Perarnau Magazine

"Entonces marcábamos goles, pero no nos daban trofeos por hacerlo". Telmo Zarra


Deportes / Atletismo / Maratón

Dennis Kimetto rompe otra barrera en la maratón de Berlín

por el 28 septiembre, 2014 • 19:11

kimetto_dennisfv1-berlin14

Resultados

Dennis Kimetto se ha convertido en el primer hombre en bajar de las 2:03 horas en la maratón. El atleta keniano, de 30 años, logró cruzar la línea de meta en Berlín con un tiempo de 2:02:57, superando por 26 segundos el anterior récord del mundo, que estaba en posesión de Wilson Kipsang (2:03:23). Kimetto también supera la mejor marca del mundo en una maratón hecha por Geoffrey Mutai (2:03:02), pero que no era récord del mundo ya que se consiguió en Boston (circuito en descenso y en línea)

Segundo entró Emmanuel Mutai, que se coloca segundo de todos los tiempos con 2:03:13. Mutai se lleva el premio de consolación de batir el récord del mundo de los 30 km al pasar por 1:27:37. Los parciales de la prueba cada 10 kilómetros demuestran el ritmo progresivo de Kimetto: 29:24-29:11-29:02-28:52.

El récord era predecible, ya que el tiempo de Kipsang del año pasado se hizo con mucho viento y Kimetto había corrido en 2:03:45 en Chicago con una liebre que no era de las mejores y que hizo que tuviera que cabalgar en solitario durante 18 kilómetros. La duda podía estar en su estado de forma, ya que su test previo en Olomuc (Rapública Checa) no había sido del todo satisfactorio. Kamworor volvió a repetir una escena ya vista: aguantó bien hasta el kilómetro 30, pero a partir de ahí bajó muchos enteros. En estos momentos es el mejor atleta del mundo en la media maratón, pero en la maratón no tiene el mismo rendimiento.

El gran derrotado fue Kebede, líder hasta hoy de la general de la World Marathon Majors. El gran aleta etíope entraba noveno, la peor clasificación de su carrera deportiva en una maratón.

El papel de las liebres fue extraordinario. Kirwa y Ronoh tienen parte de culpa del logro conseguido por Kimetto. Ellos dos tiraron cumpliendo los ritmos pedidos hasta el kilómetro 30. Ellos marcaron la diferencia con respecto al récord de Kipsang. Pasaron por el kilómetro 30 con 24 segundos de ventaja y Kimetto casi repitió el mismo parcial que Kipsang del 30 a meta. Corrió solo dos segundos más rápido en ese parcial.

En la prueba femenina venció Tsegaye con 2:20:18, 9 segundos menos que su compatriota Tadese. Pero la gran protagonista volvió a ser Flanagan, que comandó la carrera más de 30 km y finalmente se vio superada por las dos atletas etíopes. Logró un tiempo final de 2:21:14.

Las condiciones fueron inmejorables: buen clima y sin viento, lo que ayudó mucho a la consecución de buenas marcas por todos los corredores. Desde el keniano Paul Tanui en Berlín 2003 (2:04.55), primero en bajar de 2:05, todos los récords del mundo masculinos se han batido en Berlín: los últimos seis récords del mundo de maratón masculinos han sido batidos en la capital alemana.

Para la consecución de un récord del mundo hacen falta varias premisas, pero sobre todo buen circuito y buenos atletas (participantes y liebres). Hay circuitos llanos como Ámsterdam, Róterdam, Fráncfort, Dubái o Eindhoven que permiten un buen registro, pero la capacidad de contratación de los mejores solo está en mano de las World Marathon Majors, y de ese selecto grupo solo Berlín y Chicago tienen un perfil perfecto. El de Londres es bastante bueno, pero no está a la altura de estos dos circuitos. La diferencia, entre ambas, ha estado en que Berlín siempre cuenta con unas buenas liebres (Peter Kirui, G. Kamworor) y Chicago falló en los últimos años.

