Perarnau Magazine

"Donde está la fuerza también está, en ocasiones, la debilidad". David Llada


Táctica / Alemania / Bayern Múnich / Equipos

¿Por qué Vidal al Bayern?

por el 23 julio, 2015 • 8:38

Arturo Vidal (AP)

 

El fichaje de Arturo Vidal por el Bayern de Guardiola es todo menos sorprendente. El entrenador catalán simplemente da un paso más en la búsqueda de la máxima verticalización de su equipo, un objetivo que ha tenido desde el primer día en Múnich. Vidal aportará una virtud importante: su poderosa llegada al área, además de otras más. Pero esta es la característica principal que Guardiola quería añadir al Bayern cuando en el mes de febrero se reunió la comisión de fichajes del club (Rummenigge, Dreesen, Sammer, Reschke y Guardiola) y determinó el perfil de las necesidades para la siguiente temporada. En aquellas mismas fechas, la Juventus de Turín ya tenía también concretadas sus previsibles altas y bajas. Beppe Marotta, Fabio Paratici y Xavier Ribalta sabían que el equipo dirigido por Allegri, que por entonces ni siquiera soñaba con llegar a semifinales de Champions, perdería como mínimo tres jugadores vitales: Pirlo, Tévez y Vidal. El sustituto del primero estaba en casa (Marchisio), el del segundo estaba ya apalabrado entonces (Dybala, aunque con la incorporación de otro ‘9’ más, de ahí que llegara Mandzukic) y el del tercero se aplazó hasta el verano, si bien el equipo turinés tiene totalmente prefijado el candidato potencial a ocupar la mediapunta de la Juve y solo está pendiente de ejecutar la opción. [Y quizás veremos también el fichaje de un lateral izquierdo].

Por parte del Bayern, el entrenador fijó dos objetivos: incrementar la capacidad de regate, que hasta la fecha quedaba limitada a Robben y Ribéry; e introducir a un centrocampista con llegada al área rival y eficacia goleadora. Para el primer perfil no hay muchos candidatos disponibles en el mercado, especialmente cuando la inflación en Inglaterra se ha disparado gracias al aumento exponencial de los derechos televisivos, lo que condujo a Guardiola a proponer a Douglas Costa, jugador de buen regate aunque todavía en un peldaño inferior a Robbery, el punto fuerte y débil al mismo tiempo del Bayern: si están sanos son poderosísimos, pero las dos últimas temporadas de Ribéry han sido un vía crucis. Solo con Douglas Costa quizás no bastará para asegurar un buen incremento en el ámbito del regate.

Para el segundo perfil, Michael Reschke, responsable deportivo del club, planteó el fichaje de Arturo Vidal, al que él mismo llevó hace años al Bayer Leverkusen, lo que fue del agrado de todos los componentes de la comisión de fichajes y en especial del entrenador, pues cubre por completo el rol que desea incorporar al equipo: un centrocampista potente, con llegada agresiva al área y capacidad de gol. La extensa visita de Jorge Sampaoli a Múnich para asistir a los entrenamientos de Guardiola en el mes de febrero rubricó las consideraciones alemanas, además de la muy buena opinión expresada sobre el jugador por Juanma Lillo, estrecho colaborador de Sampaoli. Para comprender el objetivo pretendido por Guardiola hay que comprender previamente tres factores de su modelo de juego en el Bayern: la verticalidad, el pressing y los laterales-interiores.

LA VERTICALIDAD

La confusión respecto del modelo de juego de Guardiola es universal, inducida por una amplia mayoría de prensa española que nunca fue capaz de comprender en qué consistía el juego de posición que practicaba el Barcelona. Convertir las causas en efectos, confundir los instrumentos con la esencia y difundir conceptos inexactos -quizás por desconocimiento, quizás por incomprensión- generó unos tópicos inauditos: el tiki-taka, el falso dogmatismo de la posesión, la supuesta trascendencia de la horizontalidad, etc… Haría falta repasar íntegramente el 2-6 del Bernabéu para entender cómo es posible efectuar una larga secuencia inicial de pases para agrupar al equipo en la fase de iniciación y compaginarla con contraataques veloces y largos que desembocaron en varios goles de aquella goleada. Resumámoslo en palabras del propio Guardiola dirigidas a sus jugadores del Bayern:

Yo odio el tiki-taka. Lo odio. El tiki-taka es pasar el balón por pasar, sin ninguna intención. Y esto no sirve para nada. No os creáis lo que dicen: ¡El Barça no tenía nada de tiki-taka! ¡Eso es un invento! ¡No hagáis caso! En todos los deportes de equipo el secreto es cargar mucho un costado para hacer que el contrario bascule. Cargar mucho y atraer al contrario para que deje libre el costado débil. Y cuando hemos conseguido cargar y atraer, entonces debemos resolver por el costado opuesto. Por eso hay que pasar el balón, sí, pero con intención, con intencionalidad. Pasarlo para cargar, para atraer y para resolver por el opuesto. Nuestro juego ha de ser eso y no el tiki-taka.

