Perarnau Magazine

"Cada acto de aprendizaje consciente requiere la voluntad de sufrir una lesión en la propia autoestima". Thomas Szasz


Santoral / Historias

Jan Popluhar: el mejor futbolista eslovaco del siglo XX

por el 28 febrero, 2015 • 8:55

Está considerado como uno de los zagueros más brillantes de la historia de Checoslovaquia y de la Europa del Este. Leyenda del Slovan de Bratislava, fue un hombre clave en la gran actuación del equipo checoslovaco en el Mundial de Chile, donde Checoslovaquia fue subcampeón tras caer en la final con Brasil. Nacido el 12 de septiembre de 1935 en Čeklís (Checoslovaquia), fue un defensor sólido, contundente, ágil y fuerte. Además dominaba el balón con soltura y siempre intentaba sacar la pelota jugada desde atrás. Se le conoció con el apelativo de Bimbo por su gran nobleza en el terreno de juego.

Popluhar

Comenzó a jugar en edad juvenil en las filas del Dynamo Bernolákovo, y cuando cumplió 20 años firmó por el Slovan de Bratislava. El equipo presburgués lo cedió un par de campañas al RH Brno para que se foguease y retornó definitivamente en el año 1958.

Allí jugó durante una década, en la que fue un ídolo para los aficionados y acabó convirtiéndose en un mito de la entidad. El campeonato checoslovaco por entonces era una competición muy potente que reunía a conjuntos como el Sparta de Praga, el Dukla de Praga, el Spartak Trnava o el Banik Ostrava, y con Popluhal en sus filas el Slovan solo logró el título en la temporada de su debut. En un final muy apretado aventajaron el dos puntos al UDA Praga y en cuatro al Sparta, consiguiendo el cuarto entorchado de la historia del club.

A partir de ese momento, solo en 1960, 1967 y 1968 tuvieron posibilidades reales de volver a conquistar la liga. En esos años ocupó el segundo lugar tras Spartak Hradec Králové, Sparta de Praga y Sparta Trnava respectivamente. En cambio, en la copa sí lograron tres triunfos importantes en las ediciones de 1962, 1963 y 1968. El equipo celeste, que además de Popluhar contaba con los internacionales Pavol Molnár, Ludovit Cvetler, Jozef Obert, Ivan Hrdlicka, Ivan Mraz, Anton Urban o Viliam Schrojf, venció al Dukla de Praga con claridad en las finales de 1962 y 1968 e hizo lo propio en 1963 con el Dynamo de Praga, al que endosó un apabullante 9-0 en el choque de vuelta.

Al término de la temporada 1967-1968 el zaguero recibió una oferta del Olympique de Lyon y se marchó a jugar a Francia. Quedaban atrás 262 partidos y 21 goles con la camiseta del Slovan de Bratislava y un premio como mejor jugador del país en el año 1965.

En el cuadro de Lyon permaneció dos temporadas, en las fue titular y disputó 46 partidos y marcó un gol. Pero el OL no tenía equipo suficiente para luchar por los grandes títulos y en la copa cayó a las primeras de cambio, mientras que en la liga ocuparon puestos de mitad de la tabla. Con el inicio de los años 70 regresó a su país para militar en el Zbrojovka Brno un par de temporadas y a continuación fichó por el último club de su carrera, el Slovan de Viena austriaco. La institución capitalina era un conjunto amateur donde compatibilizó el cargo de entrenador con el de jugador. Popluhar acababa de cumplir 37 años y aún permanecería jugando y entrenando hasta los 44, momento en que decidió colgar las botas de forma definitiva.

Con la selección checoslovaca fue internacional en 62 ocasiones y marcó un gol. Su estreno se produjo en pleno Mundial de Suecia 1958. Anteriormente había jugado con el equipo B, pero su debut oficial fue frente a Alemania Occidental el 11 de junio de 1958. Checoslovaquia había perdido el primer encuentro contra Irlanda del Norte y el técnico Kolsky decidió contar con Popluhar para el duelo ante los alemanes. El partido finalizó con empate a dos y Checoslovaquia sumó su primer punto en el torneo. En la tercera jornada, de nuevo fue de la partida contra Argentina, a la que apabullaron por 6-1 con dobletes de Hovorka y Zikan. Los tres puntos sumados hicieron que igualasen en la tabla a los norirlandeses y fuese necesario disputar un desempate para ver qué equipo pasaba a cuartos de final. El defensor de Čeklís se había ganado la confianza del entrenador y formó en la zaga, aunque no pudo impedir la derrota en la prórroga tras el gol de McParland.

