Perarnau Magazine

"Todo lo que no está creciendo está muriendo. Crecer significa aprender y transformarte cada vez en una mejor versión de ti mismo". Imanol Ibarrondo


Firmas

La lotería nunca toca dos veces seguidas (y 2ª parte)

por el 24 abril, 2012 • 6:16

B) El objetivo: repetir el resultado en ocasiones de gol (10-1)

Sinceramente, este resultado, aunque no cuente para nada, me sorprendió gratamente. Como dijo Pep, “me siento impresionado de las oportunidades que tuvimos al jugar contra un equipo así” (también en el 2º tiempo, el peor del Barcelona, ya que generó cuatro claras oportunidades de gol), para mí, el peor rival posible con su infranqueable muralla, y conseguir que sólo crearan una ocasión contando con el sublime Drogba, con peligrosos centrocampistas box to box como Ramires o Meireles y con una superioridad enorme en el juego aéreo. Mérito del Barça más lúcido que hemos visto en semifinales de la Champions League en la era Pep (con mucho, la parte de la competición que más quebraderos de cabeza le ha dado a Guardiola). Curioso: a pesar de haber arrasado en eliminatorias a equipos como Bayern de Munich o Arsenal, o de haber ganado con claridad las dos finales al Manchester nited, esta ronda siempre ha sido extremadamente ardua para el conjunto culé.

 

LAS DUDAS QUE NO ARROJÓ LONDRES SÍ SURGEN TRAS EL CLÁSICO

No obstante, las dudas que no arrojó (o no debió arrojar) la derrota del miércoles sí surgen tras el Clásico. De entrada, con las numerosas novedades que introdujo Pep. El equipo venía funcionando muy bien (a pesar de la derrota), por lo que la revolución que planteó no se antojaba necesaria. Sin embargo, tampoco cabe resultar ventajista: es la primera vez en la que una novedad sustancial introducida en un partido clave no funciona (a recordar: Messi de falso 9, los 3 centrales en el Bernabéu en Liga…).
Pues bien, esta vez no dio resultado por distintas causas que no pretendo analizar aquí. Lo que sí resultó más preocupante fue el estado de nervios en el que parecía estar sumido el conjunto culé, pues no hay otra manera para explicar que los mayores especialistas en acertar pases en superficies reducidas de la historia perdieran tal cantidad de balones (en muchos casos, sin presión o adversidad que lo justificara). Tampoco resultó alentador que, en un partido cuyo planteamiento se basaba en dejar completamente libre la zona del 9 (con un Messi retrasado y extremos pegados a la cal sin tirar diagonales), se quedara en el banquillo el mejor llegador: Fàbregas.

Sí, está claro que últimamente seguía dando síntomas preocupantes de no entender el juego posicional de su equipo. A pesar de ello, en ¾ estaba siendo, tras Messi, el jugador que más ocasiones generaba (bien con asistencias increíbles, bien con magníficas llegadas que últimamente no estaba teniendo acierto al finalizar). El único factor preocupante restante y, probablemente, el más importante no es Messi (está perfecto, haciendo lo de siempre; cuando no puede finalizar como un 9, toca como el mejor 8, desborda como el mejor 7 y asiste como el mejor 10: esto es precisamente lo que le hace ser el mejor jugador que hay y ha habido en muchísimos años, tal vez en toda la historia), sino Xavi. Imposible determinar en qué medida es culpa de las molestias, de los contrarios, del cansancio acumulado o de un mal momento de forma particular. Lo que está claro es que, sin que esté jugando mal, le falta ese plus que durante tanto tiempo le ha permitido llevar el timón de un equipo capaz de colarse una y otra vez por un hueco inexistente.

