Perarnau Magazine

"Entonces marcábamos goles, pero no nos daban trofeos por hacerlo". Telmo Zarra


Deportes / Tenis

Federer, una leyenda en caída libre

por el 11 octubre, 2013 • 11:04

ALeqM5htsPJs6LmCkF31o2daUDneEWxv7g

“El pasado, pasado es”. Por duro que sea, no se puede vivir en el presente recordando lo que fuiste en el pasado. Y menos en el mundo del deporte. Los que ayer no eran capaces de hacerle sombra, hoy sacan de la pista a Roger Federer, el mejor tenista de la historia. A sus 32 años, el suizo atraviesa el peor momento de su carrera deportiva. Después de más de un mes de ausencia en el circuito (no jugaba desde la temprana eliminación en el US Open), el expreso suizo volvía en en el Master 1.000 de Shanghái para asegurarse su presencia en la Copa de Maestros de noviembre. Pero no ha sido así. Roger solo pudo ganar un partido, cayendo eliminado en octavos de final ante el francés Monfils (6-4/6-7/6-3), quien no superaba esa ronda en un Master 1.000 desde Montreal 2011, y no ha hecho más que generar más dudas en torno a su estado de forma. Actualmente es el número siete del mundo, y le pisa los talones su compatriota Stanislas Wawrinka. 

El curso no empezó mal, aunque no pudo alcanzar la final del Open de Australia, Grand Slam que ha ganado en cuatro ocasiones. Murray le derrotó en semifinales tras un duro partido que se fue hasta el quinto set. Por aquel entonces, aún competía. Llegó la tierra batida y se empezaron a ver los primeros síntomas de que el Federer de antes no aparecía. En Madrid se despidió en dieciseisavos de final, aunque reaccionó ligeramente en Roma, donde solo un gran Nadal pudo derrotarle en la final. Roland Garros no fue lo mismo. Cayó en cuartos de final ante el francés Tsonga. Llegó la hierba, ese terreno sobre el que el suizo no tenía rival, y comenzó de la mejor manera posible. En lo que va de año, el maestro suizo solo ha sido capaz de levantar un título. Fue uno menor (ATP 250), en Halle (Alemania). Parecía el resurgir de Roger de cara a Wimbledon, pero no fue así. Llegó al All England Lawn Tennis and Croquet Club y se despidió del público británico cabizbajo, aunque con la elegancia que le caracteriza, en segunda ronda. Desde entonces, un fiasco tras otro. En el cuarto Grand Slam del año no fue capaz de ganarle ni un solo set al catalán Tommy Robredo en dieciseisavos de final. Uno de los duelos más esperados del torneo no pudo llegar. Nadal, quien nunca se ha enfrentado al tenista entrenado por Paul Annacone en el US Open, hizo sus deberes, pero su teórico rival en cuartos, Roger Federer, volvió a despedirse de uno de sus torneos preferidos demasiado pronto.

Esta caída en picado del tenista suizo, del reloj más preciso que el tenis ha conocido, no es una buena noticia para el espectáculo. El tenis está perdiendo a uno de los hombres más carismáticos. Aún está presente, pero el día que no esté, se le echará de menos. Roger solo hay uno, aunque por suerte parece que el relevo se lo darán otros como Nadal, Djokovic o Murray. Tras ellos hay una segunda línea de grandes tenistas que algún día podrían dar un salto de calidad como Del Potro, Berdych, Tsonga… o jóvenes talentos que vienen por detrás como Dimitrov (a quien, por cierto, apodan el Federer del Este). Roger Federer, con 17 Grand Slams (24 finales), acumula un amplio número de desilusiones durante los últimos meses. A estas alturas de la temporada pasada aún era el número uno del mundo y dejaba la cuenta en 302 semanas. Nada hace pensar que esa cifra vaya a aumentar. Con 32 años y 77 títulos individuales, está cerca de cerrar su peor año. De momento, solo ha vencido 35 partidos (Nadal lleva más de 60) esta temporada y el título de Halle sabe a muy poco. Quizás su mayor espinita clavada sea no haber logrado la medalla de oro olímpica en individuales (la logró en Pekín’08 en el dobles). El año pasado tuvo una gran ocasión, pero Murray jugaba en casa.

Nadie sabe cuándo llegará el momento de la retirada. El tenis sigue en su cabeza, en sus muñecas… lo que no se sabe es si en las piernas quedan fuerzas para alcanzar la bola. En los últimos torneos se le ha visto más lento de lo habitual, y Shanghái no ha sido más que la confirmación de que Federer está ante la mayor crisis de juego de su carrera deportiva. Quizás le quede aún algún destello de calidad. Es Federer, capaz de hacer cualquier cosa, pero lo cierto es que a día de hoy, Djokovic, Murray y Nadal, incluso Ferrer, Del Potro o Berdych, son muy superiores al maestro. ¿Volverá? El tiempo dirá. 

* Karel López.

– Foto: EPA




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h