Perarnau Magazine

"¿Cómo se analiza lo que no se conoce?". Ignacio Benedetti


Baloncesto / NBA

El camino hacia el banquillo de la NBA: ‘Atlantic Division’

por el 14 octubre, 2013 • 21:37

Retomamos nuestro homenaje a los entrenadores de la NBA iniciando nuestro recorrido por la Conferencia Este, con la Atlantic Division como primera parada. Aquí encontramos tres hombres de estreno en los banquillos de la considerada mejor liga de baloncesto del mundo.

BOSTON CELTICS – BRAD STEVENS (1ª TEMPORADA EN EL CARGO)

Brad Stevens

Se prevé una temporada amarga para los Orgullosos Verdes, tras el esplendor que habían vivido en el TD Garden a raíz de las llegadas de Kevin Garnett y Ray Allen en 2007. La salida del primero, junto a Paul Pierce rumbo a Brooklyn; y del segundo a Miami hace un año, meten a la franquicia más exitosa de la historia en un periodo de reconstrucción. Época de cambios propicia para arriesgar también en el banquillo con Brad Stevens, inédito en una cancha de la NBA hasta que la pretemporada inició hace unos días. Tanto así que, tras su primer partido de preparación, reconoció que le falta adaptarse a que los partidos duren 48 minutos, ya que los universitarios duran ocho menos.

Es el head coach más joven de la liga al cumplir 37 años el próximo 22 de octubre. Incluso es menor que Jason Kidd, actual entrenador de los Nets tras retirarse de la competición hace cuatro meses, de quien hablaremos más adelante en este mismo artículo. Esta prematuridad se erige como uno de los factores que explican que nunca antes haya estado en un banquillo de la liga profesional, lo que no ha impedido que su corta carrera haya estado llena de éxitos hasta el momento.

Tras graduarse en Economía en su Indiana natal, Stevens vio que quería una vida unida al deporte de la canasta, pero no como jugador, sino situado en la banda. Por ello, en el año 2000, con 24 años de edad, decidió dejar su trabajo para convertirse en voluntario en Butler. Al año siguiente ya estaba como asistente fijo de Todd Lickliter, cuya marcha a Iowa en el verano de 2007 convirtió a Stevens en entrenador jefe universitario.

Seis temporadas en Butler, 215 partidos, le valieron para alcanzar las 166 victorias, cifra récord en tan corto espacio de tiempo. Guarismos suficientes, al menos bajo la opinión de Danny Ainge y compañía, para convertirle en el máximo responsable del banquillo celtic, un trabajo que supondrá para Stevens su primera salida de larga duración del estado de Indiana.

La apuesta parece clara: reconstruir desde el banquillo fichando a un trabajador incansable que siente las bases del futuro. Sus resultados a nivel universitario son más que satisfactorios, más si tenemos en cuenta que Indiana posee otras universidades más atractivas para los jugadores como Notre Dame o Indiana State; habrá que ver lo que puede hacer esta temporada con el actual roster de los Celtics. El cuerpo directivo ya ha declarado que tendrá paciencia con el rookie, al que ven como primera piedra del proyecto de futuro.

NEW YORK KNICKS – MIKE WOODSON (3ª TEMPORADA EN EL CARGO)

Mike Woodson

Residentes en la capital baloncestística por excelencia, los Knicks, eternos aspirantes, parecen haber encontrado cierta estabilidad con Carmelo Anthony en la pista y Mike Woodson en el banquillo, tras llegar mediada la campaña 2011/12 para sustituir a Mike D’Antoni. Los Knicks retomaron el espíritu competitivo de la mano de Woodson, máximo responsable de que el título de campeones de división regresase a la Gran Manzana la temporada pasada, 19 años después.

Al igual que el técnico de los Celtics, Woodson nació, creció y se desarrolló en el mundo de la canasta en Indiana. Allí triunfó en las filas de Indiana University, en los míticos Hoosiers dirigidos por Bob Knight, donde destacó como un escolta anotador y fue nombrado All-American en dos ocasiones (1979 y 1980). Una carrera exitosa que le llevó hacia la NBA tras ser elegido en la decimosegunda posición del draft de 1980, precisamente por los Knicks.

La primera toma de contacto entre Nueva York y Mike Woodson fue efímera, duró sólo una temporada. Al finalizar la misma se vio obligado a cruzar el río Hudson, tras ser traspasado a los Nets a cambio de Mike Newlin, cuya carrera profesional duró una sola temporada más. Tras siete partidos en Nueva Jersey, Woodson se vio obligado a hacer las maletas de nuevo tras ser traspasado a los Kings, entonces situados en Kansas City.