HOMBRES

A las liebres se le había pedido un ritmo inicial de 61:40/61:45 al paso de la media maratón y lo clavaron. Los primeros 5 kilómetros se pasaron en 14:42 y los 10, en 29:24. En ese momento había un pequeño retraso de 8 segundos con respecto al récord del mundo de Wilson Kipsang. Ese retraso llegó a 24 segundos al paso por los 15 kilómetros, pero las liebres siguieron con su plan establecido de ir tirando de manera constante. La mitad de la prueba se pasó en 61:45. En ese momento estaban tres liebres y el grupo lo componían todos los favoritos excepto Kebede, que ya demostraba síntomas de flaqueza. En el kilómetro 25 solo quedaban las liebres y cinco atletas más: los tres favoritos, además de Kuma (quinto en el Campeonato del Mundo de 2011 en 5000 /10000) y Chepkwony, que venía de ser una de las sorpresas de Boston al quedar tercero. El parcial del 20 al 25 se cubrió en 14:33 y por primera vez el ritmo de carrera superó la marca que realizó Kipsang el año pasado. Cinco eran los segundos de ventaja en ese momento, pero se fueron incrementando paulatinamente.

En el kilómetro 29, Mutai se puso en cabeza y llegó a superar a las liebres, que pronto recuperaron el primer puesto. Al paso por los 30 km la ventaja con respecto al récord de Kipsang aumentó a 24 segundos. De ahí a meta casi calcaron los parciales, ya que al final la diferencia entre ambos fue de dos segundos más. En el kilómetro 35 ya no había dudas de que el récord caería. En cabeza estaban Kimetto y Mutai, todos los demás habían ido cayendo del grupo. Se repitió la misma escena que vivimos en la maratón de Chicago, pero en Berlín había la certeza de que el vencedor del duelo se llevaría el récord del mundo, ya que en ese momento la ventaja con respecto a lo que hizo Kipsang el año pasado era de 48 segundos, la máxima en toda la carrera. Del 30 al 35 se había volado con un parcial de 14:11. Kimetto se marchó cuando faltaban cinco kilómetros; hasta ese momento ambos habían colaborado. Por los 40 kilómetros pasó en 1:56:29, 43 segundos menos que el tiempo de de Kipsang en 2013. El récord ya estaba conseguido y solo faltaba saber si lograría bajar de las 2:03. Finalmente lo consiguió por 3 segundos. Mutai logró otro extraordinario tiempo (2:03:13) que también habría sido récord del mundo.

  • Evolución del rércord del mundo por décadas:

1947 (Boston): 2:25.39 – Suh Yun-bok (Corea)

1958 (Estocolmo): 2:15.17 – Sergei Popov (URSS)

1969 (Antwerp): 2:08.33 – Derek Clayton (Australia)

1988 (Róterdam): 2:06.50 – Belayneh Dinsamo (Etiopía)

1999 (Chicago): 2:05.42 – Khalid Khannouchi (Marruecos)

2008 (Berlín): 2:03.59 – Haile Gebrselassie (Etiopía)

2014 (Berlín): 2:02.57 – Dennis Kimetto (Kenia)*

* 5 km 14:42; 10 km 29:24 (14:42 ); 15 km 44:09 (14:45); 20 km 58:35 (14:26); Media maratón 61:45 25 km 1:13:08 (14:33) 30 km 1:27:37 WR – (14:29); 35 km 1:41:48 (14:11); 40 km 1:56:29 (14:41); meta 2:02:57 WR (6.28)
Récord de Wilson Kipsang (Berlín 2013): 5 km – 14:34; 10 km – 29:16; 15 km – 43:45; 20 km – 58:19;  Media maratón – 61:32; 25 km – 1:13:13; 30 km – 1:28:01; 35 km – 1:42:36; 40 km – 1:57:12; Meta – 2:03:23.