El fichaje de Xabi Alonso se inscribió precisamente en esta búsqueda. Si algo destacó el mediocentro vasco de todas las instrucciones recibidas fue la siguiente: “Me ha sorprendido mucho: Pep no hace más que pedirme que sea vertical. Siempre vertical. Pases verticales. Interiores o exteriores, pero verticales”.

La incorporación de Arturo Vidal es un paso más en dicho proceso: llegada al área desde la línea media y buena puntería.

EL PRESSING

Alaba retorno en Ryad2

La segunda característica que aportará el jugador chileno se basará en la presión alta contra el rival en su fase de iniciación. El Bayern ya tiene a dos muy buenos elementos en dicha tarea: Lewandowski y Alaba. Los restantes jugadores también presionan, pero no siempre muestran el singular olfato del polaco y el austriaco para comprender qué movimientos serán los que más pueden perjudicar al contrario. El Bayern realiza una presión voluntariamente intermitente. Por supuesto, presiona posicionalmente cuando pierde un balón en ataque, a fin de recuperarlo pronto y con el rival desorganizado. Pero cuando el contrario inicia el juego pausada y organizadamente, el equipo de Guardiola alterna acciones de presión con otras de reposo. Cuando decide presionar lo hace intensamente, pero no siempre con acierto global en los movimientos. Vidal posee el mismo olfato que Lewandowski y Alaba y puede aportar un plus en dicha tarea.

Su buen despliegue físico también ayudará a David Alaba en las transiciones defensivas, que obviamente son un punto flaco en todo equipo que pretende jugar de forma mayoritaria en campo contrario.

LOS LATERALES-INTERIORES

La incorporación de Vidal al Bayern no podría entenderse sin una premisa fundamental, un movimiento previo, ya implantado en la temporada 2013-14 y refrendado en la 2014-15. Entre los diversos cambios que la estancia en Alemania ha generado en el modelo de juego de Guardiola se encuentra el rol de los laterales. En su primer año, Pep tomó la decisión de retirar a los laterales de las zonas exteriores en las fases de construcción y ataque organizado, situándolos en posiciones interiores y próximos al mediocentro (en aquella época, Philipp Lahm). De este modo componía una línea de tres hombres -dos laterales más el mediocentro- situada por delante de los dos centrales, permitiendo a los centrocampistas interiores adelantarse cuanto quisieran. En ataque, las bandas eran responsabilidad alterna de interiores y extremos. En transición defensiva, la presencia de los laterales en zonas interiores facilitaba el pressing y suponía una primera línea a superar, beneficiada dicha tarea por la velocidad de Alaba y Rafinha para ensuciar dichos contragolpes rivales.

En su segunda temporada consolidó de manera estable dicha posición de los laterales como interiores próximos al mediocentro (en este caso, Xabi Alonso) y ya en el mes de diciembre de 2014 detalló en una conversación de ámbito técnico: “Mi concepto del rol de los laterales ha cambiado en Alemania. Los veo como interiores y esto me va a permitir incorporar a un centrocampista interior muy diferente a los habituales en mi juego (Xavi, Iniesta, Thiago, Lahm, Götze). Ahora puedo fichar a un llegador potente porque tendrá la espalda protegida”.

De estos tres factores surge el fichaje de Vidal, aunque no debe obviarse un cuarto asunto: desde sus inicios en el Barcelona el objetivo de Pep es tener plantillas en las que cada jugador pueda ocupar dos o tres posiciones. No se trata de tener dobladas las posiciones, sino justamente lo contrario: que cada jugador pueda interpretar dos o tres roles diferentes. En este sentido, Vidal cumple sobradamente la amplia dosis de versatilidad que siempre busca su nuevo entrenador.

– Fotos: AP – FC Bayern



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí.
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2018 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h