Perarnau Magazine

"La clave del éxito no es jugar como un gran equipo, sino jugar como si el equipo fuera una familia". Stephen Curry


Firmas / Ignacio Benedetti

Correspondencia de un náufrago: piernas, humo y acción

por el 7 marzo, 2016 • 16:34

 

Zinedine Zidane acusa el golpe. Ante la turbulencia, saca a relucir el manual de excusas que mucho se vende en la salida de cada estación del metro y hace buenas las palabras de Dante Panzeri sobre la posibilidad real de transmitir y enseñar lo que no se puede contagiar:

“Por autodeterminación, muchos dan diplomas a muchos. Sobre todo desde que el fútbol se convirtió en fuente de trabajo de muchas más personas que no juegan que de aquellos que lo juegan rentadamente. Nadie que dé diplomas podría probar que sabe todo lo que puede imprevistamente producir un jugador de fútbol. Eso no lo sabe ni el jugador al que, mucho más que pensar, ‘le salen’ esos imprevistos”.

El maravilloso futbolista francés, hoy devenido en bombero blanco, cuenta con el apoyo de potentes altavoces entrenados para vender hielo en el polo norte. Con su auspicio, Zizou protagoniza una horrorosa campaña mediática, destinada a delatar a las piernas de sus jugadores: se juega mal porque estas fallan para correr y fallan para pelear. En fin, que no es el mal juego, sino la preparación física o los huevos los que salvarán o condenarán al equipo blanco.

Eso sí, que nadie hable del cerebro ni de sinergias, por favor, que ya eso nubla el panorama y equivale a mandarse uno mismo al carajo viejo.

Fíjese usted, mi estimado compañero de naufragio, que no se cuestiona, por ejemplo, cómo corrió Lucas Vázquez, ni mucho menos el carácter de sus decisiones. Lo que vende es hablar de cuántos kilómetros recorrió cada futbolista y, de pie todos, de ¡calambres! Que alguien me perdone, pero ni Jack ni Daniels son tan potentes para aguantar semejante barbaridad.

Avisados, estos marineros de agua dulce mezclan datos científicos con dolencias musculares, y así quieren hacer creer que miden el esfuerzo y la entrega –otra vez, los huevos–, que no la capacidad para entender el juego, esa que Jordi Juste alguna vez definió como la constante búsqueda de espacios. Espacios, no kilómetros ni contracturas ni litros de sudor.

¡Madre mía! Menos mal que aún está vigente el bueno de Friedrich Nietzsche para recordarnos que “la mentira está permitida en los casos en que es imposible conocer la verdad”.

Paco Seirul·lo afirmaba, al referirse a la preparación futbolística pensando en el futbolista como un todo indivisible, que “todo lo que se haga en una cancha, entendido como preparación física, tiene que ir ligado con el fútbol y con los intereses tácticos, cognitivos… La condición física tiene que estar integrada en el entrenamiento total del fútbol”. No hace referencia a eso que el bombero marsellés dice que escasea en sus jugadores.

Por su parte, Rafel Pol, preparador físico del FC Barcelona,y alumno del viejo maestro, es contundente: “Debemos entender pues la acción como algo más que una simple organización de estructuras anatómicas; más bien como una interacción funcional entre el deportista y su entorno, con un determinado propósito, que no puede ser independiente del deportista que la manifiesta, pues sistema cognitivo y sistema motor están firmemente ligados”.

El mallorquín, autor del libro La preparación ¿física? en el fútbol, sintoniza con Panzeri cuando cuestiona a quienes piensan en un jugador-máquina, casi autómata: “Es curioso observar cómo la mayoría de la gente piensa que los jugadores son perfectamente conscientes de lo que hacen y eligen entre las diversas opciones de forma razonada”.

El fútbol, actividad compleja como ninguna, pone a cada uno en su sitio. Está en cada uno de nosotros reconocernos ignorantes o asumirnos conocedores y expertos de verdades que no existen. Esa es la encrucijada que el camino le muestra al bueno de Zizou y que el francés debe resolver pronto: triunfar siendo leal al juego o entregarse a la banalidad.

Pensar. Definitivamente no hay nada más peligroso.

* Ignacio Benedetti.



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h