Perarnau Magazine

“El carácter de cada hombre es su destino”.


Análisis / Fútbol / Táctica

Iniesta y el ataque del Barça en el Clásico

por el 31 enero, 2013 • 17:09

Que el Barcelona empieza a construir su ataque desde la presión del rival y la forma en la que el equipo rival intenta cerrar el camino de la superioridad es una realidad. También lo es que el conjunto barcelonés no ataca igual en una eliminatoria a doble partido que en enfrentamiento único.

Visto el caso, el Barcelona visitaba el Santiago Bernabéu con la idea clara de no conceder espacios por detrás de la línea del balón, de no sentenciar la eliminatoria pero tampoco conceder una sangría de la que salir mal parado. La idea básica del Barcelona, a doble partido, es tener posesión para no recibir ataques.

Partiendo de esa base, los visitantes ofrecieron su sistema habitual y su once tipo de este año, con el Pinto por Valdés de Copa. La situación de la altura de las líneas y de los hombres era la lectura que había que interpretar para saber qué buscaba Tito (o Roura) con la disposición estructural.

El Barça tenía la sensación de que el Madrid iba a presionar con 4-5 hombres la salida de balón, que no iba a conceder espacios a la espalda de la defensa, puesto que no tenían ni a Pepe ni a Sergio Ramos. Poner la defensa alta era una utopía sin la representación del mejor estandarte en esas situaciones: Pepe. El equipo catalán colocó a Iniesta en la banda con la intención de poder juntar al equipo en tres cuartos de campo, para que el manchego le diera esa pausa necesaria para poder dominar y hacer recular al Madrid. La idea era que el Madrid no iba a salir con defensa alta, profundizar con las rupturas de Pedro en espacios cerrados y con Andrés batiendo líneas en conducción. Nada se dio.

Sorpresa de la defensa alta, Iniesta pierde valor porque no es hombre de espacios abiertos: su conducción fuera-dentro permite atraer y encontrar espacios en alejados. Permite juntar al equipo, acumular hombres con su pausa y tener asegurada la transición defensiva.

Con esta idea, la primera función en la salida era saltarse una línea en la circulación, poder jugar directamente con Xavi-Messi y evitar pérdidas con primeros hombres. Mourinho empezó ganando la batalla, dispuso a su equipo en un 2×2 en salida central culé, con movimiento de tándem de sus dos puntas (uno iba a por el central que tenía balón y el otro punta bajaba a tapar la salida de Busquets). Mourinho no quería que el Barcelona sacara la pelota limpia desde atrás y lo consiguió en los primeros 20-30 minutos. Imprecisos en la salida, ningún central podía crear superioridad en conducción, Busquets no generaba superioridad puesto que estaba con marca. La idea de poder generar juego con Xavi y Messi era más clara que nunca, flotar en las espaldas de Xabi Alonso y Khedira era la consigna, pero la sorpresa fue cuando se encontraron que no había espacios detrás de ese doble pivote. La presencia de Varane eliminó la idea principal del Barcelona. Él solo se ocupó y se bastó para mantener la defensa alta, para que no hubieran espacios entre líneas y para que Messi y/o Xavi no pudieran recibir en espacios abiertos.

A raíz de la lectura de la situación, aproximadamente en el minuto 25-30 de la primera mitad, llega el primer gran cambio posicional del conjunto azulgrana: Andrés Iniesta abandona la zona externa en izquierda para incrustarse como uno más en el centro del campo, el Barcelona empieza a evitar las pérdidas de balón en zona central, son un hombre más y las soluciones son más abiertas: el hombre libre se empieza a encender.

Mapa de calor zonal del FC Barcelona

Con Andrés, Xavi, Messi y Cesc por dentro el Barcelona empieza a encontrar hombres libres, circula más en horizontal y empieza a distanciar a la línea de 4 del centro del campo en anchura. El Madrid, hasta ese momento, podía defender el juego vertical (ya hemos dicho que el Barcelona quería saltar líneas y jugar con segundos hombres) pero lo pasó mal defendiendo el juego horizontal del Barça.

En la segunda parte, vuelta de tuerca a la circulación de la pelota. Misma disposición pero cambio en la idea de la posesión. Repetir primeros hombres para sacar con alejados, con terceros. La idea era juntar a jugadores blancos y sacar a espacios alejados con hombres libres, amagar con atacar por la zona de balón para atacar en las alejadas. Roura le da algo más de vuelo a Alves y Alba y empieza a dominar más claramente. Jordi Alba obliga a retrasar la posición de Callejón; y Alves actúa de extremo punzante en el carril derecho. Hombre libre claro, llegada por sorpresa, tercer jugador en aparecer.

Ese fue el dominio más claro del Barcelona, durante los primeros 20-25 minutos de la segunda mitad. Andrés aparece y conduce al Barcelona hacia el timming de las acciones, con el Madrid obligado a organizarse por detrás de balón para no sufrir más castigo.

Y así hasta la entrada de Modric, a partir de la que Alba no puede tener vuelo: Mourinho le fija a un hombre en su espalda para evitar que alargue por fuera. Ahí, en ese momento, el partido coge un aire un pelín de ida y vuelta, fruto de la lectura acertada del entrenador portugués.

Fue un partido vibrante, con toma y daca, con lecturas perfectamente leídas por los dos conjuntos y con mucho ofrecido y mucho por ofrecer en la vuelta. No tengo dudas, los dos mejores equipos del mundo se enfrentaron ayer en el Santiago Bernabéu. Espectacular Madrid, impresionante Barcelona, pero apoteósico el partido de Varane y Andrés Iniesta.

La batalla final, en unos días.

Mapa de calor zonal del Real Madrid

* Carlos Cambero Cañadas es entrenador del Cadete A de la Fundación Calella.


- Foto: Miguel Ruiz (FC Barcelona)



orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2014 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.