Unos meses más tarde participó en la edición 1955-1960 de la Copa Dr. Gero, de la que Checoslovaquia salió victoriosa. Con él en el once vencieron en casa por idéntico resultado a suizos y transalpinos y empataron con los italianos en Génova. Lograron 16 puntos y con solo una derrota en contra superaron en la clasificación a húngaros y austriacos.

En 1959 dio comienzo la clasificación para la Eurocopa, que iba a disputarse por primera vez. La República de Irlanda, Dinamarca y Rumanía fueron las víctimas de Checoslovaquia en su camino hacia la fase final. En semifinales se vio las caras con la URSS, que se mostró muy superior y con un 0-3 le dejó sin la posibilidad de luchar por el título. Popluhar también jugó en el choque por el tercer puesto contra Francia que concluyó con triunfo centroeuropeo (0-2).

Selección checoslovaca (1962)

Selección checoslovaca (1962)

El conjunto checoslovaco, dirigido por Rudolf Vytlacil, alcanzó su madurez en la Copa del Mundo de Chile 1962, igualando el subcampeonato mundial logrado tres décadas antes por los Puc, Nejedly, Planicka o Svoboda. Popluhar formaba una gran pareja en el eje defensivo con Novak; en el medio estaban Pospichal o Masopust y arriba, como delantero, jugaba Scherer. El guardameta era Schrojf, que completó un gran torneo excepto en la final, donde cometió varios errores clave. La clasificación para el torneo tuvo más dificultades de las previstas y se decidió en un duelo de desempate ante Escocia en Bruselas. Ambos conjuntos habían empatado a seis puntos y el billete se decidió tras la victoria checoslovaca por 4-2 en la prórroga en tierras belgas. En el mundial compartieron grupo con las potentes Brasil y España, además de México. En la primera jornada ganaron por la mínima a los españoles y luego empataron frente a la verdeamarela. En el último partido cayeron con claridad ante los mexicanos, pero ocuparon el segundo lugar del grupo. En cuartos de final su rival fue Hungría, en la que solo quedaba Grosics como miembro de los legendarios Magiares Mágicos. Un solitario tanto de Scherer les dio el pase a semifinales, donde se enfrentaron a Yugoslavia. Con seguridad fue el choque más completo de los checoslovacos en el campeonato: doblegaron al cuadro plavi por 3-1 y se presentaron en la gran final. El contrincante era Brasil. No estaba Pelé, pero sí la nueva estrella, Amarildo, junto a Garrincha, Vavá o Zito. Checoslovaquia se adelantó por mediación de Masopust, pero luego no pudo aguantar las embestidas brasileñas. El encuentro terminó 3-1 a favor de Brasil, que dejó sin la gloria a los centroeuropeos por segunda vez en su historia.

En los siguientes años como internacional, Popluhar intentó junto a sus compañeros la clasificación para las Eurocopas de 1964 y 1968 y el Mundial de Inglaterra 1966, en todas ellas sin éxito. Para los torneos europeos, la RDA y España les apartaron de la fase final, y para la competición mundialista fue Portugal el que obtuvo el pasaporte. El único tanto del zaguero checoslovaco con el equipo nacional no pudo tener mejor escenario ni rival. Fue en un amistoso ante Brasil en Maracaná que terminó 2-2. Popluhar logró batir de penalti al arquero Manga en la primera parte. Su despedida de la selección tuvo lugar un año después, en un partido de clasificación para la Eurocopa de 1968 ante la República de Irlanda en Praga.

En 1963 formó parte del equipo de la FIFA que se enfrentó a Inglaterra con motivo del centenario de la Federación Inglesa. Con el chileno Fernando Riera en el banquillo, tuvo como compañeros a figuras de la talla de Di Stéfano, Kopa, Eusebio o Puskas y a sus compatriotas Pluskal y Masopust. El choque estuvo muy igualado y se resolvió en la segunda mitad con un 2-1 a favor de los ingleses.

Después de su trayectoria futbolística trabajó en una empresa deportiva que fue a la quiebra, y posteriormente encontró acomodo en la Federación Eslovaca de Fútbol. En el año 2000 fue elegido como mejor futbolista eslovaco del pasado siglo y en el 2002 el presidente de Eslovaquia le condecoró con la Medalla de Ľudovít-Stur, una de los honores más importantes del país. Falleció a los 75 años el 6 de marzo de 2011 en Bernolákovo (Eslovaquia).

* Alberto Cosín.




Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h