Perarnau Magazine

"La simplicidad es la máxima sofisticación". Steve Jobs


Barça / Fútbol / España

La última mejora del Barça

por el 1 Abril, 2015 • 6:27

mascherano

En abril, los equipos son lo que han llegado a ser y no lo que podrían haber sido. El joven talentoso que no ha conseguido formar parte del once habitual ya no lo hará, ese sistema que podría haber potenciado más a los mejores jugadores ya no se usará. La idea de juego del equipo será la que se haya impuesto durante del curso. Los jugadores, los que ya formen parte del núcleo duro del equipo y el sistema, aquel con que mejor hayan funcionado. Al fin y al cabo, los cambios a última hora sin prueba previa rara vez funcionan, y el fútbol no es una excepción. Véase la última visita del PSG al Camp Nou, pese al resultado.

Eso significa que el Barça va a seguir jugando un fútbol vertical en el que todo gire alrededor de Messi y se potencie a Suárez y Neymar en detrimento de Iniesta o Busquets, que seguramente ya sea tarde para que Bartra o Rafinha entren en el once y que el sistema usado va a ser el 1-4-3-3. Y, sobre todo, que el Barça no va a conseguir ya un sistema defensivo sólido. No obstante, sí que se puede mejorar aceptando todas las premisas anteriores y partiendo de la única duda respecto al once de gala: ¿dónde juega Mascherano?

¿De central? Piqué ha vuelto a ser un titán y con Mathieu el equipo es mucho más solvente defendiendo el juego directo, centros laterales y córneres. Ahora que ninguno de ellos debe anticipar tanto, las virtudes de Mascherano han dejado de ser una ventaja suficiente. ¿De mediocentro? Abarcando grandes distancias y corriendo hacia atrás, lo que toca ahora, el Jefesito es superior.

Sin embargo, con el balón el Barça necesita la máxima velocidad. Esto no ha cambiado; lo que ha cambiado es que ahora es en sentido vertical. Ello hace que Busquets la toque y pese menos, pero no que deje de ser crucial. Además, el de Badia es necesario para que el equipo pueda tomarse un respiro de vez en cuando y descansar con el balón. Desde la posición de interior es incapaz de aportar lo mismo al equipo.

Entonces, ¿por qué tiene que ser Mascherano titular? Es uno de los mejores defensas del equipo, uno de los dos únicos que entrarían en una clasificación mundial de futbolistas sin el balón en los pies. En un equipo que ayuda muy poco a sus defensores, esto es oro puro. Si es suficiente o no para que sea titular indiscutible, depende del criterio de cada uno. Pero el sistema no va a cambiar y en las tres posiciones que ha ocupado hay mejores opciones.

Veamos el resto de puestos. Los tres de arriba son intocables. A Jordi Alba solo podría discutirle el sitio Adriano si las lesiones se lo permitieran. Iniesta, pese al perjuicio que le causa esta manera de jugar, sigue siendo importante por su capacidad para esconder el balón, y su jerarquía le hace intocable. Sin verse obligado a jugar fijo como extremo, Dani Alves está siendo uno de los mejores.

Rakitic es, sin duda, el eslabón más débil. Pese a su encomiable actitud y algunas grandes actuaciones, sus limitaciones para sortear la presión y para asociarse llevan a que principalmente se le pida apartarse de las jugadas. Sus movimientos son muy buenos, pero no diferenciales por sí mismos, como tampoco pueden serlo sus pases y chuts por lo poco que se producen. Sin balón, su esfuerzo es tremendo y sin duda aporta, pero no es ni de lejos un especialista en esta faceta. Por ello, si hay que cambiar alguna pieza, es él.

¿Mascherano por Rakitic, tal cual? Evidentemente no. De las cosas que hace Rakitic, Mascherano solo le supera en defensa. ¿Y en el resto de fases del juego? Dani Alves es la respuesta. Excepto de cara a puerta, supera al croata prácticamente en todo. Sin verse obligado a guardar la posición (como ahora) ni a escorarse permanentemente como extremo (como antes), el mejor socio en corto de Messi puede brillar.

Con una simple revisión de las funciones de interior y lateral, la suma de Alves más Mascherano puede ser muy superior a la de Alves más Rakitic. Con que el lateral tuviera libertad para jugar por dentro e intercambiar posiciones con Messi en ataque y el interior le cubriera la espalda, la estructura del equipo sería idéntica. Solo que con un mejor defensa en el costado derecho (Mascherano en vez de Alves) y un mejor centrocampista cerca de Messi (Alves en lugar de Rakitic).

En defensa, la mejora sería más evidente si cabe. La presión daría un salto de calidad con el brasileño arriba y Busquets o Mascherano acompañando; la cobertura a Alves estaría garantizada y, estando ambos en defensa organizada, Mascherano como interior daría un salto de calidad respecto a Rakitic. La única fase del juego en la que se perdería sería en la salida de balón, pero Rakitic no deja de ser secundario en este aspecto y Mascherano también sabe apartarse para generar espacios.

Pero quizá lo que mejor describa los beneficios de este cambio son las sinergias que puedan generarse. Con Mascherano cerca, Busquets nunca volvería a estar solo y podría acompañar las jugadas más de cerca y brillar. Con Dani Alves siempre cerca, Messi podría recibir más arriba y generar más atracciones en su costado antes de cambiar al opuesto. Con el Alves, Busquets e Iniesta, Messi volvería a encontrar justo detrás de él a tres genios asociativos que le permitieran dominar el juego y no solo el resultado. Además de que cuando se fuera al centro, la banda la ocuparía un especialista y no un jugador fuera de zona como Rakitic.

Ganar a Mascherano mejorando a Alves y Busquets sin perder altura en el área. Ser mejor en defensa y en ataque al mismo tiempo. Hacer un cambio que mejore aspectos sin alterar los demás. Todo eso puede conseguir Luis Enrique con un simple cambio.

– En campo propio (dibujo sin balón; con él, Mascherano se apartaría abriéndose a la banda derecha)

1

– En campo contrario (tanto con balón como sin él)

2

En la ida de cuartos de final de la Champions, sin Dani Alves, la solución más plausible pasaría por que Mascherano fuera siempre el lateral, lo que la hace menos interesante. Sin un gran socio en su sector, quizá lo mejor para Messi fuera que jugaran Adriano y Rafinha o Rakitic.

* Rafael León Alemany.


– Foto: EFE



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí.
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2017 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.