Perarnau Magazine

"Entonces marcábamos goles, pero no nos daban trofeos por hacerlo". Telmo Zarra


Fútbol / Informes España

Y se hizo justicia

por el 30 octubre, 2013 • 14:30

sergiogarciavictorsanchez

Todo se remonta a un 9 de junio de 1983, el cual podría haber sido un día cualquiera  y así aparentó ser.  Pero nadie sabía que un futbolista, de aquellos que dejarían su pequeña huella en el mundo del fútbol, acababa de nacer. Hablo de Sergio García, sí, aquel chaval que con 19 años destacaría sobre los demás en el Barça B. Pero vayamos en orden.

Sergio se formó en el equipo de su barrio, el UD Bon Pastor. Destacaba partido tras partido y parecía tener algo especial. Más tarde, recalaría en las filas de la escuela del CF Damm en el cual se formaría para dar el penúltimo salto definitivo antes de llegar a la élite, el Barcelona B. Corría el año 2002 cuando debutó. Era la guinda a una serie de años luchando, esforzándose y persiguiendo el mismo sueño que muchos chavales tienen en mente, llegar a ser futbolista profesional  y jugar con la camiseta blaugrana. En dicha campaña, logró grandes números: 19 goles en 33 partidos. Además, debutó con el primer equipo en Champions League, pese a disputar tan solo 49 minutos repartidos en dos encuentros.

En la temporada siguiente, se consagró como una promesa que quién sabe si podría llegar a triunfar en el primer equipo.  Su nivel en el Barça B se mantuvo y sus estadísticas brillaban especialmente. Por ello, Frank Rijkaard confió en él y le hizo debutar. Esta vez, en Primera División. Las cosas no fueron tan bien como se esperaba. Su nivel junto a jugadores como Ronaldinho fue más bajo de lo normal y tras una campaña disputando los minutos finales de apenas 10 encuentros, tomó la decisión de marcharse cedido.

Posiblemente, este fue el momento clave en su carrera. Decidió dar un paso atrás volando hasta Valencia para jugar con el Levante en vez de intentar triunfar con un grande como el F.C.Barcelona. Ese momento marca un antes y después en la carrera deportiva del catalán. A partir de ahí fueron sucediéndose una serie de hechos que no permitieron a Sergio llegar donde se merecía. Su temporada con el Levante transcurrió con normalidad,  marcó 4 goles y no destacó demasiado. Pero 2 jornadas antes del final de la liga, los levantinos cayeron en posiciones de descenso y no lograron salir de ellas. Fue el primer palo duro en su corta carrera deportiva.

Por  suerte, un histórico como Víctor Muñoz se fijó en él y se lo llevó a Zaragoza mediante un traspaso que se cerró en torno al millón y medio de euros. Su primer año con los maños siguió la línea del último, pocos minutos y una cifra muy baja en cuanto a tantos anotados. Pero en la capital aragonesa no perdieron la confianza en el catalán y le siguieron apoyando hasta el final. Sobre la siguiente temporada hay poco que comentar. Fue un calco a la anterior. El catalán no encontraba el hueco en un equipo en línea ascendente.

Pero aquí comienza la parte más bonita. Por fin demostró su calidad. Sergio García se estaba presentando ante el mundo junto a un Real Zaragoza que fue todo lo contrario al catalán. Él nos enseñó a todos el nivel que podía llegar a alcanzar. Anotó 6 goles, repartió 14 asistencias y debutó con la Selección Española. No podía estar en mejor momento. Los maños descendieron pese a tener una de las mejores plantillas en su historia y se vieron obligados a vender a Sergio, el cual había multiplicado por 10 su valor en apenas tres años. Sevilla y el Betis le esperaban. Pero de nuevo, le tocó vivir la cara mala del fútbol. El club verdiblanco descendió, pero esta vez no actúo como las otras veces. Quiso quedarse en el club para devolverlo a la élite del fútbol español, lo cual consiguió tras una espectacular campaña. Y, ahí sí, hizo las maletas para volver a la ciudad de su infancia, Barcelona, pero para vestir los colores del eterno rival, el Espanyol.

Desde el 2008 hasta el 2011, disfrutó de cuantiosos minutos y maduró como jugador. Fueron sus mejores años, el pico más alto alcanzado por el catalán. A partir de ahí, Sergio se convirtió en otro. Aprendió de las malas experiencias y disfrutó de las buenas. Esto le hizo ser un jugador regular año tras año hasta la actualidad.

Que no está a la altura de los mejores lo sabemos todos. También somos conscientes de la mala suerte que le ha tocado, ya que pocos jugadores han vivido tres descensos en menos de una década. O dos consecutivos. Pero Sergio es diferente, es especial. Es un luchador.

Si lo analizamos desde el terreno de juego, es un futbolista rápido, con un gran repertorio de regates y una notable visión de juego. Puede jugar de extremo derecho, izquierdo o incluso de delantero centro. Con libertad disfruta más. Su fútbol es alegre, desequilibrante e imprevisible. Elástico. Tiene buen olfato de gol y desborde tanto en estático como en velocidad. 

Quizás lo haya sobrevalorado. Quizás no. Pero este homenaje se lo había ganado desde hace ya unos cuantos años. Sergio pudo hacer más, pero aún así, ha enamorado a una gran cantidad de aficionados al fútbol. Nos ha ganado. Y es que ha logrado triunfar pese a la mala fortuna en el  fútbol, superando todos los obstáculos que aparecieron en su camino.

* Luis Vallejo Colom.


– Foto: EFE




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h