Perarnau Magazine

"Todo lo que no está creciendo está muriendo. Crecer significa aprender y transformarte cada vez en una mejor versión de ti mismo". Imanol Ibarrondo


Femenino / Fútbol

Frauen-Bundesliga 2013/2014: Reinas de Europa y Alemania. El triunfo de la tenacidad

por el 27 junio, 2014 • 10:59

140608_Frauen_Header_01

Se cerró el telón en la Alemania del fútbol femenino. Tremendo espectáculo el que hemos vivido durante estos meses. Una locura de temporada con altos y bajos de todos los candidatos al título que culminó con el drama final que se vivió en el vetusto VfL-Stadion am Elsterweg. Por primera vez en la historia de la Frauen-Bundesliga se colgó el cartel de no hay billetes y 12.464 espectadores vieron en la ciudad de la Volkswagen cómo las actuales campeonas de Europa se alzaban con un título tan ansiado cómo difícil fue de conseguir. Siete minutos finales de auténtico infarto hicieron que hasta los aficionados más críticos con el fútbol femenino estuvieran pendientes de quiénes se llevaban el título.

Algunos aficionados que estuvieron en el propio estadio me comentaron que probablemente lo que experimentaron en esos siete minutos finales no fue bueno para su salud y que, sin duda, había sido el final de temporada más excitante de todas sus vidas. ¿Por qué? Recapitulemos.

La internacional japonesa Kozue Ando, con la ayuda del palo y de la internacional alemana Luisa Wensing destruía los sueños de la afición local al empatar el encuentro (el 1-1 les daba el campeonato) en el minuto 83 de partido. La fiesta preparada, el recibimiento en el ayuntamiento como campeonas y, sobre todo, la ilusión de la gente de ver cómo sus chicas ganaban el título ante sus ojos se desvanecía. Pero ya sabemos que el hambre de ganar de estas chicas que visten de verde y blanco es incomparable. En el último minuto del tiempo reglamentario, una chica llamada Alexandra Popp, curiosamente la mejor amiga de Luisa Wensing, la chica que se metió el gol del empate, decidió sobrevolar el cielo de la Baja Sajonia para rematar de cabeza una falta lanzada por Stephanie Bunte y que acabó con el balón en el fondo de la red. Imágenes como la de Lena Goessling mordiéndose la camiseta y saltando del banquillo de la alegría o el sonido de la gente coreando el nombre de la goleadora por el estadio se quedarán guardadas en nuestra mente para la posteridad. Nunca habían sido líderes de la Frauen-Bundesliga en toda la temporada, pero cogieron la primera plaza el día D y en el último minuto. Una competición de supervivencia. La ley del más fuerte. La ley de Alexandra Popp.

Pero ese solo fue el broche de oro a una temporada extraordinaria donde hemos vivido un récord de asistencia total, partidos retransmitidos por la televisión nacional y también por toda Europa (Eurosport, NDR, HR, RBB, etc.), la firma de un acuerdo de patrocinio millonario con la multinacional Allianz, sorpresas en la DFB-Pokal, la gran actuación de los dos representantes alemanes en la UEFA Women’s Champions League o el descubrimiento de nuevas estrellas.

En las siguientes líneas intentaré resumir la temporada de los doce equipos que participaron en la máxima categoría del fútbol femenino alemán, además de hablar un poquito de los dos equipos que han ascendido y qué podemos esperar en este mercado de verano que se prevé muy movido, ya que todos quieren reforzarse a base de bien con jugadoras de nivel.

LUCHA POR EL TÍTULO: UNA COMPETICIÓN DE SUPERVIVENCIA

Al empezar la temporada hablábamos de cuatro aspirantes al título, pero la realidad fue que cuando llegó el parón invernal solo tres competían por alzarse con el campeonato. Y a falta de la última jornada se quedó en un mano a mano entre el equipo más laureado de Europa y el dominador actual del continente.

  • VfL Wolfsburg: las más fuertes en los momentos importantes

El triplete no fue un mero espejismo. La manera de plantear y competir en los partidos grandes, el sacrificio de las estrellas en pos del colectivo, ese hambre de victorias y esa fe ciega que tienen de que no hay nada imposible movió montañas, les hizo campeonas de Europa y de Alemania por segunda vez cuando todo parecía perdido en febrero.

Su inicio de temporada no fue excesivamente positivo, aunque sinceramente quizás tanto la prensa como los aficionados en general se pasaron con ellas y les dieron por muertas muy pronto. Ya dijo Ralf Kellermann al principio de la temporada que temía este nuevo papel de ser el rival a batir, que les costaría un tiempo adaptarse a ese nuevo rol y que quería ver cómo reaccionarían sus chicas a todo el éxito conseguido la temporada anterior.

A este nuevo cambio de mentalidad hay que unirle que fueron un hospital ambulante durante muchos meses, incluido este final de temporada. La central titular, la internacional alemana Josephine Henning, no pudo aparecer hasta el 2014; Viola Odebrecht, uno de los ejes del equipo del triplete, ha estado toda la temporada entrando y saliendo del equipo por los problemas de rodilla que le dejaron sin Eurocopa; Verena Faisst, hasta el final de la temporada, seguía mostrando un nivel muy bajo porque se estaba recuperando de la mononucleosis; y su sustituta, Noelle Maritz, no pudo jugar los primeros meses de la temporada por problemas con el visto bueno de la FIFA a su fichaje; Laura Vetterlein y Johanna Tietge tuvieron lesiones en sus rodillas de gravedad; y Selina Wagner estaba en proceso de recuperación de su rotura de ligamentos de la rodilla. Durante la temporada, Zsanett Jakabfi, Lina Magull y Maren Tetzlaff se lesionaron de gravedad. Pero de nuevo, como la temporada pasada, se supieron sobreponer a esos contratiempos.

