Perarnau Magazine

"Se llama genio a la capacidad de obtener la victoria cambiando y adaptándose al enemigo". Sun Tzu


Barça / Fútbol / España

El mejor Barça posible (hoy por hoy)

por el 10 Diciembre, 2014 • 5:15

20141021-635495252151180220w

Pese a que Luis Enrique ha estado intentando construir un nuevo Barça, cuando mejor ha jugado el equipo ha sido cuando se ha olvidado de los nuevos caminos y ha intentado recordar los que le llevaron a lo más alto. Esto es un hecho, pero ni todo lo que se ha buscado ha sido malo ni las reminiscencias de la vieja fórmula sirven para volver a la cumbre, como se vio contra el Real Madrid.

¿Cómo mezclar lo mejor de ambas fórmulas, asumiendo de entrada que el equipo no va a alcanzar una gran sofisticación táctica? Esa es la gran pregunta.

Empecemos por lo antiguo. Individualmente, el nivel de los cinco de atrás de ahora está lejísimos de los de hace unos años. Tanto el de los que siguen como el de los que han sustituido a los que se han ido. Por tanto, para lograr un rendimiento defensivo similar necesitarían una ayuda del resto del equipo aún más grande. En el medio, sorprendentemente Xavi se ha reencontrado con un gran nivel. No el de sus mejores días, pero sí el suficiente para, dado un contexto favorable, dominar a cualquiera. Busquets, si se le pidiera lo mismo que antes, seguiría siendo igual o mejor. Iniesta es el que está más lejos de su mejor versión, pero él no era imprescindible para que el equipo funcionara, y hay alternativas interesantes. Arriba, todo ha cambiado. Messi sigue siendo Messi, pero ahora los que le acompañan son dos estrellas y no dos obreros. Y esto es lo que da sentido a ciertos cambios de Luis Enrique.

El talento de Neymar es demasiado elevado para obligarle a jugar pegado en la banda. También el de Luis Suárez. Además, a Messi le viene bien disponer de referencias tan poderosas por delante, más si cabe ahora que no hay nadie que diseñe un plan colectivo brillante para que el balón le llegue perfecto desde atrás.

Sus posiciones obligan a que otros ensanchen el campo: los laterales. Esto, en ocasiones, ha sido un problema, pero no tiene por qué serlo. Si se les ofrecen apoyos para que el balón vuelva hacia dentro, se les busca al espacio y no solo al pie y se les ordena evitar los centros sin ton ni son, su presencia puede ser muy útil. Si tienen claro lo que tienen que hacer, Alves y Alba no son peores que Cuenca y Tello. Además, para desempeñar esta función, Pedro puede ser muy válido.

El problema ha sido la manera en la que Luis Enrique ha tratado de hacer el tercer ajuste: adaptar el centro del campo a laterales adaptados a los puntas. Posiciones demasiado fijas y escoradas y exigencia de un gran trabajo defensivo que han redundado en jugadores incómodos, un círculo central despoblado y una generación de juego casi nula. Solo cuando se ha ubicado a Xavi de interior derecho y ha hecho suyo el sistema, la cosa ha cambiado.

Pero ya no se dan las circunstancias que permitían jugar con Xavi, Iniesta, tres delanteros, laterales largos y que el equipo fuera sólido defensivamente. Ni se dan ni se van a dar, hay que asumirlo. A falta de grandes ajustes tácticos que mejoren el colectivo, la mejor manera de que todos puedan mejorarlo desde el sitio en el que más aportan parece introducir una referencia más atrás.

Nos referimos a alguien que permita que no sean los interiores quienes hagan la cobertura a los laterales, que Busquets pueda acompañar la jugada sin tener que estar jamás incrustado entre los centrales, que Xavi tenga libertad para moverse sin estar encorsetado en un perfil, que Messi tenga por detrás la gente necesaria para no tener que ir a buscar el balón a su propio campo y que los centrales no queden demasiado expuestos. Incluso de que el equipo llegue a adquirir cierta solidez en defensa organizada.

Sí, hablamos de Mascherano. Pero no haciendo de mediocentro para desplazar a Busquets y Xavi de su zona ideal, como Luis Enrique hizo contra el Valencia; sino como una especie de líbero que permita que estos dos jueguen donde mejor lo hacen pudiendo conservar el equipo las otras opciones que le benefician. Así sería ese once:

EN ATAQUE ESTÁTICO  (EN CAMPO PROPIO)

1

EN ATAQUE ESTÁTICO (EN CAMPO RIVAL)

2

Tras la pérdida, Busquets y el lateral del lado más próximo saldrían a presionar. Mascherano cubriría la espalda de Busquets, mientras que el lateral más alejado debería replegar. Si la salida rival fuera directa hacia un costado, el central más próximo saldría, haciéndole la cobertura Mascherano mientras el resto del equipo vuelve.

EN DEFENSA ORGANIZADA

3

En esta fase sería imprescindible que Neymar y Suárez se implicaran activamente, porque hacen falta un mínimo de ocho jugadores de campo para alcanzar cierta solidez en una fase del juego que el Barça ya no puede evitar afrontar con cierta frecuencia en los partidos más complicados.

De esta manera, el Barça no llegaría a la excelencia de hace unos años, pero podría afrontar todas las fases del juego con solvencia sin grandes mecanismos tácticos gracias a ubicar a sus mejores hombres en las zonas donde son más trascendentes. El único problema, que no cabrían Xavi e Iniesta juntos, parece imposible de solventar en el contexto actual. Pero lo normal es que a Xavi no le quede mucho a un gran nivel y que Iniesta reaccione y dé todo lo que puede al no sentirse titular indiscutible. En cuanto a Rakitic, como centrocampista está muy lejos de los anteriores y en su zona ideal (la mediapunta) no hay sitio.

Los fichajes no fueron perfectos, y quizá las preferencias del entrenador no encajen a la perfección con sus jugadores. Pero existen métodos intermedios en los que aprovechar la inmensa calidad de la plantilla sin que el entrenador renuncie completamente a su fórmula y poder, al mismo tiempo, aspirar a todo. Lo contrario sería trágico en un equipo en el que juega Leo Messi.

* Rafael León Alemany.


– Foto: Alejandro García (EFE)



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí.
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2017 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.