Perarnau Magazine

"¿Cómo se analiza lo que no se conoce?". Ignacio Benedetti


Firmas / Ignacio Benedetti

Correspondencia de un náufrago: ¡que jueguen los humanos!

por el 9 febrero, 2016 • 18:47

 

Ante la ausencia de verdades absolutas, el ser humano ha creado herramientas que simulan la fuerza de aquellas para apoyarse y seguir caminando, o mintiendo, como usted prefiera. El fútbol, actividad que como ninguna –quizá la guerra la iguale– nos presenta tal cual somos, no escapa a esta realidad.

Como la incertidumbre nos asusta y nos paraliza, la gran mayoría ha preferido sostenerse y justificarse en datos que nada explican este juego, pero que, gracias a nuestros miedos, han encontrado potentes altavoces, y ya usted sabe, no hay nada como pertenecer a la manada, no sea cosa de quedar señalados como rebeldes y vivir en la soledad del rechazo.

Lorenzo Buenaventura, preparador físico del Bayern Múnich, explicaba hace unos meses, en una magnífica conferencia ante sus pares, el valor de lo cualitativo por encima de lo cuantitativo. Su exposición tenía como conejillo de indias a Lionel Messi, nada más y nada menos. Mejor dicho, al rendimiento del argentino en contraposición a los kilómetros recorridos por el 10 blaugrana.

El preparador explicaba: “Había una cosa que me envenenó. Al mejor jugador de la historia hubo cinco o seis periodistas que lo masacraron porque hubo un día que Leo Messi corrió ocho kilómetros y algo, y dijeron: ‘Ha corrido un poco más que Pinto”. Entonces yo empecé a mirar todo lo que corría Messi en todos los partidos. A nosotros (Bayern Múnich) nos fusiló Messi, como al otro 95 % de los equipos, porque es el mejor de la historia, y hace cosas que los demás humanos… Está en otra dimensión, y créanme que yo lo conozco bien. En el partido que nos fusiló a nosotros corrió ¡ocho kilómetros! Sí, en el que nos fusiló 3-0 en quince minutos, ¿eh? ¿Saben por qué Messi puede jugar 55-60 partidos? Precisamente porque juega como su cuerpo le indica jugar”.

Coincidiendo con Buenaventura, es necesario afirmar que ¡estamos locos! ¿Quién establece los parámetros cuantitativos en el fútbol? O mejor aún, ¿de dónde han salido estas certezas que determinan el valor de tal o cual jugador? Permítame darle una pista: todo esto nace y se fundamenta en el temor de quienes necesitan hacerse notar para que no se descubra su incomprensión por el juego que dicen dominar.

Claro que importa correr, porque se juega corriendo, pero como la individualidad, el ser es incomparable y mucho menos adaptable a parámetros externos, todo esto que se han inventado en forma de estadísticas y pautas no hace más que inflar el ego de los comerciantes de toda la vida.

No me crea, nada de lo que aquí expongo es original. El mismo Buenaventura no hace más que reafirmar viejas protestas, algunas de ellas tan viejas como el viento.

Revisemos lo que Dante Panzeri denunciaba en su maravilloso libro Fútbol: dinámica de lo impensado, allá por 1967:

“Con todo respeto por la prioridad de las letras y las artes respecto de los deportes en el ejercicio de las ciencias del intelecto humano, me atrevo, sí, a señalar un total paralelismo de vínculos entre el proceso decadente de las letras y las artes, y el fútbol; coincidente con el progreso de la llamada ‘Revolución Industrial’ que estimula la producción por encima de la espontaneidad y, con el argumento de que toda obra del hombre es humanidad, ha consumado en el individuo llamado ‘actual’ una ‘productiva’ deshumanización de la que hasta ahora solamente se salva el hombre en edad de niño”.

¿Miente Panzeri? Creo que más bien es generoso, porque a esos niños también se les educa y domestica bajo parámetros que buscan igualarlos en vez de respetar su individualidad. Pero el argentino hace un gran esfuerzo por guiarnos en el mismo territorio que recorre Buenaventura: una reflexión necesaria acerca de cómo observamos el fútbol y cómo nos posicionamos dentro de él.

Unas líneas más adelante, el Dante señalaba como uno de los efectos de la Revolución Industrial la “sustitución de lo improvisado, que suele ser confundido como genialidad, por la obediencia sistematizada y tediosa de lo previsto con sentido de ‘productividad’ que no arroja una mejor producción de espectáculo, ni efectividad futbolística”.

El conocimiento no pierde vigencia, mucho menos la rebeldía. La industrialización que señala Panzeri y el desprecio por la singularidad del individuo que alerta Buenaventura coinciden, a pesar de los más de 50 años que separan ambas reflexiones. Sus llamados de atención deberían llevarnos a internalizarnos en la importancia de la individualidad pero al mismo tiempo en lo que las relaciones humanas producen. Al fin y al cabo, el fútbol es un deporte complejo, y si nos detenemos rápidamente en lo que esa afirmación sugiere, concluiremos que el futbolista integra un colectivo en el que el todo es más que la simple suma de sus partes, sin que esto suponga que al ser, al sujeto como tal, no le demos el valor que realmente posee.

Ese individuo llega con unas cualidades y unas características, modificadoras del todo, y modificadas por ese todo. Siempre será individuo y por ello, como nos sugieren Panzeri y Buenaventura, dueño de particularidades que no deben ser modificadas ni forzadas por los caprichos de números fríos ajenos al humanismo del juego.

Carlota Torrents daba en la tecla: “No hay que buscar el movimiento ideal siguiendo modelos externos de otros individuos, como se suele hacer en el aprendizaje tradicional de cualquier técnica deportiva”.

El fútbol no engaña. Que Messi sea Messi, y que los traficantes hagan lo suyo. Nada más simple que eso.

* Ignacio Benedetti.



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h