Perarnau Magazine

"La simplicidad es la máxima sofisticación". Steve Jobs


Táctica / Entrenadores

El papel del entrenador en la gestión emocional de sus equipos

por el 4 enero, 2013 • 3:19

Decía Goleman que “cualquier concepción de la naturaleza que soslaye el poder de las emociones, pecaría de una lamentable miopía”. Efectivamente, parece que obviamos el papel de las emociones cuando trabajamos durante la semana con nuestros equipos. Parece como si nuestros jugadores siempre fueran a rendir igual y que nosotros, como entrenadores, no debiéramos tomar ninguna actuación al respecto. Como si siempre tuviéramos que seguir el guión marcado de nuestro librillo sin considerar alteración alguna.

Hoy sabemos que cualquier acción relacionada con la toma de decisiones está condicionada por las emociones. Digamos que, de un modo u otro, su influencia estará presente de alguna manera en los comportamientos desarrollados. “Las emociones están en el comienzo, en medio y al final de cualquier proyecto” (Eduard Punset). Dentro de un partido de fútbol son numerosos los factores externos que se dan y que condicionan la aparición de un tipo u otro de emoción en los jugadores participantes (presión por la victoria o necesidad de rendir individualmente, afición rival, relación con el entrenador y los compañeros, influencia del árbitro, posibles críticas en medios de comunicación…), y todo ello sin considerar aquellas emociones que los jugadores traen de casa.

Según Damásio, somos constantemente confrontados, en nuestra vida, con situaciones en las que, ante un problema, tomamos una decisión que tiene consecuencias. De este modo, tanto la situación que conduce a la decisión como sus consecuencias se viven acompañadas de una serie de emociones. Por tanto, si escogemos algo que tenga consecuencias negativas, nos vamos a sentir mal, vamos a sufrir, vamos a estar enfadados, vamos a tener emociones negativas. Contrariamente, si el resultado de nuestra elección tiene consecuencias positivas, vamos a sentir alegría, placer… En definitiva, cuando nos enfrentamos a una situación semejante a las que hemos vivido, nuestro cerebro nos da, rápidamente, la señal de las emociones ligadas a aquel tipo de actuación y en base a ellas, elegimos.

Y esto, ¿cómo se traslada al escenario del entrenamiento?

¿Cómo podemos los entrenadores gestionar las emociones de nuestros jugadores?

El buen entrenador no debe limitarse a crear imágenes mentales relativas al jugar que pretende, sino también debe comprender que está asociándoles, irremediablemente, una serie de emociones y sentimientos que condicionarán la toma de decisiones futura. Por tanto, el papel del entrenador en el conocimiento del estado emocional de sus jugadores es fundamental, porque en función de ello adaptará su hoja de ruta semanal, e incluso supeditará su planteamiento del domingo. Un equipo X juega contra uno Y en un momento de la temporada y ofrece una cosa y, sin embargo, ese mismo partido se repite en otro momento de la misma temporada con los mismos protagonistas y ofrece otras cosas diferentes. Fuimos testigos de varios ejemplos de lo que hablo en los duelos Barça-Madrid de hace dos temporadas.

Estamos hablando de la elaboración de tareas y planteamientos a medida. Un trabajo de sastre que requiere de un profundo conocimiento del estado actual de la plantilla para confeccionar el traje más ajustado a las necesidades del momento. Como ya he mencionado, no hay dos momentos iguales en la temporada.

Como dice Francisco Ruiz Beltrán en su libro, “se trata de que el jugador afronte un reto a la altura de sus posibilidades. Que no sea, ni demasiado complicado, ni demasiado fácil”.

Así pues, el entrenador se ve en la tesitura de trabajar durante la semana, elaborando y adaptando su hoja de ruta a su equipo, jugando con la complejidad y con la simplicidad de sus planteamientos y tareas, con el objetivo de preparar a sus jugadores de la mejor manera posible para afrontar el siguiente partido con garantías de victoria.

Sin embargo, “no hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso” (Colin Powell). De aquí la importancia y dificultad del papel del entrenador en la actualidad.

 

*Marcos Llavata es entrenador N-2 de fútbol y Licenciado en CAFD. Coordinador F-8 del C. D. El Rumbo.


– Foto: EFE




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h