Perarnau Magazine

"La simplicidad es la máxima sofisticación". Steve Jobs


Liga BBVA 2013-2014 / España / Fútbol / Crónicas 2013-2014

Volvieron a ser

por el 18 agosto, 2013 • 20:52

Barça Levante (MRuiz FCB)

1.- En algún momento, Gerardo Martino les puso ante el espejo. O lo hicieron ellos mismos. O las vacas sagradas. O alguien tan autocrítico como Mascherano. O leyeron algún periódico (pocos, tal como está el patio). O sucedió todo a la vez. Los que fueron diablos en 2008, intratables en 2009, vibrantes en 2010, indestructibles en 2011, ambivalentes en 2012 y adormecidos en 2013, volvieron a los orígenes. Volvieron a ser.

2.- La parquedad del rival obliga a la moderación en el adjetivo. Al fin y al cabo, no hace tanto tiempo, el pasado 10 de febrero, en idéntico escenario, el mismo Barça aplastó al Getafe por 6-1 en un maremoto de juego. No habían pasado ni dos meses y el mismo cuadro se había transformado en una piltrafilla, lo que debe atemperar cualquier juicio.

3.- Hecha la salvedad, el Barça de Martino empezó como el Barça de Tito, es decir, al revés que el Barça de Pep, que tropezó en aquel primer paso ante el Numancia, allá por agosto de 2008. Tito empezó con goleada: 5-1 contra la Real Sociedad en el debut liguero y, sobre todo, rápidamente mutó a un 4-2-2-2 que emparejaba a Busquets y Xavi en la plataforma de inicio, a Pedro y Alexis estirando la lona por el exterior y a Messi y Cesc como mediapuntas en paralelo. El Tata repitió, en la distribución, lo iniciado por Vilanova.

4.- En intensidad se pareció más a los inicios del ciclo triunfal: presión puntual (presión 6 segundos como máximo), movilidad constante, fluidez en el juego y velocidad de balón. No de jugadores, sino de balón, un principio que fue básico y acabó transgredido por una plantilla de la que constan serios indicios que se dejó ir hasta extremos excesivos.

5.- Aplicando la misma sensatez mostrada incluso antes de poner el pie en Barcelona, Gerardo Martino dejó en el banquillo a Iniesta y Alba, tras su viaje transoceánico, y a un Neymar que todavía no ha ganado peso en el juego coral. Aunque el Levante plantó a sus dos delanteros defendiendo en 4-4-2 sobre Busquets, a los de Caparrós les duró la intensidad lo que un cucurucho de chocolate en la playa.

6.- Se juntaron Xavi y Cesc y también Pedro y entre los tres desmayaron al Levante porque se unieron tres virtudes cardinales: la precisión de cartabón de Xavi, el desmarque agresivo de Cesc y la movilidad extrema de Pedro. Ese primer gol, obtenido a los tres minutos de Liga, exactamente como el pasado año, Alexis mediante, fue como el sello de un notario: listo para la certificación. Bastaba con eso porque el Levante se diluyó en la nada, simbolizado en un abrazo que Caparrós le dio a Dani Alves en un fuera de banda, pidiendo árnica, como diciendo: amigo, no nos hagamos daño…

7.- Si ese fue el propósito, a Caparrós no le escuchó nadie, ni los suyos ni los del Barça, que se gustaron con locura al recuperar las viejas virtudes. ¿Por qué las aparcaron el último año y medio? Nos centramos siempre en los entrenadores. Que si Pep, que si Tito, que si Roura, que si Martino… pero ahí están los mismos jugadores volviendo a jugar como hacían al principio, hace un lustro. ¿Dejaron de hacerlo así por instrucción de algunos de sus entrenadores? No. Esa dejación les pertenece, de forma abrumadora, al historial de los propios jugadores, solo para que conste.

8.- Caparrós debía andar pensando en Iborra y su reciente marcha al Sevilla cuando Cesc dio un pase de pecho que resume sus capacidades. Cesc jugó un partido memorable, de los que habrá que recordar si en marzo vuelve a ser una sombra de sí mismo. En una exhibición coral de altos vuelos, todos los barcelonistas rindieron de lujo, fuesen las anticipaciones de Mascherano y Adriano, la mesura de Alves, la visión panorámica de Busquets, la presencia terrible de Messi, la movilidad de Pedro, electrón libre, la fiereza de Alexis o el cartabón de Xavi. Pero de entre todos surgió el Fàbregas de las apariciones.

9.- Partiendo por la izquierda, Cesc ejerció dos funciones, en apariencia contradictorias: la aparición y la presencia. Apareció donde podía pinchar al Levante y le pinchó como se pinchan los berberechos un domingo a mediodía. Partía desde atrás, oteaba la perspectiva verde y se colaba para romper el espinazo del equipo de Caparrós. Fue sádico. Como quien penetra en la selva machete en mano para desbrozar la maleza, Fàbregas volvió a ser el jugador anárquico que adquirió fama en Inglaterra precisamente por esa anarquía eficaz. El anarquista en un equipo de rigoristas.

10.- Su segunda función, la presencial, fue ortodoxa. Alternó el mando con Xavi, lo que dio oxígeno y tranquilidad al capitán. Cuando él no estaba, intuía que estaría Cesc y siempre iba a estar Busquets, pulpo desmedido. Cesc hizo de segunda opinión de Xavi, lo que tiene mérito visto que lo alternaba con momentos de anarquía como ese pase de pecho que provocó el segundo gol, el primero del curso para un Messi que se ha mostrado tan preciso definiendo como canalizando el peligro en el eje del ataque, y también cayendo a la derecha

11.- Han ido cayendo los goles: el tercero gracias a la presión de Messi sobre David Navarro, un ejercicio que llevaba muchos meses sin practicar; el cuarto, gracias a una diagonal filtrada por el propio Messi, marca de la casa; el quinto, en un gilipenalty; el sexto, tras otra vaselina esplendorosa de Cesc; el séptimo en una acción ridícula que colmó la noche levantinista, una pesadilla atroz en agosto.

12.- A los 70 minutos, Martino sustituyó a Messi. Las últimas veces que Guardiola hizo algo parecido, el astro argentino amaneció con el morro torcido, lo que motivó que Vilanova se guardara mucho. El Tata lo ha probado a la primera, quizás porque estamos todavía con salvas de fogueo, pero puede ser un detalle de gestión opuesto a lo sucedido la pasada temporada, cuando las jerarquías le pudieron a los méritos y el equipo estalló víctima del sobreesfuerzo de once titulares fijos.

y 13.- Cuando entró en el campo, Neymar dejó la impresión de estar en tono menor respecto de sus compañeros. En lo físico, pero especialmente en la comprensión del juego. Su calidad le permitirá adelantar clases de aprendizaje del idioma futbolístico, en especial cuando encuentre metros libres por delante. Sus colegas se las saben todas y, por la razón que sea, se han despojado del manto de indolencia y desgana que habían ido acumulando desde enero de 2012, cuando todo empezó a cambiar en el Barça, posiblemente porque las victorias recurrentes siempre dejan un peaje a pagar.

Barça-Levante (Liga, 1ª jornada) 18-agosto-2013. Camp Nou. 7-0 (Alexis, Messi, Alves, Pedro, Messi, Xavi, Pedro)

– Foto: Miguel Ruiz (FC Barcelona)




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h