La consecuencia de todo este cúmulo de circunstancias fue una primera vuelta normalita, aunque tampoco como para montar el drama que se montó y recibir críticas que les cayeron. Salvo el empate contra el Jena, los otros tres empates (Bayern, Frankfurt y Turbine) pueden entrar dentro de los planes de cualquiera, incluido el VfL. En la Champions eliminaron al LdB FC Malmö, el campeón sueco, y la mala suerte en el calendario y en los sorteos provocó que tres días después de la vuelta de los octavos de final contra el equipo sueco tuvieran que viajar hasta Frankfurt con medio equipo tocado y con una Lena Goessling que fue duda hasta el último momento. Quién sabe, quizás hubieran conseguido el triplete con un día más de descanso.

Tras el parón invernal, las cosas seguían igual, pero su visita a Múnich marcó el punto de inflexión de la temporada. Las bávaras se impusieron 3-1 al VfL a pesar de que Nadine Kessler abrió el marcador para las lobas. La derrota les dejaba a cinco puntos del liderato y a cuatro de los puestos que daban acceso a la Champions. Recuerdo una imagen de la húngara Zsanett Jakabfi con lágrimas en los ojos. Todos lo veíamos: el título se había escapado. Pero Ralf Kellermann reunió a todas las jugadoras y les pidió que reflexionaran sobre su futuro, sobre adónde las llevaría esta manera de jugar.

Y parece ser que funcionó. Recuerdo que Kellermann dijo: “Está en nuestras manos ganar el título. Quedan diez partidos. Necesitamos ganar todos ellos”. Así fue. Desde aquella derrota en Múnich, las jugadoras de Kellermann ganaron los diez partidos que les quedaban. Pero es que tampoco perdieron ningún partido en la Champions League, solo un empate a cero en la ida de las semifinales en Potsdam fue lo que cedieron al resto.

Pero no fue fácil conseguir semejante hazaña. Tres partidos quedarán en nuestra memoria, tres partidos en los que por momentos parecieron perder la esperanza, pero que todos acabaron de la misma forma: con una victoria de las lobas tirando de orgulloso y esa fe incondicional en que nada es imposible. El primero de ellos fue la remontada épica ante el Turbine en la vuelta de las semifinales de la Champions. Necesitaban ganar e iban perdiendo 1-2 a poco del descanso. Gracias a una Lena Goessling al borde del llanto –se le salió el hombro– y una Alexandra Popp sublime remontaron hasta el 4-2 final y sellaron su billete para la final. Una final que es el segundo partido que recordaremos. Sigo sin tener calificativos para lo que se vivió en Lisboa. De un 2-0 abajo al descanso a un 3-4 final para alzarse con su segunda Champions League. La victoria ante el equipo de Marta, Vero Boquete y Press hizo que, de repente, a pesar de que seguían terceras en liga, todo el mundo empezara a apostar por ellas como campeonas de Alemania. El tercer partido es la victoria final ante el Frankfurt en la última jornada, que ya hemos contado con anterioridad.

Las bases del éxito del VfL Wolfsburg están claras: una plantilla amplísima con una capacidad de sacrificio y una fe incomparables, un entrenador especialista en sacar el máximo fruto de lo que tiene y todo el ambiente de profesionalismo que les rodea. La Volkswagen se está tomando muy seriamente este proyecto, como ya hemos visto en los últimos años, lo considera una gran filón publicitario y una imagen estupenda que exportar al mundo. Por eso, las cosas en la ciudad verde de la Baja Sajonia siguen creciendo a pasos agigantados (nuevo estadio, nuevas instalaciones deportivas, una escuela de élite femenina para los jóvenes talentos, etc.) y el dinero invertido en ellas crece exponencialmente. Ya han llegado a lo más alto y se quieren mantener ahí el máximo tiempo posible. Como dijo Colin Bell, entrenador del Frankfurt, tras el último partido de liga: “El VfL Wolfsburg es la medida de todas las cosas en el fútbol femenino”.

  • 1.FFC Frankfurt: a un minuto de la gloria

El progreso ha sido evidente. Había dudas de si Colin Bell sería capaz de liderar este proyecto y llevarlo a buen puerto, pero aunque todavía siguen teniendo muchas lagunas, los resultados han llegado y han conseguido su objetivo principal: clasificarse para la UEFA Women’s Champions League, algo que sinceramente deberían conseguir todas las temporadas por el enorme de nivel de su plantilla.

Durante la primera mitad de la temporada fueron el mejor equipo del país; entre que no competían en tres competiciones, con lo que no tenían que rotar, y que tanto Wolfsburg como Turbine no estaban en su mejor momento, consiguieron colocarse como líderes, y aprovecharon esa inercia positiva para eliminar a las de la Volkswagen 1-0 en la DFB-Pokal. Parecían imparables, eran un auténtico rodillo y así lo demuestra que han acabado siendo el equipo más goleador y el menos goleado. De hecho, en la DFB-Pokal no encajaron ni un solo gol. Todo parecía ir sobre ruedas después de la goleada en Potsdam, y a principios de febrero, cuando parecía que el VfL decía adiós a la carrera por el título, ya se veían campeonas de la Frauen-Bundesliga. Pero fue entonces cuando se vieron sus carencias.

Kerstin Garefrekes

Kerstin Garefrekes

Es verdad que sus números son los mejores, pero su fútbol no lo es y, al menos en mi opinión, es ahí donde siguen realmente estancadas (es un problema que arrastran desde hace años por la política de fichajes). Sus grandes números se deben a que son un equipo muy contundente en las dos áreas, pero si observamos con detenimiento los resultados, nos damos cuenta de que la diferencia reside en que golearon de forma más exagerada a los tres de abajo (Sindelfingen, Cloppenburg y Hoffenheim) que los otros dos contendientes al título.

Su segunda vuelta fue un poco decepcionante. No rotar y las pocas oportunidades que dio Bell a las suplentes, no porque no tuvieran nivel las suplentes, sino simplemente por decisión técnica, provocó un agotamiento excesivo y una falta de frescura notable en las jugadoras habituales. Algo que pagaron durante toda la segunda vuelta, ya que la mayoría de sus jugadoras, al ser internacionales, no han tenido prácticamente descanso durante estos seis primeros meses del año. Empates contra el Bayern y Leverkusen dando una imagen paupérrima y esa victoria en el descuento contra el Essen no hacían presagiar un buen final. Pero lo más destacado fueron sus actuaciones ante el Turbine y el Wolfsburg en las dos últimas jornadas. Todavía no se explican en Potsdam cómo perdieron un partido que podrían haber ganado por goleada, en el que fallaron un penalti a cinco minutos del final y en el que perdieron en el descuento. La imagen de las del Meno fue horripilante. Y en la Baja Sajonia, más de lo mismo. Fueron con un discurso de que saldrían a ganar, pero en ningún momento fueron capaces de jugar de tú a tú a las campeonas de Europa, su gol llegó en una jugada muy puntual y con un doble rebote. Por cierto, alarmante la manera en la que se borraron del partido jugadoras tan determinantes como Dzsenifer Marozsán o Fatmire Alushi.

