Perarnau Magazine

"La audacia tiene genio, poder y magia. Comienza ahora, ponte en marcha”. Johann W. Von Goethe


Táctica / Análisis / Fútbol

No sólo es cuestión de técnica

por el 1 noviembre, 2012 • 10:58

Para analizar la capacidad que tiene un equipo determinado de ser fluido en la circulación del balón se tiende a ver cuáles son las capacidades técnicas de sus jugadores y, en función de las mismas, extraer conclusiones. Asimismo, la influencia de cualquier variante en el centro del campo de la alineación habitual de un conjunto se juzga en base a si el sustituto es más o menos técnico que el sustituido. Sin dejar de ser esto cierto en la mayoría de las ocasiones, a veces los jugadores menos técnicos aportan recursos diferentes extraordinariamente útiles cuando se dispone de la posesión. Veamos tres ejemplos de ello:

  • El Chelsea actual, caracterizado por la presencia de un doble pivote que carece de creatividad. En el duelo contra el Manchester United pudimos ver cómo, sin cambiar ningún hombre, las distintas instrucciones impartidas al brasileño Ramires variaron el funcionamiento del equipo de manera trascendental (antes de que Mark Clattenburg destrozara el partido, claro). Cuando se alineaba en paralelo a Mikel, la incapacidad para batir líneas del rival (replegadas, pero a una altura alta) era patente. Como consecuencia de ello, no solo no se avanzaba, sino que se generaban pérdidas que daban lugar a transiciones rápidas que costaron dos goles. Después de ello, una variante sería trascendental: Ramires ya no continuó incrustado en esa posición, sino que corría hacia delante. Con ello consiguió retrasar las líneas rivales, dando espacio y tiempo para sacar el balón. Dada la incapacidad de Mikel para obtener un beneficio de ello, al retroceder Mata aprovechó ese espacio y ese tiempo para fabricar la remontada que más tarde se vería truncada.
  • La versión beta del Pep Team 3.0, la del renacimiento post-Ibrahimovic que llevó a ganar la Liga tras caer en las semifinales de Champions contra el Inter. En la misma, lesionado Iniesta y con Villa por llegar, Keita y Bojan ocuparon sus plazas con magnífico rendimiento. Claro que el malí no tiene la magia de Andrés, pero mediante sus movimientos sin balón conseguía sumar mucho al equipo. Pero si ponemos este periodo concreto como ejemplo es por una jugada en la que Seydou era clave: la salida de balón mediante diagonal de Piqué hacia Bojan. En ella, todo lo que hacía el africano era correr como un poseso al espacio que existía entre central y lateral derecho, arrancando en el momento en el que Gerard iniciaba la conducción. Con ello, provocaba que el lateral cerrase y el extremo izquierdo pudiera recibir libre de marca el cuero. No solo fue esta jugada, claro. Además de tantos otros, un movimiento similar al expuesto en zonas más avanzadas generó infinidad de caminos para Messi y dejó a cuantos ocuparon el carril izquierdo del ataque como hombres libres en multitud de ocasiones. Y es que un centrocampista del equipo más técnico de la historia tenía que sumar mucho cuando su equipo tenía la posesión. Pero, paradójicamente, Keita pudo hacerlo sin necesidad de tocar en demasía el esférico.

  • Khedira o Modric, la pregunta latente. Al margen de que la opinión generalizada, con la que coincido, sea que el croata es el adecuado contra rivales asequibles y el alemán contra los más complicados, las causas no son tan simples como se pretende. Y es que Sami es la muleta en la que se apoya Xabi, sí, pero no solo por compensar su falta de despliegue físico en la fase defensiva. Khedira es un maestro de los movimientos sin balón, un auténtico especialista en retrasar las líneas de presión del rival con sus carreras, en dejar solo a un compañero tirando un desmarque sin intención de ser asistido. El alemán barre el camino del donostiarra, dándole ese tiempo y espacio del que hablábamos para que pueda iniciar con limpieza la jugada. La desaparición de estas labores tras su lesión fue definitiva en la derrota madridista en Dortmund, más aún que por los espacios en defensa que tras su marcha se generaron. Es decir, en aquel partido la fluidez en la circulación merengue empeoró al entrar un centrocampista infinitamente más técnico. Al ir adquiriendo el croata los mecanismos del equipo (como parece que sucede), esto dejará de ser así, pero seguramente este ejemplo sea el que mejor sirva para mostrar que, como en tantas otras facetas del juego, en la circulación de balón (ya sea en ataque estático o en transición) los movimientos sin balón son claves. En ocasiones, incluso más que los propios toques.

 

* Rafael León Alemany.

– Fotos: Reuters



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h