Perarnau Magazine

"El éxito se mide por el número de ojos que brillan a tu alrededor". Benjamin Zander


Fútbol / Informes España

Maldito Balaídos

por el 23 noviembre, 2013 • 16:02

celtaespanyolbalaidos

Normalmente suelo bajar por la calle Eugenio Kraft, pero la sensación nerviosa es la misma si elijo avenida do Fragoso o Manuel de Castro. Mientras me dejo arrastrar por gravedad e inercia a partes iguales, pienso cabizbajo en cómo saldrán hoy las cosas. Acostumbra a hacer viento y hoy no es una excepción; cielo encapotado por nubes muy oscuras y ráfagas de aire que te hielan el alma. Me duele la nariz y no sé si tendré algo de fiebre. En ocasiones así siempre se me pasa por la cabeza volver a casa para meterme bajo una manta mientras disfruto de un café muy caliente. Nunca lo hago.

Llego tarde y apuro el paso; el partido no empezará hasta dentro de una hora, pero la previa con los amigos de hoy promete. Es el primer partido de la temporada al que viene Pedro.

Pedro es de Moaña, y para él nadie es digno de vestir la camiseta del Celta desde que Iago Aspas decidió poner rumbo a Liverpool. Confunde esa añoranza (morriña la llamamos aquí) entre sus sentimientos, la esconde y sólo la vomita muy de vez en cuando, tan mezclada entre sus bravuconadas que se vuelve casi imperceptible. La verdad es que el equipo echa de menos un líder al que aferrarse cada domingo. Sí, ya sé lo que estás pensando. Oubiña. Pero créeme, no es lo mismo. Sí, la gente lo adora, su camiseta es un éxito total en el estadio y además se antoja indispensable en el equipo actual. Pero cuando todo está saliendo mal en el campo, no te sale el encomendarte a Oubiña para que lo solucione. Ya sabes, es diferente.

Con Pedro presente, la pandilla tiene claro el lugar donde toca reunirse esta tarde. Hay un bar enfrente del recinto que regenta Edu. A pesar de lo juvenil que suena su nombre, Edu debe de rondar los setenta (aunque se resiste a confesarlo) y es bastante conocido por su lado cascarrabias. Insistimos durante mucho tiempo en llamarlo Eduardo, pero nunca nos lo permitió, amenazando (más de broma que otra cosa) con no dejarnos volver a poner un pie en su local. Las discusiones entre él y Pedro suelen darnos mucho juego. El bueno de Edu no soporta a Toni, el nuevo lateral. No es el único que piensa así, el runrún con él ya empieza a ser latente y la lesión de Aurtenetxe no ayuda nada.

Para llegar a la taberna hay que atravesar una nube de gente que está fuera, y mientras lo haces notas como el aire se empieza a cargar de sabor a Estrella Galicia. Ya dentro, mientras apuramos las consumiciones, comenzamos a debatir sobre la nueva posición de Augusto Fernández en el terreno de juego y lo bien que le sienta. Siempre que ha jugado en el mediocampo ha realizado una función de aguador perfecta, repartiendo esfuerzos, aportando frescura y sobre todo mucho músculo. Esta demarcación es un activo a tener en cuenta para el futuro y parece que ahí crece más que cuando se pega a la cal en la banda derecha.

Cundo sale Rafinha a la palestra los ánimos se caldean. Juan, que lleva camiseta celeste pero tiene raíces blancas, no le perdona su origen (ni su más que probable futuro) al brasileño. “Ni está, ni se le espera”, dice con un gesto muy serio. El resto lo defienden con fervor, esgrimiendo que todavía no ha encontrado su sitio y que acabará siendo determinante.

El tiempo pasa rápido y entre dimes y diretes ya estamos en el campo. Tenemos abonos de Marcador, no es el sitio desde donde mejor se ve, pero sin duda es donde mejor nos lo pasamos. Ondean algunas estreleiras y ya suena la melodía del Equipo A. Todo listo. Hoy nos toca contra el Rayo Vallecano.

De repente, me encuentro con la cruda realidad de golpe. Acabo de recordar que no celebro un gol aquí sentado desde agosto. Al final iba a tener razón Edu cuando dijo aquello de “que no los gasten todos hoy” cuando vio la goleada en Málaga por el televisor. Ni siquiera contar con el pichichi de segunda nos ha solucionado el problema. La falta de gol es evidente y el entrenador está apostando fuerte por Santi Mina, que a pesar de verse desplazado a la derecha y encontrarse un poco fuera de sitio desmuestra tener ganas y su constante entrega sobre el campo hace que nadie ponga en duda dicha apuesta. 

La defensa no encuentra su equilibrio y al descanso todo apunta a que hoy nos la liará Jonathan Viera. De momento ya lleva un gol. Y como esto todavía no es el Camp Nou, voy a fumarme un cigarrillo para hacer tiempo.

Minuto 75: Yoel me está dejando sin palabras. Había oído que en Lugo había madurado mucho, pero pensé que si Setién lo sentaba sería por algo. Que equivocado estaba… Su nivel está siendo muy superior al que se esperaba y nadie echa en falta a un magnífico portero como Javi Varas.

Esto acaba con 0-2 y no hemos generado las oportunidades suficientes como para estar contentos. Se han escuchado silbidos a Toni durante el partido (luego Luis Enrique lo defenderá en rueda de prensa) y me he acordado de Edu. Por otra parte, Krohn-Dehli es una sombra del jugador que se vislumbró con Paco Herrera. Ay, Paco, siento decirte que aquella sensación de navegar a la deriva que teníamos cuando aún estabas a los mandos ha desaparecido. Con Lucho el barco zozobra (más de popa que de proa), pero al menos parece que se divisa tierra, aunque sea a lo lejos.

Además, no todo van a ser malas noticias. Mario Bermejo, ese que llamó a filas cuando el año pasado pintaban bastos, aquel que jugó media hora con el ligamento roto y que metió goles que valieron una permanencia, está de regreso. Nos hace falta. Ahora que toca ir a Anoeta, espero que al menos la racha fuera continúe. Los partidos en Andalucía deben de servir como referencia, jugando ordenados y, sobre todo, siendo más sólidos.

Me dispongo a disfrutar lo que queda de noche por Churruca, previo licor café de camino para que no nos coja el frío. Antes de eso, abandono el estadio cariacontecido, preguntándome cuándo volveré a gritar un gol en casa. Eso sí, nosotros seguiremos bajando. Como decían los (auténticos) Ronaldos: “Porque nos gusta y porque nos divierte”. Aun así, maldito Balaídos.

* Diego Basadre.

– Fotos: Marta Brea (Faro de Vigo)




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2022 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h