Muchos halagos ha recibido Colin Bell esta temporada. De hecho, mucha gente ha dicho que ha sido el mejor entrenador de la temporada. Pero dejadme que discrepe. Por supuesto que tiene mucho mérito lo que ha conseguido, acabar con la sequía de títulos ganando la DFB-Pokal y meter al equipo en Champions, pero la evolución ha sido evidente a la vez que limitada. Ha hecho un gran trabajo, pero es lo mínimo que se le puede pedir con semejante plantilla. Creo sinceramente que las decepciones de los último años han rebajado mucho las expectativas que tenemos del Frankfurt, pero no hay que olvidar la plantilla que tienen, el presupuesto que manejan y que se siguen considerando (podéis leerlo en sus comunicados de prensa): “Los gigantes del fútbol femenino alemán”.

  • 1.FFC Turbine Potsdam: Wolfsburgo marcó un antes y un después

Qué cerca vieron el doblete y que lejos se quedaron finalmente. En abril parecían el equipo a batir. Líderes de la Frauen-Bundesliga y con un 0-0 en la ida de las semifinales de la Champions que les hacía convertirse en las máximas aspirantes al cetro continental. Al fin y al cabo, si ya habían podido ganar al Lyon en Gerland, ganar al Wolfsburg en el Volkswagen Arena sería una tarea más sencilla. Nada más lejos de la realidad: a pesar de tener un 1-2 a su favor, terminaron cediendo ante el empuje de las lobas, que se impusieron por 4-2. Ahí empezó el principio del fin.

“Wolfsburgo marcó un antes y un después”. Esa ha sido la frase más adecuada a mi parecer para resumir la temporada del Turbine. Sus visitas a Wolfsburgo y todo lo que generaron tanto dentro como fuera del campo provocó que se despidieran de la carrera por los títulos y empezó una auténtica batalla en la prensa, no sé si decir entre ambos clubes, ya que el VfL nunca quiso meterse en ella, que luego comentaremos.

La eliminación de la Champions League fue muy dolorosa y mentalmente las dejó muy tocadas. Con un 1-2 a favor, todo parecía que iba encaminado para ellas, pero la manera en la que el VfL remontó el partido fue un verdadero palo. Julia Simic, Pauline Bremer y un largo etcétera de jugadoras acabaron llorando tras el partido. Pero los daños colaterales fueron más graves, ya que se lesionaron Lisa Evans (estaría de baja hasta casi un mes) y la capitana Stefanie Draws (fuera de los terrenos de juego hasta la temporada que viene). Y apenas tres semanas más tarde se volvieron a ver las caras en Wolfsburgo, aunque esta vez en Elsterweg. Ellas clamaban venganza a la vez que sabían que no podían perder si no querían ceder su ventaja en la clasificación. Pero de nuevo las de la Volkswagen se impusieron, aunque esta vez de forma muy clara. Y más daños colaterales: Genoveva Añonma fue expulsada por comportamiento antideportivo (lo explicaremos más adelante) y recibió una sanción de tres partidos y Pauline Bremer se lesionó en el tobillo. Esta derrota fue la gota que colmó el vaso, el punto sin retorno (tan solo sumaron dos de los últimos nueve puntos posibles).

Pero sus visitas a Wolfsburgo también fomentaron una guerra, para mí injustificada, en la prensa contra el VfL. Todo empezó con Maren Mjelde anunciando su salida del club azulón al Kopparbergs/Göteborg FC en verano. La segunda de las tres noruegas que recalaron en el club hace un año y medio abandonaba el barco después de hacerse un nombre. Y ya sabemos qué pasa, que los rumores empiezan a surgir. Un periodista de Berlín muy cercano al Turbine Potsdam, de Weltexpress, publicó una noticia en la que decía que los padres de Ada Stolsmo Hegerberg estaban negociando con algunos clubes por su hija. Y ahí es donde entra en escena el VfL. Según este periodista, que había hablado con el famoso Dietmar Ness, los padres de la jugadora estarían encantados de que su hija fichara por el Wolfsburg, ya que estos previamente se habían comprometido con una amiga de su hija, Caroline Graham Hansen. El periódico WAZ se hizo eco de esta noticia y fue entonces cuando empezó el lío, ya que el Turbine Potsdam acusó al VfL Wolfsburg de un intento de desestabilización.

Y todo se lio aún más con el caso Añonma. Como he comentado anteriormente, la internacional por Guinea Ecuatorial Genoveva Añonma fue expulsada por comportamiento antideportivo. La jugadora se excusó diciendo que había escuchado insultos racistas del banquillo del Wolfsburg. Entonces Bernd Schröder acusó al VfL de conducta impropia ante las cámaras de la DFB, aunque un día después comentó que él no había oído nada, pero que se fiaba de la palabra de su jugadora. La DFB tomó cartas en el asunto e investigó el caso. Nada. Ni un micrófono, ni la asistente ni un miembro del cuerpo técnico del Turbine Potsdam o del Wolfsburg escuchó nada. Kellermann fue absuelto y, como es normal, el club exigió unas disculpas del Turbine, que para más inri dijo que no tenían que disculparse de nada.

Mucho debate generó este asunto. Opiniones para todos los gustos, desde los aficionados del Frankfurt diciéndole al Wolfsburg que bienvenidos al show y ahora sois vosotros los odiados, hasta seguidores del Turbine que hablaban de teorías de la conspiración entre la Volkswagen y la DFB. Lo cierto es que no fue la única vez que el Turbine tenía problemas con algún equipo o entrenador esta misma temporada: tanto Markus Högner como Thomas Obliers criticaron el comportamiento de Schröde, incluso problemas con la DFB por la convocatoria con la absoluta de Pauline Bremer e incluso con Eurosport (al negarse a retrasar la ida de las semifinales de la Champions).

