Perarnau Magazine

"La audacia tiene genio, poder y magia. Comienza ahora, ponte en marcha”. Johann W. Von Goethe


Atletismo / Deportes

Barshim y Bondarenko, duelo estrella en Nueva York

por el 13 junio, 2014 • 11:33

La Diamond League de Nueva York (sábado 22:00 h., Canal+ Deportes) no es la más destacada del calendario. Por ambiente, marcas y tradición estaría a la cola de este selecto grupo de reuniones que componenel circuito más prestigioso del mundo. Este año la presencia de atletas de nivel se complica más por la coincidencia de eventos, ya que el miércoles se celebró la reunión de Oslo, y a ello hay que añadir la coincidencia en las fechas con el campeonato de la NCAA, un evento del máximo nivel en el calendario atlético de EE. UU.

A pesar de todos estos inconvenientes, la reunión contará con una atención especial a dos de los hombres del momento: Barshim y Bondarenko. Su duelo promete ver saltos por encima de los 2.40 nuevamente. Ambos llegan en un momento muy dulce de forma y con capacidad de mejorar sus marcas del año. Los intentos que realizaron sobre 2.43 en Roma demuestran que esa altura es posible que se supere este año. Otro de los grandes atractivos será la presencia de David Rudisha, que afrontará la segunda carrera del año después de su estreno en Eugene. Yohan Blake será la estrella de la velocidad. En el resto de pruebas podremos ver a LaShawn Merritt, Malachowski-Harting, Cherono, Aregawi, Harper-Nelson vs. Harrison, Culson-Tinsley, Adams, Suhr-Silva y Assefa. La única presencia española será la de Frank Casañas en el lanzamiento de disco.

Previamente, y como una promoción del evento, se ha celebrado una prueba de pértiga en la calle. Es algo que se ha llevado a cabo con éxito en otras reuniones. La más renombrada es en los Drake Relays, que celebran la pértiga en un centro comercial y luego en la pista. Este año tuvo la novedad añadida de celebrar el salto de altura en un supermercado de Des Moines (Iowa, Estados Unidos), ya que dicho local era el principal patrocinador del evento.

  • Mujeres
100

Bowie, después de sus triunfos en Eugene (200) y Roma (100), es la favorita. En Roma no tuvo mal tiempo de reacción, pero se quedó retrasada en la salida y le costó recuperar. 11.05 fue su registro en la capital italiana. La jamaicana Henry-Robinson realizó 11.00 (+1.5) en la pista milagro de Clermont (Florida). Este sábado tendrá la ocasión de refrendar ese registro. Hasta este año, su mejor registro era de 11.11. Stewart fue segunda en Roma con 11.08, pero en Hengelo quedó última, después de quedarse dormida en los tacos, y llegó acabó alejada de la marca que consiguió en Roma. Anderson es una atleta que está en franca progresión: empezó muy floja la temporada, pero ahora ya está en tiempos cercanos a 11.10.

200

Faltarán muchas de las mejores de la especialidad. McLaughlin es una atleta que ha corrido este año en 22.72, un registro que se acerca a su mejor prestación de siempre, y de volverlo a realizar le otorgaría un puesto de privilegio. Bianca Knight está lejos de la forma que atesoró en las pasadas campañas: este año todavía no ha bajado de 23 segundos. Solomon es una de las compañeras del grupo de la velocista de moda, Bowie, y el año pasado se acercó a la barrera de los 22 segundos. Se quedó en 22.15, pero esta temporada no está a ese nivel. Stewart doblará, ya que fue elegida para sustituir a Fraser-Pryce, que todavía no se encuentra plenamente recuperada. Miller, antigua campeona del mundo junior y medallista de bronce en Sopot, y Hastings bajan de distancia. Ambas son atletas más centradas en los 400 metros.

