Perarnau Magazine

"En la sociedad de la prisa, el que camina despacio camina solo". Josep Cunill


Miradas / Historias

Maratón, running y cine: correr nos puede cambiar la vida

por el 13 agosto, 2013 • 10:16

El segundo capítulo de nuestra serie dedicada al atletismo y su relación con el cine versará sobre las pruebas exteriores, donde incluimos el cross, la marcha, el maratón y el running en general.

RELACIÓN ENTRE EL CINE Y EL RUNNING

La propia esencia del atletismo fuera de las pistas es más proclive a servir de base a películas de ficción, ya que los espacios abiertos, correr por el campo o incluso las grandes participaciones en algunas carreras populares dan pie a muchas posibles historias con elevado componente humano que han sido aprovechadas con más o menos pericia por cineastas de todo el mundo.

En este sentido, la mayoría de las películas cuentan historias de gente corriente a las que correr les va a cambiar su vida en todos los sentidos. Correr para ellos es un viaje personal en el que con cada zancada se acercan a un objetivo determinado que ni soñaban en conseguir al iniciarse en la práctica deportiva.

También hemos encontrado algunos títulos biográficos de grandes deportistas, pero en este caso de un nivel bastante inferior a las obras de ficción que hemos visionado.

En este apartado hemos conseguido encontrar películas de todo el mundo, huyendo del monocultivo estadounidense que suele dominar el séptimo arte, lo que en este caso nos ha facilitado conocer culturas y países diferentes a través de sus personajes y vivencias. Buscando mucho hemos encontrado incluso una minúscula presencia española en la figura del atleta Abel Antón.

Por último, para no marginar ninguna disciplina, hemos encontrado una película con una presencia apreciable de la marcha atlética, que por supuesto hemos incluido en nuestra selección.

La presentación de este grupo de películas va a ser en tres bloques, unas pequeñas entradas de marcha y cross y el cuerpo principal en forma de hitos kilométricos de una maratón, de peor a mejor, para las películas de esta temática. Como siempre, esta clasificación es nuestra opinión personal, en la que valoramos los meritos cinematográficos y deportivos a partes iguales, premiando aquellas que consiguen conjuntar mejor ambos factores.

Marcha
  • Walk, don’t run (Apartamento para tres 1966).

apartamento para tres

Comedia que tiene el honor de ser la última película protagonizada por Cary Grant. Trata sobre tres personas que se ven obligadas a compartir un apartamento en las vísperas de los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964.

La película es una típica comedia de enredo, pero una de los tres personas va a competir en la prueba de 50 km marcha de los Juegos Olímpicos y su desenlace se desarrolla durante la competición, que ocupa los últimos veinte minutos.

La parte atlética es todo un compendio de clichés sobre la marcha, desde la propia vergüenza en reconocer su deporte por parte del marchador hasta el hilarante estilo de Cary Grant y Tim Hutton, que serían descalificados ipso facto. Pero por lo menos es un intento de hablar de esta disciplina y merece su lugar en nuestra lista.

Recomendable para marchadores y fans de Cary Grant y las comedias de altos vuelos.

Cross
  • The loneliness of the long distance runner (La soledad del corredor de fondo, 1962).

LoneLiness_of_the_Long_distance_runner

Un joven de clase obrera de Nottingham (Reino Unido) ingresa en prisión después de robar dinero de una panadería. En la cárcel destaca por su habilidad atlética y esa valía le sirve para escalar puestos.

Célebre obra de la década de los sesenta que construye una desgarradora y elocuente radiografía sobre un país que atravesaba una época de profundos cambios. Tom Courtenay, en su primer gran papel en el cine, realiza un impresionante tour de force para mostrar con su desencanto el malestar que buena parte de la juventud de clase humilde sentía para con el poder establecido.

A base de flashbacks vamos conociendo el pasado de los protagonistas, mientras vemos cómo el atletismo le sirve para progresar. Sin desvelarles el desenlace de la obra, les diremos que la carrera del final frente a representantes de un colegio privado traza un clímax que perdurará en nuestra memoria.

Muy recomendable para los seguidores del cine clásico.

