Perarnau Magazine

"La clave del éxito no es jugar como un gran equipo, sino jugar como si el equipo fuera una familia". Stephen Curry


Santoral / Historias

Ahmed Radhi: el artista de Samarra

por el 8 enero, 2014 • 17:59

Toda una institución en su país. Tiene el honor de ser el único iraquí que ha marcado un gol en un mundial y en la actualidad figura como el tercer máximo goleador del combinado nacional con 42 goles. Además, en 1988 fue designado el mejor jugador de Asia y la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) lo eligió en el noveno lugar de los futbolistas asiáticos más destacados en el siglo XX. Nacido el 21 de abril de 1964 en Samarra (Irak), fue un delantero con mucha sangre fría de cara a puerta y un excelente remate con ambas piernas. Rápido y oportunista, era famoso por su juego acrobático y las chilenas fueron su especialidad.

Al Rasheed (actual Al-Karkh Sport Club) 1985

Al Rasheed (actual Al-Karkh Sport Club) 1985

Comenzó su carrera en el equipo de la escuela Abbas Ibn Firnas. Posteriomente jugó en el Centro Juvenil de Yarmouk y a finales de los años setenta se enroló las categorías inferiores del Al-Shorta, para pasar poco tiempo después al Al-Zawraa, equipo con el que debutaría en el fútbol profesional. Este hecho tuvo lugar cuando tenía 18 años, en 1982. Pronto se vio que sus cualidades eran extraordinarias y se hizo con un hueco importante en el plantel. Llegó a compartir frente de ataque con su ídolo Falah Hassan, pero las primeras temporadas con las gaviotas no fueron buenas en cuanto a títulos y resultados. En la liga cosecharon un 7º lugar en 1983 y un 5º en 1984, y en la copa de su país no pudieron repetir el éxito que había llegado en la temporada 1981-1982. Tras la reanudación de las competiciones deportivas en 1985 después de la guerra entre Irán e Irak, Radhi fichó por el Al-Rasheed (actual Al Karkh SC), en el que permanecería un total de cuatro campañas. El periodo fue extraordinario tanto a nivel individual como colectivo, y los triunfos fueron una constante. En 1986 se proclamaron vencedores de la Liga de Campeones árabe tras imponerse en la liguilla final al Esperance tunecino y el Al-Hilal saudí. Ese mismo curso compartió el trofeo de máximo goleador de liga, con 9 goles, junto a Hussein Saeed y Rahim Hameed. A partir de 1987 se convirtieron en los claros dominadores del fútbol iraquí y conquistaron sendos dobletes de liga y copa en 1987 y 1988, además de otra Liga de Campeones árabe. En 1989, en su última temporada en el submarino amarillo, añadió otro entorchado liguero a su palmarés al doblegar por penaltis al Al-Talaba en el encuentro decisivo.

La temporada siguiente decidió regresar a su antiguo equipo, el Al-Zawraa, con el que esa vez sí pudo conquistar varios títulos que se le negaron en la anterior época. En aquel momento llevaba siendo nombrado mejor jugador del país desde 1987, y esto se prolongó hasta 1993. El primer trofeo de esta etapa vino con la Copa de 1990 que lograron por penaltis ante el Al Shabab. Al año siguiente conquistaron un importante doblete tras aventajar en cinco puntos al Al-Talaba y derrotar desde los once metros al Al Shabab en la copa. Su mejor curso goleador tuvo lugar en 1992, donde fue el artillero destacado del campeonato con 34 goles, que sin embargo no sirvieron para la consecución del título. En 1993 regresaron a la senda de las victorias con otra copa obtenida ante Al Talaba, y tras este título Radhi decidió emprender una aventura en el extranjero. Se marchó al fútbol catarí y firmó por el Al Wakrah Sport Club. Allí estuvo tres temporadas en las que logró importantes actuaciones y anotó con facilidad (máximo goleador en liga en 1994), pero la actuación general de la escuadra no fue el esperado y hubo sequía de títulos. Regresó con 32 años al club predilecto de su trayectoria, el Al-Zawraa, para dar sus últimos coletazos en el deporte rey. Levantaron la Copa de 1998 al derrotar a Al Quwa y en 1999 cayó otro histórico doblete después de sumar un punto más que Al-Talaba en la tabla y vencerles por la mínima en la final copera. Al acabar la temporada, y con un gran sabor de boca, Ahmed Radhi colgó las botas de manera oficial.