400

Buena parte de las dominadoras del año compitieron en Oslo y obviamente no lo harán en Nueva York pero si hay buen elenco de atletas. McCorory es la única que ha sido capaz de bajar de los 51 segundos, este año, pero seguro que Trotter mejorará su prestación del 2014. Trotter no ha bajado de 51 en una prueba individual. Tiene 51.42 en la prueba de Houston de la recién inaugurada American Track League (ATL) pero ha firmado 50.8 en la primera posta de los World Relays y 36.29 en un 300 de otra prueba de la mencionada ATL,en esta ocasión disputada en Atlanta . McPherson lleva dos terceros puestos (Shanghái e Eugene). Además se ha mostrado muy regular todo el año (Tokio 50.58/ Shanghái 50.54/Eugene 50.63). Ohuruogu ha demostrado que es una atleta que prepara a conciencia los grandes campeonatos y que la temporada le sirve como una puesta a punto. Su ausencia de las competiciones, en esta primera parte de la temporada, puede ser debida a su bajo estado de forma. La única referencia de ella fueron los World Relays. En Nassau realizó la tercera posta( salida lanzada) y realizó 53.0 en la final. .

1500

Aregawi sufrió su primera derrota, después de dieciocho victorias, en Eugene a manos de Obiri, pero su registro (3:57.57) puede parecer inalcanzable para sus rivales. Simpson está en un momento muy dulce de forma y sus actuaciones del año han sido sobresalientes. Sobre todo por la valentía demostrada en Tokio y Eugene. No es ninguna desconocida, ya que ganó el oro en Daegu y la plata en Moscú. La tapada es Seyaum, que acaba de bajar de cuatro minutos en Marrakech realizando una auténtica exhibición en los últimos 500 metros. Fue medallista en Donetsk y el bocado de diez segundos que le metió a su marca personal le coloca en otro nivel. Es una atleta júnior que posiblemente esté presente en el Campeonato del Mundo Júnior de Eugene si finalmente es seleccionada, ya que solo pueden acudir dos atletas por país y Etiopía tiene en estos momentos a tres júniors de mucho nivel. La tercera del ránking es Teferi, que también estará presente en Nueva York y tiene una marca personal de 4:04.55. También podría participar en el 3000.

Brenda Martínez se meterá una paliza descomunal, ya que competirá mucho y seguramente con jet lag. Desde el 31 de mayo este ha sido su programa: Eugene, Roma, Hengelo, Oslo y Nueva York. El último cambio horario es solo con tres días de recuperación. Moser no ha empezado bien la temporada, pero la atleta de Salazar ha ido cogiendo la forma poco a poco.

3000

Mercy Cherono firmó un extraordinario 8:21.14 en Doha y venció con claridad en Eugene (2 millas), pero en Roma, por primera vez en la temporada, dio muestras de debilidad. De todos modos parece superior a sus rivales. En su contra están los cambios horarios, ya que pasó de competir en Eugene a Roma (+ 9 horas) y ahora regresa a EE. UU. De todos modos ha tenido más de una semana para aclimatarse. Kipyego ha estado compitiendo este invierno en ruta, destacando su actuación en la media maratón de Nueva York (68:31). En Eugene fue quinta en las 2 millas, pero el nivel en la ciudad neoyorquina será inferior, por lo que debería mejorar ese puesto. Ayalew es una excelente atleta, pero ahora ya está metida en pruebas de ruta. Se hundió en la maratón de Dubái, pero en la media maratón de Praga corrió en 69:22. Gezahegne llegó a ser campeona del mundo de pista cubierta, aunque sus últimos años no han sido buenos. Conley viene de correr en 15:08 en Roma. Será interesante ver las evoluciones de la júnior Gebrelase.

100 M. V.

Haper-Nelson y Harrison llegaron muy igualadas en Roma y deberían de ser nuevamente las que luchen por el triunfo. Están un peldaño por encima del resto. Lolo Jones está cogiendo la forma después de un invierno en el que se centró en la preparación de los JJ. OO. de Invierno de Sochi (participó en bobsled). La sensación que dio en Marrakech no tuvo nada que ver con la que llevaba dando a lo largo de toda la temporada. Claramente va a más. Nia Ali, campeona del mundo de pista cubierta, está lejos de sus prestaciones invernales. Porter y Billaud podrían estar perfectamente luchando por los primeros puestos.