Maratón
  • Km 0: Run Fatboy Run (Corredor de fondo, 2007).

run_fatboy_run

Un joven deja plantado a su prometida el día de su boda. Ella rehace su vida junto a otro hombre, aficionado a los maratones. Su antiguo novio decide correr una maratón para reconquistarla.

Comedia simple y vulgar dirigida por David Schwimmer, Ross en la serie Friends, que apenas supera el listón de la dignidad con una sucesión de tics lamentables. Somos conscientes de que no sólo la seriedad aporta brillantez a la capacidad de trabajo, pero la historia no hay por dónde cogerla y se agarra como un bote salvavidas a un argumento salpicado de humor grueso.

Presenciamos los entrenamientos y la progresión del protagonista, casi siempre en clave de comedia, y al final somos testigos de algunas imágenes ambientadas en la maratón de Londres, una de los más célebres del continente europeo. El final, supuestamente dramático, es más previsible que el medallero de una competición de natación sincronizada.

Recomendable para pícaros de todo tipo y consumidores de comedias británicas.

  • Km 5: Running (1979).

running

Michael Andropolis es un hombre desdichado, sin trabajo y a punto de divorciarse de su mujer. Correr será su salvavidas.

Película deportivamente pasable pero que cuenta con unos ribetes melodramáticos insoportables. Puede que sea porque la obra es antigua, sobre todo en temas sociales, pero se hace difícil de aguantar. Al final podremos ver varias imágenes de los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976. El final es un tanto ingenuo, pero el cine se permite lujos de este tipo. Resulta interesante comprobar cómo mientras en el resto de facetas Michael fracasa y no ve salidas, el atletismo se convierte en una herramienta imprescindible para su supervivencia.

La parte deportiva es bastante decepcionante debido al bajo coste de la película. Casi siempre vemos a Michael Douglas corriendo solo en planos larguísimos e inacabables, en los trials de Boston apenas se ve nada de  la carrera y su participación olímpica es bastante risible. Curiosamente, en ningún momento menciona sus marcas ni los tiempos que hace, lo que es un anatema total para cualquier corredor que se precie.

Recomendable para maratonianos aguerridos y fans de Michael Douglas.

  • Km 10: Endurance (1999).

endurance-movie-poster-1998-1020271918

Docudrama que cuenta la vida del corredor etíope Haile Gebrselassie.

Un mito como Gebrselassie tenía que contar con su espacio en este ranking, aunque la película data de 1999 y sólo cubre sus éxitos en la media distancia. Su posterior esplendor en la maratón podría dar cabida a una segunda parte.

En esta ocasión hablamos de una coproducción americana-inglesa-alemana y lleva detrás la firma de Disney. La película es una ficción en la que Haile se intepreta a sí mismo después de empezar con varios testimonios suyos. Posteriormente se describe su vida cotidiana desde la infancia hasta la madurez, cuando cosecha varios de sus logros deportivos más relevantes. Hay tiempo para todo, para seguir sus entrenamientos y también para conocer a su familia, ver cómo conoce a su mujer… La dureza de las condiciones de vida de su país, Etiopía, queda patente en varias imágenes crudas y el atletismo será el vehículo de escape para el bueno de Haile.

Deportivamente la película está bastante mejor, con muchos planos de Gebrselassie corriendo por la meseta etíope o iniciándose de joven en la maratón de Adís Abeba, donde termina por encima del puesto 90, y sobre todo, por las imágenes de su 10.000 en Atlanta’96, donde vemos bastantes veces a Abel Antón y más fugazmente a Carlos de la Torre y Alejandro Gómez, los otros dos finalistas españoles.

En nuestra opinión, el filme es un tanto decepcionante porque teniendo una gran historia entre manos no consigue emocionar al espectador y porque quiere hacer una obra de ficción haciéndoles interpretar y forzando las situaciones a Haile y su familia.

Recomendable para los seguidores irredentos de Gebrselassie.

  • Km 15: Atletu (The Athlete) (El Atleta, 2009).

atletu

Biografía sobre Abebe Bikila, atleta etíope que ganó dos medallas de oro en la prueba de maratón de los Juegos Olímpicos de Roma y Tokio.

