Perarnau Magazine

"Cuando solo se tienen palabras, el silencio expresa mucho". Josep Cunill


Miradas / Historias

Vóley-playa y cine: Arena en el objetivo

por el 22 septiembre, 2014 • 9:25

La segunda entrega de nuestra serie de voleibol y cine está dedicada de forma exclusiva al vóley-playa, aunque como verán en alguna de las películas que hemos seleccionado, se refiere más a que se juega en la playa que a la disciplina olímpica del dos contra dos.

No cabe ninguna duda de que a priori el vóley-playa es mucho mas atractivo desde el punto de vista cinematográfico, al desarrollarse en espacios exteriores, generalmente en playas con la mayoría de gente en trajes de baño, pero como podrán ver en la selección, semejantes oportunidades se desaprovechan de forma lastimosa, centrándose mas en el aspecto sexual que en el deportivo.

El resultado es que en muchas de estas películas el vóley-playa no es más que una excusa para mostrar cuerpos esculturales con escasos o nulos elementos textiles adosados a su cuerpo, dirigidos a un público más interesado en el aspecto erótico que en los aspectos deportivos, con el plano de las señales entre compañeras a nivel del trasero, como favorito indiscutible.

En algunos casos el nivel deportivo es elevado y nos muestra la espectacularidad del juego en toda su belleza, pero no nos redime de tener que haber visto strippers o perros jugar al vóley-playa con un nivel más digno de una red playera dominical que de una competición seria como pretenden hacernos pasar.

La dinámica de equipo es sustituida en este caso por la compenetración entre la pareja, por lo que es más fácil centrar los conflictos con las dos personas implicadas que dentro de un equipo de voleibol, con mas egos y personalidades que deben ser ordenadas por un entrenador, que en este caso es una figura mucho mas diluida. Un hecho destacado es la colaboración absoluta en casi todas las películas de la AVP (Asociación profesional de jugadores de vóley-playa), que aprovecha cualquier oportunidad para colar sus patrocinadores y algunos de sus mejores jugadores.

No es una selección para lanzar las campanas al vuelo, pero, como siempre decimos, seguro que los apasionados del vóley-playa encontrarán algún título interesante, y con eso ya nos damos por satisfechos.

  • 7. South Beach Academy (1996)

4335

Los dueños de un club playero se ven obligados a formar un equipo femenino de vóley-playa 4×4 para ganar a las actuales campeonas de Miami y poder saldar la deuda con un mafioso local que les arrebataría su club en caso de perder el encuentro

Subproducto erótico destinado a amenizar las fiestas de las fraternidades universitarias americanas con una mezcla de modelos descartadas de los castings de Playboy y estrellas juveniles caídas en desgracia, exprimiendo las ultimas gotas de su fama pretérita.

El vóley-playa es la excusa perfecta para ver cómo las chicas que salen (me niego a denominarlas actrices) pierden una y otra vez la parte de arriba del bikini, incluyendo la típica escena de un lavado erótico de coches. El guion marca solo el momento en el que deben desnudarse y los diálogos parecen escritos por un expulsado de Mujeres y hombres y viceversa. Ese es el nivel.

El nivel del vóley-playa es penoso en la mayoría de los casos, aunque siempre hay alguna doble que conoce los fundamentos del juego; el resto no fue elegido por estas cualidades precisamente. Y el cámara solo se regodea en los traseros y los pechos de las jugadoras.

Recomendable para suscriptores del canal Playboy y de los subproductos eróticos de nivel Z.

  • 6. Air Bud Spikes Back (2003)

air-bud-spikes-back.20735

Bud es un perro con grandes habilidades deportivas que en esta ocasión se ve obligado a ayudar al equipo juvenil de 6×6 de su propietaria para ganar un torneo clasificatorio e ir a California para poder reencontrarse con su mejor amiga que vive en ese estado.

Quinta y última entrega de la saga de Air Bud, en la que después de jugar al baloncesto, fútbol, fútbol americano y béisbol, traslada sus dotes deportivas al campo del vóley-playa en un producto destinado a los mas pequeños de la casa.

Disney no pierde ninguna oportunidad para exprimir sus franquicias al máximo y Air Bud no es una excepción, con una trama sencilla y blanca que deriva en la oportunidad de ver jugar al perro en su equipo en labores de colocador, con su hocico haciendo las veces de sus manos y bloqueando con sus patas delanteras.

