Perarnau Magazine

"Donde está la fuerza también está, en ocasiones, la debilidad". David Llada


Firmas / Ignacio Benedetti

Correspondencia de un náufrago: Memento Mori

por el 23 septiembre, 2014 • 16:04

– Somos humanos y consumimos muchas horas de nuestra vida olvidando nuestra condición, esa que define justamente nuestro paso por este mundo. Somos humanos y somos vencibles. Nos pueden las emociones y también las necesidades, esos diminutos demonios que aparecen en forma de hambre, dinero o curiosidad, por ejemplo. Allí está Frankie Lampard, hoy más humano que nunca, sin la capa de súper héroe, porque cumplió con su trabajo, lo que significó quitarle dos puntos a su adorado Chelsea que conduce su (¿ex?) amigo José. Somos humanos, mi querido lector, y no podemos olvidarlo, como tampoco estamos en capacidad de dejar de lado las fantasías y los sueños que nos motivan y nos ayudan a levantarnos cada día, pero que a veces son construidos sin tener en cuenta esta pequeña e insignificante condición. No sabremos nunca si ya, como anunció José, el amor terminó o solo se trata del turbulento inicio de una breve separación. Lo que sí parece ser, entre tantas incógnitas, es que en esto del fútbol hay mucho de la conciencia histérica que mencionaba Mijaíl Jodorkovski y muy poco de aquel esclavo romano que sugería a su victorioso general recordar que era humano. Somos humanos, como Manuel Pellegrini, y en nuestro camino encontraremos a nuestro Mourinho particular que nos saca de nuestras casillas para mostrar nuestro costado menos racional o, como dirían algunos, más humano.

– En esas anda Luis Enrique Martínez, casi de maestro y casi de víctima, pero más que nada, de guía espiritual. El entrenador del F. C. Barcelona interpreta dos papeles en una misma película. Por un lado, el del general romano que comienza a comandar triunfos de su tropa y que es arropado por los elogios de una plebe necesitada de alguna emoción que la distraiga de tanto rollo judicial. Y por otro se convierte en su propio cable a tierra. ¿Que la gente recuerda al Pep Team? Pues los elogios debilitan. Tan sencillo como eso, y a la misma vez tan difícil. Menuda tarea la suya: buscar el éxito y llamar a la calma. Un aguafiestas, ni más ni menos. Pero él, que fue cocinero antes que fraile, sabe muy bien que somos humanos y nos importa tan poco el pasado que ante el primer susto somos capaces de condenar lo que hace unos días nos parecía maravilloso. Mejor seguir el consejo de Carlos Alberto García Moreno, un argentino mejor conocido como Charly, que dice creer “en la virgen María y en María Magdalena, y en el Espíritu Santo, que es como un humito no más”. Eso, somos humanos.

– Existir hace que nos preocupe nuestro legado. El ego es tan nuestro como el habla. Vivimos soñando con la inmortalidad, quizá porque al desconocer que hay algo más allá de nuestra existencia queremos dejar un legado que nos permita vencer al olvido que llega con el paso del tiempo. Ser es ser percibido, dijo en alguna ocasión George Berkeley, y allí puede que esté una de las claves de nuestra realidad: nos preocupa cómo nos ve el mundo exterior. Hoy Diego Simeone, otro que ya se ha recorrido varios pueblos, escucha los murmullos y sabe que por ahí vienen los jinetes vestidos de negro que anuncian el Apocalipsis. Puede que se pregunte si no es demasiado pronto, pero él, que también fue monaguillo, sabe que somos humanos y que nada aprendimos del episodio de la Torre de Babel. John Malkovich decía este fin de semana en el Festival de Cine de San Sebastián que aprendió a no perder el tiempo leyendo nada que se publique sobre él. Menuda lección, que el Cholo seguramente pondrá en práctica aunque quizá haya llegado a ella a través de Marcelo Bielsa, que en alguna ocasión declaró ser muy susceptible a las críticas al mismo tiempo que contrario a los elogios. Equilibrio y locura a la marsellesa. En fin, que somos humanos, ganamos y nos creemos Dios, sin reparar en el compañero de viaje que exclama “¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre y no un dios“. Lo dicho, Memento Mori.

* Ignacio Benedetti.



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h