Pero volvamos al fútbol. El Turbine se enfrenta a una más que posible reestructuración de su plantilla. Ya ha anunciado que no quiere fichar a extranjeras que solo quieran hacerse un nombre en el club y que apostarán por su cantera y por fichajes de nivel muy estudiados. Confirmadas están las salidas de Maren Mjelde, Alex Singer, Antonia Göransson, Stefanie Mirlach, Gudbjörg Gunnarsdóttir y Ann-Katrhin Berger. En el aire también está la continuidad de Ada Hegerberg.

Vamos a ver con qué nos sorprenden la temporada que viene y cómo consiguen devolverle la ilusión a una afición que ha visto demasiadas cosas negativas en este final de temporada y que se ha quedado sin la tan ansiada final de Berlín.

  • FC Bayern München: Lesiones e irregularidad… no fueron un contendiente real

Qué ganas teníamos de ver a este Bayern el pasado verano. Todo hacía pensar que tendríamos de nuevo una liga con cuatro aspirantes al título, pero las lesiones y la irregularidad en su juego hicieron que se despidieran de la lucha por el título en diciembre.

Y eso que las cosas empezaron muy bien. De nuevo se reforzaron de maravilla tirando de chequera y su puesta en escena fue prácticamente inmejorable, ya que dominaron a las campeonas de Europa en el partido inaugural en Wolfsburgo. Solo la mala suerte a la hora de definir evitó que empezaran la temporada con una victoria en un campo donde nadie había ganado (la racha sigue vigente) desde 2011. Incluso parecía que la afición respondería esta vez, ya que su primer partido en el Grünwalder Stadion reunió a casi 1.500 espectadores. Pero ya empezábamos a observar que les faltaba algo para equipararlas con los otros tres candidatos.

No jugaban absolutamente a nada. Seguían dependiendo de acciones a balón parado para decantar los partidos a su favor tanto con los equipos grandes como con los pequeños. Su derrota en Frankfurt (un toque de atención muy severo) y la salida de Amber Brooks –dependían de sus goles a balón parado– empezaron a crear dudas en cuanto a su verdadero estatus de contendiente al título. El punto sin retorno lo marcó el empate en Sindelfigen. Un equipo con jugadoras que apenas cumplían mayoría de edad y que habían sido goleadas por todos los equipos a los que se habían encontrado fue capaz de sacarles un punto. El resultado dio mucho que hablar y las dudas crecieron. La manera de responder que tuvieron las jugadoras del Bayern fue la peor posible, porque tan solo sumaron uno de los siguientes nueve puntos en juego. Decepcionante. En diciembre ya habían dicho adiós al título y adiós a la clasificación para la Champions.

El tema de las lesiones que han vivido las bávaras esta temporada merece un caso aparte. Todas estas jugadoras se han perdido al menos un mes de competición: Katja Schroffenegger (rotura de ligamentos cruzados de la rodilla), Leonie Maier (rotura de ligamentos cruzados de la rodilla), Laura Feiersinger (fractura de tibia y peroné), Sarah Romert (rotura de ligamentos cruzados de la rodilla), Lena Lotzen (fractura en el metatarso), Olivia Schough (problemas en la rodilla), Carina Wenninger (rotura de ligamentos cruzados de la rodilla), Niki Cross (problemas en el pie), Valeria Kleiner (problemas en el tendón de la corva), Ivana Rudelic (problemas en el tendón de la corva), Gina Lewandowski (problemas en el tendón de la corva), Erika Tymrak (lesión de tobillo), Bianca Henninger (fractura en la mano) y Ricarda Walkling (lesión de tobillo).

Entre las lesiones y su irregularidad se pasaron la segunda parte de la temporada intentando recuperar jugadoras y dejando pasar las jornadas, ya que la clasificación para la Champions League era una utopía. También se centraron en reconstruir de nuevo al equipo ya que, como luego comentaremos, ya han anunciado hasta diez salidas y seis fichajes. Todo con el objetivo de ser un contendiente real la temporada que viene. ¿Lo conseguirán esta vez? Tocará esperar para saberlo.

EN TIERRA DE NADIE. EL JENA FUE EL OTRO CAMPEÓN

Pese a la tremenda competitividad que hay en la Frauen-Bundesliga, la diferencia de recursos hace que la liga se divida en tres clases bien diferenciadas. Para la mayoría de equipos, quedar en quinta posición es todo un logro y el objetivo más exitoso, dentro de sus posibilidades, al que pueden optar. En este caso, el mejor de los mundanos fue el FF USV Jena.

  • FF USV Jena: La revelación de la modestia

Las de Turingia son una debilidad personal. No hay equipo más modesto que ellas en la máxima categoría del fútbol femenino alemán. Y también es cierto que quizás no haya un equipo más orgulloso de ser lo que son que ellas mismas. Es el mejor ejemplo de lo que es la optimización de recursos.

Lideradas por el entrenador más joven de la liga, Daniel Kraus, las azulonas han sido el equipo revelación de la temporada mostrando un fútbol atractivo, competitivo y que se ha ganado a muchos adeptos. Su objetivo era el de permanecer en la liga y en el parón invernal prácticamente lo habían conseguido. De hecho, competían con el Bayern por la cuarta posición.

Han jugado al ritmo que imponía la jugadora, como dicen en la NBA, más mejorada de la liga. La internacional croata Iva Landeka ha dado una clase de cómo manejar las riendas de un equipo. Temporada sensacional la suya, que le ha valido una renovación más que merecida. Pero de nuevo, las neozelandesas han sido la clave de esto equipo. A Ria Percival y Amber Hearn se las unió Abby Erceg. Entre las tres internacionales anotaron casi la mitad de los goles del equipo y le siguen dando esa experiencia al máximo nivel internacional que necesitan las jugadoras que les rodean.

