Perarnau Magazine

"Se llama genio a la capacidad de obtener la victoria cambiando y adaptándose al enemigo". Sun Tzu


Champions 2012-2013 / Fútbol 2012-2013 / Fútbol

Una noche como las de antes

por el 20 noviembre, 2012 • 22:00

1.- El partido contra el Bayern se antojaba fundamental para el futuro del Valencia en la Liga de Campeones: había que asegurar la clasificación e intentar arrebatarle a los bávaros la primera plaza. Una hora antes de comenzar el encuentro, un equipo desahuciado como el Lille dio la sorpresa y ganó en Minsk al BATE Borisov, despojando a los bielorrusos de cualquier opción de pasar a la fase final. Sorprendentemente, a falta de dos partidos por disputarse, el Valencia ya estaba clasificado para octavos, un hecho insólito en la historia del club. En las inmediaciones de Mestalla seguro que Pellegrino respiró aliviado, consciente de que había cumplido el objetivo marcado en una competición donde el año pasado su antecesor Unai Emery había fracasado.

2.- Quizás motivado por estas buenas noticias, el técnico argentino tuvo un arranque de valentía y ante la lesión de Gago –que sigue siendo un jugador demasiado frágil–, cuando todos esperábamos a Albelda de inicio, decidió sacar un trivote plagado de jugadores creativos: Tino Costa, Parejo y Banega. El puesto más adelantado lo ocupó Banega, a pesar de que siempre rinde mejor unos metros más atrás, cuando es él quien canaliza el juego de su equipo.

3.- El Bayern de Jupp Heynckes saltó al campo mordiendo la salida de balón de la primera línea valencianista, intentando sacar provecho de los nervios de una defensa que es capaz de lo mejor y de lo peor. Sacando el esférico desde atrás, a punto estuvo Rami de darle la razón al entrenador alemán. pero ese primer fallo de concentración fue solo un lunar en su gran actuación.

4.- A medida que avanzaban los minutos, el Valencia comenzó a regalar la posesión del partido al Bayern de Múnich, que bailaba al ritmo que marcaban Kroos y Schweinsteiger, con Alaba y Lahm haciendo sangre por los costados. El juego del Bayern fluía por momentos y el Valencia, aún con vida gracias a las manos de Guaita, apenas pasaba del medio del campo. El trivote valencianista, muy correcto con el esférico en los pies, no tenía mordiente para recuperar balones con los que asistir a los delanteros. Al menos en defensa, los de Pellegrino no quisieron repetir el guión de Múnich: mantuvieron la línea de retaguardia a veinte metros de su portería, intentando arañar alguna pérdida del rival en la medular para salir rápido al contragolpe con Soldado, Feghouli y Guardado.

5.- Transcurrida media hora se presenció el punto de giro del encuentro. Barragán, que ocupó el puesto del lesionado Joao Pereira, tuvo que lidiar con Ribery, algo que parecía misión imposible teniendo en cuenta sus limitaciones defensivas. Con una amarilla en su haber, se deslizó en plancha hacia los tobillos de Alaba. La roja directa de Howard Webb fue el justo castigo a la sobrexcitación del joven lateral, que a veces deja actuaciones más dignas de Segunda División que de noches europeas. 40.000 gargantas enmudecieron en Mestalla con la expulsión; seguro que más de uno pensó que con inferioridad numérica había poco espectáculo que ver. Se equivocaron.

6.- Con la expulsión de Barragán se acabaron los minutos de tanteo. Feghouli se reconvirtió a carrilero omnipresente y Tino Costa y Parejo empezaron a surtir de balones a los de arriba. El Valencia puso su fútbol en los pies del ‘10’ y Ever Banega correspondió dando volumen de juego. Con diez jugadores sobre el campo, los locales se recompusieron de maravilla  y mostraron las carencias de un Bayern demasiado conformista, que pensaba que los goles caerían por inercia. Pero fue el Valencia el que empezó a merodear el área de Neuer en los últimos minutos, con un Soldado mucho más activo y las incorporaciones desde atrás del improvisado lateral derecho argelino.

7.- En la segunda parte el Bayern salió tan espeso como Javi Martínez, desaparecido en ataque y descolocado en tareas defensivas. El Valencia aumentó el pressing, ocupó los espacios con maestría y consiguió que el campo se inclinara hacia la portería alemana a base de garra y solidaridad. Parejo jugó sus mejores minutos como valencianista y estuvo perfecto ayudando a sacar el balón desde atrás. Mientras, Banega seguía dando un recital de cómo controlar el tempo del partido.

8.- Avisó Soldado en dos ocasiones clarísimas, pero tuvo que ser quien más se esforzó el que recibió el premio de anotar el gol épico de la noche. A Feghouli no le bastó con defender su área, sino que además tuvo fuerzas para adelantarse a Ribery y conducir con la izquierda –su pierna mala– hasta el área rival, donde destrozó la cintura de Schweinsteiger y Badstuber. Su chut se desvió con la mano de Dante y se posó con delicadeza en las mallas. Mestalla rugió en Champions como no lo hacía desde la época de los goles de Juan Sánchez al Leeds.

9.- En respuesta, Heynckes dio entrada a una ristra de delanteros encabezados por Mandzukic y Mario Gómez. Al Valencia apenas le quedaba aliento después del esfuerzo titánico que tuvo que hacer, atacando y replegándose como un acordeón durante ochenta minutos. En estas, un centro de Lahm se envenenó tras tocar en Mario Gómez y Müller, el experto cazagoles, anotó con fortuna. El Bayern hizo propia la ley del mínimo esfuerzo. Demasiado castigo para un Valencia que pagó esos minutos de emoción después de adelantarse en el marcador.

10.- En los últimos momentos fue Mestalla quien sostuvo al equipo. Ese público, maltratado una y mil veces por la opinión pública, demostró que en las noches de total entrega de su equipo ellos siempre acompañan.

11.- El Valencia de Pellegrino recuperó hoy algo que hacía años que no se veía por Mestalla en las grandes citas: el carácter. Precisamente eso es lo que hizo importante a este equipo en Europa. Si consiguen mantener el nivel defensivo y la intensidad de esta noche, el Valencia tendrá muchas opciones de seguir ilusionando en la Champions League. Por ahora, los octavos están asegurados. Para saber quién ocupará la primera plaza habrá que esperar a la última jornada, cuando el Bayern juegue en casa contra el BATE y el Valencia en Francia contra el Lille.

– Valencia-Bayern de Múnich (Champions League. Jornada 5). 20-noviembre-2012. Mestalla. 1-1  (Feghouli, Müller).

Alex Argelés es periodista.


– Foto: Biel Aliño (EFE)



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h