Perarnau Magazine

"En la sociedad de la prisa, el que camina despacio camina solo". Josep Cunill


Deportes / Tenis

Bautista acepta el reto

por el 10 febrero, 2016 • 12:10

CaoK3ABWEAAvu7F

Sé que la mayoría no siempre tiene la razón pero si todo el mundo lo dice, por algo será. Roberto Bautista es el hombre del momento. Y no solo en España, no piensen que estamos aquí haciendo de palmeros. El de Castellón ha empezado el nuevo calendario como un tiro y es el único jugador junto a Novak Djokovic en ponerse la etiqueta de ‘campeón’ en más de una ocasión. Cuatro torneos, dos títulos; no es mal promedio para llevar un mes de competición. La euforia alrededor del tenista valenciano se ha desatado en los últimos días y ya todos se suben a un carro ganador que promete grandes emociones a lo largo del curso. Pero no siempre fue así, incluso cuando en su maleta brillaba la insignia de ser la 14ª mejor raqueta del planeta hubo gente que dudó y pensó que aquello era flor de un día, de un año repleto de fortuna pero sin continuidad ni armas para avanzar. Tanto bien fue complicado de asimilar para un Roberto que dio un salto de casi cincuenta posiciones para acabar coqueteando con la élite y que le obligó a reinstalar su hardware para empezar a afrontar los retos desde una nueva perspectiva. Tras un gran 2015, aunque ausente de esas grandes victorias que le catapultaron en 2014, Bautista vuelve a rugir en 2016 con más fuerza que nunca.

Todavía es pronto para fijarse en estas cosas pero si miramos la carrera de campeones, a día de hoy, vemos a un español entre los cinco mejores. Ése es Roberto Bautista, número 17 del mundo y poseedor de 725 puntos ATP en apenas seis semanas de actividad. En Chennai empezó todo, con un osado Borna Coric apartándole de las semifinales que le tocaba defender de su ultima visita. Después de un sobresaliente pretemporada, otra vez el sabor amargo de la derrota fluyendo por las cuerdas de su raqueta, una sensación necesaria en toda espíritu guerrero que, sin embargo, no volvería a probar hasta dentro de tres semanas. La reválida llegaría en Auckland unos días más tarde, ¡y de qué manera! Triunfos destacados ante Jiri Vesely (vigente campeón), Donald Young, John Isner o Jo-Wilfried Tsonga, éste último perteneciente al top 10. El gran obstáculo que le había impedido dar la campanada en 2015 (0-10 ante los diez primeros) quedaba destruido en el primer intento. El torneo ya era un éxito, pero faltaba levantar la copa. Desgraciadamente no pudo rematar de la manera más deportiva en la final debido a la retirada de Jack Sock en el segundo set. Curioso que justo doce meses antes era Bautista quien se veía obligado a abandonar en primera ronda del torneo frente a Adrian Mannarino. Justicia tenística.

Y así llegó el Open de Australia, con tan solo un día de descanso entre torneos pero con una copa bajo el brazo que canjeaba el agotamiento físico por una desbordante ilusión. Después de diez sets en las dos primeras rondas, Roberto se plantó ante la prueba de fuego: Marin Cilic. Su historial reflejaba dos derrotas frente al croata sin la opción de apuntarse un solo set, era el momento de sorprender. En parciales corridos se citó con Tomas Berdych en octavos pero allí las cinco mangas intercambiaron su aliado y terminaron siendo el peor enemigo del español. Maleta en mano y rumbo a Sofía (Bulgaria), la cuestión era no dejar escapar esta tendencia. Si en Nueva Zelanda se había quitado la losa de competir frente a los top10, en Bulgaria tocaba tachar su otro gran desafío: gestionar el favoritismo. Partiendo como el principal favorito, el de Castellón empezó su viaje en cuartos de final el viernes y lo terminó mirando al cielo el domingo con una copa entre sus dedos. Sin ceder un solo set y exponiendo una concentración universal, el valenciano lograba sumar el segundo galardón de su carrera sobre pista dura, esa superficie que le había negado la gloria en sus cuatro oportunidades previas. Valga como ejemplo un momento del partido ante Troicki en el que el serbio se distrae un instante con la grada y sonríe levemente hacia el otro lado de la red, donde se encuentra nuestro protagonista. El balcánico no encontró ninguna respuesta a su mensaje, solo pudo ver los ojos de quien solo muestra en pista su deseo de recoger lo sembrado anteriormente, sin tiempo para frivolidades. De aquel punto nacería el break necesario para encarrilar el segundo set, el partido y el título. No es casualidad.

La aventura de Bautista en las canchas se traduce en un ejercicio de voluntad, sacrificio y fe desde sus inicios. Obligado a elegir entre la pelota del fútbol o la de tenis a los 14 años, el castellonense sobrevivió durante sus primeros años en los circuitos menores esperando a dar ese salto de calidad que le permitiera instalarse en el top100 y empezar a vivir de esta pasión.  Este premio no llegaría hasta finales de 2012, adornado con su primera final ATP en 2013 y sus primeros títulos en 2014 (‘s-Hertogenbosch y Stuttgart). De 0 a 100 en un suspiro, la demora que había sufrido en sus comienzos se compensaba a la velocidad de la luz con su mejor ranking profesional a finales de aquella temporada. “Roberto es tan dedicado a este deporte que solamente puede merecer el éxito”, afirma su asesor, Tomás Carbonell, pieza clave en su entorno desde que era un junior. Pese al cambio que ha dado su vida en las tres últimas temporadas, su modus operandi siempre ha sido el mismo: trabajar. Un ejemplo más de que la teoría de las 10.000 horas que en su día propuso Ericsson, en ocasiones sí surge efecto. Tampoco es casualidad que uno de sus mejores amigos y espejo donde mirarse sea David Ferrer, un top10 como tenista y un número uno como persona.

“Estoy muy contento con mi juego, con este trofeo y, en general, con estos momentos que tenísticamente estoy viviendo. Son producto sin duda del trabajo diario, de ir paso a paso. Estoy disfrutando en la pista y compitiendo a gran nivel”. Cuando todo lo que rodea a un deportista está en el lugar que le corresponde, lo único que puede ocurrir es que las cosas salgan bien. Bautista ya no es el rebelde intrépido que buscaba dar la sorpresa en 2014, sin nada que perder; ahora es un jugador maduro y consolidado entre los mejores, con mucho por ganar. Tampoco es aquel participante de 2015, inseguro y cohibido ante las grandes oportunidades, buscando adaptarse a su nueva zona de confort; ahora es un tenista valeroso y ponderado con la única idea de seguir mejorando, rompiéndole la zona de confort a los demás. Evolucionar y escalar, esas deben ser las máximas aspiraciones, ¿pero hasta dónde? Más que la meta, lo importante es el trayecto, el cómo. Sin caer en presiones externas acerca de un relevo inexistente pero asimilando el papel que le ha tocado jugar, tratando de tú a tú a cualquier individuo del vestuario. ¿Es el top10 el objetivo? Solo uno de ellos. No caigamos en el error de medir un sueño con números, el único que puede ponerse límites es él mismo.

* Fernando Murciego es periodista.

– Foto: Garanti Koza Sofia Open




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2021 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h