Perarnau Magazine

"Lo que no se entrena se olvida". Pep Guardiola


Esquí / News

Carolina Ruiz ya es grande de España

por el 23 febrero, 2013 • 15:03

En poco más de 30 días los deportes invernales han pasado a tener un papel protagonista en España. En un país bastante montañoso, chocaban los escasos éxitos obtenidos en cualquier disciplina vinculada a la nieve. Hace un mes, Javier Fernández se proclamó campeón de Europa de patinaje sobre hielo. Hoy, Carolina Ruiz ha ganado el Descenso puntuable para la Copa del Mundo de esquí alpino disputado en Méribel (Francia).

Y no sólo se ha llevado el triunfo, sino que se ha convertido en la primera española en lograr una gran victoria en la disciplina de la velocidad pura. Carolina ya es grande de España. Un país que sólo había logrado victorias en pruebas técnicas, presume también de tener, por fin, una vencedora en una prueba reina del deporte rey invernal.

La española cubrió la pista de Méribel -sede de los Juegos Olímpicos de Albertville 1992-, de 2.660 metros de longitud, con salida a 2.150 de altura y un desnivel de 718 metros, en un tiempo de 1 minuto, 42 segundos y 56 centésimas. En su pugna por lograr el triunfo, aventajó a la alemana Maria Höfl-Riesch, que fue segunda, por sólo 20 centésimas. Por su parte, la francesa Marie Marchand-Arvier, compañera de entrenamientos de Ruiz, ha completado el podio, a 21. Mientras, la eslovena Tania Maze, la gran triunfadora de esta temporada y líder destacada de la Copa del Mundo, acabó cuarta a 28 centésimas; y la tapada, la austriaca Regina Sterz, fue quinta, a 35. Como se ven por las diferencias de tiempos, una gran igualdad entre las competidoras.

LA RECONVERSIÓN

Carolina, nacida en Osorno (Chile), se afincó desde pequeña en Granada. En una carrera deportiva donde ya apuntaba muy buenas maneras cuando tenía 18 años, hoy con 31, ha obtenido ese premio que siempre ha perseguido. Tras muchas temporadas de intenso trabajo, constancia y tenacidad, ha obtenido la mejor recompensa posible: una victoria en Copa del Mundo.

De este modo, Ruiz ha unido su nombre al de los hermanos Fernández Ochoa, Paco y Blanca; y al de María José Rienda, también granadina como la propia Carolina, y al de Conchita Puig, la primera española en lograr un podio en una prueba de la Copa del Mundo, en 1973 en el Eslalon de Schruns (Austria). Los cuatro, hasta hora, eran los únicos que habían ganado para España un metal en cualquier modalidad del esquí alpino. En el caso de Ruiz, la quinta en unirse al grupo de elegidos, en un Descenso, una disciplina donde la técnica tiene su importancia, pero más aún la velocidad.

La precocidad de Carolina Ruiz nos lleva al año 2000 cuando con 18 años logró su primer gran podio, al finalizar segunda en un Gigante de la Copa del Mundo de Sestriere, que venció la suiza Sonia Nef. Un año después logró la medalla de plata en el Mundial júnior de Stoneham y un año antes, el bronce en los Mundiales júnior de 2001 en Verbier. Sin embargo, hasta hoy, siempre en pruebas alejadas de la velocidad, donde ahora es más especialista.

Muchos analistas apuntan que esos éxitos le llegaron demasiado pronto porque, antes de alcanzar la cima, la andaluza tuvo que superar dificultades y contratiempos. Su reconversión a velocista es consecuencia del trabajo con el entrenador italiano Valerio Ghirardi -el que fuera entrenador de su compatriota, la mítica Isolde Kostner-. No obstante, los triunfos no llegaban, aunque ya se atisbaba una mejora en el rendimiento competitivo de Ruiz.

Después de numerosos cambios de técnicos, esta campaña, aún bajo los auspicios del escocés Mark Tilston, con el que lleva tres temporadas trabajando, Carolina se integró en el equipo francés con el que se entrena desde esta pretemporada. Una decisión más que acertada.

Tanto como que en Meribel -la estación donde Blanca Fernández Ochoa ganó su bronce olímpico en 1992-la española se ha subido a lo más alto del podio. Carolina dejó entrever desde el principio de la temporada que ésta podía ser, al fin, la suya. Volvió a esquiar bien hasta en el Gigante, disciplina en la que regresó a los puntos.

Y antes de los Mundiales de Schladming (Austria), que finalizaron curiosamente hace seis días, sorprendió apuntándose a la lista de favoritas, con un cuarto puesto en el Supergigante de Cortina d’Ampezzo, donde un día antes había sido 10ª en el Descenso.

En Schladming no pasó del 15º puesto en el Descenso, tras un 20º lugar en el Super. Pero haberse criado en Sierra Nevada imprime carácter y hoy Carolina unió su nombre al de su paisana María José Rienda, que también creció esquiando en la misma montaña, y acabó convirtiéndose en la española con más victorias en Copa del Mundo (seis).

LOS HERMANOS FERNÁNDEZ OCHOA Y RIENDA

Ese puesto de privilegio, el de colocar a España en lo más alto de un gran podio, sólo lo disfrutaban con anterioridad el gran Paco Fernández Ochoa, fallecido en noviembre de 2006, y su hermana Blanca y la también granadina María José Rienda. El inmortal Paquito, único campeón olímpico invernal español -de Eslalon, en los Juegos de Sapporo 1972- y que ganó un bronce en los Mundiales de St. Moritz, obtuvo el primer triunfo para España en Copa del Mundo al ganar, el 6 de marzo de 1974, en Zakopane. Sin embargo, quién logró un primer podio para España en cualquier modalidad de esquí fue Conchita Puig, una casi desconocida para el gran público. Puig, nacida en la localidad gerundense de Aiguafreda, logró ser tercera en el Eslalon de Schruns, el  2 de febrero de 1973, por detrás de la alemana Rosi Mittermaier, que fue la ganadora, y de la francesa Patricia Emonet, segunda.

Desde esa primera victoria de Paco Fernández Ochoa hasta la última de Rienda -el 5 de marzo de 2006, en Hafjell-, España contaba once triunfos. La cifra ha pasado a ser 12 tras el triunfo de Ruiz hoy en Francia. Blanca, bronce olímpico en Albertville’92, ganó el Gigante de Vail en 1985; y añadió otras tres victorias en Copa del Mundo, todas en Eslalon: las de Sestriere’87, Morzine’90 y Lech’91.

Rienda obtuvo todos sus triunfos en Gigante. El primero de ellos, el 20 de febrero de 2005, en Are. Y antes del citado de Hafjell, Meri subió a lo más alto del podio en Lenzerheide’05, Aspen’05 y, al ganar en dos jornadas consecutivas, en Ofterschwang. Sin embargo, una doble operación en una de sus rodillas le obligó a retirarse. Carolina ha cogido su testigo.

“ESTOY MUY FELIZ”

La esquiadora declaró en línea de meta, tras su victoria, que “he trabajado mucho para conseguir esto y estoy muy feliz”. “Ya me había sentido muy bien en los entrenamientos“, explicó Carolina a las televisiones: “Simplemente intenté esquiar como siempre. Es increíble“.

* Pablo Beltrán es periodista.


– Fotos: AFP




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h