Iva Landeka

Iva Landeka

Ya sabemos que lo más complicado es mantenerse. Veremos qué tal se refuerzan en verano, pero nadie les quitará la espectacular temporada que han realizado, llegando a empatar partidos contra Turbine Potsdam, Wolfsburg o Bayern, algo que pocos equipos pueden decir.

  • SGS Essen: Cumpliendo con las expectativas

De nuevo cumpliendo las expectativas de no pasar apuros y de estar entre los seis primeros (la pasada temporada también quedaron sextas). Y de nuevo ni fu ni fa. Quizás esta temporada fue incluso peor que la anterior, ya que no consiguieron hacer de su estadio un fortín y eso les ha impedido luchar por la quinta plaza. Pero seamos benévolos y veamos lo positivo de su temporada.

Era la primera temporada sin Melanie Hoffmann como eje del equipo. Había dudas de si alguna jugadora sería capaz de hacer olvidar a la exinternacional alemana. Pero por suerte para ellas, una joven jugona de 19 años no ha tenido reparos en ponerse el equipo a las espaldas y tirar de ellas. La sucesora de Hoffmann ya tenía nombres y apellidos: Linda Dallmann. La temporada de la joven internacional sub-20 por Alemania ha sido un escándalo, dejándonos detalles de su calidad en todos los partidos en la que la hemos podido observar. Sus actuaciones hicieron que tanto aficionados como prensa de la zona de Essen pidieran su convocatoria con la Mannschaft, pero Silvia Neid cree que todavía no es su momento. La podremos ver en el próximo mundial sub-20 de Canadá. Avisados estáis.

Pero no solo ella emergió como gran jugadora. Charline Hartmann demostró que sigue siendo una de las mejores goleadoras de Alemania y la exjugadora del Turbine Potsdam Sara Doorsoun-Khajeh demostró que se le quedan pequeños este tipo de clubes. La exinternacional Lisa Weiss también merece un reconocimiento por su gran temporada. Quizás no es la mejor portera de Alemania, pero sí que es la más segura del país.

Y cómo no, Markus Högner volvió a hacer debutar a varios jóvenes talentos de la cantera del SGS que tuvieron un impacto interesante en la liga y que a buen seguro tendrán un futuro brillante en la liga. Muy buen impresión dejaron jugadoras como Lena Ostermeier, Henrike Sahlmann, Madeline Gier o Lea Schüller. Aunque el mayor talento que vimos debutar fue la ya internacional neerlandesa Dominique Janssen, una especialista a balón parado que tiene todo para triunfar en el futuro.

Obviamente no podemos dejar de mencionar la final de la DFB-Pokal. Un hito para el club meterse en la final de Colonia eliminando a equipos como el Turbine Potsdam o el Freiburg. Lástima que una primera parte llena de errores las condenara ante las del Meno.

  • Bayer 04 Leverkusen: El talento sigue sin dar el salto definitivo

Creo que podría copiar y pegar el resumen que hice la temporada pasada con este equipo. Es increíble que cada temporada sean un año más mayores y que den la misma sensación de que las falta madurar. Soy un gran fan del proyecto de Thomas Obliers. Alguien tiene que darles oportunidades a las jugadoras jóvenes en esta liga tan competitiva. El preparador del Leverkusen lleva sus ideas hasta el final y no le da miedo dar entrada a chicas nuevas temporada tras temporada. Pero cada año, sus jugadoras son más mayores, y parece que no quieren dar el salto definitivo y convertirse en jugadoras del más alto nivel porque la calidad y el talento para serlo lo tienen.

Isabelle Linden, Turid Knaak, Marith Priessen, Carolin Simon, Ramona Petzelberger… todas dan muestras de su calidad en la mayoría de partidos, pero ni son regulares en sus actuaciones (no consiguen cuajar dos partidos al más alto nivel) ni marcan diferencias en los partidos en los que deberían hacerlo. Les falta algo, pero eso lo llevo repitiendo los últimos tres años.

Cuando ficharon a Isabel Kerschowski, parecía que querían que diera ejemplo a estas jóvenes, pero la jugadora de Berlín tras dos temporadas ha decidido abandonar el barco. Y encima, jugadoras que todavía están por hacer, como Kathrin Hendrich o Marith Priessen, ya han anunciado su salida. El colmo de este proyecto. Un círculo vicioso. Parece que Obliers va a seguir desarrollando talentos en su equipo y que o bien saldrán del equipo en cuanto algún grande llame a sus puertas o no explotarán del todo a sus órdenes. Una pena, pero este Bayer Leverkusen parece un equipo de transición para muchas jugadoras, un equipo que nunca llegará a explotar por una y otra razón.

  • SC Freiburg: Las tres magníficas flojearon

La temporada pasada nos enamoraron en parte por su fútbol ofensivo y gracias también a sus tres estrellas: Laura Benkarth, Sara Däbritz y Melanie Leupolz. Esta temporada, no han estado a su nivel y las de la Selva Negra lo han pagado con una actuación general bastante pobre. Leupolz no encontró su sitio en el once, no pudo brillar y ser determinante, aunque también hay que decir que ha tenido problemas físicos al menos en este final de temporada. A Däbritz puede que la haya pasado factura las dos últimas temporadas, donde no ha tenido descanso en ninguno de los dos veranos debido a la disputa del mundial sub-17 en 2012 y a la Eurocopa absoluta en 2013. No hay que olvidar que es una chica que acaba de cumplir 19 años. Y Benkarth no ha estado a su mejor nivel, aunque tampoco tiene la culpa de que su defensa haya estado discreta durante toda la temporada.

Jugadoras secundarias cogieron el mando del equipo. Gran temporada de la capitana Juliane Maier. Esa zurda que tiene sigue siendo un guante. También realizaron una muy buena temporada las jóvenes Sylvia Arnold y Sandra Starke, aunque realmente ninguna jugadora de la plantilla destacó por encima del resto.

Muchos achacan esta bajada de nivel del equipo revelación de la pasada temporada a la marcha del serbio Milorad Pilipovic, que si bien es cierto que era un entrenador polémico, fue el artífice del ascenso y de la quinta posición la pasada campaña. Quizás tenemos que dejarle tiempo a Dietmar Sehrig. Sea como fuere, temporada mediocre para ellas.

