Perarnau Magazine

"Solo los buenos quieren mejorar. Por eso son buenos". Nick Faldo


Santoral / Historias

Bob Lenarduzzi: Míster Perfecto

por el 27 agosto, 2015 • 11:02

Canadá jamás ha sido una potencia en el ámbito futbolístico. Sin embargo, a mediados de los 80 vivió su periodo de esplendor con la participación en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 y el Mundial de México 1986. Uno de los baluartes de aquel equipo, por su liderazgo y entrega, era Bob Lenarduzzi. Nacido el 1 de mayo de 1955 en Vancouver (Canadá), podía desempeñarse como lateral derecho, volante y mediocentro. Futbolista muy versátil, tenía un gran sentido táctico, buen dominio del esférico y un magnífico desplazamiento en largo. Se ganó el apodo de Míster Perfecto por su enorme eficacia en cualquier posición en la que jugase. Su hermano Bob, cinco años mayor que él, también fue jugador profesional y llegó a vestir la camiseta del equipo nacional en 29 ocasiones.

Whitecaps 83 Home Bob Lenarduzzi 2

Comenzó a jugar al fútbol desde muy pequeño con sus hermanos en Grandview y en 1969 firmó por su primer equipo semiprofesional, los Vancouver Spartans. Allí, con apenas 15 años, le vieron los ojeadores del Reading inglés, que le reclutaron para sus categorías inferiores. En el club del condado de Berkshire creció, ganó experiencia y militó durante cuatro temporadas, casi la totalidad de ellas en la cuarta división inglesa.

Sin embargo, Lenarduzzi cada verano volvía a casa y en 1974 tomó la decisión de quedarse y firmar por los Vancouver Whitecaps. En el equipo de Vancouver coincidió con su hermano y pronto se convirtió en uno de los futbolistas más importante. Tal era su polivalencia que llegó a tener minutos en todas las posiciones, incluida la de portero, donde estuvo bajo palos durante 45 minutos en un partido.

En 1978 cuajó una gran temporada con su equipo y ello se vio recompensado con el premio de mejor jugador de la North American Soccer League (NASL), siendo el primer jugador canadiense en recibirlo. Consiguió 10 goles y 17 asistencias a lo largo del curso, aunque no sirvieron para que los Whitecups levantasen el título. Eso sí sucedió el año siguiente, cuando ocuparon el primer puesto en la división oeste de la Conferencia Nacional y a continuación derrotaron a Dallas Tornado, Los Angeles Aztecs (equipo en el que jugaba Johan Cruyff), New York Cosmos y Tampa Bay Rowdies en la final por 2-1. Junto a Lenarduzzi integraban el plantel del equipo canadiense el arquero Bruce Grobbelaar, Allan Ball, Ray Lewington, Bob McNab, Willie Johnston y Kevin Hector.

En la temporada 1979-1980 disputó varios encuentros con Los Angeles Aztecs antes de volver a Vancouver. Su etapa en los Whitecaps finalizó en 1984, tras casi 300 partidos, 31 tantos y convocatorias para el All Star de la NASL en 1979, 1981, 1984. Para no perder la forma física de cara a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles fichó por los Tacoma Stars, un equipo que pertenecía a la liga de fútbol indoor. Por entonces en la plantilla estaban compañeros suyos de selección como Gray, Tony Chursky y Dale Mitchell, los internacionales estadounidenses Jim McAlister, Mark Peterson y Preki, el exjugador del Manchester United Gordon Hill o el irlandés Fran O’Brien. En el equipo del estado de Washington militó dos campañas, hasta que en 1986, después de 96 encuentros con la camiseta de los Stars, regresó a su país.

La liga canadiense acababa de echar andar y se enroló en las filas del Vancouver 86ers. En su primera y única campaña, la de 1987-1988, en la que también fue el entrenador, el club conquistó el campeonato doméstico después de imponerse a Hamilton en la final por 1-4. Al término de la temporada, tras haber sido elegido en el once ideal del torneo, Míster Perfecto anunció su retirada de los terrenos de juego.

Con la selección canadiense fue internacional en 47 partidos y marcvó 4 goles. Debutó el 1 de agosto de 1973 en un amistoso contra Polonia. El choque, celebrado en Toronto, terminó con victoria polaca por 1-3 en una gran tarde del extremo Gadocha. Unos días más tarde Canadá jugó y perdió frente a Estados Unidos y a continuación Lenarduzzi estuvo más de tres años sin ir convocado con el equipo nacional.

Regresó de la mano del seleccionador Eckhard Krautzunen en 1976, en las eliminatorias de clasificación para el Mundial de Argentina. En la fase norteamericana de la CONCACAF compitieron en su grupo frente a México y Estados Unidos. Realizaron un buen papel con una victoria frente a México en casa y dos empates contra Estados Unidos en Vancouver y México en Toluca. Sin embargo, acabaron igualados a puntos con los estadounidenses y fue necesario un desempate en Haití. En Puerto Príncipe pasaron por encima de su rival y con un 3-0, con un gol incluido de Lenarduzzi, accedieron a la siguiente ronda. En ella solo se repartía una plaza para el mundial y los contrincantes eran Surinam, Guatemala, El Salvador, Haití y México. Míster Perfecto actuó en tres partidos de la liguilla, pero Canadá se quedó pronto sin opciones de ir a Argentina.