Selección iraquí (1986)

Selección iraquí (1986)

Con la selección iraquí fue internacional en 73 ocasiones 1983 y 1997 y marcó 42 goles. Debutó en un amistoso ante Egipto en El Cairo el 28 de abril de 1983 y lo hizo con gol, aunque no ayudó a la victoria de su equipo, que acabó cayendo por 2-1. Un año después participó en la Copa del Golfo que se celebró en casa y donde el equipo nacional se hizo con el triunfo. En una liguilla con Omán, Kuwait, Catar, Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí acabaron con 9 puntos, empatados con los cataríes, lo que hizo necesario un partido para dilucidar al campeón en el que se impusieron por penaltis. En 1985 dio comienzo la dura fase de clasificación para el Mundial de México de 1986. Lideraron el Grupo 1B con Catar y Jordania y pasaron a la siguiente fase. Se vieron las caras con Emiratos Árabes Unidos, al que ganaron por 2-3 en Dubái, renta suficiente pese a caer en la vuelta por 1-2. En la ronda final por el billete mundialista sacaron un importante empate a cero frente a Siria en Damasco, y en el segundo partido se impusieron con claridad por 3-1, lo que les dio el pase definitivo. En el país mexicano quedaron encuadrados en un grupo con los anfitriones, Bélgica y Paraguay. No fueron una perita en dulce, y aunque se marcharon con cero puntos los rivales tuvieron que sudar para vencerles. Paraguay y México lo hicieron por 1-0 y Bélgica lo consiguió por 2-1 en un partido con gol de Radhi mediante un potente disparo en el minuto 59 que batió a Jean Marie Pfaff y le permitió entrar en la historia del fútbol de su país.

Su siguiente torneo de importancia fue la Copa del Golfo de 1988, en la que se erigió como mejor goleador con cuatro dianas. Estos goles ayudaron a un nuevo título para el combinado iraquí tras liderar la clasificación con diez puntos, dos más que su perseguidor ( Emiratos Árabes Unidos). Unos meses más tarde tuvo la oportunidad de ser olímpico al entrar en la lista del seleccionador Amanuel Dawood para los Juegos de Seúl. Se enfrentaron a la Zambia de Kalusha Bwalya, la Italia de Tacconi, Ferrara o Evani y Guatemala. Empataron a dos con los africanos con una diana de Radhi desde el punto de penalti; ganaron con claridad a los centroamericanos por 3-0, con otro gol del delantero de Samarra; y perdieron 0-2 con los transalpinos, lo que les hizo terminar en tercera posición y volver a casa. En la década de los noventa participó en tres fases de clasificación más para los mundiales, pero en todas ellas fracasaron. Para el celebrado en Italia en 1990 cayeron en la liguilla de la primera fase que lideró Catar. En el siguiente, Estados Unidos 1994, lideraron el Grupo A por delante de China y Yemen, pero sucumbieron en la fase final con un cuarto puesto en la tabla. Y en el último, que se disputó en Francia en 1998, Kazajistán les venció en los dos partidos clave del Grupo 9 y no pudieron pasar de ronda. Precisamente en el penúltimo encuentro de esta liguilla, celebrado en casa ante Pakistán (6-1), Ahmed Radhi se despidió para siempre del equipo nacional.

Su periplo como entrenador fue muy corto, y tras dirigir a varios conjuntos de la cantera y al primer equipo del Al-Zawra’a, empezó a realizar labores administrativas durante cuatro años en la entidad de Karkh.

Desde 2007 es un respetado político de su país y en octubre de ese año fue elegido para el Consejo de Representantes de Irak en sustitución de Abd al-Nasir al-Janabi.

* Alberto Cosín.




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h