Perarnau Magazine

"Todo el mundo se queja de su memoria, pero nadie de su inteligencia". (François de La Rochefoucauld)


Entrenadores / Táctica

Ignorantes de corbata y sabios en chándal (Parte III)

por el 25 octubre, 2012 • 12:50

Una revista especializada en fútbol rechazó uno de nuestros artículos por considerarlo de opinión, cuando todo lo que se puede escribir sobre este juego contiene ese rasgo. Para no cometer errores, pensamos en escribir otro artículo utilizando solamente preguntas, pero el director de la revista nos dijo que la gente busca confort en su ignorancia y prefiere creerse mentiras antes que ponerlas en duda. Entendimos que, de manera terrible, convertimos lo pantanoso en elogio y tendemos a negar lo único cierto: lo incierto. También supimos que estas palabras acabarían siendo un buen artículo, un buen artículo sin publicar; y de opinión, que la hilera de interrogaciones pertenece, únicamente, a nuestro analfabetismo.

 

¿La figura del entrenador es una mentira en venta para consumidores irreflexivos? ¿Cuánto mide nuestro ego? ¿Tenemos sobrepeso de vanidad? ¿Quién esconde la piedra filosofal? ¿Se puede controlar lo incontrolable y medir lo inmensurable? ¿Por qué nos empeñamos en hacer del juego una cosa seria? ¿Sabemos que la seriedad atenta contra la esencia imprevisible del juego?

“Los únicos tontos son los que creen que los entrenadores hacen jugar a los jugadores. Vivimos en un torbellino de la dialéctica, donde los que saben poco intentan hacer creer que saben mucho a los que no saben nada. Pronto necesitaremos usar un Diccionario del Chusmaje Dialéctico para poder vivir realizados”. (Dante Panzeri)

 

¿A qué llamamos entrenar? ¿Y jugar? ¿Qué es jugar bien? ¿Se pueden pintar cuadros con los pies? ¿Por qué ordenamos según nuestro entendimiento el aparente desorden de los que juegan? ¿Quién acepta ser prescindible? ¿Quién acepta su ignorancia? ¿Un entrenador puede ser ofensivo o defensivo? ¿Puede ser ganador o perdedor? ¿Puede ser especialista en una determinada manera de jugar? ¿Para qué es contratado?

“Principalmente, para hacer que todos sean amigos muy queridos entre ellos y corran la misma cantidad de metros, transpiren la misma cantidad de sudor, se saquen la misma cantidad de canas pensando cómo engañar al adversario y que, entre todos, haya seguridad recíproca de que nadie juega pensando en jugar para él mismo. Sé que no es precisamente un trabajo técnico, más bien una misión espiritual”. (Dante Panzeri)

 

¿El fútbol se enseña o se aprende? ¿Los futbolistas nacen o se hacen? ¿Óliver Torres aprendió a escondidas en La Masia o fue un fallo de la cantera del Atlético de Madrid? ¿Los jugadores suponen la táctica en sí o hay que incorporársela? ¿Somos conscientes de que solemos limitar sus posibilidades con lo que sabemos o creemos saber? Hasta los mejores necesitan un mínimo de organización, ¿pero de carácter intrínseco o extrínseco? ¿Solo ellos mismos pueden tejer una red consecuente de sus capacidades reales? ¿Cambiando nada se puede cambiar todo? ¿Están preparados para ser independientes de su Dios? ¿Sobreviven o los sobrevivimos? ¿Hasta cuándo el miedo seguirá siendo nuestro gran educador?

“Si es imposible hacer escuelas de amor, tampoco se pueden hacer escuelas de fútbol. Ni el amor ni el fútbol son cursos. Son estados de ánimo”. (Dante Panzeri)

 

¿Qué es un modelo de juego? ¿Emerge de las interacciones naturales de los jugadores o de nuestros proyectos imaginarios? ¿Nuestro sistema preferido es el 1-4-4-3, que ahora está de moda, o atendemos a las necesidades específicas del funcionamiento dinámico en cuestión? ¿Las piezas se suman o interactúan? ¿Buenas ideas hacen buenos jugadores o buenos jugadores hacen buenas ideas? ¿Por qué pretendemos linealidad en un fenómeno complejo? ¿Cómo descubrimos las posibilidades circunstanciales y potenciales del funcionamiento colectivo? ¿El valor del hombre es el valor de sus relaciones? ¿Qué ocurre cuando intentamos construirlas? ¿Proponemos contextos donde se puedan expresar fluidas y no lineales? ¿Descubrimos o inventamos?

“… los planes, tácticas y sistemas de juego señalados por órdenes de directores técnicos carecen de documentación probatoria de su efectiva vigencia en el momento concreto del juego. También son solamente dialéctica”. (Dante Panzeri)

 

¿Por qué está mal visto jugar al fútbol entre semana? ¿Hay metodología infalible, aparte del método de las convicciones? ¿Y si estamos convencidos de que la Tierra es plana? ¿Qué trascendencia tiene para nosotros la planificación de Pep Guardiola en el Barça B? ¿Y la de José Luis Oltra en el Deportivo de La Coruña? ¿Ajustamos nuestros ejercicios a la singularidad de nuestra organización? ¿Desvirtuamos la realidad para aparentar ser buenos entrenadores? ¿Cómo vamos a pretender que el jugador interprete bien el juego si solo ve una parte reducida? ¿Podemos pretender sobre los jugadores? ¿La tarea del entrenador es modelar las ideas de cada uno de los individuos que forman su equipo? ¿Para qué deseamos que todos piensen lo mismo y de la misma manera en una determinada situación?