Película etíope sobre uno de los grandes mitos del atletismo de todos los tiempos que, sin embargo, pincha en hueso al desperdiciar un material de semejante calibre. Su principal hándicap radica en que cuenta con un ritmo pésimo que dificulta enormemente la atención y además tampoco consigue transmitir grandes emociones al espectador, ni siquiera cuando un accidente trunca su carrera deportiva.

En el lado contrario de la balanza destacan las imágenes de archivo de los dos maratones en los que Bikila no sólo ganó, sino que llegó al corazón de la gente con unos triunfos que sirvieron para colocar a Etiopía en el mapa. Como se dice en los títulos de crédito: “500.000 soldados italianos conquistaron Etiopía. Y sólo un soldado etíope conquistó Roma”.

Recomendable para estudiosos del atletismo y fans de Abebe Bikila.

  • Km 20: Marathon Man (1976).

marathonman

Un estudiante al que le gusta correr para hacer algún día una maratón se ve envuelto en un turbio caso en el que su vida correrá peligro.

Impresionante filme en el que una intriga pegajosa e incluso angustiosa, con varias escenas memorables, nos mantendrá subyugados en el sofá. Cuenta con un Dustin Hofmann en estado de gracia, cuando estaba en plena cresta de la ola, al que le gusta correr por Manhattan para poder cumplir algún día su sueño: correr una maratón.

Pero el protagonista de la película pronto se ve envuelto en un thriller de campeonato, cuyos ingredientes no decepcionarán a los amantes del género, aunque hay que reconocer que el atletismo apenas tiene protagonismo. Con todo, consideramos que su visionado es imprescindible para pasar dos horas pegados a la pantalla, y al menos podremos ver correr a Dustin antes y después de la tensión.

Imprescindible para los amantes del cine.

  • Km 30: Saint Ralph (2005)

SaintRalph

Un crío que tiene a su madre en coma decide correr la maratón de Boston pensando en que un milagro la curará.

Obra canadiense cuyo mayor mérito reside en tocar un tema delicado pero sin transitar por el camino de la amargura. Seguimos las andanzas de un crío que quiere que su madre se cure y para ello se construye un discurso lleno de fe y de esperanza con el atletismo como vía de escape. Es inocente, sí; es ingenua, también; y algo previsible, pero consigue que esbocemos más de una sonrisa. 

Como en todo cuento, la parte deportiva debe ser mirada desde una perspectiva más condescendiente. Lógicamente, es difícil pensar que un niño de 14 años pueda competir a gran nivel en una maratón, pero la película está tan bien hecha que las escenas de carrera consiguen hacerlo plausible.

Sus entrenamientos muestran de forma adecuada su progresión, con los contratiempos habituales en este caso, desembocando en el clímax final de la maratón de Boston de 1954.

Recomendable para activar el chip de la infancia. Se aconseja ver en familia.

  • Km 25: Der Räuber (The Robber) (El ladrón, 2010)

the-robber

Un joven austriaco, preso por robar en un banco, abandona la cárcel y continúa sustrayendo en los mismos lugares. Su capacidad atlética le permite escapar de las autoridades.

Curiosa historia que, pese a que atesora ciertos bajones narrativos, se sigue con bastante interés debido a que se sale de los cauces habituales. En esta ocasión les hablamos de una película europea, donde las miradas y los silencios cobran una importancia relevante para dar a conocer detalles de los protagonistas.

Basada en una historia real (el austriaco Johann Kastenberger), el filme cuenta con un par de escenas de acción meritorias y bien resueltas en las que el actor principal utiliza su inteligencia y su fondo físico para huir permanentemente. 

Kastenberger fue un gran maratoniano, quedando primer clasificado nacional en el maratón de Viena de 1985 con una marca por debajo de las 2 horas y 20 minutos y que aún ostenta el récord del maratón de montaña de Kainach (con 1.800 metros de desnivel) con 3:19 horas. El actor que lo interpreta corre con un estilo más que digno y tenemos bastantes escenas tanto de competición como de entrenamientos.

Recomendable para los seguidores de un cine diferente.

  • Km 35: Marathon (2005)

maraton corea

Cho-Won es un joven de 20 años que tras ser diagnosticado de autismo a los cinco años se entrena en pequeñas competiciones locales para algún día cumplir su sueño: correr una maratón.