Con el número 42 a la espalda, el actual entrenador knickerbocker permaneció cinco años en los Kings, incluído el de la mudanza a Sacramento. En agosto de 1986 finaliza dicha relación y le envían, junto a Larry Drew y dos rondas de draft futuras, a Los Angeles Clippers, donde permaneció durante dos campañas, hasta que finaliza su estancia en California cuando se convierte en agente libre y firma con los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon.

En la franquicia tejana pasa sus últimas dos temporadas completas como jugador y comienza una tercera, pero es cortado por los Rockets en diciembre de 1990. Ese mismo mes firma un contrato de diez días con Cleveland Cavaliers, equipo que decide no prolongar la relación. Así, el 24 de diciembre de 1990, cuando Estados Unidos se preparaba para el día de Navidad, la carrera de Mike Woodson concluía.

Cinco años se mantuvo lejos de la NBA, hasta que en 1996 se convierte en asistente de Chris Ford. ¿Qué le impulsó a probar la vida desde la banda del pabellón? Él mismo ha hablado sobre el tema en la página web oficial de la NBA: “No sabía si realmente quería entrenar, pero entonces vi a Bill Smit –entrenador de Woodson en el instituto y actual miembro de su cuerpo técnico– y a Knight, los responsables de prepararme para estar entre los profesionales. Ellos siempre estaban preparados, para los entrenamientos y para todo aquello que ocurriese en la pista”.

Tras Milwaukee (1996/99), donde también coincidió con George Karl, Woodson llegó a Cleveland (1999/2001), Filadelfia (2001/03) y Detroit (2003/04), donde ganó el campeonato. Su gran trabajo, eminentemente en la parcela defensiva,  animó a Atlanta Hawks a apostar por él como entrenador jefe, cansados de ser un equipo perdedor. La mejoría fue clara y, con Woodson en el banco, los Hawks se convirtieron en un fijo de los playoffs desde su cuarta temporada. Sus números como entrenador en Atlanta son de récord de la franquicia; sin embargo, decidieron no renovar su contrato en mayo de 2010, argumentando que había equipo para llegar más lejos de la segunda ronda de postemporada, el muro con que habían chocado en dos años consecutivos.

A finales del verano de 2012 le llega una nueva oportunidad, en forma de asistente de D’Antoni en los Knicks. Siete meses después de su llegada, lockout de por medio, el actual entrenador de los Lakers presentó su dimisión y fue Woodson el encargado de rescatar una nave que hacía aguas. La apuesta por Anthony exigía resultados inmediatos, y los Knicks se encontraban en el octavo puesto de la Conferencia Este, igualados con Milwaukee y con un bagaje de 18 victorias en 42 partidos. Tras el cambio de entrenador, 18-6 y a playoffs como séptimos clasificados. Cambio de carácter palpable en un equipo cuya única noticia hasta el momento era la explosión de Jeremy Lin.

La temporada pasada, segunda de Woodson al frente, los Knicks dieron un paso más con el título de división. Ahora se espera que el entrenador de  55 años de edad lleve al equipo más allá, con la final de conferencia como objetivo principal.

BROOKLYN NETS – JASON KIDD (1ª TEMPORADA EN EL CARGO)

Llegó a la NBA con 21 años, tras dos cursos en la Universidad de California, y se retiró como jugador en los últimos playoffs, jugando en los New York Knicks. Un rápido salto del parqué del Madison Square Garden al banquillo del rival más odiado, el de los Nets, cuya enemistad se acrecentó aún más la pasada temporada, con el traslado desde Nueva Jersey a Brooklyn. Así se resume rápidamente el viaje realizado por Kidd el pasado verano, emulando así lo que hizo Paul Silas en 1980.

La oportunidad de dirigir los partidos desde la banda le ha llegado de parte de una franquicia idónea para él. Con ella alcanzó –y perdió– dos finales de la NBA, las de 2002 (ante Los Angeles Lakers) y 2003 (ante San Antonio Spurs).  Él era el líder del equipo y, como tal, el principal señalado por los fracasos, aunque su memoria sigue viva entre la afición, y más que estará a partir del 17 de octubre. Esa es la fecha elegida para colgar en el United Center la camiseta que lució Kidd entre 2001 y 2008, la cual lucirá junto a la de jugadores insignes como Julius Erving y Drazen Petrovic.

Jason Kidd

A pesar de que los mejores años de Kidd llegaron en Nueva Jersey, también tuvo triunfos para el recuerdo en temporadas pretéritas y posteriores. Rookie del Año en 1994–de manera conjunta con Grant Hill–, diez presencias en All-Star, cinco nominaciones al quinteto ideal de la liga y muchas más distinciones individuales que llevaron hacia su mayor éxito, el campeonato de 2011 con Dallas Mavericks, la misma franquicia que apostó por él en el draft de 1993.  

