Perarnau Magazine

"Cada acto de aprendizaje consciente requiere la voluntad de sufrir una lesión en la propia autoestima". Thomas Szasz


Liga BBVA 2014-2015 / España / Fútbol / Crónicas 2014-2015

La intensidad se volvió buen juego

por el 4 enero, 2015 • 19:31

Otamendi (MA Polo EFE)

1.- El Valencia se impuso al Real Madrid en un partido que fue comprendiendo mejor con el paso de los minutos. De inicio confundió la intensidad con una agresividad excesiva, que se tradujo en inseguridad, midiendo mal los espacios y perdiendo el balón muy pronto. El Madrid lo aprovechó enfriando el partido, tocando bien la pelota y castigando al Valencia por las bandas. En la segunda parte, el Valencia dio un paso al frente, gobernó en campo del Madrid y dio la vuelta al marcador. En los últimos instantes sufrió para conservar su ventaja y conquistar tres puntos que había trabajado desde la fuerte convicción de que el Madrid tuviese un partido incómodo.

2.- De inicio, Nuno cambió el sistema y dispuso un 3-5-2 con Enzo Pérez como mediocentro más posicional, André Gomes y Parejo como interiores y un doble nueve formado por Álvaro Negredo y Paco Alcácer. La amplitud dependía de los costados, y allí debían aparecer Barragán en el derecho y Piatti en el izquierdo, aunque tardaron en hacerlo. El Valencia fio todo de salida a un juego intenso, muy agresivo, que en ocasiones le hizo medir mal y cometer faltas innecesarias.

3.- Ancelotti dispuso un sistema 4-3-3 con Kroos en su posición habitual de mediocentro acompañado por Isco y James. Mención especial para el malagueño en el primer tiempo, que se juntó con Kroos en los momentos en los que más intenso se mostraba el Valencia para enfriar el juego: entre ambos consiguieron que las revoluciones del partido fueran descendiendo. El Valencia, con Enzo Pérez al mando, no podía gobernar el partido con el balón, y con el paso de los minutos del primer acto lo fue fiando todo a los contragolpes, bien conducidas por André Gomes. En el Benfica, Enzo Pérez terminó rindiendo muy bien como acompañante de un mediocentro posicional, pero le cuesta mucho llevar la manija del equipo, más si tiene que llevar el peso de la creación, pero a nivel defensivo sí cumple con creces.

4.- El Madrid fue encontrando aire por los costados. Kroos e Isco congelaban el juego para que Bale y Cristiano perforasen por fuera. Orban midió mal en una ocasión que fue a buscar a Bale a la banda derecha y cometió falta. Kroos lanzó cerrado y el balón terminó en el brazo izquierdo de Negredo. Gil Manzano señaló el penalti y Cristiano lo transformó, adelantando al Madrid en el marcador. Tras el gol, ambos equipos entraron en una dinámica de faltas constantes que empobreció el juego. El Madrid era mejor cuando conseguía encadenar tres pases seguidos y el Valencia lo fiaba todo a los balones que ganaba Negredo por arriba y a las magníficas conducciones del elegante André Gomes, un jugador que desde que destacó en aquella Eurocopa sub-19 de Estonia no deja de progresar.

5.- Se lesionó Piatti y entró Gayá, pero no hubo ningún cambio táctico. El Valencia no le perdía la cara al partido, lo enfocaba todo desde la intensidad y poblando el mediocampo. El Madrid seguía intentando rebajar las revoluciones; buscaba dormir el partido, pero los últimos instantes del primer acto aventuraban que no sería fácil mandar el partido a la siesta.

6.- El Valencia calcó el inicio del partido en los primeros minutos del segundo acto, y esta vez encontró pronto el premio. Gayá percutió desde la izquierda hacia dentro para terminar asistiendo al otro lateral, que se había incorporado al ataque: Barragán llegó a la frontal y su disparo batió a Casillas tras tocar el balón en Pepe. Era el empate a uno a los siete minutos de la reanudación. Los laterales del Valencia ya tenían la importancia que el esquema les pedía en el partido, y ambos lo interpretaron de maravilla, especialmente Gayá, que estuvo sobresaliente desede que entró sustituyendo a Piatti. El partido se estaba inclinando hacia la portería de Casillas. El Madrid lleva más de un mes ganando partidos con relativa comodidad, y perder el hábito de competir es peligroso.

7.- Tuvo el Madrid la ocasión para hacer el 12 en una falta que tocó rápido Benzema hacia Isco; el malagueño habilitó a Bale y el galés, cuando había ganado la espalda a Gayá y Orban, decidió no asistir a Benzema, que estaba solo para empujar el balón, y terminó perdiendo una ocasión clarísima. La jugada exigía el pase atrás, pero Bale no lo entendió así, al revés que Benzema, que sí le habría asistido a él. Se cumplió la máxima del fútbol: el que perdona lo paga. Instantes después, Parejo botó un gran córner y Otamendi activó los muelles que tiene por piernas para ganar el salto a Ramos y batir a Casillas con un gran remate de cabeza. El partido había cambiado y el Valencia era mejor que el Madrid.

8.- Los de Nuno ganaban la partida en mediocampo y el partido había pasado de incómodo a ingobernable para un Madrid que se veía superado por primera vez en muchos encuentros. Ancelotti se dio cuenta y reestructuró tácticamente a su equipo de cara al tramo final. Cambió el sistema y colocó al conjunto en 4-4-2 con la entrada de Jesé y Khedira por Bale y James. Cristiano se ubicó arriba con Benzema y Khedira lo hizo como lugarteniente de Kroos, dejando los costados para Jesé en la derecha e Isco en la izquierda.

9.- La gestión de los últimos minutos del Valencia no fue buena, y el equipo parecía exhausto. Nuno cambió a Negredo, muy cansado tras batallar durante todo el choque, y dio entrada a Rodrigo. El Madrid retomó el mando, sin un dominio insultante, pero sí suficiente para generar peligro. Allí surgió un gran Orban, de menos a más, y un extraordinario Enzo Pérez que, con una amarilla desde el primer tiempo, se multiplicó en las coberturas con una lectura perfecta del juego.

y 10.- No se trata de restar mérito a la temporada que está firmando el Madrid, por supuesto que no. No se ganan 22 partidos seguidos sin hacer las cosas bien. Pero el equipo venía pecando a veces de cierta autosuficiencia en el último que a veces se traduce en dificultades cuando el rival, como el Valencia hoy, le plantea un partido a cara de perro. Tiempo tiene para recuperarse de este tropiezo, pero de cara al futuro, una derrota en enero puede ser una victoria en mayo.

– Valencia-Real Madrid (17ª jornada, Liga BBVA). 04-enero-2015. Estadio de Mestalla. 2-1 (Cristiano, Barragán, Otamendi).

* Alberto López Frau es periodista.


– Foto: Miguel Ángel Polo (EFE)




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h