Perarnau Magazine

"Se llama genio a la capacidad de obtener la victoria cambiando y adaptándose al enemigo". Sun Tzu


Champions 2012-2013 / Fútbol 2012-2013 / Fútbol

‘La forza del destino’

por el 2 octubre, 2012 • 22:28

1.- Carles Puyol apagó la luz con el codo y luego ya no hubo nada. (O sí, pero todo malo).

2.- Hasta entonces, la nueva cita en Da Luz había cundido mucho en un crescendo progresivo que el Barça interpretó con pericia pese a los errores diversos que fue dejando por el camino, como piedrecitas para no olvidar de donde viene.

3.- El regreso del capitán Puyol no modifica los apuros atrás, ni enmienda la tensión con la que se mueve Mascherano, atenazado todavía por aquella pifia del Bernabéu. Sí, Puyol genera infinitamente más tranquilidad que Song atrás, pero no es el Bálsamo de Fierabrás que todo lo cura, confirmándose que no era la defensa la primera causa de las dificultades, sino la disposición general en el campo.

4.- La disposición se repite. Muy probablemente porque, echando cuentas, Vilanova advierte un balance positivo. Contable de los de lapicero en la oreja, Tito ha echado sumas y restas y le aparece saldo a favor, así que repite el 4-2-2-2.

5.- Ventajas: A.- Tiene dos extremos siempre en el campo, aunque hoy bastante más cerrados que en partidos interiores; B.- Cesc está activado de manera continua; C.- Messi puede bajar donde le apetece (donde Xavi) sin que se pierda presencia en tres cuartos, pues en esos casos le releva Cesc; D.- El punto anterior no limita la impactante aparición de Messi en las zonas de peligro, sea para marcar, sea para asistir.

6.- Inconvenientes: E.- La ubicación en paralelo de Busquets y Xavi en un doble pivote facilita la ruptura de su línea a la menor pérdida de balón; F.- La disposición general impide la presencia de un 9 que facilite el desorden rival; G.- El cuadrado formado en el centro del campo  por dos líneas (Xavi-Busquets, Messi-Cesc) dificulta la creación de hombres libres y la triangulación, lo que merma el control del juego; H.- La recuperación de balones tiene que hacerse por esfuerzo físico más que por cercanía posicional.

7.- Consecuencias: contabilizadas unas y otras, Tito concluye que el sumando vale la pena y repite el 4-2-2-2. Es posible que ya sea una decisión bastante definitiva, pero tal vez obedezca a dos ausencias de mucha trascendencia: la del jugador que saca limpio el balón de atrás (Piqué) y la del gran “desequilibrador” (Iniesta). Veremos cuál es la disposición cuando ambos sean titulares.

 

8.- Un Benfica presionante y agresivo se planta en 4-1-4-1 sin dejar respirar a Xavi, que no logra darse ni una sola vez la vuelta como gusta. La suma de los factores resulta explosiva de entrada, pues el partido pasa por encima de Xavi y la gran cantidad de balones perdidos por Messi (11, cifra impropia en él) facilita los contragolpes punzantes del equipo local. Momento en que se percibe que ni siquiera la energía vital de Puyol puede compensar la deficiencia en la transición defensiva del conjunto.

9.- Sin masticar el juego y con los jugadores bastante separados entre sí, Busquets se multiplica para llegar a todos los rincones, pero ese esfuerzo generoso no impide que el Barça padezca, lo que no puede sorprender: en un equipo basado en tener el balón, su ausencia le tambalea.

10.- Pero no le tumba. Se sostiene en Valdés, en la fortaleza inspiradora de Puyol y en la decisión de jugarle al Benfica de otro modo. ¿Decisión puntual? ¿Decisión pragmática? ¿Simple variante? ¿Único remedio para el momento? Lo cierto es que en un primer tiempo que acumula muchos errores en el pase y poco control del juego tal como lo entiende desde hace años, el Barça se acoge al balón largo y directo. Un Barça “amerengado”.

11.- Y ahí Cesc y Alexis se agigantan. Fàbregas llegando en vertical; Sánchez tirando la diagonal desde fuera, ambos en costado izquierdo, retroalimentándose, Alexis bastante alejado de Messi. Claro: Alexis con espacios hace mucho daño, por supuesto. El problema es que el Barça acostumbra a jugar sin esos espacios. El Benfica se los da y Alexis, ubicado en izquierda, recuerda al Sánchez que dominó a Pepe y Ramos en el Bernabéu hace diez meses. De fuera hacia dentro, arrastrando cuanto le salga al paso, rey de los desmarques, efervescente como en sus mejores sueños.

12.- El Barça se gusta en esas vertiginosas transiciones ofensivas. A cambio, padece en las defensivas, víctima de sus propias carreras. Eso mismo ya lo vimos a mediados de enero y febrero pasados, cuando el equipo de los controladores se transformó en el club de los velocistas. No se puede tener todo. Si quieres tener tu control tradicional, a cambio no pidas juego vertiginoso. Si quieres verticalidad puedes conseguirla, pero entonces no pidas control.

13.- ¿Compensa esta modificación? Sí es como variante puntual, sin duda alguna. Si es como propuesta permanente no tengo respuesta. Nos la dará el paso de los días, aunque Tito ya ha demostrado que cada partido es laboratorio de prueba y error, probeta de ensayo donde retocar pequeñas piezas, hoy Alexis a izquierda, Alves más frenado en su libro de instrucciones. Casi imperceptibles modificaciones que va introduciendo para encontrar la llave de paso del Barça fluido.

14.- El gol temprano de Alexis (en la zona del 9) no le da el control previsible al Barça. Al contrario. Se desarrolla a partir de ese punto un primer tiempo febril y sin pausa. Es arriba y abajo, errores técnicos impropios, transiciones veloces en un sentido y otro y sensación de escaso dominio sobre el Benfica, lo que contrasta con otra impresión quizás equivocada: posiblemente haya sido el partido menos exigente de toda la temporada para el Barça. El que ha provocado menor desgaste emocional (hasta la lesión de Puyol).

15.- El gol de Cesc (en su llegada clásica de puñal) ha convocado al viejo buen Barça. Tras una primera mitad de velocistas ha llegado un segundo tiempo de controladores, sin que se perdiera la verticalidad en finalización. En vez de hacer muchas, Messi solo ha hecho algunas, pero de vuelta al ruedo; Cesc ha continuado llegando; Alexis ha seguido rompiendo con sus desmarques; Xavi ha recuperado la amistad del balón; los triángulos reaparecen en ambos costados;  y todas las piezas han encajado.

y 16.- Hasta que la fuerza del destino ha chocado con Puyol y se ha ido la luz.

 

– Benfica-Barça (Champions, 2ª jornada) 2-Octubre-2012. Estadio Da Luz, Lisboa.  0-2 (Alexis, Cesc)



– Fotos: Miguel Ruiz (FC Barcelona)




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h