Perarnau Magazine

"¿Cómo se analiza lo que no se conoce?". Ignacio Benedetti


Protagonistas / Historias

Javier Fernández, el Charles Chaplin sobre hielo

por el 16 marzo, 2013 • 19:16

Campeón de Europa y medalla de bronce en  el Campeonato del Mundo. Dos meses, dos medallas, dos momentos. Pero lo más importante, un sueño que se ha materializado.  Una realidad que, a buen seguro, más de un día, lejos de los suyos, en su casa de Toronto y tras cada entrenamiento en los últimos años,  el patinador madrileño Javier Fernández había visualizado. Porque los sueños, no siempre se convierten en realidad. Por ejemplo, así le sucede al protagonista de la película La Quimera de Oro. Precisamente, Charles Chaplin el actor que encarna ese papel,  es una de las fuentes de inspiración de Javier Fernández. Su coreografía recrea detalles del actor británico, sus papeles en el inicio del cine mudo. El madrileño  lo traslada a la pista de hielo. Su gestualidad. La música de sus films. La complicidad con la gente.

En una entrevista realizada por Emmanuel Ramiro para el ExtraSemanal del Club Perarnau, el patinador madrileño reconocía que sí se sentía un artista pues “es lo que intentamos hacer. Además de un deportista estamos intentando hacer todo. Nos metemos en el hielo y hacemos saltos, piruetas, bailamos y expresamos sentimientos. Es un poco de todo: película, música, deporte; eso es el patinaje”.  En su actuación de hace dos meses en Zagreb y en la de London ha confirmado estas palabras con sendas actuaciones para un recuerdo imborrable.

En el fondo se puede decir que la carrera deportiva y vital de Javier Fernández es de película, de cómo retar a casi todo para convertir su gran deseo en realidad: ser una estrella de este deporte  cuando nadie apostaba por él siendo todavía un niño que con seis años tenía ya sus primeros patines. Ese mismo niño que en la película Billy Elliot, en la ficción, quería bailar.

En una pista de hielo, Fernández es uno de los mejores bailarines de salón. No sólo ha convertido su deseo de patinar en realidad, sino que ya es un referente de este deporte. En España, su reconocimiento ha llegado con las medallas. En el mundo, con su arte sobre la pista. Con esa dulzura de pasear y ejecutar giros del todo complicados, alguno de ellos, propios. Es el caso del cuádruple salto o el triple axel. Dos aspectos técnicos de alta dificultad. El madrileño todo lo ha conseguido como quien recrea cualquier obra de teatro o representa un papel cinematográfico. Tras mucho trabajo y sacrificio. Dejar su hogar con 17 años para lanzarse a una aventura que de Madrid le llevó a New Jersey y, posteriormente, establecerse en Toronto, la que ahora es su lugar más habitual de residencia.

Fernández acompañó en el podio al ídolo local Patrick Chan (que sumó su tercer título consecutivo), medalla de oro con 267.78 puntos, y del kazajo Denis Ten (266,48). El joven patinador madrileño de sólo 21 años había concluido en séptima posición el programa corto, su debilidad, pero en el programa libre, su auténtica especialidad, sumó 168,30 que se añadieron a los 80,76 del primer día para arrojar un total de 249,06, cuatro puntos más que el japonés Yuzuru Hanyu.

Esbozando una sonrisa, pero al mismo tiempo agotado. Es lo que transmitía Fernández la pasada madrugada (hora española), bien entrada ya la noche en London (Canadá), cuando finalizó el Programa Largo, su valor añadido, su especialidad, lo que le convierte más allá de  otras consideraciones, en un puro talento en un deporte donde cada detalle, cada error, te lleva a la gloria o te aleja de ella.

Instantes más tarde, cuando se confirmó la remontada del  séptimo lugar del jueves al tercer lugar del podio, el cansancio pasó a un tercer plano. Su alegría era rebosante. ¿Por qué? Muy sencillo. Su sueño se había convertido realidad. Si cuando logró hace dos meses en Zagreb la medalla de oro en el Europeo, Fernández  estaba eufórico, dando a España su primera medalla en este deporte de toda la historia, el madrileño afrontaba como uno de los grandes favoritos al podio la cita mundialista. Sin embargo, el propio patinador, siempre prudente, apuntaba al ‘top 5’ como su objetivo en la cita en tierras canadienses.

