que mantuvo unas correctas cifras goleadoras y a que supo adaptarse a lo que requería esa posición. Ese trabajo defensivo que ha adquirido en banda le ha permitido mejorar en situaciones de presión. El delantero uruguayo, a pesar de ser un prolífico anotador, es uno de los jugadores que más trabaja físicamente dentro del once titular. Su derroche físico en la presión se puede comparar, sin problemas, con el esfuerzo por hacer el gol. Dos situaciones que, en la mayoría de las ocasiones, no están igualadas en esfuerzo.

Cavani ha sabido pasar de un rol a otro para terminar siendo el hombre clave en el ataque de uno de los equipos más peligrosos de Europa. De sus goles dependen, en gran medida, las aspiraciones de un PSG que aún está en periodo de adaptación a lo que su nuevo técnico requiere. Pese a no ser una de las mejores temporadas a nivel individual, Cavani ha sabido estar a la altura de las circunstancias y, con sus goles, ha evitado males mayores para su equipo.

* Christian Sánchez.



orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2017 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.