Perarnau Magazine

"Entonces marcábamos goles, pero no nos daban trofeos por hacerlo". Telmo Zarra


Internacional / Fútbol / Crónicas 2014-2015

La pólvora del City no entiende de méritos

por el 26 agosto, 2014 • 9:29

 

Podía parecer cuando se anunciaron las alineaciones que lo de que Fernando le ha comido la tostada a Fernandinho en el once del Manchester City en este arranque de temporada tiene que ver solo con que el brasileño necesita recuperar su mejor forma tras el mundial, y seguramente no falte razón en esa afirmación. Sin embargo, Pellegrini ha descubierto con el exjugador del Oporto otra vuelta de tuerca a su dibujo que le permite potenciar esas vertiginosas asociaciones en la zona de tres cuartos que definen su propuesta en ataque estático.

Fernando es esa especie tan reducida de mediocentro capaz de ejercer de pivote único ante equipos poderosos (claro que por eso estas piezas codiciadas como Matic, Busquets, Alonso o Motta se reparten entre los grandes), de sostener todo el caudal ofensivo de un equipo con atacantes a los que les cuesta correr hacia atrás, y ese perfil no estaba en la plantilla citizen de la temporada pasada. Lo que parecía un 4-4-2 con Fernando y Touré en el doble pivote resultó ser un 4-1-3-2 con Fernando como ancla y Nasri, Touré y Silva intercambiando posiciones en la zona de la mediapunta, poblando zonas interiores y renunciando a unas bandas ocupadas por unos laterales altísimos (Clichy y sobre todo Zabaleta) y por un Jovetic que caía al costado izquierdo –Dzeko quedaba más fijo– para liberarle espacio a esta terna de enganches.

Sin embargo, el plan de Pellegrini se atascó. El Liverpool salió con la idea firme de disputarle el mediocampo a los locales, se ordenó en su campo de inicio en 4-3-3 y buscó la velocidad tras robo de su tripleta atacante. Compactos atrás y con un Gerrard imperial que equilibraba al equipo corrigiendo desajustes, ofreciéndose en las ayudas y yendo providencial al corte, los de Rodgers dominaban el partido sin balón. Los mediapuntas del City se veían obligados a retroceder demasiado para colaborar en la creación, tenían muchos problemas para encontrar la espalda de los centrocampistas reds –Allen y Henderson escoltaban como interiores a Gerrard– y solo las internadas de Zabaleta por la banda derecha daban vida a un ataque poco profundo. El Liverpool dominaba el espacio, y con el paso de los minutos iba a hacerse también con el balón. La capacidad de desborde de Sterling en la derecha, los movimientos al espacio de Sturridge y la presencia de Coutinho en la mediapunta –adonde acudía partiendo desde la izquierda– transmitían sensación de peligro constante, algo que el equipo local no estaba alcanzando desde el juego, pero que tiene grabado en el código genético de cada uno de sus atacantes. De esta forma, la falta de intensidad en un despeje franco del debutante Alberto Moreno la castigó Jovetic al filo del descanso robándole la cartera al sevillano y fusilando a Mignolet.

Si un error individual eclipsó el buen trabajo del Liverpool en la primera parte, una genialidad de Jovetic a los diez minutos del segundo tiempo acabó por enterrarlo. Un taconazo de espaldas del Montenegrino tras recibir de Silva rompió la defensa visitante, Nasri sorprendió por la derecha –de nuevo por el carril de Alberto Moreno– y le devolvió el balón al ex de la Fiore para dejar claro que tras un año aciago está de vuelta para quedarse. Tras el 2-0, el partido entró en un duelo a los golpes –Jovetic tuvo en sus botas el hat-trick tras otra gran combinación y Hart salvó el 2-1 con una parada de portero de balonmano a trallazo de Sturridge– que iba a acabar ganando por KO un Agüero que tras salir del banquillo tardó 23 segundos en marcar un gol que se forjó en tres toques desde el saque de Hart hasta la magnífica asistencia de Navas –había salido por Silva tres minutos antes–, que interpretó de maravilla el desmarque en ruptura del Kun. La explosión de Jovetic puede llevar a un equipo con cinco atacantes de movilidad total, teniendo en sus dos delanteros jugadores con alma de diez pero con movimientos, instinto y contundencia de nueve.

Del Liverpool quedan las sensaciones, algo que a medio plazo es más importante que el resultado. El plan de Rodgers se ejecutó perfectamente y no murió por sus fisuras, sino por una acción puntual y por la calidad de un rival ante el que no bajó la cabeza ni con 3-0, descontando con un autogol de Zabaleta en el tramo final y dejando claro que, a la espera del mejor Balotelli, también este año pelearán por el título.

* Alberto Egea.





orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h