Perarnau Magazine

"Donde está la fuerza también está, en ocasiones, la debilidad". David Llada


Santoral / Historias

César Cueto: el poeta de la zurda

por el 12 enero, 2014 • 14:28

Es uno de los mayores talentos que ha dado el fútbol peruano a lo largo de su historia y contemporáneo de jugadores como Héctor Chumpitaz, Teófilo Cubillas, Juan Carlos Oblitas o Hugo Sotil. Dejó huella allí por donde pasó, destacando sobre todo en dos clubes: el Alianza Lima de sus amores y el Atlético Nacional colombiano. Nacido el 16 de junio de 1952 en Lima (Perú), fue un centrocampista ofensivo de enorme calidad. Hábil, fino y elegante, tenía una gran capacidad para organizar el fútbol de su equipo gracias a sus pases milimétricos y su visión de juego.

262195_406476386091784_159332867_n

Comenzó su carrera en las categorías inferiores de Alianza Lima y debutó en el primer equipo con 16 años en un encuentro ante Deportivo Municipal. Sus primeros años en el cuadro capitalino los pasó alternando la titularidad con el banquillo debido a la gran competitividad existente. Por ello llegó a un acuerdo con el club para marcharse a José Gálvez FBC en 1972, en un curso en el que se estrenaban en la máxima categoría. Allí explotó en un fabuloso centrocampista con olfato de gol y ayudó a su equipo a liderar la Zona Regional del Campeonato Peruano y acceder a la liguilla final. En ella finalizaron en cuarto lugar, pero sin posibilidades de luchar por un trofeo que se llevó Sporting Cristal. En la temporada siguiente los resultados no fueron los esperados y se consumó el descenso después de ocupar la penúltima posición en la tabla a un punto de la salvación. Decidió entonces firmar un año con Deportivo Municipal, donde su actuación fue muy irregular debido a los problemas económicos que tenía La Academia. Regresó a Alianza Lima en 1975, un año que Cueto siempre recordará por la brillantez de juego que desplegó. El conjunto blanquiazul fue el dominador de la competición tanto en la liga regular como en la liguilla final y obtuvo el título de campeón nacional. Dirigidos por Marcos Calderón, el once base ese año fue el siguiente: Gonzales Ganoza, Moisés Palacios, Salvador Salguero, Javier Castillo, Julio Ramirez, Jaime Duarte, José Velasquez, César Cueto, Carlos Gómez Laynez, Juan Rivero y Juan José Avalos. Iniciaron la temporada 1976 ilusionados con su participación en la Copa Libertadores y el objetivo de revalidar el título liguero. Finalmente la actuación no fue la esperada y en la competición continental, pese a liderar el Grupo 4 con conjuntos colombianos y peruanos, cayeron en las semifinales ante Cruzeiro y LDU de Quito. Mientras, en la liga se dejaron ir cuando vieron que no alcanzarían el título y acabaron en quinto lugar.

Entre 1977 y 1978, Alianza formó uno de los planteles más importantes de su historia, lo que le llevó al bicampeonato. En el primer curso superó a Colegio Nacional Iquitos por un punto en el Grupo A y en la liguilla se impuso en una dura pugna a Sporting Cristal. Aquella temporada también es recordada por el apabullante triunfo por 6-1 ante Universitario de Deportes en el superclásico del fútbol peruano. En la campaña venidera también se logró el triunfo de manera muy ajustada: empataron a puntos con Coronel Bolognesi en el Grupo Sur y en el Torneo Descentralizado aventajaron en un solo punto a su eterno rival, Universitario. La escuadra estaba repleta de grandes jugadores como Sotil, Cubillas, Velasquez, Duarte o Rojas. Al terminar la temporada hubo un proceso de renovación en el equipo y Cueto abandonó la institución. Se marchó a tierras colombianas, donde fichó por Atlético Nacional, club en el que sentó cátedra y cuya hinchada le sigue adorando en la actualidad. En sus dos primeras campañas, el conjunto de Medellín no consiguió el campeonato, pero a título individual Cueto fue elegido en 1980 jugador peruano más destacado.

