Perarnau Magazine

"Solo los buenos quieren mejorar. Por eso son buenos". Nick Faldo


Atletismo / Deportes

Nueva época en el salto con pértiga gracias a Renaud Lavillenie

por el 25 febrero, 2014 • 19:18

1185457-24792785-640-360

Confieso que no confiaba en que Renaud batiera este invierno el añejo récord de Serguéi Bubka. Mi opinión era desfavorable, siempre he pensado que los récords mundiales son complicadísimos de conseguir y que hay que pelearlos durante mucho tiempo. Una de las características del francés es no arrugarse ante nada ni ante nadie, y de momento le ha servido para ser el mejor y el que ha subido más alto a lo largo de la historia. Además, en Donetsk, en casa de Bubka.

Durante estos días se han escrito cosas que no son del todo ciertas. Se ha dicho que Ferdinand Gonder fue el primer francés que poseyó el primado mundial, cuando sus marcas las realizó en 1904 y 1905 y la IAAF empezó a homologar récords en 1912. Los únicos franceses poseedores de la mejor marca mundial han sido Thierry Vigneron, Philippe Houvion y el malogrado Pierre Quinon. Gonder subió hasta cuatro metros en condiciones un tanto irregulares en una exhibición y también realizó 3,83 y 3,75, pero con un número de jueces insuficiente. Su mejor marca fue de 3,77 en 1907.

Ferdinand Gonder

Ferdinand Gonder

Pero vayamos al principio. Las primeras pértigas que utilizaban los pioneros de la especialidad eran de fresno o nogal americano, consiguiendo Thomas Ray una marca de 3,57 en 1888. Pero eran implementos muy pesados y poco a poco se fueron imponiendo las cañas de bambú, que hicieron mejorar las marcas. Se empezaron a utilizar durante los primeros Juegos Olímpicos, y un grande de la especialidad como Cornelius Warmerdam saltó 4,77 en 1942 (la marca duraría quince años). Cogía un agarre de 4,25 metros.

Luego aparecieron en escena las primeras pértigas metálicas, que eran un poco menos flexibles que las de bambú, pero más seguras. Bob Gutowski batió la marca de Warmerdam con 4,78, y Donald Bragg fue el primero en franquear los 4,80. Ellos dos son los dos saltadores más representativos que utilizaron la pértiga metálica. El agarre que utilizaban ambos era muy cercano a los cuatro metros.

Cornelius Warmerdam

Cornelius Warmerdam

En 1961 aparecieron las primeras pértigas de fibras de vidrio que supusieron que los saltadores subieran mucho más arriba. De hecho se mejoró casi un metro el récord mundial en menos de dos décadas (5,78 en 1980).

Sigamos con las características de los implementos. Nuestro plusmarquista olímpico Ignacio Sola (5,20 en 1968) cogía un agarre de 4,40 metros y las pértigas que se utilizaban medían hasta unos 4,80 metros y su dureza era de 160 libras (73 kg), 170 libras (77 kg) o 180 (82 kg). Evidentemente, a más libras, mayor era la dureza de la pértiga. Sola utilizaba una 175 ó 180 en las grandes competiciones, cuando estaba en gran forma. Lo normal era entre 160 y 180, que era lo que usaban grandes de aquella época como Isaksson, Dionisi, Schiprowski, D’Encausse o Seagren. Con 190 también se atrevían Nordwig, Papanicolau o Bliznetsov. El alemán Wolfang Nordwig era el que agarraba más alto de todos ellos: en torno a los 4,67 metros para una marca de 5,50.

Pasamos a épocas más actuales. Alberto Lobito Ruiz fue el primer español en saltar 5,50 y 5,60. Utilizaba una garrocha de 5 metros de longitud con un agarre de 4,80 y una dureza de 15”6 (equivalente a unos 86 kg). Posteriormente cogió pértigas más duras (15”4-15”2 y 15”0) y subió un poco el agarre, estableciendo una mejor marca personal de 5,61 en 1986. Consiguió saltar en alguna ocasión con una 14”8, pero no consiguió ninguna marca destacable.

Debemos reseñar que en los entrenamientos los pertiguistas utilizan pértigas más blandas que en la competición, tal como nos indica el reciente campeón español de pista cubierta Dídac Salas. Tiene una marca de 5,55 metros conseguida en 2012 cuando era junior, y la realizó con una pértiga 14”4 de 5 metros de longitud, cogiendo un agarre de 4,85. Equivale a 200 libras, unos 91 kilos.

Hemos hablado de los españoles y ahora corresponde hacerlo de Serguéi Bubka. Gracias a Angel Sáinz (profesor de la asignatura de pértiga en los diversos cursos que imparte la Escuela de Entrenadores) hemos conseguido los datos del récord de Serguéi de 6,13 realizado en 1992. Una pértiga de 5,20 de longitud, 5,10 de agarre para una  10”8 (equivalente a 99 kilos y medio). Pero lo que realmente espectacular es que ha llegado a utilizar una 10”0.

En palabras de Sáinz, “queda claro que el récord de Bubka quedó un poco barato”. Matizo sus palabras. El ucraniano podía haber saltado 6,25 ó 6,30, ya que los valía, pero prefirió hacerlo centímetro a centímetro por motivos económicos.

Los datos de Lavillenie: una 13”8  (de 92,5 kg) con una longitud de 5,20 y un agarre de 5,17. Si lo analizamos, es  20 centímetros más larga que la de Dídac y solo un poco más dura, pero la gran diferencia es la velocidad y no solo en la carrera (sea de 18, 20 ó 22 zancadas). La velocidad del francés en el momento de la batida, unida a una gran valentía y una excelente técnica en el paso del listón le han supuesto ese plus para conseguir ese capicúa de 6,16.

Con este artículo añado dos archivos: uno realizado por el italiano Pino Mappa con todos los saltos de Serguéi Bubka y otro de un servidor con los saltos del Lavillenie sobre 5,60 o más. Mi agradecimiento a las personas que me han ayudado a realizar este texto.

COBERTURA DEL RÉCORD DEL MUNDO EN PERARNAU MAGAZINE

* Joan Pelayo es juez-árbitro de atletismo, especialista en pértiga y miembro fundador de la AEEA.

– Foto: AFP



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h