Tampoco consuela en este aspecto ver cómo Cesc, por mucho que genere arriba, por el momento está totalmente incapacitado para asumir dicho rol o cómo Thiago, a pesar de dejar cada vez más claro que tiene todas las cualidades para ello y que llegará a ser de los mejores o incluso el mejor en esta función, sigue demostrando estar un poco verde (como en su día lo estuvieron el de Terrassa o Andrés). Después de haber probado varias opciones, parece que queda esperar que Xavi sea Xavi o que Guardiola, en el único recurso que creo que en estos años no ha utilizado, se decida a utilizar al “Iniesta versión Champions 2006” (es decir, asumiendo el papel de Thiago en el Bernabéu), ése que desordenaba y partía a los equipos contrarios desde la misma base del centro del campo.

 

CLAVES PARA HOY

En este contexto, resulta difícil hacer un pronóstico para el encuentro de esta noche, pues muchas son las incógnitas que deberán despejarse:

1.- Estado anímico. Para levantar una eliminatoria de este calibre, las dudas y los nervios deben quedar apartados. A ello no ayuda el contexto de una remontada: los blaugrana ya han vivido malas experiencias en cuanto a juego cuando han sentido la necesidad de voltear una eliminatoria. Hablo de esas veces en las que se ha llenado el Camp Nou y no ha parado de animar después de grandes conjuras y se ha olvidado la paciencia, factor diferencial del unánimemente considerado como mejor equipo de los últimos tiempos (y, para muchos, de toda la historia). Me refiero particularmente a aquel partido de vuelta en la misma ronda hace dos años contra el Inter en el que un Barça con muchas menos ideas de las habituales no consiguió perforar dos veces una pared en la que faltaba un ladrillo (Thiago Motta), cosa que en circunstancias normales sí habría hecho. Como ejemplo más reciente, valga la vuelta de la eliminatoria contra el Milan, en la que si bien se consiguió el resultado, el juego no fue el más acertado.

2.- Elección de jugadores y sistema. Esta duda surge tras el Clásico, por las causas ya expuestas, si bien cabe esperar que en respuesta a las dudas, se vuelva a las certezas (jugadores experimentados, juego posicional puro y duro, 4-3-3). En la ida, a pesar de ser alineación y táctica los esperados, se consiguió la superioridad anhelada. Ello hace que no parezca imprescindible hacer grandes cambios respecto a aquel partido, ya que difícilmente podría el Chelsea o ningún otro equipo defender mejor y disponer de mejores bazas para el contragolpe (lo que, junto con el hecho de que sólo los centrales y el portero repitieran titularidad en el partido de Premier, hace prever que repetirá sistema y alineación). A pesar de ello, dispuso de 10 veces menos ocasiones que el Barça.

3.- Acierto en el remate. Si bien que el Chelsea acabara con la portería a cero equivalió a que le tocara el premio gordo, no lo fue que el Madrid encajara un solo gol. En el Clásico, ambos conjuntos dispusieron de un número similar (y escaso) de ocasiones (si bien, hasta los últimos 10 minutos, los culés habían tenido alguna más). Fue esta diferencia de acierto, al margen de jugar el conjunto catalán un mal partido, la que hizo que el partido acabara en victoria merengue y no, como mínimo, en empate.

4.- ¿Habrá arbitraje europeo? Con esto me refiero a que, de acuerdo con el criterio arbitral en la eliminatoria Barça-Milan, el agarrón de Cahill a Iniesta no es penalti en campo contrario, pero sí en el propio. O que de esperar a mediada la 2ª parte para mostrar tarjetas, se espere a mediada la 1ª. En cualquier caso, un Barcelona del nivel del partido de Londres remontaría en ambos contextos.

5.- La lotería nunca toca dos veces seguidas. Con el mismo balance de oportunidades que en la ida, parece imposible que los ingleses tengan la misma suerte (tantas veces) y no se vean apeados de la final. Además, 4 palos en dos partidos (el Arsenal hizo otros 2) no parece una estadística con visos de aumento, sino todo lo contrario. Ése es el reto del Barça: conseguir, como en la ida, que para salir vencedor el Chelsea tenga que ganar también la lotería.

 

1ª parte: La lotería nunca toca dos veces seguidas

* Rafael León Alemany.

– Fotos: Migue Ruiz (FC Barcelona) – Jordi Cotrina (El Periódico) – Edu Polo




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h