En definitiva, se trata de una oportunidad de redención, tanto para el californiano como para los Nets de Mikhail Prokhorov, el multimillonario propietario que no parará de invertir hasta llevar el anillo a Brooklyn. De momento, la llegada de hombres como Kevin Garnett, Paul Pierce y Andrei Kirilenko hace pensar en estos Nets como un equipo serio, incluso aspirante a derrocar a los Heat como dominadores del campeonato.

TORONTO RAPTORS – DWANE CASEY (3ª TEMPORADA EN EL CARGO)

El idilio de Casey con los banquillos empezó pronto, cuando contaba con sólo 22 años de edad. Corría el año 1979 y, tras graduarse en la Universidad de Kentucky, decide convertirse en entrenador asistente de su equipo de baloncesto, el mismo en que jugó durante los cuatro años de carrera y capitaneó durante el último de ellos.

Así arrancó su carrera en la banda del pabellón, la cual dio un giro en 1988. La sospecha de que estaba relacionado con los pagos a un jugador universitario le hizo renunciar a su puesto de asistente, aunque después se demostró su inocencia. Seis años después, la NBA llamaba a su puerta a través de Seattle Supersonics, en forma de oferta como asistente de George Karl.

El KeyArena, donde también fue asistente de Paul Westhpal y Nate McMillan, fue el punto de partida. Desde entonces, Casey sólo ha permanecido lejos de la NBA en 2008, año en que se dedicó a viajar por Europa tras ser despedido por Minnesota Timberwolves, la franquicia que ofreció a este técnico su primera experiencia como head coach (2005/07).

A su vuelta a Estados Unidos fue reclutado por los Mavericks como asistente de Rick Carlisle. Allí coincidió con Terry Stotts, actual entrenador jefe en Portland, y conquistó el campeonato de 2011. Una semana después del triunfo, los Raptors hacían oficial la elección de Casey para reconducir la nave canadiense.

A pesar de que, por el momento, los Raptors no han vuelto a playoffs con Casey –tampoco han vuelto a finalizar con un registro ganador desde 2007, el año en que conquistaron el título de división–, parece que el proyecto va por el buen camino, el del olvido de la época de Chris Bosh. Jugadores jóvenes y el traspaso de José Manuel Calderón parecen los pilares en que sea asienta un equipo que ha mejorado notablemente, especialmente en la faceta defensiva, en las dos temporadas que el entrenador nacido en Kentucky lleva al frente.

PHILADELPHIA 76ERS – BRETT BROWN (1ª TEMPORADA EN EL CARGO)

Cuatro meses tardaron los Sixers en elegir al sustituto de Doug Collins, lo que hace que Brown tenga el dudoso honor de haber sido el último entrenador designado en la liga. Ha llegado tarde un equipo que parece preparado para convertirse en uno de los peores de la historia de la NBA.

Se trata de la primera oportunidad para Brown, cuyas primeras experiencias en la banda fueron en banquillos australianos. Debutó con 27 años como asistente de Lindsay Gaze en los Melbourne Tigers que ganaron el campeonato en 1993, el año en que Brown se despidió del equipo tras seis temporadas. En 1994 repitió título, aunque esta vez como técnico principal de North Melbourne Giants, equipo que desaparece en 1998 y que motiva a Brown a tomar dos años lejos de los banquillos, hasta que Sidney Kings llama a su puerta en el año 2000.

En julio de 2002 abandonó definitivamente los banquillos australianos. Al menos a nivel de clubes, ya que fue seleccionador aussie entre 2009 y 2012, tras haberlo sido anteriormente durante ocho años (1995-2003). El motivo fue la llamada de los Spurs, franquicia con la que había estado colaborando de manera voluntaria en 1999. Llegó como director de desarrollo de jugadores y en 2007 se convirtió en asistente de Popovich, garantía de que aprendería junto a uno de los mejores técnicos de la liga.

Seis años de asistente en San Antonio le han valido para conseguir el ansiado puesto de head coach, lo que ha convertido a Brown en el segundo asistente que ha perdido Popovich esta temporada, tras la marcha de Mike Budenholzer a Atlanta Hawks. Al igual que pasa con los Celtics, podríamos hablar de apuesta de futuro de un equipo en reconstrucción cuyos movimientos realizados a lo largo del verano son dignos de análisis en profundidad.

EL CAMINO HACIA EL BANQUILLO DE LA NBA. OTRAS DIVISIONES
CONFERENCIA OESTE

* Gonzalo Carpio del Saz es periodista.

– Fotos: Jessica Rinaldi (Reuters) – Rich Barnes (US Presswire) – AP




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h