Perarnau Magazine

"Cuando solo se tienen palabras, el silencio expresa mucho". Josep Cunill


España / Liga BBVA 2015-2016 / Fútbol

Historias de la Liga: irse al enemigo

por el 31 agosto, 2015 • 7:15

dani-guiza-momento-del-partido-ante-granada-1439667495477

El mejor futbolista de Gambia de todos los tiempos jugó en la liga española. Lo hizo en Sevilla, aunque se escapaba a su país siempre que podía. Melancolía, lo siguen llamando. Era un ente extraño enfundado con la camiseta del conjunto hispalense, por primera vez un jugador negro vestía esa zamarra y se hizo notar. En el césped se olvidaba de que su familia vivía a más de 3500 quilómetros de allí. Ya había estado jugando en Inglaterra a las órdenes de Brian Clough y en Dinamarca. La nostalgia no le detenía cuando tenía que enfrentarse al guardameta rival y lo batía con cierto hábito. Eso provocó, en unos años 70 donde el fútbol era más cercano al aficionado, que Alhaji Momodo Njle, conocido por todos como Biri Biri, saliera a hombros de su estadio en más de una ocasión.

El delantero vivió dos momentos cumbre en su carrera, uno colectivo y otro personal. En la temporada 1974-1975 consiguió el ascenso a primera división con el Sevilla, en lo que podría decirse que fue el único logro colectivo que puede apuntarse en su palmarés. Demasiado poco para que el presidente de su país en el año 2000, Yahya Jammeh, le nombrara mejor futbolista del milenio y de todos los tiempos en Gambia, aunque seguramente lo fuera. El personal puede que sea una razón de mayor peso para que lograra ese título honorífico. En los prolegómenos de un duelo entre el Sevilla y el Cádiz en octubre de 1974, un grupo de gente sacó una pancarta con el nombre de Biri Biri en lo que sería el origen de la actual peña Biris Norte. Como era de esperar, ese día el conjunto hispalense venció y lo hizo gracias a un tanto del futbolista gambiano.

Aquel jugador que ahora es leyenda de los sevillistas estuvo muy cerca de no serlo. De hecho, estuvo a punto de jugar en el bando enemigo. Desde Dinamarca habían llegado informes de Biri Biri procedentes de un técnico español que trabajaba en ese país, informes para el Real Betis, e incluso el técnico del primer equipo bético pudo ver al futbolista de Gambia, pero desestimó su fichaje. Con la esperanza de poder fichar por los verdiblancos llegó a España y a su encuentro fue Paco Ramos, un directivo sevillista que se adelantó a los béticos y lo fichó para los hispalenses sin ni siquiera probarlo. Fichó por el enemigo y triunfó.

Con algo de añoranza y preocupación por la salud de su padre, Dani Güiza dejó Paraguay el pasado mes de marzo después de dejar su huella en el Cerro Porteño, un clásico del país sudamericano. El Sur era lo que le esperaba meses después en su futuro profesional cuando fichó por el Cádiz. Su llegada no estuvo exenta de polémica y la hemeroteca le jugó una mala jugada al delantero, que en tiempos pretéritos había conocido las mieles del éxito conquistando la Eurocopa y ahora tenía que soportar en su presentación cómo su propia afición lo prefería antes muerto que vivo.

Otros jugadores nacidos en Jerez habían sido queridos en el Cádiz, como por ejemplo Kiko, pero el lugar de nacimiento no era el problema, sino los sentimientos. Güiza se posicionó hace años en la prensa sobre sus preferencias jerezanas y sus malos deseos para el Cádiz, y eso no se perdona fácilmente. El delantero seguro que se hubiese cambiado por Biri Biri y habría querido llegar en el anonimato y que su elección solo fuese discutida en un futuro, cuando ya hubiese tenido su historia como cadista escrita, pero a Güiza se le fichó a pesar de saber eso y se le fichó para conseguir el ascenso a segunda división que se escapó el año pasado. Un logro menor en el palmarés del delantero jerezano, pero seguro que lo tiene en mente para conseguir que una de las peñas más célebres del Cádiz como las Brigadas Amarillas le perdone. No es que te pongan un nombre a una peña ni que te saquen a hombros de un estadio, pero Güiza, en el segundo treinta de su primer partido en el Ramón de Carranza, comenzó su redención con un gol marca de la casa. Fichó por el enemigo y está dispuesto a triunfar.

* Iñaki García.


– Foto: EFE




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h