Perarnau Magazine

"¿Cómo se analiza lo que no se conoce?". Ignacio Benedetti


MAGAZINE / Barça / Paris Saint-Germain / Fútbol

Rodear a Messi con los jugadores más adecuados

por el 3 agosto, 2017 • 6:45

Neymar era prácticamente la única baza del Barça para dominar el próximo lustro. Sin ningún otro jugador entre los mejores del mundo en su posición por debajo de los 29 años; solo dos o tres que podrían llegar a serlo; sin un modelo de juego diferenciador ni un filial que sustente al primer equipo, el Barça es solo uno más entre los cada vez más numerosos clubes ricos y ni mucho menos el que más. Sin embargo, tiene a Messi, una importante suma de dinero en el bolsillo y un pasado con decisiones tanto gloriosas como bochornosas que recordar. No todo está perdido.

Cualquier estructura ganadora se construye a partir de una ventaja competitiva que permita marcar la diferencia. Y, por el momento, Messi sigue siendo la mejor que hay. La diferencia es que ahora es la única. Los mejores centrocampistas están en Madrid; los mejores delanteros y defensas, repartidos, y quien tiene todo para convertirse en el próximo rey, en París. Por tanto, la decisión es simple: todo tiene que partir de Messi. Y son ya muchos años y muchos Barças ganadores para saber exactamente qué necesita a su alrededor:

  1. Jugadores con los que asociarse en corto. Primero fueron Alves, Busquets, Xavi e Iniesta. Después faltó Xavi y más tarde Alves. Ninguno ha sido reemplazado y, cuando se han quedado en menos de tres, le han faltado socios con los que alcanzar zonas entre líneas, en las que es más mortal.
  2. Velocistas a los que asistir en carrera. Desde que se insinuó la posibilidad con Abidal y Pedro, hasta alcanzar la máxima gloria con Jordi Alba y Neymar en el primer año de Luis Enrique (después, Neymar pasó a desmarcarse mucho menos), Leo obliga al rival a cubrir cada esquina si tiene a quien enviarle un pase largo en el otro lado permanentemente.
  3. Un delantero que le libere de los centrales. Salvo en la época de mayor perfección táctica de Pep, en que se conseguía mediante dos extremos, siempre ha habido un ‘9’ en los mejores días de Messi (o alguien capaz de desmarcarse por varios, como Alexis). Mientras a Suárez le aguanten las piernas, esto está garantizado.
  4. Un jugador de banda que ensanche el campo por la derecha. Salvo en el primer año de Luis Enrique, en los días buenos Leo siempre ha tenido a alguien pegado a ese lado. Primero fue un lateral largo como Alves y luego extremos como Pedro o Alexis. Sin ocupar permanentemente la banda como cada vez es lógico que haga menos, el retorno de esta figura se antoja imprescindible.
  5. Un crack que sume capacidad de regate. Los años pasan, es inevitable, y Messi ha perdido parte de su capacidad de desequilibrio individual. Aun así, primero con Iniesta y luego también con Neymar, siempre ha encontrado ayuda en este sentido. Teniendo en cuenta la edad de Andrés y la falta de confianza en Deulofeu, Leo se encuentra más huérfano que nunca en este sentido.
  6. Ocho jugadores de campo que defiendan. Leo necesita administrar sus esfuerzos, y normalmente quien esté por delante de él ha de gastar su energía en desmarcarse. Obligando a defender a Neymar en los días grandes hasta ahora, es lógico que sin alguien de su nivel se conforme por defecto el sistema de esta manera.

A partir de esta enumeración, podemos plantear cómo encuadrar a estos perfiles en distintos sistemas, para lo que se considera a los jugadores de la actual plantilla (pensando en Deulofeu como un extremo de gran regate, trabajo defensivo y desmarque en profundidad y en Denis como un centrocampista eminentemente asociativo)

4-3-3

Con este sistema integrado por los perfiles de los jugadores seleccionados, Messi hallaría a su alrededor todo lo que necesitaría. En términos de equilibrio global, probablemente existiera una gran debilidad en la banda derecha en transición defensiva. Como mínimo, sería necesario fichar dos interiores y un extremo para consolidar esta opción.

4-2-3-1

En este caso, a Messi seguramente le faltara un socio en corto. En cambio, el sistema estaría más equilibrado para las distintas fases del juego siempre y cuando se regulara el equilibrio en las posiciones de laterales y extremos. Como mínimo, harían falta dos extremos y un interior para asentar este sistema.

3-5-2

Con esta opción, faltaría un crack con gran capacidad de regate y un segundo socio a quien asistir en largo para Leo. Estando el sistema más equilibrado, quizá faltara profundidad en transiciones ofensivas a las que los carrileros no hayan tenido tiempo de incorporarse. Como mínimo, sería necesario fichar un interior, un central y un carrilero izquierdo para asentar este sistema.

3-4-3

Con el 3-4-3, Leo quizá echara en falta un socio en el centro del campo. En cuanto al sistema, quizá fuera más difícil el equilibrio en fases defensivas. Como mínimo, habría que fichar un extremo, un central y un interior para consolidar esta opción.

A partir de las opciones expuestas, y tratándolas como opciones y no como apuestas definitivas, es fácil establecer un ranking de necesidades: 1) un interior de gran capacidad asociativa; 2) un extremo con gran desmarque de ruptura, trabajo defensivo y capacidad de regate; y 3) un segundo interior asociativo. Si se prefiere jugar con 4 defensas, un segundo extremo podría ser de gran utilidad. Si se contempla la opción de hacerlo con 3, harían falta 1 ó 2 centrales y un carrilero que permitiera conservar la profundidad en ausencia de Jordi Alba.

Nótese que en todo momento se habla de extremo. Con Messi y Suárez, el gol es secundario respecto a la profundidad y el regate. Por ello, algunos de los nombres que suenan como Griezmann o Dybala seguramente encajaran mejor para reemplazar a Messi que a Neymar. Además, ninguno tiene el talento del brasileño como para justificar que se deje de buscar el sistema más idóneo para Leo a corto plazo.

Dicho esto, acertando solo con el interior y el extremo, como lo hicieron el año pasado la Juventus con Pjanic por 35 millones o el Borussia con Démbelé por 15, el Barça estaría cubierto en el plano táctico y sería capaz de competir por todo a corto plazo, siempre y cuando volviera a construirse alrededor de Messi. Para estarlo en el plano estratégico, necesitaría recuperar un modelo de juego único, volver a dar importancia a La Masia o acertar más regularmente con las incorporaciones. Pero esto va mucho más allá de Neymar.

* Rafa León.

 



Tags: ,
Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí.
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2017 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: lunes, martes, jueves y viernes de 10.00h a 17.00h. Miércoles de 15.00h a 19.00h.