LUCHA POR LA PERMANENCIA: CLOPPENBURG Y SINDELFINGEN, AL INFIERNO

No todo fue la lucha por el título. Tres equipos lucharon hasta el final por evitar la última plaza de descenso. La otra ya estaba adjudicada desde antes de empezar la temporada.

  • TSG 1899 Hoffenheim: La permanencia supo a gloria

Lo que les costó ascender y lo que les ha costado permanecer en la Frauen-Bundesliga. Las rachas de dos o tres partidos sumando puntos les dio una permanencia que parecía muy complicada en el parón invernal, ya que por aquel entonces solo habían ganado dos partidos. Su gran segunda vuelta fue recompensada con la permanencia.

Nos hemos divertido mucho con el equipo de Jürgen Ehrmann. Mucha juventud y mucho descaro en ataque que obviamente pagaron en el aspecto defensivo, siendo a veces un auténtico coladero, pero un equipo que se juega la permanencia y que plantee partidos abiertos siempre merece una recompensa.

Cuando tienes un equipo tan joven, la clave está en que las jugadoras más experimentadas o las jugadoras más dotadas aparezcan. Y así fue. Alisa Vetterlein fue una de las claves de que este equipo no recibiera más goleadas escandalosas de las que recibió, y eso que para ella debió de ser un temporada muy complicada sobre todo en el aspecto mental. Pasar de jugar en un equipo donde casi no te llegan a otro en el que tienes que estar atenta durante todo el partido no suele ser fácil mentalmente. También las centrocampistas Christine Schneider y Martina Moser aparecieron cuando tocaba y sus goles fueron la clave del éxito de este equipo. Aunque la razón de la permanencia estuvo en el nivel superlativo de la japonesa Mana Iwabuchi. Qué espectáculo dio y cómo van a sufrir su salida. Llegó a Sinsheim para buscar dar un salto en su carrera y volver a sentirse alguien importante. Lo consiguió y, obviamente, se notó que se le estaba quedando muy pequeño el TSG.

Fue una gran noticia la permanencia por varios motivos. Primero, porque es un club estable en el apartado financiero. Segundo, porque su estilo de juego ofensivo con tantas jóvenes las hace muy apetecibles de ver. Y, sobre todo, porque la asistencia media de espectadores ha sido muy elevada.

Mana Iwabuchi

Mana Iwabuchi

  • MSV Duisburg: De leonas a zebras

Qué mal pintaba la cosa para el histórico club de la NRW en el parón invernal. No obtenían los resultados esperados y financieramente estaban a nada de declararse en banca rota, lo que habría significado su desaparición. Pera la gente de Duisburgo no quería que el histórico club desapareciera y el MSV Duisburg decidió pagar la deuda. De esta forma, el otrora campeón de Europa FCR 2001 Duisburg se convirtió en la sección femenina del MSV Duisburg.

Y las cosas empezaron a funcionar. Su debut como cebras trajo de nuevo la ilusión a la afición y por primera vez en mucho tiempo consiguieron atraer a más de 1.000 espectadores al estadio. Firmaron una racha de cinco partidos sin perder, 13 de 15 puntos posibles, unos puntos que luego fueron vitales para la permanenci,a ya que el subidón en el rendimiento deportivo que dio la estabilidad económica no duró mucho. De hecho, hasta la última jornada no pudieron certificar la permanencia.

Pocas cosas que destacar de este equipo salvo sus ganas de pelea. Una combatividad impresionante la que demostraron jugadoras como Jennifer Oster, Marina Himmighofen, Barbara Müller o Kristina Sundov. Aunque la jugadora de la temporada para las cebras fue sin ninguna duda Sofia Nati. La alemana de origen griego –está pensando en jugar con la selección helena– se salió del mapa cuando le dieron la oportunidad. Por fin se volvió a sentir importante tras unas últimas temporadas marcadas por los problemas de rodilla.

  • BV Cloppenburg: La gran decepción de la temporada

Se las prometían muy felices. Tenían todo para competir incluso por la quinta plaza: una plantilla con jugadoras internacionales además de ser amplísima y con muchos recursos, grandes técnicos, una afición que acudió al estadio asiduamente, recursos financieros superiores a la media, etc. Pero al final fracasaron con estrépito.

Nada más y nada menos que ocho derrotas consecutivas: desde noviembre a abril sin sumar ningún punto. Así es imposible lograr la permanencia por muy irregulares que sean los otro. Solo cuatro victorias esta temporada, eso sí, todas contra sus rivales directos por la permanencia. Pero necesitas algo más. ¿Dónde estuvo el problema? Pues no sabría decir.

Pero quiero ser positivo, ya que un descenso ya es bastante palo para cualquiera. Lo mejor de la temporada para ellas fue sin duda ese empate en Potsdam que les supo a gloria y ese empate 3-3 en el descuento en Essen en la primera jornada de competición. Buena actuación de jugadoras como Mandy Islacker, Sofia Jakobsson o Vanessa Bernauer. Pero ya hemos visto que no fue suficiente.

Vamos a ver cuánto tiempo les cuesta ascender. No debería ser mucho, ya que la 2.Frauen-Bundesliga Nord no es una liga muy complicada, porque el proyecto es muy bueno y esa afición merece estar en primera muchos años más.

  • VfL Sindelfingen: Experiencia cruel y enriquecedora

Ya nos decía Nikolaus Koutroubis cuando aceptaron mantenerse en la Frauen-Bundesliga que no tendrían ninguna opción de permanencia y que se lo tomarían como una experiencia única y enriquecedora para todas sus jugadoras. Y así ha sido, pero creo que la experiencia ha sido muy cruel.

No creo que a nadie le guste encajar goleada tras goleada cada fin de semana. A mí al menos me parece demasiado duro teniendo cuenta que la media de edad de las jugadoras superaba por poco los 18 años. Muchas de ellas habrán llamado la atención de algunos clubes y probablemente fichen por alguno de ellos. Para otras simplemente será otra experiencia más vivida con el deporte que aman.