Tres años después, en 1980, comenzó otra fase de clasificación para el Mundial de España. Canadá se preparó antes con dos amistosos frente a Nueva Zelanda que se llevaron con claridad y donde Lenarduzzi marcó un tanto en cada uno de ellos. Como en la fase anterior, lucharon contra mexicanos y estadounidenses por conseguir una de las dos plazas para el hexagonal final de la CONCACAF. En esta ocasión mejoraron su actuación de años antes con un liderato de grupo y con cero derrotas en su casillero. La FIFA aumentó a dos las plazas para la Copa del Mundo de la CONCACAF, pero Canadá se quedó a las puertas y fue superada por Honduras y El Salvador.

Selección canadiense (1986)

Selección canadiense (1986)

El primer gran evento al que asistió Lenarduzzi en su carrera profesional fueron los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Disputó cuatro encuentros de la clasificación, donde Canadá derrotó en un replay a México. El seleccionador, Tony Waiters, construyó una columna vertebral que integraban Lettieri, Lenarduzzi, Wilson, Gray y Mitchell, y sus resultados en Los Ángeles fueron muy positivos. Encuadrados en el grupo C con Camerún, Irak y Yugoslavia lograron tres puntos tras vencer a los africanos, empatar ante los iraquíes y caer contra los balcánicos. De esta forma ocuparon el segundo puesto en la tabla. En cuartos de final se vieron las caras con un equipo brasileño en el que jugaban Dunga, Gilmar, Mauro Galvao o Luís Carlos, y cuando todo el mundo daba por hecho una goleada estuvo a punto de saltar la sorpresa. El tiempo reglamentario y la prórroga terminaron 1-1 y solo en los penaltis la verdeamarela pudo llevarse el triunfo.

En 1985, el Campeonato de la CONCACAF sirvió además como fase de clasificación para el siguiente mundial, el de México 1986. En la fase preliminar, Canadá quedó exenta al retirarse Jamaica. Luego, en el grupo 2, compitió ante Guatemala y Haití, que no dieron la talla y comandando el grupo con 7 puntos llegó a la ronda final. Los otros campeones de grupo fueron Costa Rica y Honduras, y entre ellos y Canadá saldría el clasificado para tierras mexicanas. Lenarduzzi fue uno de los baluartes del equipo canadiense, que tenía una de las mejores generaciones de su historia. Además de él integraban el plantel Lettieri, Wilson, Mitchell, Ian Bridge o Randy Samuel, que demostraron ser superiores a hondureños y costarricenses. La gran noche del fútbol de Canadá tuvo lugar el 14 de septiembre de 1985. Recibían en el Estadio Rey Jorge V a Honduras y les bastaba un empate para obtener su primer pasaporte mundialista. Aun así se llevaron el triunfo por 2-1 y además de estrenarse en el palmarés del torneo de la CONCACAF se convirtieron en una de las 24 selecciones clasificadas para México.

Viajaron a la Copa del Mundo como uno de los equipos más humildes de la competición, y pese a no sumar ningún punto no dieron una mala imagen. El grupo que les tocó era muy potente, con tres equipos europeos: URSS, Francia y Hungría. Debutaron contra el equipo de Platini y aguantaron hasta el minuto 79, cuando Papin marcó el gol del triunfo. En la segunda jornada, Hungría les venció por 2-0. Y en el último duelo, ante los soviéticos, dos tantos en la segunda mitad les hizo hincar la rodilla. Lenarduzzi, titular en los tres partidos, se despidió de la selección precisamente contra la URSS, en el que fue su 47º partido internacional.

Tras su retirada. Lenarduzzi fue entrenador durante una década. Primero dirigió durante cinco campañas a los Vancouver 86ers de la liga canadiense, con los que logró cuatro títulos de liga de manera consecutiva entre 1988 y 1991 y estableció un récord de 46 partidos imbatidos. Posteriormente la federación canadiense le contrató como seleccionador en 1993 en plena búsqueda de un billete para el Mundial de Estados Unidos. No lograron pasar a semifinales en la Copa de Oro de aquel año, mientras que en la calificación mundialista debieron de jugar un playoff contra Australia. En la ida vencieron por 2-1, pero en la vuelta el mismo resultado se mantuvo durante 120 minutos. Los penaltis, tras fallos de Bunbury y Sweeney, les impidieron llegar al otro playoff frente a Argentina. Lenarduzzi también fue el técnico en la Copa de Oro de 1996, donde de nuevo Canadá no pasó de la liguilla. Een 1997 dimitió.

En 2001 entró en el Salón de la Fama del fútbol de su país y en el 2003 lo hizo en el de Estados Unidos. En la actualidad es presidente de los Vancouver Whitecaps (antiguo 86ers) de la Major League Soccer.

* Alberto Cosín.





orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h