Perarnau Magazine

"El éxito se mide por el número de ojos que brillan a tu alrededor". Benjamin Zander


Atletismo / Deportes

Veintiún años después, Lavillenie

por el 17 febrero, 2014 • 9:00

lavillenie

Renaud Lavillenie logró el sábado romper el mítico récord de salto con pértiga de Sergey Bubka situado en 6,15 m. El saltador francés subió un centímetro más el récord del ucraniano, que fue el primero en bajar a felicitarlo. La prueba tuvo lugar en Donetsk, muy cerca de su ciudad de nacimiento de Bubka, y está organizada por el anterior recordman mundial.

Después de saltar 6,16, Lavillenie fue entrevistado a pie de pista por el locutor del mitin, que le preguntó si continuaría saltando. El francéz estaba en una nube y contestó que le dieran diez minutos para hablar con su entrenador y tomaría una decisión. Después de meditarlo decidió saltar, pero su cabeza no estaba centrada en el salto: tras el primer intento que hace sobre 6,21 sale riendo.

La osadía la pagó cara; no fue capaz de saltar y ni tampoco de doblar la pértiga, lo que lo sacó fuera de la colchoneta. La caída le supuso una herida que requirió tratamiento médico en un hospital de Donetsk, donde le aplicaron doce puntos de sutura. Hay informaciones que señalan que el corte ya se lo había producido al caer en la colchoneta después de saltar 6,16. En todo caso la lesión lleva consigo que no podrá participar en el campeonato de Francia de pista cubierta que se va a disputar en Burdeos ni tampoco en el mitin de Metz. La duda está en saber si se podrá recuperar a tiempo para poder acudir al Campeonato del Mundo de Sopot. Entrevistado, su fisioterapeuta hablaba de un 90 % de posibilidades de recuperarse a tiempo, pero es evidente que el parón puede repercutir en su estado físico.

El estado de forma del francés previo a la reunión de Donetsk hacía presagiar un gran salto. Después de un principio de invierno entenando en la Isla Reunión, Lavillenie había realizado dos competiciones en previas de gran nivel. Primero se fue a 6,04 en Rouen (Francia) y más tarde saltaba 6,08 en Bydgoszcz (Polonia). En ambas ocasiones intentó infructuosamente el récord de Bubka, pero el salto de 6,08 en la ciudad polaca fue con mucha solvencia, lo que hacía presagiar una gran competición en Donetsk. Sin embargo, el inicio de su concurso del sábado no fue muy halagueño: saltó 5,76 y 5,91 con solvencia, pero el 6,01 estuvo a punto de dejarlo fuera de la competición. A la tercera logró superar el listón y afrontar los 6,16, altura que saltó a la primera.

Cuando se recupere tendremos que ver cuál es su límite. El salto de 6,16 lo hizo con holgura, lo que hace presumir que puede estar más arriba. Durante años Bubka primó el dinero más que medir sus límites. Intentaba batir los récords de centímetro a centímetro y eso dejó escapar varios intentos de medir sus límites reales. Muchos de sus récords eran con una solvencia pasmosa, pero no intentaba dos récords del mundo en una misma reunión. Se reservaba e intentaba el récord en la siguiente. Hubo temporadas en las que sabiendo que podía subir más se reservaba y prefería esperar a la temporada siguiente, con el riesgo que eso suponía de desaprovechar los momentos de máximo nivel. Lavillenie es completamente distinto a Bubka, en su físico y en su manera de pensar y actuar.

Lavillenie es osado y temerario Un ejemplo de ello es el propio descaro de acudir a Donetsk, el mismo lugar que había sido escenario del récord de Bubka el 21 de febrero de 1993.

Nunca fue un atleta que destacara por sus parámetros físicos, de hecho es el segundo atleta más bajo en la historia en poseer el récord del mundo. El único más bajo que él fue Kjell Isaksson, que media 1,74 y pesaba 68 kg. Lavillenie mide 1,77 y pesa 69 kg. El sueco había ostentado el récord del mundo en los años setenta. Durante una temporada (1972) batió el récord del mundo en tres ocasiones, llegando a saltar 5,55.

Superó por primera vez la barrera de los seis metros en 2009. Fue en el transcurso del Campeonato de Europa de Selecciones que se disputó en la localidad portuguesa de Leiria. Dese entonces ha cambiado de pértiga utizando más agarre y acercándose cada vez a los paréametros de Bubka. Los datos del récord hablan de una pértiga de 5,20/13.8. Bubka era más fuerte: 1,83 m y 80 kg, es decir 11 kg más. Bubka movía 130 kg de press de banca, por 100 el francés. Pero hay mayor similitud en la carrera de 45 m y velocidad (10m/s).

La escuela francesa recupera el récord del mundo para el país vecino. Su primer gran saltador fue Gonder, un atleta que a principios del siglo pasado (1904) batía el récord mundial oficioso. Habían pasado solo tres meses desde la primera vez que había cogido por primera vez una pértiga. Venció en los JJ. OO. Intercalados de 1906 en Atenas y se llegó a comentar que llegó a saltar 4 m, pero sin jueces. La gran revolución de la pértiga francesa llegaría en los ochenta con Vigneron, Houvion y Quinon. Unos años más tarde aparecieron Collet y Galfione. El último recordman mundial francés fue Tierry Vigneron en 1984, pero le duró unos minutos, ya que en esa misma competición Bubka se lo arrebataba al saltar 5,94.

  • Récords del mundo de salto con pértiga de atletas franceses:
  • Fernand Gonder (1904) 3,69 m*
  • Fernand Gonder (1905) 3,74 m* .
  • Thierry Vigneron (1980) 5,75 m
  • Philippe Houvion,(1980) 5,77 m
  • Thierry Vigneron (1981) 5,80 m
  • Pierre Quinon (1983) 5,82 m
  • Thierry Vigneron (1983) 5,83 m
  • Thierry Vigneron (1984) 5,91 m
  • Renaud Lavillenie (2014) 6,16 m
* Estos dos récords no son oficiales.

Con el récord llegan los reconocimientos. El propio presidente de la federación francesa, Bernard Amsalem, ha dicho: “El salto de Renaud Lavillenie se extiende mucho más allá del atletismo. En cuestión de horas y en medio de un período intenso de noticias deportivas con los Juegos Olímpicos de Invierno, se convierte en uno de los eventos más destacados de la historia del deporte francés y mundial. Es un logro absolutamente extraordinario”.

Actualización: En el año 2000 la IAAF modificó la regla 260.18a estableciendo que un récord mundial es único y puede ser establecido en un lugar al aire libre o en pista cubierta. El récord de la Lavillenie supera los 6,15 de Bubka bajo techo y los 6,14 al aire libre, consecuentemente supera ambos. Hasta el año 2000 se separaban los récords de pista cubierta y aire libre, pero ese año se modificó la regla (el Reglamento Internacional de la IAAF dice textualmente: “El Récord tiene que haberse establecido en una instalación atlética cubierta o no cubierta…) por la que se considera récord mundial sea bajo techo o al aire libre. Este récord hace que se aplique por primera vez esta normativa en un récord mundial absoluto.

* Óscar Fernández Villar.

– Foto: Francis Campagnoni (CentreFrance)




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h