Perarnau Magazine

"La competición no forja el carácter. Lo revela". Imanol Ibarrondo


Protagonistas / Fútbol / Historias / Mundial Brasil 2014

Papá Mavuba

por el 17 junio, 2014 • 14:33

3865487_mavuba-archives-lp

Brasil 2014 es el vigésimo mundial de la historia. Son más de 8.000 los jugadores que han tomado parte del mayor acontecimiento futbolístico, por lo que las curiosidades y anécdotas se cuentan por miles. Es recurrente acudir a los vínculos familiares entre futbolistas que han disputado mundiales. Así, por ejemplo, Diego Forlán ha sido mundialista, como su padre, Pablo, y su abuelo materno, Juan Carlos Corazzo, que fue seleccionador de los charrúa en 1962. El mismo caso se da con Chicharito Hernández, cuyo padre jugó con México en el mundial azteca de 1986 y cuyo abuelo materno, Tomás Balcázar, goleó durante el Mundial de Suiza 1954.

Otros casos curiosos son los de padres que formaron parte de la convocatoria de una selección y cuyos hijos lo hicieron con otra. Es el caso de Luis Regueiro, que defendió a España en el Mundial 1934. Obligado a emigrar a México durante la guerra civil, se estableció en aquel país. Su hijo, también llamado Luis, formó parte de la convocatoria mexicana en Inglaterra 1966, aunque no llegó a jugar. Martí Ventolrà vivió un caso prácticamente idéntico, ya que disputó el Mundial de Italia 1934 y se vio obligado a emigrar a México. En tierras aztecas tuvo a su hijo José, que defendió con bravura el lateral derecho de la selección de su país en el mundial en el que su país fue anfitrión, 1970.

Pero si un caso es singular por la historia que tiene detrás es el de los Mavuba: Mafuila y Rio Antonio. El progenitor, apodado futbolísticamente Ricky, era un completo centrocampista zaireño que destacaba especialmente por ser un especialista en los lanzamientos a balón parado. Su destreza en esta suerte le valió el apodo de Hechicero Negro en su país. Mientras con la selección del Zaire (actual República Democrática del Congo) jugaba como volante defensivo, a nivel de club lo hacía como extremo. En esta posición jugaba en el AS Vita Kinshasa, equipo con el que ganó la Copa de África de clubes en 1973. Un año después formó parte de la selección de su país que ganó la Copa de África de naciones, lo que condujo a los leopardos directamente al Mundial de Alemania 1974. Un hito en la historia del África negra, que clasificaba por primera ocasión a una selección para una Copa del Mundo. Aunque antes del torneo mundialista había sido un hombre importante para su seleccionador, el mítico Blagoje Vidinic, no logró disputar un solo minuto durante el torneo. El sueño de debutar en el mayor acontecimiento futbolístico se había truncado.

Tras su carrera futbolística, Ricky se instaló con su familia en Angola, país de su mujer, Thérèse. Debido a la guerra civil que sufría la antigua colonia portuguesa en 1984, huyó del país junto a su esposa embarazada. Al poco tiempo de iniciarse la travesía en la precaria embarcación nació su hijo. Quizás fue el oleaje, quizás los nervios o que tenía que pasar. El caso es que el bebé vio la luz cuando todavía divisiban las costas angoleñas. Decidieron llamarlo Antonio. Por error, se asevera que se le llamó Rio para recordar la travesía que vivió la familia. Sin embargo, como el jugador ha asegurado en diversas entrevistas, Rio es un apodo que le puso su padre de bebé y que no tiene nada que ver con lo que significa en castellano. A pesar de las desventuras, la familia logró establecerse en Francia. Sin embargo, a los dos años murió su madre. Once años después moriría su padre, que no llegó a verlo jugar como profesional. El joven Antonio tuvo claro desde entonces que quería ser futbolista, como su padre. Robusto, ágil, con gran lectura táctica del juego y cierto criterio para la distribución del balón, el pequeño mediocentro llamó pronto la atención en las categorías inferiores del Girondins de Burdeos y se le empezó a comparar con Tigana.

Captura de pantalla 2014-06-17 a la(s) 19.51.56

Debutó con 18 años en la Ligue 1 y poco después fue llamado por la selección francesa, ya que Raymond Doménech había quedado prendado de sus condiciones. En ese momento, la opinión pública conoció su historia y su condición de apátrida. Con una celeridad que solo se da en casos mediáticos, Angola y Francia tramitaron su pasaporte, gracias al cual era ciudadano de ambos países. El jugador se decantó por jugar para los bleus, selección con la que debutó en 2004. Tras una brillante trayectoria en el Girondins y la selección, fichó en 2007 por el Villarreal, equipo al que no fue capaz de adaptarse. Pellegrini tampoco confió excesivamente en él y terminó por ser cedido al Lille, club que terminó adquiriendo sus derechos. Parecía que su carrera se apagaba. Entre 2007 y 2013 permaneció sin jugar con la selección.

Sin embargo, Didier Deschamps, que conoce el oficio de pivote defensivo como nadie, decidió apostar por él. El 13 de mayo de 2014, el seleccionador abrió el informativo principal de TF1 anunciando los 23 hombres que acudirían con la selección a Brasil 2014. Cuando anunció los hombres de milieu de terrain, un grito se debió producir en casa de los Mavuba, ya que Rio formaba parte de la convocatoria. Poco más de un mes después, el 15 de junio, Francia jugaba en Porto Alegre contra Honduras. Al centrocampista del Lille le tocaba esperar en el banquillo, ya que Pogba, Matuidi o Cabaye son ahora mismo los indiscutibles de la zona ancha del campo. En el minuto 65 del encuentro, tras unos minutos calentando, fue llamado por el seleccionador. Tras su primer paso en el rectángulo del juego, el primer pensamiento del volante tuvo que ser para su padre. Se había cerrado una travesía llena de aristas que comenzó en Alemania 1974. Papá Mavuba estará contento.

* Ángel Iturriaga Barco, escritor e historiador.


– Foto: Frédéric Dugit (Le Parisien)



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h