Tras finalizar un poco más retrasado de lo que él mismo había previsto inicialmente el Programa Corto, recibiendo ocho puntos menos que consiguió en el certamen en Zagreb, debía rozar esa actuación si quería alcanzar un metal.  Sin embargo,  Fernández con un temple alejado de lo que representa su juventud (21 años), guardaba lo mejor para su día: hoy.  Le quedaba la ‘bala’ del Programa Largo, su especialidad. En enero en tierras balcánicas le llevó al oro.  En Canadá a un brillante bronce que, dada su progresión, que le ha hecho pasar de ser noveno el año pasado a tercero en este 2013. En su séptimo Mundial y, tras no pasar a la final en los dos primeros, hoy es una leyenda más del deporte español con este tercer puesto.

No fue necesario llegar a la excelencia que mostró en Zagreb. Aunque no estuvo tan lejos de repetir una actuación de alta escuela. Es cierto que cometió pequeños fallos que le restaron puntos. En concreto, en uno de sus elementos diferenciadores: en el segundo cuádruple del ejercicio. La duración total del ejercicio fue de aproximadamente cinco minutos.  Y en muchos de ellos, los aplausos del público impedían escuchar con claridad la música.

Pero sus máximos competidores también cometieron fallos. Y en el caso del madrileño esos minúsculos errores no fueron castigados con tanta severidad por los jueces, como sucedió con el resto de aspirantes a medallas y que se quedaron fuera del podio. Entre ellos, y por poner un ejemplo significativo, el hasta hoy subcampeón mundial, el japonés Daisuke Takahashi.

Fernández  contaba con un elemento más a su favor: el público. La gente de London le adora pues, para los canadienses, este joven de 21 años, aunque en su DNI indica que es español, es un vecino más de Toronto, donde reside gran parte del año y se entrena. No es de extrañar, pues, que su actuación fuera una de las más aplaudidas. El afecto lo tenía conquistado, pero había que reafírmalo con un notable ejercicio. Y lo hizo.

Fernández no se pudo acercar a las puntuaciones que recibió en el Europeo, 186,07, pero los 168,30 le sirvieron para superar a los cuatro rivales que tenía por delante y llevarse el tercer premio. El patinador español finalizó con la cuarta mejor nota el Programa Largo, superado por el kazajo Denis Ten, el canadiense Patrick Chan y el japonés Yuzuru Hanyu.

Ni el francés Brian Joubert, ni el checo Michael Brezina, ni el japonés Daisuke Takahashi, actual subcampeón del mundo, ni el canadiense Kevin Reynolds, que salía con el bronce provisional, se pudieron acercar a las prestaciones del madrileño, que aventajó en poco más de cuatro puntos a Hanyu, que remontó desde la novena plaza y tuvo que esperar como pasaban los patinadores hasta respirar aliviado.

Lo que estuvo inalcanzable fueron el oro y la plata, muy disputados entre Chan y el joven Ten. El kazajo, de 19 años, apretó al máximo al local y se quedó muy cerca de amargarle, con un gran Programa Largo con la música de la película The Artist, con la que consiguió la mejor puntuación con 174,92 puntos, insuficientes para impedir que el canadiense, el mejor tras el Corto y con la música de La Boheme de Giacomo Puccini, entrase en la historia con su tercer título consecutivo.

Todo ello no hace más que invitar al optimismo si nos ceñimos a lo que se puede esperar de Javier Fernández el próximo año, con motivo de la disputa de los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi (Rusia), evento para el que ha logrado además dos plazas fijas para el patinaje español. Precisamente, otra ciudad fetiche para el deporte español, tras sumar la granadina Victoria Padial los primeros puntos para una competidora española en una prueba de la Copa del Mundo de Biathlon, justo hace poco más de una semana. El deporte invernal está convirtiendo en 2013 en un año para la historia. ¿O no? Tal vez sólo sea el inicio de una buena película con un, esperemos, final feliz.

–CLASIFICACIÓN FINAL.

1. Patrick Chan (CAN) 267,78 puntos

2. Denis Ten (KAZ) 266,48

3. JAVIER FERNÁNDEZ (ESP) 249,06

4. Yuzuru Hanyu (JAP) 245,99

5. Kevin Reynolds (CAN) 239,98

 

* Pablo Beltrán es periodista.



– Fotos: AFP – EFE




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h