Perarnau Magazine

"Lo que no se entrena se olvida". Pep Guardiola


Crónicas 2015-2016 / España / Liga BBVA 2015-2016 / Fútbol

Castigo a la precaución

por el 9 noviembre, 2015 • 1:31

 

1.- En el fútbol y en la vida, perder el miedo significa encontrarse con una faceta de sí mismo que uno desconocía. Puede desembocar en osadía, que a menudo es la semilla de algo grande. Al Madrid de Benítez lo han respetado muchos equipos durante toda la temporada, pero no ha terminado de ganar partidos por juego, sino por planteamientos (y excelentes jugadores). Cuando uno se enfrenta al Madrid tiende a temer y creérselo si llega el caso conforme avanza el partido si antes, casi siempre, no se ha llevado el partido donde quería o ha marcado dos goles en dos jugadas que parecían nada.

2.- El Sevilla tuvo un papel testimonial, de típico equipo asustadizo, con escasa confianza en sí mismo (consecuencia de sus dos meses y medio de competición), durante los primeros treinta minutos. Hasta el 1-1, mucho más fruto de voluntad que de juego. Y de Casilla, correcto en la segunda parte, pero altamente inseguro en los balones aéreos. Sobrevolaban los inevitables recuerdos con una sola letra de diferencia.

3.- Hasta el empate, el dominio del Madrid fue solvente. No brilló, pero generó posesiones ágiles  y aproximadamente largas con Bale como dinamizador, Modric como costurero e Isco como principal diferencia técnica en el uno contra uno. El Sevilla lo permitía cediendo metros cuando el Madrid iba de lado a lado. El balón no corría tanto en realidad, pero el doble pivote de Emery, de movimientos pesados y largos, y el escaso rendimiento que la zaga está ofreciendo durante la temporada, invitaba a pensar dos cosas: 1) El entrenador pretendía que su equipo fuese sólido y arañara al Madrid por bandas; 2) No encajar y que pasara el tiempo se convertía en prioridad para ganar confianza y generar la comunión equipo-afición, tan a menudo diferencial en el Pizjuán, parecía un buen plan.

4.- En realidad, se vieron tres partidos en 90 minutos: el primero hasta 1-1, donde el Madrid dominó; el segundo, desde el 1-1 hasta el final de la primera parte, y el tercero, la segunda parte, donde el equipo de Benítez parecía sin confianza, con extraordinarias carencias en transición defensiva y el estatismo suficiente para no generar más que a individualidades en fase ofensiva. Sería tramposo decir que el Madrid no pudo ganar, pero es a todas luces equivocado asegurar que lo mereció porque pudo marcar en alguna ocasión antes del 2-1 sevillista.

5.- Los giros de guión durante el partido responden en mayoría a cambios mentales o actitudinales fruto de una jugada o una situación casi aislada. Cuando el Madrid deja de proyectar a Danilo y Nacho (y el cambio de James por Isco) responde posiblemente a lo que el Sevilla intenta y finalmente consigue: percutir sus espaldas con Vitolo y un excelso Konoplyanka pegados a sus respectivas líneas de cal, buscar unos contra uno o superioridades por las bondades defensivas de Bale, Isco o Cristiano. Salió, Casilla se vistió de dudas y el Madrid tembló. Nervión apretó. Benítez lo vio y el 0-1 dio posibilidad de acularse al Madrid. De nuevo un equipo viéndose afectado negativamente por un resultado positivo, un cuento difícil de explicar pero real.

6.- Esta situación explica posiblemente el cambio que impide al Madrid una versión ganadora, mucho más ajustada a lo que pedía el partido: James por Casemiro. Fue Isco y poco cambió. Cierto dinamismo interior contra muchas piernas sevillistas. Sin laterales y Cristiano anclado en la posición de nueve (aunque de inicio intentó ser extremo), el Sevilla tuvo fácil provocar el embudo. De repente, el cuadrado Andreolli-Rami & Krychowiak-N’Zonzi pareció un muro inabarcable. Solo Bale a partir de conducciones inquietaba a un buen Sergio Rico. En realidad, la fase ofensiva del Madrid volvió a responder a dos nombres: Bale + Isco/James. Kroos anda perdido en su nueva posición por el rendimiento de Casemiro, y Cristiano, quieto, es peor jugador. De momento, las aportaciones del alemán y el portugués son las consecuencias del dibujo de Benítez. No parece un cuestión estrictamente individual, sino colectiva. Del equipo (no) potenciando a sus jugadores.

7.- A base de transiciones a partir del Konoplyanka contra Danilo (bastante perdido desde su lesión) y la fluidez que da Banega, el Sevilla creció hasta que se hizo con dominio y balón. El tiempo que va del 2-1 al 3-1, el ucraniano se hace con el partido. Parece que solo hace jugadas, pero hace tantas que cambia definitivamente el encuentro. Pausa, vértigo, regate, un pase interior, un centro… La amenaza es permanente y el cambio de Llorente, mérito de Emery, ganador. Olió la sangre que estaban provocando los centros laterales y sacó a su mejor cabeceador, pese al notable partido de Immobile, otro justo beneficiado del partido.

y 8.- Y después solo llegó la vulgar insistencia del maquillaje, la voluntad de romper a golpes lo que empezó a parecer un diamante. Atacar por atacar, por justificar la presencia, porque el 3-2 restase minutos de tertulia con la palabra crisis rodeada de neones en rojo. El Madrid contra la defensa del Sevilla en bloque bajo (y el miedo a las transiciones, que con 3-1 aún persistía) y el Pizjuán celebrando cada despeje fácil como si fuesen tres puntos. El estadio volvió a jugar su partido: estimular a su equipo y minar la moral del rival, que es más o menos el resumen del Sevilla-Real Madrid o cómo un equipo herido castiga la precaución de un equipo inseguro. A veces, ya lo dijo Lillo, lo arriesgado es no arriesgar.

– Sevilla-Real Madrid (Liga BBVA, 11ª jornada). 8-noviembre-2015. Ramón Sánchez Pizjuán. 3-2 (Sergio Ramos, Immobile, Banega, Llorente, James)

* Fran Alameda es periodista.




Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h