Perarnau Magazine

"Entonces marcábamos goles, pero no nos daban trofeos por hacerlo". Telmo Zarra


Fútbol / Informes España

Gaztañaga abre las puertas de Anoeta

por el 8 febrero, 2014 • 5:51

GAZTANAGA-DEBUT-REAL-SOCIEDAD-_54399270564_54115221154_600_396

El 22 de junio de 2003, un gol de Nihat al Atlético de Madrid en el minuto 73 puso el broche final a una temporada de ensueño que, pese a no rubricarse con la victoria en el campeonato liguero, sí devolvió a la Real Sociedad a los altares de la competición europea. El tanto del habilidoso y escurridizo delantero turco fue, para gran parte de la grada, el último eco del aplauso brindado por los futbolistas txuri-urdin a Anoeta en un año de comunión y fe mutua. Quizá por el simple hecho de comprobar cómo un equipo terrenal lograba mantener el pulso a un titán hasta la conclusión, todos quisimos ser en algún momento Raynald Denoueix, disfrutar de la precisión de los centros de Karpin o De Pedro, de la comprensión existente entre dos pistoleros como Kovačević o el propio Nihat. Sin embargo, aquella exhibición de pólvora y fútbol que mantuvo a buena parte de la población pegada al televisor hasta la última jornada de liga la propulsó un dúo que había crecido futbolísticamente en Zubieta: Mikel Aranburu y Xabi Alonso.

El tolosarra, tras foguearse previamente en el Eibar, se hizo con el control de una medular donde, además de dar equilibrio a la transición defensa-ataque, también desahogaba lo necesario a Aranburu para que este pudiese lanzar a De Pedro y Karpin a otra de sus eternas galopadas hacia el área contraria. La evolución de Xabi Alonso a centrocampista distribuidor encontró su punto de inflexión en Anfield bajo la tutela de Rafa Benítez, pero lo cierto es que Zubieta nunca dejó de producir futbolistas capaces de combinar orden y visión de juego a partes iguales.

Curiosamente, a medio camino entre la población de Tolosa y San Sebastián se encuentra la localidad de Andoain, un pequeño núcleo urbano ubicado en un valle encajado entre los ríos Oria y Leizarán que, anecdóticamente, también cobija la sede del que fue el gran patrocinador publicitario de la Real desde mediados de los 90 hasta principios del nuevo milenio: Krafft, una empresa con una larga tradición en la producción de suministros químicos. Sin embargo, la relación de la Real con Andoain no finalizó en ese punto ya que allí, en 1991, también nació Jon Gaztañaga, el penúltimo proyecto de buen futbolista que ha emergido de las categorías inferiores del club presidido por Jokin Aperribay.

Gaztañaga, que ha dado esta temporada sus primeros pasos en Primera División, pertenece a la misma quinta de Íñigo Martínez, jugador con el que conformó el centro de la zaga del filial hasta la eclosión definitiva del zaguero de Ondarroa con Montanier. La promoción definitiva de Martínez a comienzos del curso 2011-2012 y una lesión del peruano Alexander Callens obligaron al joven andoaindarra a alternar en ocasiones la posición de pivote defensivo con la de central zurdo, una situación eventual que, pese a no dilatarse mucho en el tiempo, sí le permitió ganar fortaleza en el juego aéreo y mejorar su salida de balón, un crecimiento que también percibió el actual técnico del segundo equipo, Meho Kodro, histórico exjugador bosnio que antes de jugar en el Barcelona y el Tenerife triunfó en la propia Real.

Lo verdaderamente interesante de Gaztañaga es que, a medio plazo, puede llegar a ser la solución a uno de los problemas de la Real Sociedad a lo largo de este año: el equilibrio a la hora de conjuntar las líneas del mediocampo con las de la defensa. La marcha de Illarramendi al Real Madrid dejó a Arrasate sin uno de sus principales baluartes para establecer un punto de conexión entre la zaga y el frente ofensivo. El futbolista natural de Mutriku, además de lograr ejercer líneas de presión en una parcela muy amplia del terreno de juego, también evolucionó de una forma espectacular en su último año en la Real en la precisión de los cambios de orientación, algo a lo que sumó un alto porcentaje de éxito en los pases en corto, una característica que ya le hizo indispensable en la última Eurocopa sub-21 disputada en Israel.

