Perarnau Magazine

"La audacia tiene genio, poder y magia. Comienza ahora, ponte en marcha”. Johann W. Von Goethe


Fútbol / Crónicas 2014-2015 / Inglaterra

El ‘Fergie time’ deja en empate el duelo de zorros

por el 27 octubre, 2014 • 9:42

 

Apenas ha finalizado octubre y si la Premier no está vista para sentencia es por dos detalles que pueden martirizar a Mourinho durante toda la temporada. Los goles de Lampard en el minuto 85 cuando el City jugaba con diez y el de Van Persie, tras dos remates consecutivos en jugada a balón parado, cuando el alargue agonizaba son por momento y forma tan desquiciantes para un equipo perfeccionista hasta la obsesión como vitales para la emoción del campeonato. Es tan fuerte el contraste entre el Chelsea y el resto ahora mismo que todo lo que no sea acapararlo todo mientras un rival cuaja –la pasada temporada el Manchester City rompió a jugar a finales de noviembre, cuando inició una racha de 34 puntos de 36 posibles sobre la que cimentaría el título– o el propio Chelsea baja un punto el pistón –el propio Mourinho reconoció que la forma en que arrasó en Premier en 2005 no es posible ahora– es dejar la puerta abierta a que otro equipo se reenganche a una pelea que parece lejana.

Las bajas iban a condicionar el once de Mourinho, que saltó al campo con su clásico 4-2-3-1 con Cesc y Matic como mediocentros, Filipe Luis remplazando al sancionado Azpilicueta y Drogba como ‘9’ por la ausencia de Diego Costa. La zona de tres cuartos se la repartirían Willian (derecha), Oscar (mediapunta) y Hazard (izquierda). Mientras, con las bajas de Rooney y Falcao a cuestas, Van Gaal dibujaba un 4-1-4-1 con Blind como mediocentro, Fellaini –su buena actuación ante el WBA le daba una sorprendente oportunidad y dejaba en el banquillo a Ander Herrera– y Mata de interiores, Di María en la derecha, Januzaj en la izquierda y Van Persie arriba.

En defensa organizada Van Gaal focalizó el partido desde el primer momento en anular a Cesc y Oscar. Situó un bloque medio-alto con una presión posicional en 4-4-2 no demasiado intensa en la salida, pero con agobiantes marcas al hombre de  Daley Blind y Fellaini sobre el de Arenys de Mar y el brasileño, encimándoles cada vez que se postulaban como posibles receptores e impidiendo que pudieran jugar de cara. Taponado el carril central, el Chelsea cargó su ataque en la izquierda donde Filipe y Hazard, apoyados por las caídas a esa zona de Oscar, buscaban enfrentar a Rafael y Di María. El Chelsea fue a buscar al United más arriba de lo que acostumbra en sus visitas a grandes escenarios pues era ahí donde podía hacer sangre de los problemas de los de Van Gaal para sacar el balón –dos fallos en la salida de Rojo y Blind desnudaron esta carencia, y solo el aciago día de Willian en el uno contra uno evitó un disgusto antes del descanso–. Además, el distinto perfil de su delantero obligaba a Mourinho a buscar soluciones distintas, así que lejos de replegar para explotar espacios tras robo –virtud estrella de Diego Costa– buscó hacerse con la bola en campo contrario, forjándose así la oportunidad más clara del primer tiempo que finalizó con un paradón de De Gea a remate de Drogba.

El ataque estático de los locales tenía varias alternativas. Las dificultades para hacerle llegar el balón a Blind en buenas condiciones dejaron paso al recurso de mandar balones directamente a Fellaini, bien con pases bien filtrados por los centrales o mediante balones aéreos donde su facilidad para bajarlos suponía una opción de garantías para activar al resto de jugadores de la zona de tres cuartos. Las conducciones de Di María y los apoyos de Mata bajando a ayudar a Blind completaban las opciones de progreso, dependientes todas de una salida de balón en la que Rojo o Blind siguen transmitiendo una inseguridad tremenda. La perfección que alcanza el Chelsea en transiciones defensivas y el trabajo sobre Di María de Matic y Felipe Luis, situados a diferentes alturas para defender al argentino de forma escalonada restaron incidencia en el juego al ex del Madrid, que aun así tuvo opciones para haber abierto el marcador.

Como sucediera en el Chelsea-Arsenal, un partido tan parejo tenía que venir a romperlo Hazard. El belga, cuyos fogonazos son capaces de reventar cada encuentro sin importar ni escenario ni rival, partió desde la derecha, desbordó, combinó con Drogba, se plantó ante De Gea y el meta madrileño –que está que se sale– le adivinó la intención y desvió a córner. Iba a ser un córner calcado al que le dio el empate al Chelsea en la final de Múnich hace dos años. En un emparejamiento inexplicable, Drogba atacó el primer palo, Rafael reaccionó tarde y el delantero marfileño adelantó a los blues con un remate impecable. Tras el gol al Chelsea le siguió costando generar peligro y el cambio de Oscar por Obi Mikel a poco más de 20 minutos para el final –Cesc subía a la mediapunta– iba a hacer recular a un Chelsea que se siente como pez en el agua ordenado atrás. Al instante del cambio Ivanovic se disfrazaba de Cafú y tras una combinación preciosa en la derecha con Willian y Cesc estaba a punto de sentenciar el choque. Van Gaal había sacado al joven delantero Wilson por Mata en busca del empate, pero el Manchester se limitaba a colgar centros al área que no eran más que regalos para una zaga blue que no tiene rival en el juego aéreo.

Cuando el partido entraba en ese espacio temporal donde tantos puntos ganó Ferguson, la dudosa expulsión de Ivanovic daba pie a la falta que sería origen del gol del empate. Fellaini le ganó la partida a un Zouma recién ingresado en el terreno de juego, Courtois se lució por enésima vez, pero el rechace lo reventó Van Persie para darle aire a la competición y a un estadio que llevaba casi año y medio mereciendo una alegría.

* Alberto Egea.





orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h