Perarnau Magazine

"Todo lo que no está creciendo está muriendo. Crecer significa aprender y transformarte cada vez en una mejor versión de ti mismo". Imanol Ibarrondo


Deportes / Atletismo / Estadísticas

El mundial de los prodigios

por el 30 agosto, 2015 • 16:07

Mundial de Atletismo Pekín 2015. Día 9

 

La última jornada del campeonato estuvo a la altura de las ateriores. Un esprint a cuatro en la maratón, desempate a tres en la altura, debacles de dos grandes favoritos (Dibaba y el relevo 4×400 femenino estadounidense), un récord de Bubka alcanzado, un oro conseguido en el último intento y triplete de Asbel Kiprop.

Precisamente ese oro de Kiprop en el 1500 permitió a Kenia (7 oros, 6 platas, 3 bronces) dominar el medallero por primera vez en su historia. Estados Unidos acabó en tercera posición –la más baja de su historia– con el consuelo de ser el país con más medallas. Resultados excelentes de Gran Bretaña (cuatro títulos) y Canadá (dos títulos) con récord particular de oros, mejor marca de medallas para el anfitrión China (nueve) y hecatombe de España (un oro, pero solo un finalista más) y Rusia, que batió su récord negativo de medallas (4) y logró su menor número de oros (2) desde 1997.

1500 metros (masculino)

Oro: Kiprop (KEN); Plata: Manangoi (KEN); Bronce: Iguider (MAR)

Asbel Kiprop se sabía muy superior, pero esperó demasiado a lanzar su ataque final. Primero en la contrarrecta, para remontar desde las últimas plazas hasta posición de medalla, y luego en la recta final, para conseguir su tercer título consecutivo, como Morceli (1991-1995) y El Guerrouj, que logró cuatro seguidos (1997-2003).

Tras Kiprop acabó otro keniano, Elijah Manangoi. Es la segunda vez que un país se lleva oro y plata en 1500, tras conseguirlo también Kenia en 2011 en el primero de los títulos de Kiprop.

Marruecos regresó al podio diez años después de la plata de Adil Kaouch con el bronce de Abdalaati Iguider, que se impuso en los últimos metros al campeón olímpico, el argelino Taoufik Makhloufi.

Kenia colocó a sus cuatro atletas en puestos de finalista (Kiplagat fue quinto y Cheruiyot, séptimo). En otras tres pruebas de este campeonato ocurrió lo mismo: 100 metros masculino (Estados Unidos) 400 metros femenino (Jamaica) y 3000 metros obstáculos masculino (Kenia).

5000 metros (femenino)

Oro: Ayana (ETI); Plata: Teferi (ETI); Bronce: Genzebe Dibaba (ETI)

Nadie conocía la forma de derrotar a Genzebe Dibaba, pero Almaz Ayana lo intentó poniendo un ritmo infernal desde mitad de prueba en adelante que le permitió hacer 8’20’’ en el último 3000 y parciales de 2’43’’ y 2’47’’ en los dos últimos kilómetros, en los que reventó a Dibaba.

Ayana lideró el segundo triplete de cualquier país en el 5000 femenino, tras el de la propia Etiopía en Helsinki 2005.

El hundimiento de Dibaba fue tal que Senberi Teferi le arrebató la plata a escasos metros del final. Teferi terminó a 17’’24 de la ganadora, distancia récord en la prueba y que no se veía en una carrera en el estadio desde el 10000 femenino de Stuttgart 1993, cuando la china Junxia Wang ganó con 23’’25 de ventaja.

Genzebe Dibaba se quedó sin doblete de títulos en 1500 y 5000, pero se convirtió en la primera mujer con medalla en ambas pruebas en un mismo mundial.

Salto de altura (masculino)

Oro: Drouin (CAN); Platas: Zhang (CHN) y Bondarenko (UCR)

A falta de las marcas superiores al 2,40 que abundaron en la temporada pasada, la prueba tuvo la máxima emoción posible, con tres atletas empatando incluso a fallos y jugándose el oro en el segundo desempate de la historia en cualquier concurso, tras el del salto altura femenino de 1997.

El desempate fue doble, porque todos fallaron en la primera altura (2,36). Cuando bajó el listón a 2,34, el único que pudo franquearlo fue Derek Drouin, primer canadiense campeón de la prueba y segundo canadiense que gana la altura a nivel olímpico o mundial, tras Duncan McNaughton en los JJ. OO. Los Ángeles 1932.

Una de las dos platas –no se compartía esta medalla desde 2005– fue para Guowei Zhang, segundo medallista chino en la prueba, 32 años después del bronce de Jianhua Zhu en Helsinki 1983.

El campeón mundial de 2013, Bohdan Bondarenko, esta vez solo pudo ser subcampeón, gran resultado para él teniendo en cuenta su irregular temporada. El ucraniano prolonga la maldición del vigente campeón de altura (ya sea olímpico, mundial o europeo), que jamás ha conseguido revalidar su título en ninguna de estas tres grandes competiciones.