No puedo decir nada malo de ellas. Me parecería una ofensa dar cifras negativas sobre unas jugadoras y un cuerpo técnico que se ha recorrido toda Alemania en autobús por jugar al fútbol y evolucionar como jugadoras y como personas.

Dos puntos han sumado en esta temporada. Dos puntos que a propios y a extraños nos sorprendieron. Dos puntos imposibles. Dos puntos crueles y enriquecedores.

EL ASCENSO A LA ÉLITE
  • Herforder SV: Las más regulares de una liga irregular

El modesto equipo de la ciudad de Herford, en Renania del Norte-Westfalia, volverá a la máxima categoría del fútbol femenino alemán después de tres temporadas en segunda. No ha sido ni el mejor equipo de la 2.Frauen-Bundesliga Nord ni el campeón (ese honor se lo ha llevado el filial del Turbine Potsdam), pero con mucha diferencia ha sido el equipo más regular entre los aspirantes al ascenso. Recuerdo haberlas puesto al principio de temporada como el segundo equipo favorito al ascenso. Han superado al Meppen, al Gütersloh o al Werder Bremen en la lucha por subir gracias a un conjunto muy equilibrado con jugadoras experimentadas, alguna que otra extranjera de nivel y con una joven Kirsten Nesse enrachada.

  • SC Sand: No dejaron nada al resto

Se preveía una lucha encarnizada entre el Sand y el Köln por el ascenso, pero nada más lejos de la realidad. Desde el inicio de la temporada, las de Dieter Wendling dejaron muy claro que eran las claras favoritas al ascenso y se han paseado por la 2.Frauen-Bundesliga Süd, donde solo cedieron un empate ante ETSV Würzburg. También hicieron una excelente DFB-Pokal llegando a las semifinales, donde cayeron a domicilio contra el 1.FFC Frankfurt.

Este equipo multicultural con hasta trece jugadoras extranjeras de países como Portugal, Italia, Israel, Canadá o Croacia tiene una pinta estupenda de cara a la próxima temporada. Sin duda, dará mucho que hablar a partir de ahora.

LAS JUGADORAS MÁS DESTACADAS

¿Qué resumen que se precie no hace un once de la temporada? A mi juicio, estas son las jugadoras más destacas de la temporada. Sois libres de discrepar:

  • Portera: Desirée Schumann (1.FFC Frankfurt/15 goles encajados). Había dudas sobre cómo afectaría la salida de Nadine Angerer en el 1.FFC Frankfurt, y Schumann nos ha dejado claro que no había de qué preocuparse. De hecho, mucha gente comenta que han salido ganando, ya que la portera nacida en Berlín hace vestuario. Ha tenido fallos groseros, como la cantada en Múnich, pero al final ha sido la mejor portera de la competición. Salvó a su equipo en innumerables ocasiones.
  • Lateral derecha: Bianca Schmidt (1.FFC Frankfurt/2 goles y 7 asistencias). Su primera temporada sin lesiones con las del Meno. Y como ya hiciera en Potsdam, se ha salido. Es un puñal en la banda derecha y sus subidas son determinantes. Recuperó la titularidad en la Mannschaft.
  • Lateral izquierda: Katharina Baunach (FC Bayern München/5 goles y 6 asistencias). La clave de que el Bayern sume tantos goles a balón parado. Tiene un auténtico guante en su pierna izquierda y esta temporada ha explotado como una lateral del más alto nivel.
  • Central: Nilla Fischer (VfL Wolfsburg/1 gol). La mejor central de la liga. Qué bien hizo Pia Sundhage al reconvertirla en central. La jefa de la defensa de las lobas. Una jugadora que ha tenido un impacto brutal en el fútbol femenino alemán.
  • Central: Peggy Kuznik (1.FFC Frankfurt/4 goles). Una de las sorpresas positivas. Sabíamos que su nivel era muy alto, pero ha demostrado ser una central de la élite. Curiosamente, anunció su salida del equipo de la Volkswagen cuando ficharon a la sueca Fischer. Solo aguantó un mes en Wolfsburg, y por lo que hemos visto, el paso que dio fue acertado.
  • Mediocentro: Lena Goessling (VfL Wolfsburg/3 goles y 3 asistencias). Tenía dudas entre Goessling y Elsig, pero la diferencia la marcó que la internacional alemana marcó diferencias en los partidos grandes. Imborrable la imagen de valor que dio al jugar con un hombro desencajado ante el Turbine en la Champions. La forma en la que se rehízo en la final de la Champions ante el Tyresö es digna de mención. Su asistencia a Faisst en la última jornada de liga y un largo etcétera de situaciones donde marcó la diferencia la hacen merecer esta distinción.
  • Mediocentro: Nadine Kessler (VfL Wolfsburg/12 goles y 1 asistencia). La mejor jugadora de la temporada en Alemania. Al igual que su compañera Goessling, no se esconde en los partidos grandes. La capitana del mejor equipo del mundo.
  • Interior derecha: Kerstin Garefrekes (1.FFC Frankfurt/18 goles y 8 asistencias). Para mí, la segunda mejor jugadora de la temporada. Si quisiera, está para ser titular con Alemania, pero ya sabemos que se retiró. Sigue siendo imparable. ¿Qué sería del Frankfurt sin ella?
  • Interior izquierda: Martina Müller (VfL Wolfsburg/16 goles y 4 asistencias). La eterna Martina Müller parece vivir una segunda juventud. Su hambre de títulos es inagotable. Aparece siempre que la necesitan y, pese jugar en la banda, casi toda la temporada, su cifra de goles no ha sido tan mala.
  • Mediapunta: Julia Simic (1.FFC Turbine Potsdam/9 goles y 3 asistencias). No sé cómo describir su temporada. El nivel que ha demostrado tras sus dos lesiones de rodilla hace que me quede sin calificativos.
  • Delantera: Alexandra Popp (VfL Wolfsburg/10 goles y 8 asistencias). Si hay alguien que no se esconde, esa es la internacional alemana. El tanque del VfL Wolfsburg ha vuelto a su nivel de antes de las lesiones. Ahora mismo está un punto por encima que el resto de delanteras que tiene Alemania. Para el recuerdo, el gol en el minuto 89 que le dio el título a las de la Volkswagen.
LAS TRES MEJORES JUGADORAS
Nadine Kessler

