Perarnau Magazine

"¿Cómo se analiza lo que no se conoce?". Ignacio Benedetti


Santoral / Historias

Leonardo Cilaurren: un ‘león’ en el anonimato

por el 30 agosto, 2013 • 10:52

El paso del tiempo no ha sido un buen aliado de Leonardo Cilaurren. Hablamos, sin duda alguna, de uno de los mejores centrocampistas de la historia del Athletic Club y de la selección española, un genio como futbolista y un caballero dentro del terreno de juego que ha ido cayendo en el olvido. Nacido el 5 de noviembre de 1912 en el barrio de Zorroza, Bilbao (España), procedía de una familia de comerciantes acomodados que tenían una carnicería, por ello popularmente se le conocía como El carnicero de Zorroza. Se desempeñaba como medio derecho y tenía unas magníficas condiciones físicas, pero a pesar de su corpulencia y gran fuerza era muy habilidoso y técnico y poseía un gran desplazamiento en largo y un excelente juego aéreo.

07015106

Empezó a descubrir el fútbol desde muy pequeño en su barrio. Ingresó en el Zorroza C. F. y fue dejando los estudios pese a la opinión contraria de sus padres. En 1929 fichó por el Arenas de Getxo, equipo con el que debutó en Primera División, en un partido contra el Real Madrid que acabó con derrota por 5-2. Jugó 10 encuentros ese año en el el torneo doméstico. Permaneció en el conjunto rojinegro las temporadas 1930-1931 y 1931-1932. En la segunda, el equipo acabó quinto. El 1 de julio se cerró el acuerdo entre el Arenas y el Athletic Club por el cual, a cambio de 10.000 pesetas, Cilaurren pasaba a formar parte del equipo bilbaíno. Se puso a las órdenes de Mr. Pentland para la Copa que empezaba a mediados de mes y jugó todos los partidos menos la final (vencieron 1-0 al F. C. Barcelona) debido a una lesión. En su primera campaña completa fue titular en 15 encuentros de liga, donde el Athletic finalizó segundo tras el Real Madrid y obtuvo, además del Campeonato de Vizcaya, otra Copa del Rey, esta vez pudiendo ser alineado en la final ante el equipo merengue, al que derrotaron por 2-1. Al año siguiente, en 1934, amplió su palmarés con el título de liga.

Era el Athletic de Blasco, Muguerza, Roberto, Bata, Iraragorri o Gorostiza, que conseguía el tercer trofeo tras los conquistados en 1930 y 1931, después de superar al Real Madrid por dos puntos. El curso 1934-1935 supuso una decepción para la entidad. El equipo acabó cuarto en liga, muy lejos del Betis, y en la Copa precisamente el conjunto verdiblanco elminó al Athletic en octavos de final por un claro resultado global de 5-2. La llegada de Ángel Zubieta en la temporada 1935-1936 al equipo y una importante lesión lo postergaron al banquillo en una liga que ganaron por dos puntos del ventaja al Real Madrid, y únicamente se pudo contar con él para los partidos de Copa y el campeonato regional. En el verano de 1936 comenzó la Guerra Civil española y Cilaurren se enroló junto a varios compañeros en la selección de Euskadi que se enfrentó a varios equipos europeos, y posteriormente cruzó el charco para jugar en Sudamérica. Decidió exiliarse en 1939 abandonando para siempre el Athletic Club y se trasladó a Argentina para fichar por River Plate. Con los millonarios no tuvo un papel destacado en las dos temporadas en las que jugó con ellos (1939-1941); no era un fijo de las alineaciones y solía entrar al campo para reemplazar a Jose María Minella o Aarón Wergifker. Coincidió con sus compatriotas Gregorio Blasco y Serafín Aedo y se marchó antes de que se formase la mítica delantera conocida como La Máquina. Su siguiente destino fue Uruguay, en concreto el Club Atlético Peñarol. En una plantilla en el que militaba un futuro héroe del Maracanazo como el portero Roque Máspoli o el centrocampista Álvaro Gestido, campeón del mundo en 1930, Cilaurren se hizo con un sitio en el centro del campo entre 1941 y 1943, llegando a lograr como entorchado más importante: la Copa Escobar-Gerona. Tras su ciclo uruguayo vivió sus últimos días como futbolista en el Real Club España mexicano, una institución que juntó a Lángara, Iraragorri, el argentino Charro Moreno o los cubanos Tuñas y Ayra en un excepcional equipo. Conquistaron la Copa de México en 1944 al ganar por 6-2 al Atlante en la final, la liga de 1945 al aventajar en ocho puntos al Puebla y la Copa de Campeones consecutivamente en 1944 y 1945, tras sendas victorias sobre Asturias y Puebla. Se retiró con 32 años al finalizar la temporada de 1945.

River Plate (1939)

River Plate (1939)

Con la selección española fue 14 veces internacional, sin lograr ningún tanto, entre 1931 y 1935. Tuvo un amargo estreno el 9 de diciembre de 1931 ante Inglaterra en Highbury. Los ingleses, enrabietados por la derrota dos años antes en el estadio Metropolitano, apabullaron a los españoles por 7-1. Participó en 1933 en la mayor goleada de la historia del combinado nacional, a Bulgaria por 13-0, y en los dos partidos de clasificación para el Mundial de Italia de 1934 que les enfrentaron a sus vecinos de Portugal y en el que los resultados fueron de 9-0 en Chamartín y 1-2 en tierras portuguesas. Fue convocado para el campeonato del mundo, siendo un fijo en el once. En la ronda preliminar, España sorprendió a Brasil por 3-1 y en cuartos de final tuvieron que verse las caras con el anfitrión, Italia. El 31 de mayo, en el Giovanni Berta de Florencia, el equipo transalpino y el español empataron a uno en un encuentro no exento de polémica. España se adelantó en el marcador con gol de Regueiro y unos minutos más tarde Ferrari empató, tras una clara falta de Schiavio al portero Zamora. La segunda parte degeneró en un juego bronco, en ocasiones rozando la violencia, que acabó con siete lesionados españoles y cuatro italianos. Al no existir la regla de los penaltis se disputó un partido al día siguiente. España, muy mermada y con varios suplentes en sus filas, encajó pronto un gol de Giuseppe Meazza y no pudo lograr el empate pese a que le fueron anulados dos tantos por el árbitro suizo Mercet. Algunos expertos y analistas le situaron en el once ideal del torneo junto a Ricardo Zamora, los italianos Monti, Meazza y Orsi o el austriaco Sindelar entre otros. Cilaurren jugó su último partido con la selección en 1935, en un encuentro amistoso que se celebró en Alemania en el que España derrotó a los locales por 1-2.

Ejerció como técnico varios años en México, dirigiendo al Real Club España y al Atlante, y regresó a su país en la década de los 50 tras su periplo americano, estableciéndose en Madrid, donde regentó un popular bar de estilo vasco.  Falleció el 9 de diciembre de 1969 tras una larga enfermedad, a los 57 años.

*Alberto Cosín



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí.
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2018 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h