Perarnau Magazine

"Lo que equilibra a un equipo es la pelota. Pierde muchas y serás un equipo desequilibrado". Johan Cruyff


Liga BBVA 2013-2014 / España / Fútbol / Crónicas 2013-2014

Qué bueno que volviste

por el 27 octubre, 2013 • 21:05

El Villarreal celebra uno de sus goles al Valencia

1.- El descenso del Villarreal la temporada pasada nos ha privado de un año entero sin verlo en Primera y, por ende, del derbi valenciano por excelencia de los últimos años. El derbi de los espacios deparó como es habitual goles y grandes actuaciones. Pero, por encima de todo, ha vuelto a poner en escena al equipo de moda a la par que a florecer las carencias del opuesto. 

2.- Si tienen algo los equipos de Marcelino, es que siempre salen a morder. Especialmente en las grandes citas. El Valencia no era capaz de imponerse tras pérdida y tanto Cani como Giovani se imponían entre líneas. Le faltó determinación de cara a portería. Aun así, no iba a tardar en aprovecharse del déficit del Valencia.

3.- El éxito del equipo de Marcelino también se halla en la movilidad de sus piezas de ataque en tres cuartos. Hasta sus dos delanteros, Gio y Uche, son jugadores que se pueden desenvolver por izquierda o derecha, e incluso entrando en segunda línea. Con los automatismos bien aprendidos, es una delicia ver cómo triangulan. Y Djukic se lo regaló en bandeja de plata alineando a Banega, Fede, Bernat (de lateral), Pabón o Canales, débiles defensivamente. 

4.- Por donde más daño estaba haciendo el Villarreal era por las bandas. Abriendo el campo y conocedor de la dificultad de la pareja Banega-Javi Fuego de realizar coberturas a sus laterales, Giovani hizo sangre cayendo sobre la izquierda. De un plumazo, y en apenas unos minutos, llegaron dos goles. Demostrando lo mal que el Valencia hace la transición defensiva, en el primer gol (que acabó dentro entre Mathieu y Uche) retrató tanto al francés como a Djukic. No es central y no es jugador de marcar al hombre. En el segundo gol, Hernán Pérez entra solo al segundo palo subrayando, de nuevo, la mala gestión de las transiciones por parte del Valencia.

5.- No es la causa principal de todos los males, pero sí en gran parte de defender tan mal. Si hace unas semanas hablábamos del Banega mediocentro como salvoconducto para recuperar el buen juego, hoy solo se puede destacar su nula capacidad defensiva tras pérdida.

6.- El Villarreal, con 2-0 en el marcador, bajó el pistón y concedió iniciativa al Valencia, que en estático sigue teniendo problemas. Los locales no tenían problemas en defender en su propio campo y tenían la oportunidad de correr al contraataque. Era el guion soñado para Marcelino apenas en el minuto 30 de la primera mitad.

7.- Era obvio que si el Valencia quería intentar algo diferente debía cambiar la dinámica de juego y de agresividad en la presión. Así lo hizo en el inicio de la segunda mitad pero con el inconveniente de no haber solucionado sus propios problemas atrás. Y, como no, a partir de un centro desde la izquierda (otra vez) tuvo lugar la jugada más curiosa del partido: remate al palo de Gio, penalti e Mathieu tras controlar mal, parada de Guaita a tiro del mexicano y en el córner gol del propio protagonista de espuela. De locos.

8.- El contexto iba a ser el mismo que en el segundo tramo de la primera mitad. Balón e iniciativa para el Valencia, tranquilidad para el Villarreal. A modo de reprimenda hacia Banega o de redención a su planteamiento, quitó al argentino y dio entrada a Parejo, deteniendo la sangría defensiva y también dando oxígeno a la creación ante el incipiente dominio de su equipo. Funcionó.

9.- Si el Valencia está mal, algo frecuente tratándose de un equipo tremendamente irregular, tiene una salida de escape. El balón parado volvió a insuflar aire al equipo che y Ricardo Costa recortó distancias con un remate inapelable, propios al gol que da la victoria final en Mestalla y que tantas veces hemos vivido de un defensa valencianista. Esta vez no se trataba de tanta euforia pero serviría para dar vida al partido.

y 10.- Y casi sin querer, el Valencia a falta de 25 minutos estaba a un gol de meterse en el partido. Dominio sin ocasiones claras a excepción del balón parado. El desenlace parecía abocado a finalizar sin variaciones, pero el Villarreal, equipo rápido al contraataque, demostró que la idea de Marcelino acabaría por tener sentido. Giovani sentenció con un golazo, liderando la vuelta de un Villarreal pletórico. Qué bueno que volviste.

* Carlos Jiménez Barragán es periodista.

– Foto: EFE




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h