Nadine Kessler

  1. Nadine Kessler (VfL Wolfsburg)
  2. Kerstin Garefrekes (1.FFC Frankfurt)
  3. Julia Simic (1.FFC Turbine Potsdam)
  • Jugadora revelación: Linda Dallmann (SGS Essen)
  • Jugadora más mejorada: Iva Landeka (FF USV Jena)
  • Fichaje de la temporada: Nilla Fischer (VfL Wolfsburg)
  • El descubrimiento de la temporada: Noelle Maritz (VfL Wolfsburg)
  • Mejor entrenador: Ralf Kellermann (VfL Wolsburg)
  • Lo peor de la temporada: El caso Añonma
LOS DATOS MÁS DESTACADOS
  • Asistencia Total: 156.435 (récord)
  • Asistencia Media: 1.185 (récord)
  • Partidos con más asistencia:

1) VfL Wolfsburg 2-1 1.FFC Frankfurt: 12.464 espectadores. (récord)

2) VfL Wolfsburg 1-1 FC Bayern München: 8.249 espectadores.

3) 1.FFC Frankfurt 2-1 1.FFC Turbine Potsdam: 7.250 espectadores.

4) 1.FFC Turbine Potsdam 1-1 VfL Wolfsburg: 3.060 espectadores.

5) 1.FFC Turbine Potsdam 0-3 1.FFC Frankfurt: 3.030 espectadores.

  • Máxima goleadoras
Célia Sasic

Célia Sasic

1) Célia Sasic (1.FFC Frankfurt): 20 goles.

2) Kerstin Garefrekes (1.FFC Frankfurt): 20 goles.

3) Genoveva Añonma (1.FFC Turbine Potsdam): 16 goles.

3) Martina Müller (VfL Wolfsburg): 16 goles.

  • Máximas asistentes: Lisa Evans (1.FFC Turbine Potsdam), Mana Iwabuchi (TSG 1899 Hoffenheim) y Dzsenifer Marozsán (1.FFC Frankfurt) con 11 asistencias.
  • Más jornadas consecutivas anotando: Celia Sasic (1.FFC Frankfurt) con 8.
  • Mejor actuación individual: Genoveva Añonma (1.FFC Turbine Potsdam) con 6 goles en el partido contra el VfL Sindelfingen (16/03/2014).
WOLFSBURG Y BAYERN QUIEREN DOMINAR EL MERCADO

Y como suele ser habitual en Alemania, el mercado de fichajes ya está al rojo vivo. Dos de los contendientes al título se han movido mucho y bien, reforzándose con jugadoras de un altísimo nivel. El campeón de Europa ha dicho adiós a Ivonne Hartmann (FF USV Jena), Josephine Henning (PSG) y Conny Pohlers (retirada). Salvo Henning, ninguna pérdida significativa, ya que Pohlers ya estaba en el ocaso de su carrera y Hartmann era una jugadora de equipo, una de las comodines de Kellermann. Ya han anunciado tres de los cuatro o cinco fichajes que planean realizar. La primera en llegar ha sido la internacional alemana Babett Peter, que reforzará aún más si cabe a la posiblemente mejor defensa de Europa. No llega para substituir a Henning. El fichaje estrella de momento es el de la internacional noruega Caroline Graham Hansen, que según medios noruegos cobrará más de 10.000 euros al mes en la ciudad de la Volkswagen. Gran fichaje el de las lobas al hacerse con los servicios de que seguramente sea el mejor talento del fútbol femenino mundial. La tercera adquisición de las campeonas de Europa es la célebre Isabel Kerschowski. La internacional alemana quiere volver a la élite tras dos temporadas en Leverkusen. Se prevé el fichaje de una delantera del máximo nivel mundial.

El otro equipo que está animando el mercado a base de bien es el Bayern de Thomas Wörle. Hasta diez bajas han anunciado para seguir con una reconstrucción de la plantilla. Y si diez han salido, seis han llegado, aunque han anunciado hasta ocho fichajes. El fichaje más destacado sin ninguna duda es el de la internacional neerlandesa Vivianne Miedema, la mejor delantera joven del mundo. Pero también han fichado a Caroline Abbé, Mana Iwabuchi, Melanie Leupolz y Melanie Behringer, todas jugadoras internacionales por sus países y todas robadas a la competencia, debilitando así a otros equipos de la liga. Las siguientes en llegar deberían ser una portera y una centrocampista.

Por otra parte, los dos históricos del fútbol femenino alemán, el Frankfurt y el Turbine Potsdam, están siendo mucho más comedidos. Las del Meno ya se han hecho con los servicios de dos grandes talentos como son Marith Priesse y Kathrin Hendrich, aunque han perdido a Fatmire Alushi. Aun así, es pronto para juzgar, ya que han anunciado tres fichajes estrellas durante el verano. Las de Potsdam se van a meter en una reestructuración muy seria de la plantilla. Bernd Schröder ha dejado claro que ya no quiere a jóvenes extranjeras que vayan allí para hacerse un nombre. Su idea es fichar estratégicamente a dos o tres jugadoras de mucho nivel y rodearlas de lo que ya hay, además de promocionar hasta siete canteranas al primer equipo.

Los demás equipos se empiezan a mover, aunque obviamente sus fichajes son mucho más modestos. Algún que otro equipo ya está planeando dar un salto cualitativo. La leyenda Inka Grings regresará a Duisburg, aunque no cómo jugadora, sino como entrenadora. Será interesante verla en este nuevo rol.

Ahora es el momento de los directores deportivos. Es hora de fichar y planificar plantillas para una temporada durísima que empezará en agosto y acabará en mayo debido a la disputa del mundial de Canadá. Las mayoría de jugadoras se tomarán un descanso más que merecido después de una temporada larguísima en la que lo han dado todo. A poco que la próxima temporada se parezca a la que hemos tenido este año, disfrutaremos como niños.

* Borja Rodríguez.

– Fotos: VfL Wolfsburg – Jan Kuppert (DFB) – dpa – FFC Frankfurt



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2019 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h