“La táctica de mi equipo será siempre la contraria de la que use el adversario. La técnica a usar será la que hayan recibido del padre y la madre de los jugadores que yo dirijo porque ustedes lo dicen, pero no porque yo los dirija. A lo sumo, los puedo aconsejar, y no mucho en cosas de fútbol, acaso mucho más en cosas que forman al individuo que puede jugar al fútbol. Y en cuanto a las jugadas a hacer durante el partido, serán las que salgan por la suma de tres cosas: la casualidad que las haga salir, el adversario que permita que salgan y el jugador nuestro que sea capaz de pegarle a la pelota de forma que se aproveche lo que se presenta en una décima de segundo. Además, ¿de qué me sirve ensayar jugadas, si en el fútbol la mejor jugada es mala cuando se repite? ¿O usted supone que hay adversarios tontos?”. (Dante Panzeri)

 

¿La Periodización Táctica es la panacea? ¿En qué difiere del trabajo analítico? ¿El modelo de juego existe? ¿Se trata de un concepto que protagoniza una figura que de por sí no lo es? ¿Por qué entrenamos el contraataque, por ejemplo, si el juego depende de las capacidades naturales de los que juegan? ¿El juego se puede dividir en fases? ¿Qué se puede entrenar que no se pueda jugar? ¿El principio de las propensiones nos aleja o nos acerca de la realidad? ¿Qué elementos evalúan el rendimiento? ¿Qué es una balística, además de transmodernismo? ¿Las selecciones nacionales dependen de la Periodización Táctica? ¿Los jugadores son conscientes de lo que saben hacer? ¿Los entrenadores somos conscientes de que no sabemos ni aún después de verlos hacer?

“La pelota sigue siendo rebelde, indócil, para quienes no la saben dominar y no ha habido entrenador que haya enseñado cómo hacerlo. Se necesita estar dotado por naturaleza con el sentido, la destreza o la ignorada razón por el atributo natural con que se nace”. (Dante Panzeri)

“Los planificadores de la espontaneidad en el fútbol podrían alcanzar esa utopía de una sola manera: cuál será la espontaneidad del adversario”. (Dante Panzeri)

 

Si el todo es más que la suma de las partes, ¿por qué seguimos dividiendo lo indivisible? ¿Por qué no cesamos de buscar respuestas y certezas que sólo sirven para que podamos dormir bien por las noches? ¿Perdimos porque el equipo estaba mal físicamente o porque futbolísticamente fueron mejores? ¿Se puede disociar lo físico de lo técnico, táctico y psicológico? ¿Rafa Nadal puede entrenar su brazo sin incorporarlo al resto del cuerpo (Lillo)? ¿Por qué nos excusamos en el “todo siempre se ha hecho así”? ¿El fútbol está inventado, aunque todavía no exista la clonación humana? ¿Por qué fragmentamos el entrenamiento en partes? ¿Qué sentido tiene mover las muñecas o los tobillos en circunferencias antes de jugar? ¿Y dar vueltas alrededor del campo? ¿Nadie se responsabiliza de que construimos fuera de las necesidades del juego (Cano)? ¿Los fartleks están relacionados con la salud futbolística o contra la salud del individuo? Si el gimnasio te hace mejor futbolista, ¿creer en Dios te hace mejor persona? ¿Somos conscientes de que fueron conceptos instaurados, en la mayoría de casos, por los más que inservibles preparadores físicos? ¿Si lo más importante son las interacciones, por qué le dedicamos el menor tiempo? ¿Cuándo llegamos a la parte con balón, practicamos jugadas o juego (Cano)? ¿Jugar cansa? ¿Qué es la fatiga táctica?

“Para jugar hay que correr, pero corriendo no se puede jugar. Ni el arte de hamacar la cintura se puede adquirir con preparación física. La preparación física puede darle elasticidad a la cintura, pero la gambeta que limpia el campo con la cintura es fruto de la elasticidad del cerebro”. (Dante Panzeri)

“A mí, los jugadores muchas veces me dicen: ‘Oye, Paco ¿Por qué no entrenamos la velocidad?’. Y les contesto que eso lo entrenamos todos los días. Porque el fútbol es eso: velocidad, aceleración, no correr sin más sino adaptarte a correr respecto al balón y al rival. Tocar el balón con la velocidad adecuada y hacia donde tú deseas. Es aplicar tu energía en el momento oportuno”. (Paco Seirul.lo)

 

¿Por qué llamamos vendehumos a los que demuestran que no hay humo? ¿Por qué llamamos protagonistas a los que saben de su ineficaz eficacia en el juego? ¿Por qué Belén Esteban y no Eduard Punset? ¿Por qué Lillo? ¿Por qué Mourinho? ¿Por qué Cano? ¿Por qué Anquela? ¿Un entrenador puede ser mejor que otro? ¿En base a qué? ¿En base a quiénes? ¿De qué manera jerarquiza la duda, la reflexión? ¿De qué manera jerarquiza la inquietud por descubrir y por descubrirse?

“Los hombres que tienen los mismos vicios se sostienen mutuamente”. (Dante Panzeri)

 

- Ignorantes de corbata y sabios en chándal (1ª parte)

- Ignorantes de corbata y sabios en chándal (2ª parte)

* Kevin Vidaña y Leví Cantero.

- Foto: Reflejo, de Gilbert Garcin



Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2014 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.