Perarnau Magazine

"En la sociedad de la prisa, el que camina despacio camina solo". Josep Cunill


Táctica / Métodos

Ciclo corto, ciclo largo: una gestión decisiva

por el 16 marzo, 2012 • 12:44

A la distancia entre dos partidos la denominamos ciclo: si es de tres días (72 horas) o menos, se trata de un ciclo corto; si es de cuatro días (96 horas) o más, hablamos de ciclo largo. La importancia de uno u otro es elevada en el fútbol actual, especialmente por la concatenación de los mismos. Si el fenómeno de disputar dos partidos semanales sólo se produjese de forma muy esporádica, con toda probabilidad no tendría la menor importancia. Pero al sucederse de manera continua, la longitud del ciclo ha adquirido gran trascendencia para los equipos inmersos en dicho ritmo de dos encuentros por semana.

Aunque la diferencia entre corto y largo pueda parecer insignificante, no es así. En ocasiones hablamos de una diferencia entre ambos de sólo 24 horas, pero en otras muchas son más de 36 horas. Tiempo suficiente para que se alteren algunos factores de relieve: la posibilidad de un viaje más cómodo, una noche más de sueño y uno o dos entrenamientos más. Todo ello conforma un status de recuperación mucho más completo. En tres días, el proceso se hace muy difícil de cubrir, en especial si se le añade un viaje lejano seguido de otro desplazamiento.

Tres días no permiten completar todas las fases de descompresión física y emocional, desplazamiento, recuperación de los niveles vitales óptimos, readaptación a los entornos físicos y geográficos, preparación del nuevo encuentro y aproximación al mismo. Si los dos partidos que componen el ciclo corto se disputan en terreno propio, algunos de estos factores se ven compensados. Por el contrario, si ambos son a domicilio, el proceso se ve aún más entorpecido, en especial si se trata de viajes largos y a altas horas de la madrugada.

A partir de las 72 horas, sin embargo, los preparadores de un equipo sí disponen de la capacidad para recuperar al máximo a sus integrantes, salvo casos de lesiones importantes. La gestión de los ciclos es, en la actualidad, casi una ciencia dentro de la preparación de los conjuntos aunque acostumbra a pasar desapercibida ante la corriente moderna de estar más pendientes de sospechar de las rotaciones que de entenderlas.

 

ÁMBITOS MICRO Y MACRO

La gestión comprende dos ámbitos: uno Micro, donde los responsables intentan resolver los problemas concretos que genera el ciclo corto (golpes, fatiga, desánimo, bajo rendimiento, euforia excesiva, concentración ante el nuevo esfuerzo y motivación tras gran desgaste); y otro Macro, donde deben gestionar los estados de forma individuales y colectivo. Así, un equipo que no está acostumbrado a disputar dos partidos semanales, sino uno solo, y por tanto dedica los seis días intermedios al entrenamiento, sufrirá un shock inevitable cuando el calendario le obligue a ejecutar varios ciclos cortos continuados.

Esto le ocurrió al Real Madrid de Pellegrini, que a causa de su eliminación en Copa ante el Alcorcón, estuvo tres meses seguidos disputando un único encuentro semanal. Cuando llegaron los octavos de final de Champions y se apretaron las fechas, el equipo bajó su rendimiento por falta de costumbre.

Este defecto fue certeramente mencionado por José Mourinho el 1 de febrero de 2011: “Mis jugadores no están acostumbrados a jugar cada tres días. En un mes hemos jugado nueve partidos. Para jugadores que están habituados a hacerlo no es un problema, pero estos jugadores no están acostumbrados a hacerlo. Hace un par de años largos que el Real Madrid es eliminado en Copa a la primera. Hace seis o siete años que a la primera eliminatoria de Champions están fuera también. Son jugadores habituados a jugar solo un campeonato”.

La gestión de los ciclos contempla también la opción contraria: equipos tan acostumbrados a disputar dos partidos semanales que precisan cortar el ritmo de vez en cuando para evitar que sus jugadores se pongan demasiado pronto en buena forma. Hay que comprender un hecho: lo que pone en forma a los futbolistas es jugar partidos. Si disputan dos por semana, por una parte se fatigan, pero por otra se afinan. Y en el balance global, si son futbolistas acostumbrados al ritmo, se ponen en forma en pocas semanas. Para evitar que esto ocurra en períodos no decisivos de la temporada, los preparadores interrumpen voluntariamente esta dinámica en algunos jugadores para cargar sus piernas y orientarles hacia la plenitud en los meses trascendentales. En resumen, la gestión de los ciclos es, hoy en día, una de las herramientas importantes en la vida interior de un equipo.

 

BORUSSIA Y STUTTGART, DOS CASOS EXCEPCIONALES

La pasada temporada se produjeron dos casos muy excepcionales que quiero resaltar. El primero lo protagonizó el Stuttgart de Christian Gross, que disputó en casa su partido de Europa League contra Young Boys (3-0) el jueves 16 de septiembre de 2010 a las 21 horas (final del partido, 23 h.) y jugó su encuentro de Bundesliga frente al Borussia Moenchengladbach el sábado 18 a las 15,30 h., es decir sólo 40 horas después de concluido el primer partido. ¡Una barbaridad! La barbaridad no impidió que el Stuttgart destrozara a su rival por 7-0. Como atenuante cabe decir que ambos encuentros se celebraron en el VfB de Stuttgart por lo que no hubo viajes y el equipo pudo descansar el viernes. Pero 40 horas, se mire por donde se mire, es algo excepcional.

Mucho más duro fue lo ocurrido con el Borussia Dortmund, que acabaría conquistando la Bundesliga 2010-11. Su secuencia fue la siguiente: el jueves 16 de septiembre de 2010 disputa un partido durísimo en Ucrania contra el Karpaty de Lviv (3-4) que empieza a las 22 horas locales y concluye en la medianoche del viernes. El equipo de Jürgen Klopp duerme en Lviv y viaja el viernes hasta Dortmund… ¡a las 18,55 h.! donde aterriza a las ocho de la tarde. Sesión de recuperación el sábado y viaje el domingo a Gelsenkirchen (media hora en coche) para enfrentarse al Schalke, cuyo partido de Champions en Lyon fue el martes y llega descansado a la cita. ¿Quién gana? El Borussia, por supuesto (1-3) que apaliza al equipo de Felix Magath con un añadido importante: los once titulares de Dortmund son los mismos once que formaron el jueves en Lviv. Sin rotaciones ni cambios.

Pero el frenesí sigue y tres días más tarde, miércoles 22, a las ocho de la tarde el Borussia recibe en casa al Kaiserlautern y con sólo dos cambios (Piszczek por Owomoyela y Kuba por Götze) suma otra victoria aplastante (5-0) pese a que el ciclo ha vuelto a ser corto (74 horas). ¿Quieren más? 65 horas más tarde, nuevo partido, esta vez ante el St. Pauli, nuevo triunfo (deshaciendo los dos cambios anteriores), séptimo partido consecutivo venciendo. Resumen: cuatro partidos en 8 días y medio (nueve noches), todo un récord. ¿Rompe esta hazaña del Borussia la teoría de los ciclos cortos? En mi opinión, no. Simplemente es algo excepcional, difícilmente repetible y que quizás pase factura más adelante.

– Fotos: Reuters – EFE



Para acceder a la Revista basta con hacerse socio del Club Perarnau aquí. 
orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2020 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h