Obra basada en hechos reales que construye un emocionante discurso de superación personal. La madre y su hijo se unen en un alegato con cierto aire de denuncia social y juntos tratan por todos los medios de superar todos los obstáculos que encuentran a su paso.

La maratón de Chuncheon donde se produce la carrera final es el segundo más importante de Corea del Sur y la película recoge perfectamente su ambiente, donde nuestro héroe consigue bajar de las tres horas con una gran marca: 2:57. Su estilo es heterodoxo, pero destila emoción a cada zancada y verle sobreponerse a las dificultades pone la piel de gallina.

Recomendable para los que piensan que imposible no es una palabra de su vocabulario.

  • Km 40: De Marathon (The Marathon, 2012)

de marathon

Cuatro amigos dueños de un taller deciden correr la maratón de Róterdam para evitar el cierre de su empresa. Han apostado con un empresario que todos logran terminarlo. Si no es así, lo perderán.

Original obra neerlandesa que recuerda por momentos a las historias tipo Full Monty, en la que se describe la superación personal de cuatro personas que no cuentan precisamente con aptitudes naturales para triunfar en el atletismo. Tras una presentación de los hechos correcta, la película se adentra con bastante habilidad en los códigos clásicos de esta disciplina deportiva, al mismo tiempo que vamos conociendo los dramas vitales de cada uno de los personajes principales.

Deportivamente es la película que mejor representa al corredor popular y anónimo que corre maratones por un afán de superación personal, con unas  imágenes impactantes de la maratón de Róterdam. En este caso la marca no importa, sino únicamente acabar y batir un reto personal, y en este sentido muchos corredores se van a sentir plenamente identificados con las vivencias de nuestros cuatro protagonistas. Les podemos confesar que ha sido una verdadera sorpresa hallar esta película.

Después de asistir a un espectáculo bastante cómico, el final sorprende y descoloca. Le aporta una pátina de amargura que puede ser difícil de digerir, aunque el visionado merece la pena. La pueden encontrar donde todos ustedes se imaginan en su idioma original y con subtítulos en inglés.

Recomendable para todo el que haya corrido una maratón o piense en hacerlo algún día.

  • Km 42,195: The Games (La prueba del valor, 1970).

the games

Cuatro corredores se preparan en diversos lugares del mundo para la maratón olímpico de Roma: un lechero inglés de clase baja con un entrenador déspota; un pijo americano de familia pudiente; un militar checo semiretirado obligado a correr por la gloria de su régimen; y un aborigen australiano que busca salir de la miseria en manos de un apostador corrupto. Los cuatro muestran cuatro formas y cuatro entornos diferentes para afrontar la cita olímpica.

Basada en una famosa novela de Hugh Atchinson, la película cuenta con un gran reparto (Michael Crawford, Charles Aznavour, Ryan O’Neal) y al saltar de una historia a otra mantiene la atención del espectador de forma continua, con apenas interacciones entre los cuatro atletas durante la fase de entrenamiento, desembocando en el clímax de la maratón de Roma, rodada en los escenarios originales.

La maratón es realmente emocionante, con muchas vicisitudes y alternativas de carrera y con un final sorprendente, lo que la hace sin duda merecedora de nuestro puesto de honor en la lista, por ser la más deportiva de todas, además de tener un alto nivel cinematográfico.

Como anécdota cabe resaltar la presencia de Rafer Johnson, el ganador del decatlón en los Juegos Olímpicos de Roma de 1960 como comentarista televisivo de la prueba.

Recomendable para todos los amantes del atletismo y del buen cine a partes iguales.

 

Ahora que ya ha terminado nuestro periplo por el atletismo y el cine, podemos afirmar que son dos ingredientes que maridan con un nivel de acierto bastante elevado. Hemos visto a deportistas enfrentarse al reto de su vida, en soledad o en grupo, y el asfalto les ha llevado al límite de sus posibilidades. También hemos podido apreciar la épica a la que te somete este deporte, un método como otro cualquiera para que te cambie la vida.

* Mikel Madinabeitia (periodista) y Lorenzo Mejino (experto en comunicación).






orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h