En 1981, de la mano del técnico argentino Osvaldo Zubeldía, se conquistó el cuadrangular final por delante de Deportes Tolima y se levantó el trofeo. Cueto fue la figura, con 17 goles, y estuvo muy bien secundado por Hernán Darío Herrera, Lorenzo Carrabs, Guillermo La Rosa, Pedro Sarmiento o Héctor Dragonetti. Además. El poeta de la zurda, se llevó el galardón de mejor jugador de la liga colombiana que ya había recibido el año anterior. Disputó su última campaña con el cuadro verdolaga en 1983 y el curso siguiente se marchó a América de Cali. Solo jugó un año, por una lesión que le apartó durante varios meses, pero pudo ampliar su palmarés con otro campeonato liguero en 1985, conseguido solo por medio punto de ventaja respecto a Deportivo Cali. Con 34 años pasó por Deportivo Pereira en 1986 y Cúcuta Deportivo en 1987 y dio por terminado su periplo en Colombia. Volvió a su querido Alianza Lima, pero no volvió a vestir la camiseta en partido oficial. Se retiró de forma definitiva en 1991, aunque ha seguido participando en encuentros solidarios, amistosos o partidos homenaje, como por ejemplo un duelo ante el Real Madrid en 1996, donde a pesar de contar con 44 años hizo las delicias del público asistente.

Peru 1982.06.15.La Coruna,Spain.WC GR-Peru v Cameroon 0-0 No1

Selección de Perú (1982)

Con la selección peruana fue internacional en 51 ocasiones y marcó 6 goles en un periodo que va desde 1972 a 1985. Debutó el 11 de junio en un partido de la Copa Independencia ante Bolivia, a la que vencieron por 3-0. También disputó en este torneo los encuentros ante Paraguay (cayeron 1-0) y Venezuela (vencieron por la mínima), aunque no pasaron de ronda. Su mayor éxito con la blanquirroja llegó en 1975. Convocado por Marcos Calderón para la Copa América, partió como titular en la victoria en el segundo encuentro de la liguilla frente a Bolivia (3-1), donde marcó de penalti. Este fue sin embargo su único partido en el torneo, puesto que una lesión le impidió volver a gozar de minutos. Desde el banco vio cómo Perú lideraba el Grupo B y en semifinales, en un partido para la historia, vencía por 1-3 a Brasil en Belo Horizonte. En la gran final hubo de disputarse tres encuentros tras la victoria colombiana en casa por 1-0 y la peruana por 2-0 en el Estadio Nacional de Lima. El duelo de desempate celebrado en Caracas cayó para el lado bicolor con un solitario tanto de Sotil. En 1978, Cueto asistió a su primer mundial, el de Argentina. El combinado nacional iba esperanzado con hacer un gran papel debido al gran plantel que tenía en aquel momento. Encuadrados en el Grupo 4 con Países Bajos, Escocia e Irán, lideraron la clasificación después de vencer a escoceses por 3-1 (con un tanto de Cueto) e iraníes por 4-1 y empatar a cero con los neerlandeses. En la segunda fase les tocó como rivales Argentina, Brasil y Polonia, donde acabaron en último lugar sin ningún punto. Muy dura fue la derrota ante Argentina por 6-0 que dio el pase a la albiceleste a la final y que siempre ha estado rodeada de polémica por el presunto amaño.

Al año siguiente, José Chiarella contó con él para la Copa América, en la que solo disputó los partidos de semifinales ante Chile, donde La Roja les venció por un global de 1-2. En 1981 fue parte importante en la clasificación para el Mundial de España, cuando lograron el billete dejando en el camino a Uruguay y Colombia. El equipo peruano contaba con jugadores de mucho nivel y algunos pronósticos les auguraban un gran torneo y la posibilidad de llegar muy lejos. A Cueto le acompañaban Oblitas, Cubillas, Uribe, Velasquez, Duarte o Rubén Díaz, pero el fracaso fue estrepitoso. Se enfrentaron en el Grupo 1 a Polonia, Italia y Camerún y no consiguieron ni una sola victoria. Empataron a cero con los cameruneses, a uno con la Azzurra y sucumbieron frente a los polacos por un sonrojante 5-1. Sus últimas actuaciones con la selección tuvieron lugar en las eliminatorias mundialistas de 1986. Realizó dos inmensos encuentros ante la Argentina de Maradona, a la que doblegaron por 1-0 en casa y con la que empataron a dos e Buenos Aires. Esto les hizo ir a la repesca frente a Chile, que les dejó sin pasaporte para el mundial tras un parcial de 5-2. El duelo de vuelta, jugado en el Nacional de Lima ante 45.000 personas, que finalizó con triunfo chileno por 0-1, fue la despedida oficial de César Cueto del combinado peruano.

Al finalizar su trayectoria futbolística inició su labor como técnico dirigiendo unos meses al primer equipo de Alianza de Lima en 1992 y con posterioridad a varios conjuntos de la cantera de la entidad íntima.

* Alberto Cosín.




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h