Arrasate, que cuenta con un amplio abanico de futbolistas de toque para su mediocampo, dio a Gaztañaga la oportunidad de debutar en un partido oficial el pasado 18 de agosto ante el Getafe. Sin embargo, su primera titularidad tuvo lugar en el Vicente Calderón hace pocos días. Un partido complicado con un resultado adverso que, pese a ser una auténtica prueba de fuego, dejó para el recuerdo el trabajo de un joven de apenas 22 años al que ni le tembló el pulso a la hora de ser el primer hombre en iniciar la salida de balón ni de cortar los intentos de avance rival ante uno de los equipos más en forma y con más empuje de toda la liga.

La historia volvió a repetirse en la ida de la eliminatoria de Copa del Rey ante el Barcelona, donde la temprana expulsión de Íñigo Martínez obligó a Arrasate a recomponer su defensa con la introducción de Carlos Martínez como central acompañado de Elustondo y un Gaztañaga que bajaba a menudo a incrustarse en la línea de zagueros. Una vez más, el centrocampista de Andoain volvió a cuajar una actuación muy digna ante un rival de entidad, otro paso más para un jugador al que a lo largo de su breve trayectoria siempre se le reconoció como un pivote defensivo de garantías pese a su temporal reconversión posicional. Sin embargo, no se trata de un stopper como podría ser el caso de Markel, ya que la capacidad de distribución y apoyos de Gaztañaga le facilita una gama de recursos mayor a la hora de controlar la salida del esférico.

Por el momento, el joven talento vasco ya se ha ganado la renovación con el conjunto donostiarra hasta junio de 2016, la misma extensión de contrato firmada también por Yuri Berchiche –cedido en el Eibar– y Joseba Zaldua, un voto de confianza para un proyecto al que se espera que se unan a medio plazo otros futbolistas como Iker Hernández o Alain Oyarzun, a los que el club ya se ha apresurado a atar en corto. Ahora, tras crecer admirando a Xabi Alonso y jugando con Illarramendi, Gaztañaga ya ha superado su primer reto: derribar las puertas del primer equipo. Le seguiremos de cerca.

* Pablo Varela.

– Foto: Pablo Gómez (Mundo Deportivo)




orange county local std test
Perarnau Magazine es mucho más que un blog de fútbol: es el punto de encuentro en la red del análisis deportivo con el valor añadido, la mirada en profundidad que no descuida la inmediatez. Dirigido por el periodista Martí Perarnau, el Magazine concentra opiniones que van desde el análisis competitivo a temáticas concretas como las tácticas de fútbol.

El deporte rey centra buena parte de los contenidos y resulta una publicación especialmente útil para un entrenador de fútbol o un simple aficionado que quiera descubrir desde facetas de su propio deporte hasta historias relacionadas con el deporte en general. El balón y las noticias que lo rodean centran el grueso de los contenidos, pero no se limitan al fútbol. El hecho diferencial del Magazine radica en la variedad: ponemos el foco en los principales deportes olímpicos y sus competiciones, en la salud aplicada al deporte y en un exhaustivo diagnóstico del mercado profesional.

Perarnau Magazine quiere liderar en la red un periodismo deportivo reposado que se abre camino con las luces de carretera antes que con las de crucero.

©2024 Blog fútbol. Blog deporte | Análisis deportivo. Análisis fútbol
Aviso legal



Información: info@martiperarnau.com
Club Perarnau: club@martiperarnau.com
Publicidad: publicidad@martiperarnau.com

Horario de atención al socio: De lunes a viernes de 09.00h a 18.00h