Perarnau Magazine

"Lo que no se entrena se olvida". Pep Guardiola


Deportes / Tenis

París aguarda a su Mosquetero

por el 26 mayo, 2014 • 12:38

Rafa Nadal o Novak Djokovic. No se aceptan más candidatos para el trono parisino. Lo más curioso de todo es que, aunque parezcan pocos, son muchos. Desde aquel 2005 en el que el balear levantara su primer Roland Garros, solamente Roger Federer había peleado por llegar a mayo con la vitola de favorito para alzar el codiciado trofeo, algo que no consiguió ni siquiera liderando el ranking. La tierra batida es esa superficie que no entiende de clasificaciones, de técnica o de artistas. De lo que entiende es de compromiso, de resistencia y de currantes. Si repasamos los veinticinco números uno de la historia, vemos que cada una tira hacia un bando u otro. La cuestión es que han tenido que pasar casi diez años para que, situados al comienzo del segundo Grand Slam de la temporada, no se centren todas las miradas en Rafael Nadal Parera.

A esta situación se ha llegado gracias a dos pretextos. El primero, el de los números, que brillan sobre el papel. El segundo, las sensaciones, que dirigen desde la mente. No es casualidad que 2014 sea la primera vez que el mejor deportista español de la historia llegue a París con tres derrotas en tierra batida. Esto no había pasado jamás. Ferrer en Montecarlo, Almagro en Barcelona y Djokovic en Roma. Tres espadas que se han clavado fuertemente en la espalda del manacorense pese a su triunfo intermedio en Madrid. La dictadura que el número uno ejercía sobre arcilla ha quedado obsoleta esta primavera, y eso se palpa en cada partido que juega. El último, ante Nole en el albero italiano, donde fue violentamente zarandeado sumando cuatro derrotas consecutivas ante el serbio. Así es como llega la rivalidad más repetida en este deporte (22-19), con síntomas de debilidad para uno y ansias de poder para el otro.

Nombrar a terceros estaría feo tratándose de una cita de pareja, pero el deporte sin sorpresas no sería deporte. Los del escuadrón suizo se empeñan en meter a la pareja de moda en el saco de candidatos. Quizás no les falte razón. El campeón del Abierto de Australia y Montecarlo se ha ganado estar en este selecto grupo por méritos propios, aunque su gran hándicap sigue siendo la irregularidad. Stanislas Wawrinka ha demostrado ser incapaz de enlazar dos torneos sin protagonizar un fiasco, mientras que Roger Federer sigue inmerso entre pañales y biberones debido a su paternidad, con lo que veremos si está mentalizado para volver a centrarse en banda por el tenis. De momento, ya está en segunda ronda tras superar fácilmente a Lukas Lacko (6-2, 6-4, 6-2). A partir de aquí aparecen los Ferrer, Murray, Berdych, Nishikori, Dimitrov, Fognini, etc. La famosa segunda línea siempre preparada para dar el campanazo en momentos de duda. Que se lo pregunten a Stan.

En juego está algo más que un Roland Garros. La azotea del ranking se ha quedado desprotegida tras los últimos zarpazos de un Djokovic que quiere llegar hasta el bote final. Tan fácil como salir campeón. Eso es lo que necesita el balcánico para recuperar el número uno que perdió en octubre pasado. La misma hoja de ruta para Nadal, quien revalidando la corona mantendría la primera posición, algo vital, ya que luego viene Wimbledon y no defiende apenas puntos, con lo que aseguraría el puesto por un par de meses más. 650 puntos de distancia entre ambos. Quien quiera reinar, ya sabe lo que tiene que hacer.

Para lograr ese objetivo, antes tendrán que dejar algunos obstáculos por el camino. Rafa vislumbra hipotéticos enfrentamientos frente Almagro, Murray, Ferrer o Wawrinka. Especialistas en polvo de ladrillo, grandes nombres y hombres enrachados. De todo un poco. Eso sí, todos comparten un balance nefasto en duelos ante el balear (43-7 sobre tierra batida). Por su parte, Novak podría chocar con Cilic, Tsonga, Raonic, Nishikori y Federer. Ni punto de comparación entre lo que le espera a uno y a otro. Nada nuevo tratándose de una cita de este calibre, donde para llegar a la final tienes que ser uno de los dos mejores de 128 individuos. Nadie dijo que fuera fácil, y de ahí la grandeza de ambos.

También entrarán a escena algunos récords que Nadal volverá a tener en la palma de la mano, como empatar con Pete Sampras en majors (13-14), igualar a Borg en títulos logrados (63-64) o lo más complicado de todo: ser la primera persona que consigue levantar un mismo cetro en nueve ocasiones. En este caso, un Grand Slam, casi nada. Se paró la cuenta en ocho en Montecarlo, en Barcelona y en Roma. Una nueva oportunidad espera en París, lugar unido de manera significativa a la trayectoria de Rafa desde que empezó a despuntar: 59-1 es la marca del español en el torneo francés. Solo el lunar de Robin Soderling en el 2009 impidió que el pupilo de Toni Nadal encadenara nueve Copas de los Mosqueteros del tirón, manteniéndose imbatido durante casi diez años. Pese a ello, una auténtica locura.

Igual que las estadísticas actuales no le sonríen, hay otras que sí lo hacen, como la mencionada de 59-1 en Roland Garros, o la de 44 títulos en tierra batida (el 70 % del total de su palmarés), o las más de 300 victorias sobre polvo de ladrillo. Hechos que hacen que algunos se resignen a dar por favorito al serbio, quien ha levantado tres de los cinco Masters 1000 de lo que llevamos de curso. Los otros dos se le escaparon, uno por lesión y el otro por ausencia. Además, se ha convertido en ese jugador todoterreno tan complicado de elaborar. No importa el material que pise, Djokovic está programado para ganar sobre cualquier circunstancia. Solo le falta jugar sobre el agua.

Los hay que se agarran a las cifras; otros lo hacen a las percepciones. Según los intereses. La cuestión es que la plaza donde más veces ha salido Rafael Nadal por la puerta grande se abre para recibir a un solo Mosquetero. Podría ser la novena del español, o podría ser la primera de Djokovic, quien tiene Roland Garros entre ceja y ceja en su lista de tareas pendientes. Esta misma tarde debutarán los dos ante Ginepri y Sousa, respectivamente. Invocando el lema del cholismo, el partido a partido será el modus operandi de cada uno según vayan pasando las jornadas, aunque ambos saben que tienen una cita concertada en la línea de meta.

* Fernando Murciego es periodista.





orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h