3000 OBSTÁCULOS

Assefa fue segunda en Shanghái por dejar escapar a Coburn, pero aprendió la lección en Eugene y se alzó claramente con la victoria. Es la favorita. Ayalew quedó justo detrás de ella en ambas carreras y el pasado domingo venció en Marrakech. Será la gran rival de Assefa. Chepkirui está lejos de la forma del año pasado. En Shanghái chocó con un obstáculo, lo que le hizo bajar varios puestos, y en Eugene fue sexta. Justo delante de ella entró Kirui, una atleta que dio una auténtica exhibición en Tokio, pero que parece no estar al nivel de las dos grandes favoritas.

SALTO CON PÉRTIGA

Se presume un duelo EE. UU.-Cuba. Suhr acaba de saltar 4.71 y Silva, 4.70. La cubana lo hizo en Roma y dio la sensación de que podría estar más arriba. Suhr salró 4.57 en la prueba en la calle disputada el miércoles en Nueva York. El evento sirvió de promoción del mítin y del atletismo con juegos y pruebas adicionales para niños. La norteamericana se quejó del viento y utilizó una carrera más corta de lo habitual. Saxer ha hecho un gran invierno, llegando a vencer a Suhr en el Campeonato de EE. UU. Sin embargo, empezó muy floja la temporada estival, pero va a más. Rogowska empezó tarde la temporada invernal por una accidente entrenando, pero rápidamente cogió la forma. El pasado verano se quedó en 4.50 en Roma. Murer ha estado compitiendo en invierno y en Roma saltó lo mismo que Rogowska (4.50). Ryzih firmó un buen 4.60 en Roma.

LANZAMIENTO DE PESO

Adams no tiene rival y su victoria está garantizada salvo sorpresa mayúscula o lesión. Kolodko ha lanzado este año 19.33 y debería de ser segunda. Borel y Carter son otras de las opciones para estar en el podio. La que parece alejada de su forma habitual es Tarasova. La rusa solo ha lanzado 17.89 este temporada, metro y medio menos que su marca personal.

b4076377-4b05-4d0f-a3f3-2a1f1e0fd591

LANZAMIENTO DE JABALINA

Mitchell se fue por encima de los 66 metros en el verano austral. Ese registro supuso una gran mejora personal. Stahl lanzó 63.90 en Halle, pero su temporada no está siendo destacada. Sobre los 60 metros es lo que está lanzando habitualmente. Palameika también está lanzando en el en torno a esa distancia. Patterson, Molitor y Hjalmsdottir también han superado los 60 este año. Será interesante seguir las evoluciones de Flink, una de las promesas de las disciplina que todavía es júnior y que fue campeona del mundo en Barcelona y campeona de Europa en Rieti en el último lanzamiento y por un centímetro.

TRIPLE SALTO

Ibargüen se da un respiro y no participará. Su última actuación fue en Hengelo. La ausencia de la colombiana deja paso libre a Williams, que es la clara favorita a la victoria. En Roma se quedó en unos pobres 13.71, pero a los tres días saltó 14.56 en Hengelo y se quedó a un paso de derrotar a Ibargüen, que está invicta desde el 2012. Pyatykh está saltando en torno a 14 metros (14.05 en Roma y 14.09 en Hengelo). Con estas marcas estaría entre las primeras en Nueva York, ya que no hay mucho nivel de participantes. Gumenyuk está alejada de las marcas de antaño. Sus actuaciones en Roma y Hengelo fueron flojas y con un mejor salto global de 13.83. Vukmirovic, este año, está a las puertas de los 14 metros: saltó 13.90 en Roma. El triple salto femenino es, junto a la marcha, la prueba más floja del atletismo de EE. UU. En Nueva York estarán algunas de sus mejores representantes como Smock y Gebuelle, doble campeona de la NCAA el año pasado.