Kimetto empezó a correr tarde, pero se hizo pasar por júnior. En 2011 realizó 61:30 en una media maratón en Nairobi (en altitud). Al año siguiente hizo su estreno internacional, pero por aquel entonces se hacía llamar Dennis Koech y en teoría era júnior. En 2012 venció en la media maratón de RAK (60:40) y en Berlín (59:14). En mayo de ese año fue a correr los 25 km de Berlín y al pedir el pasaporte los organizadores de la prueba se percataron de que había engañado a todo el mundo sobre su edad. Descubierto el engaño se pudo comprobar que su verdadera edad, en el 2012, era de 28 años, diez más de los que decía tener. En todo caso venció en esa prueba con 1:11:18, lo que supuso un nuevo récord mundial en la distancia. En septiembre de ese mismo año compitió en la maratón de Berlín, su estreno en la distancia. Cuando afrontaba los últimos kilómetros con Mutai, en tiempo de récord del mundo, se dejó ganar en los metros finales para que su compañero pudiera hacerse con el premio de las World Marathon Majors (500.000 dólares). En 2013 continuó su racha victoriosa con dos triunfos importantes: Tokio (2:06:40) y Chicago (2:03:45). En Chicago demostró claramente que el récord del mundo podía caer en cualquier momento. Tiró casi media prueba y a pesar de ese esfuerzo consiguió bajar de 2:04. Este año, por una lesión, no pudo rendir bien en primavera y se retiró en Boston, hasta ahora su único lunar. Hoy se ha vuelto a encumbrar y además se coloca líder de la general de la World Marathon Majors. A Kipsang solo le sirve la victoria en Nueva York para poder superar a Kimetto.

Kimetto tiene el mismo mánager, Gerard van de Veen, que Geoffrey Mutai y Wilson Kipsang, por lo que es habitual que hagan entrenamientos juntos. Emmanuel Mutai preparó esta maratón con E. Kipchoge y G. Kamworor.

jro_9857

MUJERES

Si la carrera masculina fue un déjà vu de lo acontecido en Chicago, la femenina se pareció a lo que sucedió en Boston. Allí tiró Flanagan y en los kilómetros finales la superaban varias rivales. Y algo parecido ha acontecido en Berlín. La diferencia es que en Boston la superaban las atletas kenianas y en esta ocasión fueron las etíopes. A Flanagan no se le puede negar que ponga empeño y esfuerzo en las competiciones. La atleta entrenada por Jerry Schumacher tuvo liebres masculinas, algo que no sucedió en Boston, donde tiró ella sola. Vail y Watson hicieron un buen papel y colocaron a la norteamericana en ritmos de su récord nacional. Por los 10 kilómetros pasó en 33.02, con un ritmo de 2:19. En ese momento solo estaban en cabeza Flanagan y Fukushi. La media maratón ya la pasó Flanagan en solitario (69:38), casi el mismo tiempo que en Boston. El grupo perseguidor, donde estaban Tsegaye y Tadese, pasó 18 segundos detrás. En los 30 kilómetros la diferencia se redujo a dos segundos y fue inmediatamente superada. Tsegaye tomó el mando y ya no lo abandonó hasta la meta. Su ritmo seguía siendo de 2:19, pero en los kilómetros finales bajó un poco. Su cronómetro en meta fue de 2:20:18, 9 segundos menos que su compatriota Tadese, que este año ya fue cuarta en Londres (2:21:42), clasificación muy destacada porque ha sido la mejor maratón femenina del año por el plantel de participantes.

Flanagan entró tercera con una gran marca personal (2:21.14), pero lejos del récord nacional de Kastor. Tadelech Bekele firmó un excelente cuarto puesto en su debut en la distancia. La atleta etíope realizó 2:23:02. La peruana Inés Melchor logró el récord nacional con 2:26:48 (mejora de 2.16).

* Óscar Fernández Villar.


– Fotos: SCC EVENTS/PHOTORUN – SCC EVENTS/Jiro Mochizuki




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h