El nivel del juego es escolar, pero con una cierta calidad, ya que algunos de los actores por lo menos realizan los gestos correctamente. Destaca el delirante epílogo, en el que Air Bud juega un partido del campeonato profesional de vóley-playa como pareja de Gabrielle Reece, una de las mejores jugadores de la historia de esta disciplina.

Ideal para ver con niños pequeños y despertarles el gusanillo del deporte. Los puristas mejor que se abstengan, porque verán muchas faltas.

  • 5. Beach spike (2011)

beach-spike-2011-4

Dos chicas deben ganar el Open de Hong Kong de vóley-playa para conseguir que la playa donde viven y tienen un negocio no sea ocupada por una urbanización de superlujo como consecuencia de un chanchullo urbanístico. Sus métodos de entrenamiento son muy poco convencionales.

Inclasificable película deportiva que mezcla técnicas de kung fu en los entrenamientos de vóley-playa con un resultado que recuerda mas a los ínclitos Oliver y Benji que a la realidad del juego.

Si a eso le añadimos que los movimientos de la pelota en el partido son generados por ordenador con unos efectos rarísimos, es muy difícil saber lo que estamos presenciando, a excepción de las cuatro delgadísimas modelos que protagonizan el partido final.

Visualmente, la película es resultona, con escenas a cámara superlenta que sorprenden por su calidad, pero el poco respeto por la realidad del juego y una historia de la que nos imaginamos el final en los títulos de crédito iniciales hace que la incredulidad sea la mejor manera de definir nuestra reacción frente a la película.

Recomendable a los seguidores de películas de artes marciales y fantasías orientales tipo Shaolin Soccer.

  • 4. Cloud 9 (2006)

cloud-9-full-frame

Un timador de poca monta, que pasados los sesenta años sigue malviviendo como puede gorroneando en las casas de los famosos, decide montar un equipo de vóley-playa femenino formado por strippers para amenizar despedidas de soltero y fiestas de estudiantes, hasta que deciden competir en serio y se inscriben en un campeonato.

Película realizada a la mayor gloria de un decrépito Burt Reynolds, lejos de sus tiempos de gloria, y haciendo de pícaro timador a imagen y semejanza de su papel en Los Caraduras.

El argumento es delirante, como habrán podido deducir al leer la reseña, y si les comento que uno de los guionistas, Albert S. Ruddy, fue el productor de la saga de El Padrino y de la oscarizada Million Dollar Baby, su perplejidad puede romper cualquier escala métrica.

Los entrenamientos de las strippers aprendiendo los rudimentos del vóley-playa son de vergüenza ajena y solo sirven para apreciar sus curvas en sucintas piezas de tela, aunque siempre dentro de un tratamiento blanco de su profesión, apto para todos los públicos.

El torneo final es el conocido campeonato de la AVP de Huntington Beach, y es el momento donde se ve el mejor vóley-playa (2×2), en especial por la presencia de la villana de la película, la profesional Gabrielle Reese, que no contenta de jugar con perros ahora juega contra strippers, con bastantes tantos espectaculares y jugadas de mérito.

Recomendable para seguidores de Burt Reynolds y de las películas de strippers que no se desnudan.

  • 3. Impact point (2008)

Impact Point (2008)

Una joven estrella del vóley-playa se clasifica para las finales del circuito profesional AVP, cuando un acosador empieza a hacerle la vida imposible, tanto a ella como a los miembros de su entorno, amenazando con asesinarla durante las finales.
Arquetípica película televisiva para la siesta del domingo, con acosador persiguiendo y haciendo la vida imposible a la mujer desvalida de turno, protagonizada por desconocidos excepto el protagonista, una vieja gloria juvenil. Nuestro interés lógicamente radica en el entorno del vóley-playa, donde la acosada juega de forma profesional.

Mientras que la trama criminal es de la que hemos visto mil veces y hasta un niño le puede explicar a su padre lo que viene a continuación, la parte deportiva tiene un nivel bastante potable, tanto a nivel de partidos como de entrenamientos ,y como suele ser habitual se concentra al principio y al final del película.