  • Hombres
100

Yohan Blake parece volver a la senda del triunfo. Después de una temporada plagada de lesiones, afronta una nueva con buenas sensaciones. Empezó en marzo con un 20.49 en un 200. En mayo compitió bien en el 150 de Manchester, realizando 14.71 (+1.3) y con un paso de 10.06 en el 100. Hace una semana consiguió 10.02 en una prueba en Jamaica, exactamente la misma marca que realizó Nesta Carter en Roma. Esto nos hace pensar que se podría vivir un bonito duelo, pero Blake sigue siendo el favorito. Phiri consiguió 10.03 en la pista milagro de Clermont (Florida), pero en Marrakech se quedó en 10.17. Bracy también tiene su mejor marca personal (10.08) en Clermont. El resto del plantel es de nivel, pero todos ellos están alejados, este año, de su marca personal. Bailey llegó a correr en 9.88, pero ahora está en 10.24.

200

Es posiblemente el mejor 200 del año. Ashmeade venció en Doha y Alonso Edward lo hizo en Roma. Parece que ellos dos son los que en mejor forma llegan, pero a estas alturas de la temporada se suelen dar mejoras destacadas en las marcas. El panameño está muy regular, con tres carreras entre 20.00 y 20.23. Su última actuación fue un 100 en Marrakech (10.19). Ashmeade corrió su parcial (primero) en 20.5 en Nassau y bajó de distancia en Eugene, consiguiendo correr en 9.95 (+2.7). Weir sucumbió ante Ashmeade en Doha con un tiempo de 20.31. No lo ha mejorado esta temporada, y la semana pasada corió en 20.55 el mismo día que Blake hacía 10.02. Spearmon tiene de mejor marca del año 20.38, realizado en la prueba de la ATL de Houston.

400

Merritt está en gran forma, y si compite bien, solo Kirani James le puede hacer sombra, pero en esta ocasión no estará el atleta de Granada, por lo que hay vía libre a una victoria del estadounidense. Santos parece que ha bajado su nivel en las últimas competiciones. De hecho no ha logrado bajar de 45 en las dos últimas competiciones (Roma y Hengelo). Como es su costumbre, compite mucho, y eso hace que no pueda centrarse en una competición determinada. Masrahi ha estado más regular que el dominicano. Lleva cuatro pruebas, tres de ellas bajando de 45 y dos en 44.77. Su última actuación fue el segundo puesto de Roma (45.14). Van Niekerk acaba de vencer a Santos en Hengelo con un tiempo de 45.07. McQuay está tremendamente irregular y sin lograr convencer: en Eugene fue séptimo con 46.25

800

La presencia de Rudisha es una de las grandes atracciones de la reunión. Inicio su temporada en Eugene en una prueba en la que se enfrascó en una lucha infantil con Aman por coger la cuerda primero al paso por el 600. Ambos realizaron un esfuerzo inútil que les costó la carrera. En el caso de Rudisha, con un buen hundimiento en los últimos 100 metros. En esta ocasión no tendrá a Aman ni a Amos, por lo que la predicción es que tenga una carrera más a su antojo y sin necesidad de esos cambios de ritmo a mitad de carrera. Gracias a un permiso especial de la AK (Federación de Kenia), no ha tenido que participar en los trials kenianos para los Juegos de la Commonwealth. Los dos primeros de los trials son fijos para esa competición, pero un puesto era libre designación técnica y Rudisha ha sido el elegido en el 800.

Solomon fue capaz de correr en 1.43.88 en los Mt. SAC Relays, pero después ha estado muy irregular. Se hundió en el Prefontaine en una prueba en la que nunca estuvo en carrera y en Roma aguantó bien hasta los 750 metros, pero se acabó hundiendo en los metros finales. Ferguson Rotich Cheruiyot compitió bien en Doha, donde fue tercero bajando de 1:45. En Nassau hizo la primera posta (sin liebres) en 1:46.0. Lewndowski entró tercero en Roma con 1:44.60, y su compatriota Kszczot corrió casi en la misma marca 1.44.65 (5º) en Eugene. Allí, los dos polacos vencieron a Rudisha.

