Perarnau Magazine

"En la sociedad de la prisa, el que camina despacio camina solo". Josep Cunill


Fútbol / Informes España

El fútbol de los entrenadores

por el 26 febrero, 2013 • 2:26

Hubo un tiempo mítico del fútbol argentino, allá por la década del 40 –la llamada época dorada– en la cual se dice que los entrenadores casi no eran tenidos en cuenta. Sea cierto o no, a aquellos grandes equipos se los recuerda por sus jugadores, y en particular por sus delanteras.

La famosa Máquina de River fue la de Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau (aunque en verdad esos jugadores apenas actuaron menos de 20 veces juntos en cancha), no la de Renato Cesarini o Carlos Peucelle, entrenadores de aquel momento. Pues bien, hoy se viven otros tiempos en este medio.

Por supuesto, pasaron muchísimos años y el quiebre comenzó a darse de manera marcada en la década del 60 con la aparición del Racing de José (Pizzutti), primer equipo local en consagrarse Campeón Intercontinental, y el Estudiantes de (Osvaldo) Zubeldía, aquel que batiera al Manchester United en Old Trafford con gol de Juan Ramón Verón, La Bruja.

Hoy, recién comenzado el Torneo Final la tendencia es muchísimo más marcada. Claro, es imposible repetir equipos de memoria como en esos tiempos debido a la insoslayable cantidad de transferencias. Jugador que se destaca, jugador que se marcha. A su vez, en este certamen en particular volvieron dos nombres muy fuertes: Carlos Bianchi y Ramón Díaz.

Tanto el Virrey como el Pelado se cansaron de dar vueltas olímpicas. En el caso del técnico de Boca se puede hablar claramente de un antes y un después en la historia del club. De su mano, el conjunto Xeneize salió tres veces campeón de América (y perdió otra final), dos a nivel Intercontinental y cuatro en el plano local. A su vez, ya había hecho lo propio años antes con Vélez, club al que llevó a la cima del mundo al batir en Tokio al Milan de Arrigo Sacchi con un claro 2-0.

El caso de Ramón es diferente. Él llegó a un River ganador al cual le supo dar mayor brillo que en la etapa de Passarella. Además de lograr una Copa Libertadores, se lo recuerda por el tricampeonato conseguido entre 1996 y 1997 (recordemos, los campeonatos en Argentina son de 6 meses) y sobre todo, por sus declaraciones picantes. Su salida se dio en el 2002 cuando fue campeón nuevamente y no se le renovó el contrato.

¿Cuál puede ser el plus que les pueden aportar estos nombres a sus respectivos equipos? ¿Es lógico pensar que el equipo de Bianchi diste mucho del de Falcioni? ¿Puede ser que River se convierta rápidamente en un equipo capaz de pelear el campeonato? Las soluciones mágicas en el fútbol no existen, de hecho el comienzo del equipo Xeneize parece validar esta teoría. La victoria angustiosa ante el humilde Quilmes, la derrota justa ante Toluca como local por la Libertadores, un gris empate ante Tigre como visitante y la derrota (2-0) frente a All Boys generaron muchas más dudas que certezas.

Por su parte, River ha dejado una muy buena sensación en los encuentros de preparación y en sus tres primeras jornadas, pero aún resta mucho por recorrer. De todas maneras, sí se puede hablar de un buen arranque del conjunto de Núñez.

En este fútbol de los entrenadores, solo en el 2012 se registraron 21 cambios en la primera división (además hubo 9 técnicos interinos); 11 fueron en el segundo semestre, el del torneo final. Un exceso, sin dudas.

Por eso llama la atención que el equipo que se ha mantenido en el largo plazo es aquel que mantuvo su cuerpo técnico: Vélez. Ricardo Gareca llegó a la institución de Liniers en el 2009 y ahora está iniciando su noveno campeonato al frente del reciente campeón. Otro caso interesante es el de José Romero en All Boys. El técnico llegó al equipo en el 2006, con el equipo en la Primera B Metropolitana (Tercera División); hoy el club está asentado en la máxima categoría, sin riesgos de descenso.

Precisamente esa palabra, descenso, es la que potencia los miedos y la que llama a creer en soluciones extraordinarias. Este semestre será clave para Independiente, que podría descender (junto a Boca, el único club que disputó todos los torneos profesionales en Primera) y Américo Rubén Gallego, quien fuera el último que sacó campeón al equipo de Avellaneda a nivel local, tiene la complicada tarea de mantener al Rojo en Primera. Hasta acá, los números del Tolo no son mejores que los de su antecesor, Cristian Díaz, y quienes siguen de cerca la actualidad del equipo señalan que los primeros encuentros serán vitales para el futuro del equipo y del entrenador. No hay gloria que resista en la picadora de carne.

El que sí logró pasar por encima del riesgo del descenso y la locura que genera esa pelea, y hasta casi reconstruir desde su figura un equipo de fútbol, es el Tata Martino. El ex seleccionador de Paraguay llegó a un Newell’s que tenía la B Nacional como destino más que probable y no solo lo convirtió en animador de campeonatos sino que lo hizo desde el buen juego y el respeto por la pelota. A la vez, su figura acercó a apellidos importantes que decidieron darle una mano al club como Maxi Rodríguez, Gabriel Heinze o Ignacio Scocco (una de las figuras del último campeonato).

Ahora bien: ¿qué es lo que lleva a que el fútbol argentino mire tanto hacia los bancos y cada vez menos hacia el césped? La respuesta no es fácil, pero algunos elementos nos pueden ayudar. Por un lado, la sangría de talento es clara. Solo un caso escapó en estos años. Del 2006 hasta su retiro pudimos hablar del Estudiantes de Verón, una excepción, sin dudas. Pensar en un campeonato argentino con todas las figuras en estas tierras es utópico, y mientras tanto a los Messi, Agüero e Higuaín los tenemos que ver por televisión. No así a los entrenadores, que salvo raras excepciones no lograron imponerse en el primer nivel. Por otro lado, los clubes no están en condiciones económicas de atraer figuras de la región como sí ocurriera en otro tiempo.

A su vez, el formato del torneo (corto y con promedios para definir el descenso) predispone a la histeria. Si un equipo no ganó en las primeras cuatro jornadas, difícilmente puede pelear por ser campeón. Si un recién ascendido no marca 46 puntos en la primera temporada, seguramente descienda. Así, el dirigente, el periodista, el hincha, pero también el futbolista, cree que un shock, un impacto, como puede ser el cambio de técnico, modifique –al menos a corto plazo– una dinámica global. Ese antídoto, si no es acompañado por un trabajo de fondo, puede extenderse unas pocas jornadas (el caso paradigmático podría ser el de Ricardo Caruso Lombradi, bombero de ocasión en cuanto equipo esté en peligro). Quizás por eso la mayor parte de los equipos juega prácticamente igual, y si les quitamos las camisetas y les damos unas genéricas difícilmente podríamos diferenciarlos entre sí a la mayoría.

Lamentablemente, las evaluaciones en Argentina se remiten únicamente a los resultados finales, no a los procesos, no a los medios, solo al fin. Por el momento, en el mediano plazo, no se observa que esto vaya a modificarse. Así, seguiremos inmersos en un fútbol de entrenadores en el cual precisamente los entrenadores son los primeros apuntados.

* Diego Huerta es periodista y editor del sitio web Cultura Redonda.


– Fotos: Télam – EFE



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h