La presencia de jugadoras profesionales de nivel como Brittany Hochevar o Keao Burdine en los equipos rivales sube el nivel técnico, y los puntos están filmados de forma vigorosa, por lo que es la que mayor calidad deportiva atesora en el apartado femenino (tampoco lo tenía muy difícil).

Recomendable para jugadoras de vóley-playa y nostálgicos de la serie Sensación de Vivir.

  • 2. Green Flash/Beach Kings (2008)

beach kings

Un prometedor jugador universitario de baloncesto no puede soportar la presión cuando va a pasar a la NBA y desaparece durante diez años. Al intentar volver a las canchas dirige su atención al vóley-playa, donde empieza a destacar de forma muy rápida en el circuito profesional.

Historia de redención personal a través del vóley-playa que le sirve al protagonista para recuperar su autoestima personal y profesional. Es una película escrita y dirigida por Paul Nihipali Jr., que fue durante varios años miembro del equipo estadounidense de voleibol, por lo que el nivel técnico de la película es lo mejor de la misma.

Desgraciadamente, los conocimientos de vóley-playa del director no son equiparables a los cinematográficos, con un guión flojísimo y un vigilante de la playa como protagonista que hace que el Hasselhoff parezca Paul Newman a su lado, con el añadido del actor que hacia de Steve Urkel como agente de los protagonistas.

Las explicaciones del juego y de las posibles razones para deshacer un equipo son muy buenas, y las imágenes de los partidos son espectaculares, con pequeños cameos de leyendas como Misty May-Treanor, Todd Rogers o Phil Dallhauser, todos medallistas de oro olímpicos. Ahí se notan los conocimientos del deporte por parte del director.

Recomendable para los que disfrutan con historias de redención personal y reconociendo a las leyendas de su deporte en pequeños papeles.

  • 1. Side Out (Los reyes de la playa, 1990)

side out

Un joven abogado, jugador de baloncesto, se traslada a California desde Milwaukee para trabajar en el bufete de su tío y entra en contacto con la escena competitiva playera de la zona, empezando a picarle el gusanillo del juego, ayudado por una vieja leyenda del vóley-playa que intenta redimirse de sus errores del pasado. Acaban formando una pareja en la que los dos tienen algo que demostrar.

La mejor película de la selección obtiene este galardón por ser la mas profesional de todas y la que conjuga con mayor destreza (tampoco mucha, no se crean) el cine y el deporte, uniendo unos actores de cierto nivel y que encima juegan bastante bien con una historia interesante y acabando con la presencia de grandes jugadores actuando en la película.
La historia no es lineal y da algunos giros que son de agradecer. La extraña pareja que forman el novato y el superveterano es la excusa perfecta para mostrarnos la dificultad de crear y compenetrar un dúo competitivo.

La parte deportiva es excelente debido a la presencia como villanos de la legendaria pareja del deporte formada por Randy Stoklos y Sinjin Smith, a los que es un auténtico placer ver jugar y sobre todo rematar con una fuerza impresionante. Si a eso le añadimos la presencia de Steve Timmons en alguna ronda preliminar, los voley-fanáticos van a disfrutar de lo lindo con ellos.

El único error gravísimo de la película, muy correcta hasta ese momento desde el punto de vista técnico, está en el punto decisivo, donde se produce una falta flagrante (dobles) –que además es mostrada a cámara superlenta– que no se admitiría ni en una pachanga dominguera, lo que no deja de ser un tachón inaceptable para muchos jugadores al valorar la película. Nosotros, después de las películas que hemos tenido que soportar, somos más indulgentes, pero preferimos avisarles antes de que se lleven las manos a la cabeza al ver la escena.

Recomendable para amantes del vóley-playa y aspirantes a árbitros de este deporte.

Pensamos que el cine tiene una asignatura pendiente con el vóley-playa, que se merece una película de cierto nivel por la que debería ser recordado, como sucede en otros deportes, pero hasta ese momento no hay mas cera que la que arde, y por lo menos pueden utilizar la selección para pasar un rato entretenido y echar unas risas con sus amigos con su deporte favorito.

* Mikel Madinabeitia (periodista) y Llorenç Mejino (experto en comunicación).

//

// _
// ]]>_
// ]]>_
// ]]>



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h