Lanzamiento de jabalina (femenino)

Oro: Molitor (ALE); Plata: Lyu (CHN); Bronce: Viljoen (SDF)

Tres cambios de líder tuvo este concurso, que se acabó decidiendo en el último lanzamiento, cuando Kathrina Molitor se fue hasta los 67,69 para suceder a su compatriota Christina Obergföll. Alemania es el primer país en la historia de la prueba que gana títulos consecutivos.

Solo otra mujer había ganado en el lanzamiento de jabalina alcanzando la primera posición en la última ronda: la finlandesa Tiina Lillak en Helsinki 1983.

China, que no lograba una medalla desde el título de Demei Xu en Roma 1991, regresó al podio con la plata de Huihui Lyu, que consiguió un nuevo récord de Asia: 66,13.

El bronce lo ganó Sunette Viljoen, que iguala el récord de medallas de un sudafricano. Tiene dos, como Hestrie Cloete, Caster Semenya, Mbulaeni Mulaudzi y LJ van Zyl.

Maratón (femenina)

Oro: Mare Dibaba (ETI); Plata: Kiprop (KEN); Bronce: Kirwa (BHR)

La carrera femenina de maratón transcurrió sin cambios de ritmo durante 33 kilómetros, y cuando las africanas dieron el primer gran tirón, hasta cuatro atletas aguantaron para jugarse el triunfo en la recta del estadio, algo insólito.

El triunfo final fue para Mare Dibaba, líder del año tras su victoria a principios de 2015 en la ciudad china de Xiamen. Es el primer título mundial femenino de Etiopía en maratón.

Las kenianas estuvieron soñando en muchos momentos con repetir el triplete de 2011, pero se fueron descolgando una a una excepto Helah Kiprop, que acabó a un solo segundo de Dibaba. Es la segunda maratón mundialista decidida por un segundo, tras la masculina de Edmonton 2001, donde Abera derrotó a Biwott.

El bronce se lo llevó Eunice Kirwa, keniana de nacimiento que representa a Baréin. Este país asiático tiene ocho medallas en mundiales conseguidas por cuatro atletas distintos (dos kenianos, una etíope y un marroquí) y nunca antes había logrado medalla en maratón.

Todo el podio estuvo en apenas cuatro segundos, récord histórico de la prueba que supera los 17 segundos de distancia que hubo en 1991, 2001 y 2009.

Relevo 4×400 (femenino)

Oro: Jamaica; Plata: Estados Unidos; Bronce: Gran Bretaña

Jamaica, por contar con cuatro de las seis primeras de la carrera individual, era la gran favorita y lo demostró en las dos primeras postas. Pero en la tercera Estados Unidos tenía a Allyson Felix, que recuperó los dos segundos de desventaja y, tras correr en 47’’72 (tercer mejor parcial de la historia del relevo tras Koch y Kratochvílová hace más de 30 años), dejó a su país líder por casi medio segundo. Pero Francena McCorory tiró por la borda todo el trabajo de su compañera al hundirse en la última recta y permitir a Jamaica conseguir su segundo título en el relevo largo, tras el de Edmonton 2001.

Con esta medalla de plata, Allyson Felix acaba el mundial con trece medallas mundiales. Empata con Usain Bolt y se queda a solo una del récord histórico de Merlene Ottey.

Gran Bretaña fue tercero pese a acabar a 4’’49 del ganador. Es la segunda diferencia más amplia entre primero y tercero en la historia de la prueba, tras los 6’’70 que Estados Unidos sacó a Gran Bretaña en 1993.

Relevo 4×400 (masculino)

Oro: Estados Unidos; Plata: Trinidad y Tobago; Bronce: Gran Bretaña

Jamaica soñó con el pleno de oros en relevos cuando su último corredor, Javon Francis, adelantó a todos en la contrarrecta, pero pagó muy caro ese esfuerzo y acabó fuera del podio. La victoria fue para Estados Unidos, que ganó el relevo largo masculino por sexta vez consecutiva. También es el sexto título de LaShawn Merritt, que iguala al pertiguista Serguéi Bubka como la personas con más oros en una misma prueba.

Trinidad y Tobago batió el récord nacional (2’58’’20), consiguió la primera medalla de su historia en esta prueba y se quedó a tan solo 0’’38 del campeón, la menor distancia en este relevo entre el primero y el segundo desde 2001, cuando Bahamas ganó por 0’’20 a Jamaica.

Gran Bretaña arrebató a los jamaicanos el bronce por milésimas y lo hizo manteniendo el mismo cuarteto en las series y la final. En los ocho últimos mundiales solo otro país subió al podio manteniendo al equipo: Rusia en 2013, cuando también ganó el bronce.

* David Fernández es estadístico.





orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2023 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h