400 M. V.

Tinsley se enfrentará a Culson. Ellos son los dos protagonistas de la prueba. El norteamericano venció en los Drake Relays y en Shanghái, en ambas citas con claridad, y este año tiene una mejor prestación de 48.57. A Culson lo hemos visto vencer en su propia casa (Ponce) y el domingo pasado en Hengelo. En ambas ocasiones fue muy regular (48.69/48.66). Gordon, el campeón del mundo, suele ir de menos a más. En Shanghái entró sexto con 49.56 y todavía no ha bajado de 49.30 este año. Félix Sánchez inició la temporada en Kingston, donde logró vencer con 49.21. Si está en forma, siempre es un rival temible, pero sus rivales llegan con más competiciones en las piernas y en una prueba como el 400 m. v. eso parece una ventaja. Fredericks entró tercero en Hengelo, detrás de Eaton, con un tiempo de 49.31. Van Zyl está en un estado de forma muy malo y además hay que sumar el hándicap de que compitió en Oslo.

SALTO DE LONGITUD

Tsatoumas está en un gran momento. Venció en Doha con 8.06, se fue a 8.22 en Kalamata hace unos días y el domingo ganó en un bonito duelo a Rutherford en Hengelo (8.25 por 8.24). Tres victorias en tres enfrentamientos. Li, el hombre del protector en el brazo, realizó un gran invierno llegando a los 8.23 en Sopot. Este verano ya llegó a los 8.17. Gaisah quedó tercero en Doha con 8.01 y tercero en Hengelo con 8.09. Fue derrotado por Tsatoumas y Rutherford. El mexicano Rivera Morales fue segundo en Doha con 8.04. Ha comentado que espera dar un salto de calidad en julio. Ese mes acudirá a Europa para competir en varios mítines. Henderson es un atleta norteamericano muy rápido (10.18 en los 100) que este año se ha ido a los 8.25 . Henderson ya acudió con EE. UU. a Moscú y Sopot.

SALTO DE ALTURA

Es la prueba con más interés de la competición. Barshim voló por encima de 2.41 en Roma y dio sensación de poder con 2.43. Bondarenko tampoco estuvo lejos de los 2.43 en la capital italiana y el domingo saltó 2.39 claramente en Marrakech. Luego pidió 2.46, altura que en ningún momento dio sensación de superar. La novedad de Barshim este año es que ha cambiado su carrera de aproximación. Desde 2012 realizaba una poco habitual carrera lanzada que acababa con cinco apoyos finales.

Pero en Roma ya utilizó una carrera más convencional de ocho apoyos.

En cualquier caso, con ambas técnicas entra muy rápido, que es la condición fundamental. El duelo entre ambos está servido. Por lo visto en las competiciones de este año, prefieren hacer pocos intentos previos y jugárselo todo a alturas muy elevadas. Esta táctica es muy distinta a la que estamos acostumbrados a ver en los grandes campeonatos, y la emplea fundamentalmente Bondarenko. El ucraniano solo intentó cuatro alturas en Roma (2.21/2.31/2.34 y 2.43). Similar táctica utilizó en Tokio (2.20/ 2.31/ 2.34 y 2.40).

Kynard se ha ido este año a 2.37 en Doha y en Roma fue tercero. Jonas saltó 2.35 en los Drake Relays en la misma competición en la que Drouin se fue por encima de los 2.40. Protsenko pudo con 2.33 en Hengelo causando una buena impresión.

LANZAMIENTO DE DISCO

Malachowski tiene la mejor marca del año y es el único que ha lanzado por encima de los 69 metros, pero los dos enfrentamientos personales con Harting, la semana pasada, se saldaron con dos victorias el alemán. Además, con resultados muy similares: 68.36 en Roma y 68.47 en Hengelo. El polaco se quedó en 65.86 y 67.07. El resto de participantes está más igualado. Gowda tiene este año 65.82, pero fue en una prueba local y puede que el viento ayudara. Fue 5º en hengelo y 7º en Roma. Wierig fue cuarto en Roma con 64.64. El iraní Hadadi lanzó 61.86 en Doha, muy lejos de lo que nos tiene acostumbrados. En este segundo grupo también pueden estar Harradine, Urbanek y Casañas, que lanzó 64.98 en Hengelo demostrando que su preparación va bien encaminada y que poco a poco va adquiriendo su mejor forma física.

* Óscar Fernández Villar.

– Fotos: Getty Images – IAAF




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h